EuropaFranciaFrancia-China-Japón-18París

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Visitar, qué ver y qué hacer, en París (Francia). Opinión y review.

Catacumbas de París. Imperio de la Muerte.

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Vídeo recorriendo las Catacumbas de París.

Historia e introducción de las Catacumbas de París.

Las Catacumbas de París son una red de túneles que funcionan como cementerio en el subsuelo de la ciudad, localizadas en lo que fueron minas de piedra caliza durante la época romana (primeras canteras a cielo abierto en horizontal, en el s. I y situadas en el margen izquierdo del Sena, primeras canteras subterráneas y verticales en el s. XIV, situadas por toda la ciudad). Hoy, es un gigantesco osario que alberga los restos de más de seis millones de seres humanos… Y es que en las Catacumbas de París hablamos de 20m de profundidad, 2000m de longitud, 11000m2 de superficie, 243 escalones y una temperatura media de 14º con un alto índice de humedad; un auténtico icono de París (aunque evidentemente no el más reconocible), que recibe más de 550.000 visitas al año.

Las catacumbas, tal y como las conocemos hoy en día, nos remontan a finales del s. XVIII, momento en el que las autoridades decidieron de forma drástica trasladar el contenido de los cementerios parisinos a un lugar subterráneo debido a los existentes problemas de salubridad y enfermedades varias; las enfermedades y epidemias eran habituales en una época y ciudad con alto nivel de mortalidad, y donde los cuerpos no recibían el tratamiento correspondiente y sepultura inmediata.

En 1786 se estableció que las minas iban a almacenar tales restos humanos. Así, las autoridades de París eligieron las antiguas canteras existentes y ya semiabandonadas, siendo las mismas apenas una pequeña parte del brutal laberinto de unas 800 hectáreas que se extiende bajo la ciudad.

Tal gestión la realizó el inspector del Servicio de Inspección General de Canteras de París, Charles-Axel Guillamout; un servicio creado en 1777 por Luis XVI tras varios e importantes hundimientos del suelo de París en el s. XVIII (destacando el desplome de la Rue Denfert-Rochereau en 1774 provocando un socavón de unos 30m de profundidad al venirse abajo los pilares que sostenían los túneles bajo la ciudad), y cuya misión y objetivo era revisar, unificar y proteger todas las canteras abandonadas en la ciudad para evitar futuros hundimientos. Ya antes, en 1776, Luis XVI prohibió de forma definitiva la extracción de materiales en la vía pública.

En 1780 se clausuró el Cementerio de los Santos Inocentes (¡en uso durante más de 10 siglos siendo el cementerio más importante de París!, estaba completamente saturado y su estructura comenzó a hundirse), y entre 1785 y 1787 se realizaron los primeros traslados de los restos de fosas, sepulturas, fosas, osarios, etc… desde tal cementerio (de noche y en carros tapados con lonas negras, para evitar protestas), y de otros cementerios ya cerrados: Saint Nicholas des Champs, Saint Etienne desGres, Errancis Cemetery, etc. Todos los restos fueron descargados mediante pozos de servicio de la cantera para su colocación en las diferentes galerías por parte de los canteros (al igual que el acceso desde la superficie).

De este periodo, en 1786, proviene el término de «catacumbas» (en referencia a las mundialmente conocidas, y varias, Catacumbas de Roma… yo tuve la oportunidad de visitar la Necrópolis Vaticana y la Tumba de San Pedro, durante mi viaje a Alemania – Italia – Vaticano – Irlanda – Irlanda del Norte (Reino Unido) – Francia ’14 (13 días)), y siendo declarado Osario Municipal de París, decretándose así por ley que todo ciudadano fallecido, fuera trasladado al osario… Aunque solo restos, no se llevaban a las catacumbas los cadáveres recién fallecidos… En 1788 se trasladaron restos de las muertes provocadas en los desórdenes de Place de Greve, mientras que en 1871, un grupo de monárquicos fueron asesinados por la Comuna de París en una de las galerías… También, y como curiosidad, los restos de Robespierre (importante personaje de la Revolución Francesa), fueron trasladados a las catacumbas en 1848, tras haber sido guillotinado y enterrado en una fosa común del Cementerio de Errancis en 1794.

