AsiaBangkokEnoshimaFrancia-China-Japón-18GastronomíaJapónKaohsiungTailandiaTailandia '07TaiwánTurquía-EAU-Qatar-Taiwán-Singapur-Noruega '14

Gastronomía: 3 comidas raras, curiosas y frikis que puedes probar en Asia. Vol. 3.

Dónde comer/beber y gastronomía, en Japón, Tailandia y Taiwán. Opinión y review.

Comidas raras en Asia. Calamar a la parrilla en soja ensartado en Enoshina, insectos variados en Bangkok, tiburón con verduras en sala de cebolla en Kaohsiung.

Comer es uno de los mayores placeres de la vida, no creo que exista ninguna duda al respecto… Y yo, como persona abierta de mente (y de sentido del gusto), curioso e inquieto por naturaleza, y amante de la26 gastronomía, adoro probar y degustar nuevos platos y productos allá donde vaya. El turismo gastronómico existe, y es una referencia de primer orden mundial que atrae y mueve millones de turistas y viajeros alrededor del mundo, no generalmente como motivo principal de un viaje al no ser un tipo de turismo genérico, pero sí al ser un tipo de turismo específico englobado dentro del turismo cultural.

La gastronomía forma parte de la cultura y la identidad de un país o región, y debe ser parte de todas nuestras experiencias turísticas y viajeras, como parte de esa «inmersión» cultural en el destino en cuestión. Por lo que yo, siempre que viajo, intento (si las circunstancias, el tiempo y la pasta lo permiten) probar platos locales e, igualmente, alguno de esos «platos raros, curiosos o frikis» (para nosotros claro, a nivel cultural, siempre hablando de forma subjetiva) que nos podemos encontrar en muchos lugares.

En este caso en concreto me refiero a Asia… Aunque sinceramente, todo sea dicho, la realidad es que no he probado demasiadas cositas extrañas (tengo pendiente China Mailand; lugar conocido por todos donde poder probar todo tipo de «delicias culinarias» que harían vomitar a muchos valientes xD), pero sí las suficientes para que las caras de sorpresa, inquietud y asco a partes iguales sean algo habitual en el momento que surge el comentario o la conversación xD.

El caso es que Asia es un prolífico lugar para probar y degustar todo tipo de delicias extrañas que, en general (por cultura o leyes y permisos por ejemplo), difícilmente vas a poder probar en España, y es que hay que probar amigos, no puedes irte a la otra punta del mundo y pasarte el día a base de pizzas y hamburguesas y «comida occidental», sin ni siquiera haber probado, sin ni siquiera saber si te gusta, con miedo a todo lo nuevo…

¡Venga hombre!, no me seas rancio, hay que introducirse un poquito más en esa cultura local, y así probar también esas comidas «diferentes» que seguramente no vas a tener oportunidad de probar en otro lugar del mundo… ¿De verdad te quieres ir sin haberlo catado y luego arrepentirte de no haberlo hecho?, no me seas sibarita, no me seas pijo, no me seas cutre, no me seas cobarde, no me seas obtuso… ¡y prueba! ¿Qué te puede pasar? Si no te gusta, te valdrá simplemente con enjuagarte, o vomitar xD. En otras ocasiones (esperemos que nunca), quizás necesites Fortasec o similar… ¡y recuerda viajar siempre con seguro de viaje!

¿Me acompañas por este breve recorrido gastronómico (de varios volúmenes) a lo largo de varias comidas raras, curiosas y frikis que puedes probar en Asia? Seguro que alguna te sorprenderá… y os pido disculpas por la pésima calidad de alguna imagen suelta que pueda aparecer, y es que algunas son capturas de grabación en vídeo al no disponer de fotos.


Comer calamar a la parrilla en soja ensartado, en Japón. Probado durante el viaje a Japón ’16 (16 días).

Ganas tenía de visitar Enoshima ciertamente, varios viajes a Japón he necesitado para ello. Una pequeña isla en la Bahía de Sagami que está unida a la ciudad de Fujisawa por el Puente Enoshima Benten 600m, y que es un importante destino turístico debido a sus playas, gastronomía o, por ejemplo; su Jardín Botánico Tropical, el Santuario de Enoshima o las Cuevas Iwaya. Con una curiosa historia mitológica (la isla surgió de las aguas en el s. VI por la diosa de la música Benzaiten), Enoshima es un lugar pintoresco y más que recomendable que bien puede ser una excursión de día completo desde Tokio, o compaginarlo en medio día con Kamakura (o incluso con Yokohama).