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Todos los traslados continuaron hasta 1814 (siendo poco a poco eliminados otros importantes cementerios de París como San Nicolás de los Campos o San Eustaquio), reanudándose de nuevo los traslados en 1840 durante diferentes obras de urbanismo en la ciudad (destacando las realizadas en 1859-60 con motivo de las obras haussmannianas), y hasta 1870, momento en que finalizó el traslado de restos, acumulando más de 6 millones de personas como indicaba… Ya antes sin embargo, en 1809, las Catacumbas de París se abren al público mediante cita previa (siendo acondicionado el osario entre 1810-14 por Héricart de Thury tras decidir transformar las catacumbas en un osario y mausoleo abierto al público, «ordenando y colocando» todo material existente), recibiendo la visita de numerosos e importantes personajes ilustres (como Francisco I de Austria o Napoleón III), y del resto de población, a pesar de los cambios en las modalidades de la visita (precios, horarios, etc), y de cierres y aperturas temporales.

Ya desde su apertura, las Catacumbas de París fueron objeto de diversos estudios sobre el medio subterráneo, recibiendo diversos investigados del Museo Nacional de Historia Natural. El botánico Jacques Maheu estudió la flora en entornos privados de luz, y el espeleólogo y naturalista Armand Viré, puso en evidencia la existencia de crustáceos cavernícolas.

El propio Héricart de Thury llevó a cabo un experimento en 1813; introduciendo varias carpas doradas en la Fuente de la Samaritana, comprobando posteriormente que los peces sobrevivieron pero no pudieron reproducirse, y finalmente terminaron quedándose ciegos…

En 1861, fue Félix Tournachon el que experimentó durante tres meses tomando imágenes con luz artificial, utilizando maniquíes en representación de los obreros en su puesto de trabajo, debido al largo tiempo de exposición en condiciones de oscuridad.

Nos vamos a la Primera Guerra Mundial, donde las catacumbas hicieron funciones de hospital, hasta 1917, las cuales fueron asaltadas y casi todos sus ocupantes asesinados. Mientras que durante la Segunda Guerra Mundial, las galerías y sus túneles fueron utilizados por la Resistencia Francesa para refugiarse y como bases, al igual que el Ejército Alemán estableció varios búnkeres subterráneos en las catacumbas (en concreto bajo el VI Distrito, bunker que se encuentra en perfecto estado, habitualmente cerrado al público y no visitable).

Hoy en día, las Catacumbas de París se encuentran abiertas a todo el publico, habiéndose realizado en 2017 obras para la creación de una nueva salida y la tienda, y en 2019 inaugurando una nueva entrada y un espacio de comunicación restaurado… La visita a las mismas comprende las minas situadas en el XIV Distrito de París o Distrito del Observatorio, pero la parte abierta al público apenas representa un 0,5% del total de las canteras con un recorrido de 1,5km (que se encuentran repartidas por otros distritos), siendo prohibida e ilegal la visita a tales galerías y catacumbas no abiertas al público desde 1955 (solo con los pertinentes permisos y acompañado por personal oficial).

Canteras y geología de las Catacumbas de París.

Encontramos casi 45 millones de años de roca entre el nivel de la calle y las Catacumbas de París. Nivel de estrato calizo que corresponde al llamado «Periodo Luteciano»(así se conocía París en época romana). En este periodo, y por lo tanto en las actuales catacumbas, se encontraron importantes depósitos fósiles, y se pudieron identificar todos los estratos de las diferentes capas en la parte del recorrido del osario (lugar que es hoy un referente mundial en el análisis de tales secciones geológicas). Gracias a los estudios aquí realizados, Jean-Baptiste de Monet realizó en 1809 una primera teoría de la evolución de las especies.