Volvemos a Japón y volvemos a Enoshima para degustar alguna cosa curiosa (tras los vomitivos shirasu crudo)… La ciudad costera es un prodigio de delicias gastronómicas del mar donde tenemos infinitas opciones al respecto, tanto en espectaculares restaurantes tradicionales con vistas espectaculares, como en pequeños puestos callejeros repartidos por la ciudad que, de hecho, muchos de ellos pertenecen a restaurantes, tiendas o casas particulares… Es habitual ir andando y encontrarte un chiringuito cutre a más no poder montado en la puerta a la calle de una casa, o en la pequeña tienda de souvenirs…

Gastronomía: 3 comidas raras, curiosas y frikis que puedes probar en Asia. Vol. 3.

Además, muchos de estos lugares, de estos pequeños puestecitos de comida, son llevados por ancianos cuya comida la han realizado ellos para venderla… ¡o te lo cocinan delante de ti! Lo adoro, me encanta… Y así es el siguiente plato degustado a mostrar en el presente gastronómico post… el cual no es otro que un pedazo de calamar a la parrilla ensartado en una brocheta y con un chorrito de salsa de soja ;).

Cierto es que el calamar no es un plato raro o friki, en absoluto, y el actual tampoco entraría en la categoría indicada para estar en el presente post, pero sí es cierto que nos llama la atención al ser una presentación bastante poco habitual por estos lares para nosotros. Y es que hablamos de un calamar entero, muy tocho, a la parrilla, y que te lo suelen servir ensartado (con salsitas varias y demás, aunque suele venir solo con soja) para que te lo comas a bocados… Algo a lo que, realmente, no estamos muy acostumbrados por aquí, en especial al ser tal bicharraco extraterrestre gigante entero comido a bocados… Y sí, es rarito y friki :P.

Gastronomía: 3 comidas raras, curiosas y frikis que puedes probar en Asia. Vol. 3.

El calamar es uno de los alimentos del mar más conocidos y degustados a lo largo y ancho de todo el mundo desde tiempos prehistóricos, siendo una auténtica delicia que es posible preparar en cientos de formas a cada cual más deliciosa y que en España y en Madrid conocemos bien gracias a nuestros famosos y deliciosos bocadillos de calamares y calamares fritos.

En toda Asia, y más allá de sus diferentes y concretas preparaciones (en Corea es muy habitual cocido o hervido por ejemplo, en Taiwán también es muy habitual con un formato muy similar al presentado aquí, y en Japón es muy habitual encontrarlo fermentado para preparar el vomitivo shiokara…), es igualmente bastante común encontrarse el calamar entero a la parilla en mercadillos callejeros… No considero por lo tanto que sea raro o friki, ¡pero ay amigo!, encontrarte un calamar, tal cual, ensartado en un palo y cocinado a la parrilla sobre la marcha delante de ti (no en un bocadillo o troceadito), pues no es habitual por estos lares como indicaba, y de hecho la peña pone caras muy raras cuando ve las fotos xD. Igualmente, lo podemos encontrar en múltiples formatos en Tailandia, China, Singapur, etc…

Gastronomía: 3 comidas raras, curiosas y frikis que puedes probar en Asia. Vol. 3.

Pues caminando por Enoshima, y sin tiempo ni pasta para ir a un restaurante, ya había visto en algún puestecito el citado calamar ensartado… Y, en mi vuelta al pasar por el mismo camino respecto a la ruta que estaba realizando en Enoshima, no tuve más remedio que pararme en un pequeño puesto que llevaba una amable y simpática señora anciana en la puerta de su casa… Apenas tenía 3 o 4 productos distintos (y solo algunas unidades de cada uno, cocinadas y preparadas en el momento a pie de calle), como podían ser mazorcas (que las adoro)… ¡y calamar a la parrilla ensartado y en salsa de soja! xD.