Igualmente, y debido a las características concretas de los sedimentos, los mismos han servido como fuente de abastecimiento de materiales de construcción a lo largo de los milenios, siendo la capa calcárea la que fue el principal suministro de construcción en París hasta principios del s. XX (monumentos, iglesias, murallas, palacios, edificios, etc)… Y es que las primeras canteras, a cielo abierto, alcanzaron una profundidad más que importante, pasando posteriormente a una explotación subterránea excavando galerías para así poder llegar a capas y estratos más inaccesibles y complejos, colocando pilares para sostener las mismas y posteriormente ya en el s. XV, con un sistema de pozos para subir las piedras y el material de forma más fácil.

Las primeras canteras llegaron a alcanzar unas profundidades ingentes, evolucionando posteriormente hacia una explotación subterránea distinta que excavaba las galerías para llegar a otras capas más inaccesibles, sosteniendo los techos de las galerías con pilares y poniendo en marcha un sistema de pozos para subir las piedras como indicaba. Un método de explotación de corte y relleno que se desarrolló en la Edad Media y que consiste en extraer la piedra de la cantera sin dejar ningún corte y sostener el techo con pilares de sillería. Entre los pilares se construyen pequeños muros de contención.

En lo que respecta a la arquitectura del complejo principal de acceso donde nos encontramos, hablamos del, probablemente, el proyecto urbano más ambicioso del Antiguo Régimen. Un proyecto gestado bajo el reinado de Luis XVI donde los administradores encargados de recaudar impuestos recomendaron al Rey construir alrededor de la ciudad una muralla de 24km con 55 diferentes puntos de entrada, destinados al cobro de impuestos.

El arquitecto Claude-Nicolas Ledoux trazó los planes del conjunto, proyectándose en 1785 añadir a la muralla dos pabellones simétricos a ambos lados de la Route d’Orleans e inspirados en los propileos de la Antigua Grecia, imitando la entrada a un santuario… Los dos pabellones se edificaron en 4 plantas, en cuya fachada principal en la citada Route d’Orleans, una gran escalinata central daba acceso al porche de tres arcos, en una estancia profusamente decorada.

Estas «barreras», símbolo del cobro de impuestos y el poder de la corona, fueron uno de los primeros objetivos de los levantamientos revolucionarios de 1789, siendo saqueados y destruidos parcialmente en años posteriores. Así, los impuestos de entrada a la ciudad fueron eliminados en 1791, siendo recuperados en 1798, con sucesivas transformaciones, tanto de los impuestos como del complejo.

En 1860 París se anexiona algunos suburbios y municipios de los alrededores, trasladándose el cobro de impuestos a las entradas de otras fortificaciones, derribándose inclusive determinadas murallas, modificándose la estructura urbana en años posteriores. Barreras que fueron declaradas monumentos históricos ya en 1907.

Entradas secretas de las Catacumbas de París.

A pesar de que el sistema de túneles y galerías no es visitable pero sí posee información e indicaciones (para saber dónde y bajo qué calle nos encontramos), el mismo es sumamente complejo; un auténtico laberinto donde es muy fácil perderse sin tener los mapas e indicaciones correspondientes (y hay muchas zonas y túneles que todavía no han sido recorridos completamente y cartografiados, aquellas primeras minas no se construyeron siguiendo una planificación, al igual que no se mapearon).

Callejones sin salida, galerías minúsculas (muy bajas y estrechas), zonas que se inundan habitualmente, posibles derrumbamientos, pozos y respiraderos no visibles a simple vista de varios metros de profundidad, huesos y restos con siglos de polvo no acondicionados, etc… Por cierto, indicar que hay una unidad especial de la policía que se encarga de patrullar y vigilar las catacumbas, llamados «cataflics» o «BICS», y que multan con 65€ a todo aquel que se pillado en zona prohibida (ah, y cuidadito, que parece ser que si la policía encuentra algún acceso ilegal que ha sido reabierto y vulnerado, lo ordenan sellar y cerrar de forma inmediata, por lo que si hay alguien dentro… puede encontrarse el acceso cerrado :S).

Aunque claro, como es sabido, hay múltiples accesos y «entradas secretas» a las galerías por toda la ciudad (alcantarillas, metro, edificios, etc…), accesos que no están siempre controlados, verificados y cerrados, por lo que en muchas ocasiones (incluso a día de hoy), se ha accedido a las catacumbas y galerías para todo tipo de actividades; rituales siniestros, refugio de delincuentes, almacén de drogas o/y armas, fiestas, exposiciones, grabación de películas, bañarse o/y bucear en los canales y galerías inundadas… y todo tipo de actividades, muchas de ellas ilegales (a ello a pesar de que los accesos están sellados… y las alarmas, sensores y cámaras de seguridad que hay instaladas… pero sí, históricamente siempre han sido refugio de criminales).

De hecho, se calcula que en el subsuelo de París hay entre 250 y 300 espacios bajo la ciudad que son, han sido o pueden ser utilizados… Un oscuro y peligroso laberinto en el inframundo en varios niveles, a oscuras, sin ningún tipo de acondicionamiento ni instalaciones, sin cobertura de ningún tipo… En completo, total y absoluto silencio (de hecho, lo «preocupante» es que que escuches algún ruido extraño…), y que sin embargo, es de sumo atractivo para todo tipo de personajes y colectivos varios…

Accidentes, leyendas y sociedades secretas de las Catacumbas de París.

No hablamos simplemente de gritos y voces fantasmales que se escuchan en el silencio… o de que en plena oscuridad los pasadizos cambian de dirección y si nos quedamos sin luz, nunca encontraremos la salida… Hay mucho mas, y mucha más realidad que mito y leyenda.

Por ejemplo, en el 2004 se encontró una moderna y bien equipada sala de cine en las Catacumbas de París xD. Se descubrió de forma accidental por la policía francesa acompañando a empleados de una empresa eléctrica francesa, mientras rastreaban un robo de electricidad. La misma se encontraba a unos 50m de profundidad en la misma Plaza Trocadero bajo el Palacio Chaillot (y muy cerquita de la Torre Eiffel).

La policía calculó que la sala podía llevar funcionando nada menos que 15 años en las Catacumbas de París, la cual tenía unos 400m2 y estaba totalmente equipada con modernos equipos profesionales (proyectores, pantalla, etc), mobiliario… ¡y hasta una barra de bar! También, parece ser, contaban con cámaras de seguridad… Ergo probablemente sabían (o por alguna filtración de seguridad) que habían encontrado el lugar… De hecho, la policía localizó una nota en el lugar indicando: «No nos busquen» (y no, no los encontraron xD).

También, en múltiples ocasiones la policía ha descubierto varios lugares y espacios donde se realizaban raves y fiestas ilegales de varios días de duración (auténticos festivales vamos xD; una de las salas más conocidas es «La Salle du Cellier»). En muchas ocasiones, son los propios «cataphiles o catáfilos» (grupos urbanos apasionados de las catacumbas y su exploración que surgieron en los ’70) los organizadores de tales fiestas, al igual que se organizan para entrar (ilegalmente) y explorar e incluso cartografiar zonas inexploradas del subsuelo de la ciudad (a veces durante horas, a veces durante días, a veces durante semanas…).

Fiestas que han llegado a reunir a más de 300 personas… De hecho, una de las fiestas más grandes e importantes celebradas, fue con motivo de la despedida del comandante de la «policía de las catacumbas» Jean-Claude Saratte, el cual era «respetado» por los catafilos ya que, en cumplimiento de su deber, perseguía a toda la gentuza habida y por haber en las catacumbas, pero mantenía cierta «manga ancha»con los verdaderos y auténticos estudiosos y aficionados de las catacumbas.

Catafilos que, no obstante, podían y pueden ser más o menos amigables, ya que hay de todo como en todos lados… En ocasiones han ocurrido diversos «ataques» por parte de ellos a turistas y visitantes no bien recibidos, por lo que cuidadito…

Cines, fiestas, eventos varios bajo tierra en las catacumbas… «Se comenta» que algunos de ellos (o todos) forman a su vez parte de una sociedad secreta que opera en las catacumbas llamada «LUX (Urban eXperiment)». O una de sus facciones vamos, facciones como los «Untergunther», los cuales se dedican a diferentes proyectos de restauración en las catacumbas y presumen de haber restaurado gran parte del legado histórico y arquitectónico de las catacumbas, como pueden ser diferentes búnkeres o refugios… e incluso una cripta del s. XIII o parte de la maquinaria soterrada del reloj del Pantheon :O.