Mira colega, por apenas 250y tenía que probarlo… Ya lo había probado anteriormente en Taiwán y me encantó, y éste aquí en Enoshima tenía una pinta espectacular (y barato y auténtico). Y sí, así era su sabor: espectacular xD, un poquito duro para mi gusto, pero simplemente delicioso y natural, ya que, a pesar de estar realizado a la parrilla con soja, seguía manteniendo un importante regustillo a mar… ¡Me comería otro ahora mismo! Tras pagar y reverencias varias, la señora me miraba con ojos curiosos y sonrisa pícara mientras sacaba fotitos a mi calamar ensartado y le daba el primer bocado ;).

Raro o friki ni lo sé, pero está muy rico, os lo puedo asegurar, no dudéis en probarlo si os encontráis en Japón, en Enoshima, o cualquier otro lugar a lo largo de Asia… y es que, siempre (y en Asía mucho más) la comida callejera y de los mercadillos es top ;).

Comer insectos: gusanos de bambú, saltamontes y grillos (todos fritos), en Tailandia. Probado durante el viaje a Tailandia ’07 (15 días).

Nos situamos en el increíble país de Tailandia, en la espectacular Bangkok, y en la ruidosa Khaosan; una calle de unos 400m de longitud y siendo, sin duda, uno de los lugares más famosos, conocidos y caóticos de Bangkok.

Construida en 1892, fue una calle residencial con población local donde se estableció un importante mercado de venta de arroz, hasta 1970, momento en el que comenzaron a llegar a la zona perroflautas varios que, generalmente, se alojaban en el cercano Hotel Vieng Thai. Desde entonces (y especialmente desde 1982 con el 200º aniversario de la ciudad), comenzaron a llegar más turistas extranjeros a la zona, empezando a aparecer todo tipo de alojamientos baratos, guesthouses, hostels y demás, orientados a mochileros y todo tipo de turistas en busca de alojamiento barato, comida barata, compras baratas, y mucha fiesta xD.

El boom turístico de los ’90 y la película «La Playa» (1997, de Danny Boyle y con Leonardo DiCaprio), propició un mayor crecimiento de Khaosan como referencia low cost en Bangkok… Hoy en día, Khaosan es un auténtico caos día y noche y paraíso mochilero (en el que yo ni loco me alojaría, aún siendo mochilero :S), donde podemos encontrar…

Gastronomía: 3 comidas raras, curiosas y frikis que puedes probar en Asia. Vol. 3.

Todo tipo de mercados y tiendas con todo tipo de artículos (baratos, bizarros y productos falsos/réplicas)… Restaurantes y puestos de comida presentando una oferta gastronómica ingente… Peluqueros, tatuadores, masajistas (de «todo tipo»)… Casas de cambio… Vendedores callejeros… Sastrerías… Obtener documentos o/y títulos falsos… Galerías de arte… Alojamientos para todos los gustos y precios… Prostitución…

Sí, un paraíso en el sentido de las miles de opciones a las que podemos acceder, y siendo un lugar con una animación brutal que necesitas conocer obligatoriamente. Pero ay amigos, alojarse aquí es otra cosa… De hecho, muchos tailandeses que vivían en el barrio se han ido mudando del mismo a otras zonas para evitar la fauna que por aquí se encuentra…

El tercer día del espectacular viaje a Tailandia ’07 (15 días), nos llevó a Khaosan ya por la tarde/noche… Caos, ruido, tiendas, varias compras (pillé camisetas, pantalones, mochilas, recuerdos…), y tomar algo en alguno de los múltiples garitos con musiquita electrónica que había, aprovechando ya para cenar algo (comida tailandesa con unas Singha evidentemente, en una terracita dentro de una galería comercial que era el auténtico caos de peña y movimiento).

Gastronomía: 3 comidas raras, curiosas y frikis que puedes probar en Asia. Vol. 3.

Tras cenar y seguir recorriendo la calle, tocaba probar algunas delicias locales… Delicias que ya había visto anteriormente al pasar frente a ellas recorriendo Khaosan y que, sí o sí, me había propuesto probar…

Así, pasé de nuevo por un puesto callejero donde tenían bichitos fritos (aka insectos), es decir; cucarachas de agua (qué puto asco), gusanos, saltamontes, grillos, hormigas y demás fauna salvaje (o urbana más bien, muchos de los cuales era imposible identificar xD). Yo había PROMETIDO que, al menos gusanos, iba a comer… Y tras mirar y examinar con detenimiento (realmente el puestecito no daba buen rollo en absoluto, ni por pinta ni por limpieza :S, y a saber de dónde venían tales insectos; hay granjas, y también se adquieren de, literalmente; la mierda de las vacas), con un par, pedí que me pusieran una «ración» de gusanos (también acabé probando, posteriormente, grillos y saltamontes, aunque no en una malang tod o «ensalada de insectos»).