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Y es que, como sociedad secreta que realizan actividades ilegales, sus miembros mantienen un altísimo nivel de secretismo, utilizando medios de contacto y comunicación no convencionales, divididos en facciones y sin revelar al público sus operativas.

Reseñar, como importante curiosidad, que en el s. XIX un parisino llamado Monsieur Chambery accedió a algunos túneles y encontró setas creciendo en su interior, así que se le ocurrió la brillante idea de montar un negocio (el cual obtuvo un notable éxito) para el cultivo de las mismas en ese mismo lugar (gracias a las propiedades de la tierra y las condiciones de humedad)… Y, parece ser, que todavía hoy en día hay algunas cámaras que, ilegalmente, se utilizan para según que cultivos (¿setas alucinógenas quizás? :P).

Pero no todo son anécdotas o leyendas más o menos «curiosas» y hasta «simpáticas»… Las misteriosas apariciones (espíritus, fantasmas, hechos paranormales) se han sucedido a lo largo de los siglos, algunas volviéndose más que virales, como en 2015 cuando se encontró una cámara abandonada en uno de los túneles, con grabaciones donde un supuesto «explorador» (que supuestamente falleció y nunca más se supo) recorre las galerías, hasta que se topa con una figura pintada sobre una pared… Entonces se asusta y comienza a huir cada vez más rápido, se desorienta y se adentra cada vez más en los túneles… Empieza a correr más rápido y de repente la cámara cae, grabando solo el movimiento del agua sobre el suelo, y sonidos de arrastre o golpes…

Otro relevante explorador cataphile (Lazar Kuntsmana, ha escrito varios libros, y entrevistas, acerca del tema y los LUX, nunca quedando claro si él mismo es parte del colectivo), dirigió una partida de búsqueda una vez apareció la cámara y visualizó la grabación (él dio el «visto bueno» como algo real, descartando la primera idea acerca de ser un hoax o noticia falsa para algún tipo de promoción viral), sin resultado… Nunca fue encontrado.

También hay desapariciones de (generalmente) personajes imprudentes que por «diversión» acaban perdidos en las catacumbas y que, por suerte, son encontrados gracias a la labor policial de aquellos agentes ya citados y especialmente destinados a la catacumbas…

Así encontramos el caso de los tres jóvenes borrachos que se perdieron y vagaron dos días por las Catacumbas de París (tras entrar de forma ilegal para acceder a una fiesta, ilegal… se necesitaron 35 agentes para encontrarlos, parece ser que, pasada la borrachera y sabiendo que podían morir, pudieron ir dejando algunas notas escritas en papel con indicaciones de los pasos que tomaban, supongo que llevaban papel y boli encima :O)… O los dos adolescentes que pasaron tres días desaparecidos en las Catacumbas de París tras separarse de una visita organizada para «explorar» (les encontraron con hipotermia y gracias a los perros)… También, y remitiéndome a las citadas fiestas y raves en, en una de ellas falleció una persona de 45 años por un infarto causado por las drogas.

Otros no han tenido tanta suerte, y año sí y año también, desaparece para siempre o/y se confirma el fallecimiento de alguien que se perdió (o/y sufrió algún accidente) en el laberinto subterráneo :S.

Porno y rituales en las Catacumbas de París.

Como si fuera poco lo reseñado hasta el momento, las catacumbas también han sido utilizadas como escenario de rodaje de películas porno y sesiones de fotografía… Posando y haciendo guarreridas en galerías prohibidas y sobre montones de huesos (sí, muy bizarro xD)…

Igual de bizarro que los diferentes rituales satánicos y paganos que se realizan por aquí abajo, donde se han encontrado todo tipo de artículos como pintadas, esculturas, estatuas, etc…

Visitando y recorriendo las Catacumbas de París.

Ya en mi primera y poco motivante visita a la ciudad de París durante Alemania – Italia – Vaticano – Irlanda – Irlanda del Norte (Reino Unido) – Francia ’14 (13 días) (nunca he sido muy fan de la ciudad, aunque he de reconocer que mi opinión y visión personal de la misma mejoró durante la segunda visita), intenté visitar las Catacumbas de París.