Sí, cierto es que hablamos de una auténtica turistada, e incluso paletada, orientada principalmente a turistas frikis (como yo) que, (como yo) son amantes de la gastronomía e intentan probar absolutamente todo lo que pueden… Y cómo estar en Tailandia, en Bangkok y en Khaosan, y no probar insectos…

Gastronomía: 3 comidas raras, curiosas y frikis que puedes probar en Asia. Vol. 3.

Algo que no es nada nuevo, siendo posible encontrar vendedores ambulantes de insectos a lo largo y ancho del país (especialmente en entornos turísticos como ya he indicado). No obstante, no olvidemos que, más allá de la turistada, los insectos también son parte de la cultura gastronómica de muchos pueblos tailandeses desde hace siglos, cuyo consumo (incluso en grandísimas cantidades, siendo en gran parte culturas con amplia costumbre de entomofagia), es algo normal y perfectamente integrado (al igual que en múltiples culturas alrededor del mundo).

Tampoco creas, no obstante, que todo el mundo come bichos en Tailandia, de hecho es algo bastante minoritario y muy centrado en según qué tribus rurales y del norte… Igualmente, hoy en día en Tailandia (y en infinidad de países alrededor del mundo), los insectos están disponibles (a nivel legal y controlado), para el consumo humano, y muchos restaurantes los ofrecen como, o parte de, platos gourmet de alta calidad.

Y sí, nos guste o no, probablemente los insectos son la dieta del futuro (tal y como indica la FAO, la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura)… Y razón no les falta a sus defensores, ya que su cría es muy barata, su reproducción es muy rápida, son una fuente de alimentos «infinita», y tienen un gran aporte nutricional y proteico, con vitaminas, fibra, minerales, y sin apenas grasas… ¡Ah, y son baratos (de momento)!

Gastronomía: 3 comidas raras, curiosas y frikis que puedes probar en Asia. Vol. 3.

En fin… Volvemos a Khaosan… De los distintos bichos reseñados (y probados), me voy a centrar principalmente en los gusanos, producto que era el objetivo principal a degustar… Y, dentro de los múltiples tipos (y estilos), hablamos en el presente caso de los gusanos de bambú o non pai (viven en y consumen bambú), siendo muy ricos en proteínas y bajos en grasas y siendo, generalmente, fritos en aceite muy caliente en un wok durante un breve periodo de tiempo, adquiriendo así una textura muy crujiente y sabrosa como si fueran patatas fritas (generalmente acompañado de sal y pimienta o/y alguna salsa picante).

Serían uno 30 gusanos (servidos en una bolsita de plástico), el compi del puesto les echó un poco de agua con un difusor (para que estén «fresquitos» xD), salsa picante y sal, y listo. Quería comérmelos tranquilamente, así que me senté en una terraza que no tenía mala pinta, pedí una cervecita y abrí la bolsita con los gusanos… ¡Ya tenía mi tapita con la cerveza, es ideal! Y tras abrir la bolsa, «revisar» los gusanos y alguna fotito de rigor… ¡a la boca!

Lo mastiqué y saboreé tranquilamente… Realmente «no saben a nada», son, como indicaba, parecidos a las patatas fritas con sal y alguna salsa, con un sabor bastante neutro y nada especial, pero ciertamente sabrosos y perfectos como picoteo o acompañamiento… Si te los dan a comer con los ojos cerrados, ni de coña sabrías que son gusanos, si acaso patatas fritas con la piel…

Gastronomía: 3 comidas raras, curiosas y frikis que puedes probar en Asia. Vol. 3.

En fin, nada que ver con los absolutamente asquerosos beondegui en Corea del Sur… Los gusanos de bambú en Tailandia (y en el contexto y cocinados como he reseñado) son, creo, la forma más fácil y sencilla de introducirse en este «apasionante» mundo de los insectos… Te van a gustar, créeme, todo es psicológico y cultural… Y somos viajeros abiertos de mente (y de estomago), ¿no? ;).

Comer tiburón con verduras en salsa de cebolla, en Taiwán. Probado durante el viaje a Turquía – EAU– Qatar – Taiwán – Singapur – Noruega ’14 (20 días).