En aquel momento tuve que desechar la posibilidad de la visita en aras de conocer otros puntos obligatorios de interés turístico en París, pero me quedé con la espinita clavada, espinita que iba a sacar en el presente viaje a Francia – China – Japón ’18 (23 días).

Una visita y una experiencia que diversos compañeros, conocidos y bloggers me habían recomendado, siempre leyendo también buenas opiniones al respecto… Y es que, más allá de ser una visita y experiencia macabra e incluso bizarra, las Catacumbas de París son, sin duda; historia, cultura y patrimonio vivo de la ciudad.

Una visita realmente sorprendente y totalmente recomendable que se convirtió en una gran experiencia obligatoria a realizar en París y que, obviamente, no puedo menos que recomendarla… ¿Te vienes a recorrer las Catacumbas de París conmigo?

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

La entrada y acceso a las mismas es por el nº 1, Avenue du Colonel Henri Rol-Tanguy y la salida por el nº 21bis, Avenue René-Coty, siendo en total un recorrido de 1,5 km en sentido único. Tras llegar, por fin, a las taquillas, adquirimos el ticket de entrada y bajamos las largas y empinadas escaleras hasta las entrañas de París, momento en el que comenzamos a notar la baja temperatura, la humedad, y nuestros ojos poco a poco se van adaptando a las condiciones lumínicas… ¡Comienza la visita al inframundo!

En primer lugar, accedemos a una pequeña exposición con varios paneles informativos para situarnos y ubicarnos en el contexto correspondiente (historia, arquitectura, geología, cementerio, etc… lo ya indicado a lo largo del presente post), para a continuación comenzar a flipar con la visita en sí recorriendo varios pasillos, túneles y estancias de las canteras y las minas propiamente dichas, con una estructura de piedra a nuestro alrededor que nos deja completamente absortos (también, y como curiosidad, podremos ver algunas inscripciones tales como nombres de calles, referencias numéricas o diversas señales de ubicación dejadas por los antiguos trabajadores, como líneas negras en el techo).

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Diferentes estancias más y menos iluminadas, más y menos anchas, más y menos altas… Diferentes estructuras a nuestro alrededor nos acompañan en las diferentes estancias (algunas rectas, otras curvas) que recorremos, pasando por diferentes esculturas y una fuente subterránea… Hasta llegar a una estancia más amplia con varias columnas y nuevos paneles informativos y diversos espacios expositivos con maquetas, representaciones… y huesos.

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Y frente a nosotros, encontramos el inquietante pórtico que nos da la bienvenida al osario y cuya inscripción superior nos indica «Arrète!  C´est ici l´Empire de la Mort  – ¡Detente! Este es el Imperio de la Muerte». Gran bienvenida, ciertamente… Y entramos, estamos aquí, no nos queda otra más que atravesar la fantasmagórica puerta accediendo cuidadosamente y no con cierto reparo, al Imperio de la Muerte en el Inframundo de París. No hay vuelta atrás, hemos pasado el punto de no retorno; aquí la Ciudad de la Luz se convierte en la Ciudad de la Oscuridad, un lugar donde las 24h del día son noche, son oscuridad, son silencio sepulcral.

Una auténtica y macabra maravilla aparece ante nuestros ojos, las luces y sombras juegan a nuestro alrededor, formando curiosas siluetas en las paredes de los túneles y galerías que vamos recorriendo alucinando completamente, túneles y galerías cubiertos de los huesos y los restos de más de 6 millones de personas :O.

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

El osario municipal de las Catacumbas de París es uno de los más importantes del mundo (tampoco existen muchos osarios subterráneos…). Héricart de Thury, como ya se indicó, realizó una importante reorganización y lo transformó en base a una visión museográfica… Los huesos ahora están cuidadosamente colocados en los muros de la cantera, filas de tibias alternando con filas de cráneos, todos apilados cubriendo nuestro entorno.