Kaohsiung es una ciudad situada al sur de una Isla Formosa / República de China / Taiwán por donde han pasado portugueses, holandeses, españoles, japoneses o chinos, y con un siempre «complicado» estatus político, y siendo una de esas ciudades que suelen pasar inadvertidas en un viaje a Taiwán, «menospreciadas» en parte por el turista o viajero que se centra en otros, y igualmente bien merecidos, atractivos de la República de China.

Grave error, y es que, a pesar de la visión de gran ciudad industrial (acero, madera, papel, fertilizantes, etc) y portuaria (siendo el centro de la industria naval del país y centro de la Armada, y el puerto comercial más importante de Taiwán) que nos ofrece Kaohsiung de primeras (y totalmente cierta, a lo que «ayuda» la polución y contaminación atmosférica), es la segunda ciudad más importante del país y una moderna metrópolis; limpia, ordenada, con grandes avenidas, un metro espectacular, y con una oferta turística y gastronómica digna de mención, siendo también reseñable su aspecto cultural…

Así, su oferta turística nos permite dedicar bien invertidas 48h a una ciudad donde podemos descatar; la 85 Sky Tower, el Puerto de Kaohsiung y su mercado de pescado (indispensable pasarse por aquí y comer en algún momento), el Río Love, el Distrito Cijin, el Jardín Botánico, el Lago Lotus, las Pagodas del Dragón y el Tigre… y sus múltiples parques, museos y legados históricos coloniales, siendo reseñables especialmente sus variados mercados nocturnos, donde te encuentras en un auténtico paraíso gastronómico (y baratito, Taiwán es un país «asequible» para un bolsillo pobre en euros), donde poder probar absolutamente todo lo que puedas imaginar (incluyendo bizarradas y cosas raras y frikis xD… ¡me encantan! :)).

El origen de la ciudad lo encontramos en una pequeña población de una tribu local aborigen del s. XVII (en la zona hay restos de actividad humana desde hace más de 5000 años con diversas civilizaciones prehistóricas no obstante, con evidencias de ruinas, cerámicas, herramientas o enterramientos), lugar donde los holandeses establecieron un fuerte en 1624, expulsados por los chinos posteriormente en 1661 (aunque ya había registros chinos escritos en la región en 1603, en una zona repleta de piratas durante siglos). La ciudad fue creciendo en población e importancia, siendo renombrada en 1684 como Fengshan y estableciéndose el puerto comercial que ha caracterizado a la ciudad durante los siguientes siglos.

Debido al Tratado de Shimonoseki, Taiwán fue cedida a Japón en 1895 hasta el final de la Segunda Guerra Mundial (desarrollando la ciudad a nivel urbanístico y administrativo, especialmente el puerto, creando un sistema de prefecturas similar al existente en Japón), siendo su control devuelto a la República de China en 1945… Kaohsiung, al contrario que Taipei, siempre ha estado inclinada a nivel político hacia los independentistas, destacando especialmente los incidentes ocurridos en 1979, momento en el que hubo importantes manifestaciones y graves choques con la policía reclamando el fin de la dictadura del Kuomintang.

Como indicaba, Kaohsiung tiene multitud de mercados nocturnos gastronómicos (más allá de todo tipo de productos, un concepto, el de mercado nocturno, que proviene de la Dinastía Tang en el s. IX), algunos siendo mercados propiamente dichos con infraestructuras en concreto, otros simplemente puestos en determinadas zonas y calles… Hay de todo, pero a nivel gastronómico destacan los xiaochi; el «equivalente» a nuestras tapas (porciones pequeñas en puestos callejeros).

Mercados nocturnos en Taiwán muchos, en Kaohsiung destacan el Liuhe Night Market y el Ruifeng Night Market; siendo el mercado más grande e importante de la ciudad con casi 3000m2 y 20 años de historia, presentando ¡más de 1000 puestos! :O. Obviamente fue uno de los que visité, y donde probé bastantes cositas (no hubo ocasión para el tofú apestoso).