A lo largo del recorrido hay diversas construcciones y estructuras realizadas en estilo egipcio y griego, incluyendo hasta columnas, altares o sepulturas. Algunas de ellas reciben nombres más que curiosos inspirados en la literatura histórica romántica o religiosa; como bien puede ser el Sarcófago de Lacrimatorio, la Fuente de la Samaritana (pozo circular utilizado por los trabajadores de la cantera) o la Lámpara Sepulcral (servía de pruebas para comprobar que había suficiente oxígeno en los túneles). Todas ellas espectaculares construcciones de un macabro e hipnótico atractivo visual por las que pasaremos durante nuestro recorrido por las Catacumbas de París.

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Igualmente y respecto al paganismo inicial, en nuestro recorrido tambiém encontramos muchos «espacios cristianos», acondicionados (huesos incluidos) en forma de cruces o pequeñas capillas.

En nuestro inquietante paseo por las Catacumbas de París, y más allá de paneles informativos, encontramos diferentes vitrinas que Héricart de Thury hizo construir, como parte de su visión museográfica, como por ejemplos las dedicadas a la mineralogía y la patología, mostrando especímenes de enfermedades y deformaciones óseas en base a las investigaciones del Doctor Michel-Augustin Thouret en 1789. Por último, a lo largo del recorrido existen un conjunto de placas con textos tanto religiosos como poéticos, placas y textos concebidos para que el visitante las lea detenidamente y entre en un estado de reflexión, introspección y reflexión ante la muerte y su intrínseco significado.

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Catacumbas de París. El Imperio de la Muerte en el inframundo. ¡Incluye vídeo!

Recomendaciones y consejos para visitar las Catacumbas de París.

Como indicaba al inicio; hablamos de 20m de profundidad, 2000m de longitud, 11000m2 de superficie, 131 escalones descendentes y 112 escalones ascendentes, y una temperatura media de 14º con un alto índice de humedad…

La visita nos va a llevar un tiempo de 45min-1h y con descenso y ascenso a los túneles por escaleras y recorrido por túneles con poca iluminación y baja luminosidad, y no siempre con el firme en perfectas condiciones (suelo deslizante y desigual), por lo que es un lugar no accesible y no es una visita recomendable para niños, ni para personas con ciertas dificultades o insuficiencias cardíacas o respiratorias, o personas con problemas de movilidad… Como es obvio, lleva alguna chaqueta de abrigo transpirable, calzado cómodo y con buen agarre (si es resistente al agua, mejor, puede haber algún pequeño charco, tampoco nada reseñable), y es probable que en algún punto utilices la linterna de tu smartphone…

No hay consignas ni lockers, así que no vayas con equipajes o mochilas grandes ya que no podrás dejarlas, y no podrás realizar la visita… Hay baños al final del recorrido, antes de la salida (no al inicio), cuenta con ello ;).

Igualmente, y como me pasó a mí, da igual el horario o en qué momento del año te acerques, ya que es probable que las colas sean kilométricas y puedas estar fácilmente esperando una o dos horitas (¡como poco!)… Tenlo en cuenta por la climatología (esperar bajo la lluvia y frío, o esperar bajo un sol abrasador… actúa en consecuencia respecto a la ropa y llevar algo de picoteo y bebida para hidratarte). El ritmo de entrada suele ser bastante lento ya que las catacumbas cuentan con un aforo limitado 200 personas por seguridad, por lo que es probable que te toque esperar un buen ratito de pie en la cola según afluencia y aforo…

Por ello siempre es recomendable consultar de antemano la tabla de horarios y la frecuencia de visitantes, para así poder organizar y optimizar mejor tu visita (a última hora es cuando menos gente te vas a encontrar, y por lo tanto habrá menos cola). Al final del post tienes toda la información práctica con las tarifas existentes, pero en lo que respecta a las tarifas individuales, tienes visitas guiadas, visitas libres, visitas libres individuales con acceso preferente, y visita libre combinada (con visita a la Cripta Arqueológica de Ile de la Cité), con lo que puede ser recomendable en según qué horarios y si te lo puedes permitir, adquirir una entrada con acceso preferente y así saltarte las interminables e infernales colas (las audioguías son 5€).