No obstante, en la presente reseña me voy a otro mercado, en concreto al Fish Market o Mercado de Pescado Y Marisco de la Isla Cijin en Kaohsiung, al cual llegué ya muuuy tarde, con casi todo cerrado y casi todo a oscuras :S. No era una visita prevista en principio, solo si me daba tiempo, y ya me animé a última hora del día tras el recorrido por la cercana e interesante Tainan, y sabiendo de antemano que apenas iba a poder disfrutar de la vida del mercado, pero ya puestos…

Cijin Island tiene aproximadamente 8,5km de longitud y es parte del origen de la ciudad desde el s. XVII, presentando numerosos atractivos turísticos (que evidentemente no visité por tiempo) siendo una isla de tradición naviera y marítima (y referencia gastronómica respecto a marisco y pescado, con una relación calidad/precio cojonuda), y a la cual se llega mediante el Ferry Cijin-Gushan que conecta la isla mediante dos muelles con Kaohsiung. En mi caso llegué al Muelle de ferry de Cijin (situado en el norte de la isla, apenas tardas unos 8min por 25TW$) donde nos recibe un espectacular edificio de ladrillo rojo y carácter colonial, y desde donde me dirigí (caminando a mi derecha) hacia el mercado propiamente dicho, casi todo desierto…

De hecho, y valga la expresión; «estaba todo el pescado vendido», apenas quedaban algunos locales y puestos abiertos que tienen restaurante, para así terminar de finiquitar el producto fresco del día que les quedaba. Es más, viendo que los pocos que quedaban iban a cerrar en breve, ni me molesté en dar una vueltecita para ver lo que quedaba abierto y sacar unas fotitos, sino que eché un vistazo rápido y entré en el puesto y restaurante que más me cuadró y me dio buen rollo, con el objetivo claro y directo de poder probar alguna delicia local del mar.

Local del mercado gestionado por, parecía, una familia y bastante auténtico (estaban los abuelos con los nietos y tal), en cuyo exterior tenían expuesto el producto que todavía les quedaba. Muy amables y cercanos, me explicaron uno a uno lo que tenían y lo que me recomendaban probar (con cara mitad extrañada mitad curiosa de encontrarse tal guiri por aquí xD). Elegías lo que querías y te lo cocinaban al momento, indicándome que era todo fresco fresco (y así parecía), de la última salida realizada en el día…

Me dejé aconsejar en gran medida y respecto a los productos que les quedaban… Entre ellos gambas (salteadas con verduras), pulpo (rebozado y con varias salsas), y tiburón (con verduras en salsa de cebolla). El hecho del tiburón me resultó bastante curioso ciertamente, de hecho me lo «ofrecieron» como un producto de calidad, demandado, caro y no fácil de conseguir (y siendo conscientes de las «peculiaridades» del producto).

En primer lugar, yo no lo tenía muy claro por el hecho de que fue complicada la comunicación con el personal (si mi inglés es chungo, el de los colegas era «complejo» xD), por lo que no sabía exactamente «qué tipo de tiburón» iba a comer. No puedo asegurarlo, pero vamos, estamos hablando de un mercado importante con producto «legal y controlado», o eso suponemos claro y, por lo tanto, la especie de tiburón que yo iba a degustar era legal (por muy bizarra, curiosa, friki y extraña que fuera, tanto allí como por estos lares xD).

Hay más de 300 especies de tiburones y, de hecho, muchos de ellas son de consumo habitual en todo el mundo, incluyendo Europa y España, donde consumimos algunas como la tintorera, el marrajo, la caella o la cañabota, siendo una carne limpia de espinas y con, en ocasiones (obviamente controlado para el consumo humano), cantidades de mercurio con las que hay que tener cuidado…

Parece ser que solo 14 especies tienen protección legal respecto al comercio internacional. Ello afecta directamente al bien conocido producto de «sopa de aleta de tiburón». Plato típico y habitual (en otras épocas) en todo chino de barrio que se precie…

Otra cosa es que fuera real y no una simple estrategia de marketing (como de hecho era en la mayoría de las ocasiones), debido a la protección existente… Por lo que si crees que has comido «sopa de aleta de tiburón» por estos lares, probablemente no lo fuera (y hablando en términos generales claro, «restaurantes chinos» hay muchos…). Ah, eso sí, parece ser que España es uno de los mayores exportadores de aleta de tiburón del mundo :O.

No obstante, es importante reseñar que el despreciable y lamentable hecho del «aleteo de tiburones» es una práctica ilegal en casi todo el mundo e igualmente prohibida en la Unión Europea (que eso no quiere decir que no ocurra, evidentemente).