Recomendable también es adquirir una visita guiada (que no fue mi caso, por pasta y tiempo), ya que así es posible recorrer algunas galerías y túneles que son de otra forma inaccesibles para la visita por libre, como puede ser la Galería Port Mahon (donde un hombre estuvo trabajando 5 años en secreto hasta que falleció aplastado).

Y para finalizar y como es evidente; no comer/beber y fumar durante el recorrido, las fotos se han de realizar sin flash y no se pueden utilizar trípodes, y está completamente prohibido tocar absolutamente nada.

Cumple las normas e infórmate para evitar futuros problemas.

Las Catacumbas de París en la cultura.

Las referencias y apariciones de las Catacumbas de París en la cultura popular son ingentes, os reseño algunas como ejemplo:

  • En la novela de Umberto Eco del Péndulo de Foucault, las catacumbas son  lugar de descanso de un pergamino relacionado con los Caballeros Templarios.
  • En la novela de Wells Robison La falsificación, las catacumbas son lugar de encuentro de los Illuminati. Los personajes principales son guiados a través de las catacumbas por tres cataphiles.
  • En la película de Disney El jorobado de Notre Dame, las catacumbas son utilizadas por el capitán Febo y Quasimodo para entrar a la Corte de los Milagros.
  • Un nivel del videojuego Medal of Honor: Underground se encuentra ubicado en las catacumbas durante la Segunda Guerra Mundial..
  • En la novela de Anne Rice Lestat el Vampiro, una asamblea de vampiros liderados por Armand, se esconde en estas catacumbas.
  • En el videojuego Call of Duty: Modern Warfare 3, una parte de una misión transcurre en las catacumbas de París.
  • En el videojuego Midnight Club 2, en el escenario de París se puede pasar con el coche por las catacumbas.
  • En la serie anime Noir, la protagonista Mireille entra en las catacumbas para resolver un misterio.
  • La película Catacombs (Tomm Coker, 2007) se desarrolla en las catacumbas.

Información práctica y datos de interés, de las Catacumbas de París en París.

Dónde está y cómo llegar: Las Catacumbas de París, se encuentras situadas en 1 Avenue du Colonel Henri Rol-Tanguy, 75014 Paris, Francia.
Horario: Martes a Domingo 10:00 – 20:30. Lunes cerrado.
Precio: Visita Guiada 14€. Visita Libre 14€. Visita Libre Individual Preferente 29€. Visita Libre Combinada 17€. Jóvenes 18 a 26 años Tarifa Reducida. Menores de 17 años Gratis.
Duración de la visita: 1h aprox.
Teléfono: +33143224763.
Informaciónhttp://catacombes.paris.fr/es/visitar/para-leer-antes-de-venir.

Mostrar más

David Vecino de la Guía

David Vecino de la Guía | Acuario y madrileño, ávido de información, conocimiento y nuevas experiencias. Maestrillo de todo, maestro de nada y profesional de mucho: turismo, protocolo, eventos, marketing, publicidad, informática, formación, terapias alternativas, etc... Cinéfilo, devorador de libros, electrónico musical, futbolero de pro y cervecero gastronómico. Viajero empedernido como mayor pasión y fin, a ratos turista. Ética, moral, valores, coherencia, y demócrata liberal conservador convencido.

Artículos relacionados

  • POLÍTICA DE PRIVACIDAD.
  • ViajerosAlBlog.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por David Vecino de la Guía como responsable de esta web. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Network (proveedor de hosting de ViajerosAlBlog.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected] así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://viajerosalblog.com, así como consultar mi política de privacidad.
  • Responsable: David Vecino de la Guía.
  • Finalidad: Controlar spam, gestión de comentarios, prestar servicios solicitados, enviar información.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. Los datos facilitados están ubicados en los servidores de Raiola Network (proveedor de hosting de ViajerosAlBlog.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, limitación, olvido.
  • Conservación de datos: Mientras se mantenga relación comercial o durante el tiempo necesario para cumplir con las obligaciones legales.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Más información en la política de privacidad.
Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Botón volver arriba
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Cerrar