De hecho, se cree que más de 73 millones de tiburones, cada año terminan como sopa de aleta de tiburón (y algunas poblaciones han disminuido hasta un 98% en los últimos 15 años, con todo lo que ello conlleva para la cadena trófica y el ecosistema), siendo un producto bastante caro y muy habitual en lugares como Tailandia, Corea del Sur, China o Taiwán País, Taiwán, donde distintas especies de tiburón son legales y aptas para el consumo y donde el consumo de la sopa de aleta de tiburón se ha reducido sensiblemente en los últimos años (la legislación taiwanesa prohíbe todo lo relacionado con la aleta de tiburón, al igual que su venta y consumo) pero, igualmente, también se han detectado e incautado en varias ocasiones de carne ilegal de tiburón de especies protegidas o no aptas para el consumo (como el tiburón sedoso), al igual que la venta y consumo de otras especies (no he podido comprobar si están protegidas o/y prohibidas) de tiburón toro o tiburón martillo (o embriones varios y crías de tiburones :S).

En fin, volvemos al restaurante y la comida… Pasamos al interior (completamente vacío, yo era el único comensal xD), en una amplia y diáfana sala, en un restaurante bastante sobrio y sin apenas decoración, con amplias mesas blancas y todo limpio y colocado… Té gratuito de acompañamiento, cervecita rica Taiwan Beer de 750ml, y a esperar mi pedido, el cual apenas tardó unos minutos (bien por la rapidez, total, no había nadie xD).

Bien, sin ánimo de extenderme (todavía más), gambas y pulpo buenísimos y deliciosos… Ahora bien, el tiburón… Ya me habían indicado que no es plato de buen gusto para todos y tiene un sabor «especial» (y eso sin saber qué cojones estaba comiendo exactamente :S); carne bastante dura y fibrosa para un sabor, no desagradable, pero tampoco muy apetecible, acompañando una textura «extraña»… Realmente el sabor y la textura no me recordaban a ninguna variedad de tiburón que haya probado anteriormente siendo consciente… Eso sí; las verduras y la salsita estaban bien ricas.

En fin, lástima no haber podido disfrutar de los atractivos de la isla (el tiempo apremiaba, era muy tarde y había que coger el ferry de vuelta, y volver al alojamiento en Kaohsiung), ni haber disfrutado del plato friki en concreto (sí del resto de la cena y la cervecita evidentemente), pero no siempre se acierta, y había que probarlo, como siempre, para poder comprobarlo y opinar ;).

El «tiburón de Taiwán» fue una de tantas «delicias» que probé en Taiwán, en Kaohsiung, y en sus espectaculares mercados gastronómicos (de pescado en el presente caso xD); repletos de vida, movimiento, sensaciones, olores y sabores (poco en el presente caso por las circunstancias…). Sin duda, es un mercado que debes recorrer y visitar y, si te animas, probar el tiburón con verduras en salsa con cebolla ;).

Mostrar más

David Vecino de la Guía

David Vecino de la Guía | Acuario y madrileño, ávido de información, conocimiento y nuevas experiencias. Maestrillo de todo, maestro de nada y profesional de mucho: turismo, protocolo, eventos, marketing, publicidad, informática, formación, terapias alternativas, etc... Cinéfilo, devorador de libros, electrónico musical, futbolero de pro y cervecero gastronómico. Viajero empedernido como mayor pasión y fin, a ratos turista. Ética, moral, valores, coherencia, y demócrata liberal conservador convencido.

Artículos relacionados

  • POLÍTICA DE PRIVACIDAD.
  • ViajerosAlBlog.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por David Vecino de la Guía como responsable de esta web. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Network (proveedor de hosting de ViajerosAlBlog.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected] así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://viajerosalblog.com, así como consultar mi política de privacidad.
  • Responsable: David Vecino de la Guía.
  • Finalidad: Controlar spam, gestión de comentarios, prestar servicios solicitados, enviar información.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. Los datos facilitados están ubicados en los servidores de Raiola Network (proveedor de hosting de ViajerosAlBlog.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, limitación, olvido.
  • Conservación de datos: Mientras se mantenga relación comercial o durante el tiempo necesario para cumplir con las obligaciones legales.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Más información en la política de privacidad.

Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Botón volver arriba
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x