Alemania-Italia-Ciudad del Vaticano-Irlanda-Irlanda del Norte (Reino Unido)-Francia '14Calzada del GiganteDiariosEuropaIrlanda del Norte (Reino Unido)

Calzada de los Gigantes (Irlanda del Norte). Leyenda e imaginación de la naturaleza primigenia.

Visitar, qué ver y qué hacer, en el Condado de Antrim (Irlanda del Norte).

Calzada de los Gigantes: Patrimonio de la Humanidad y Reserva Natural Nacional.

Durante mi breve paso por Irlanda y mi estancia en Dublín en el viajecito y eurotrip Alemania – Italia – Vaticano – Irlanda – Irlanda del Norte (Reino Unido) – Francia ’14 (13 días), tenía la clara idea de (a pesar de quitar un día a Dublín o/y sus areldedores), acercarme hasta la Calzada del Gigante, ya en Irlanda del Norte… Un lugar y objetivo que siempre me había llamado la atención sobremanera, y que ahora tenía la oportunidad de ver, conocer y disfrutar en directo y en primera persona.

Mi idea en origen era realizar tal excursión de día completo desde Dublín a la Calzada del Gigante en transporte público, o bien alquilando coche… La opción de transporte público me llevaba mucho tiempo y no era viable para poder optimizar, mientras que la opción de alquilar coche me suponía cara para apenas un día yo solo, por lo que fue descartada.

Y aunque como sabéis, prefiero realizar todo por mi cuenta, en ocasiones por obvia y necesaria optimización de recursos (tiempo, pasta…), es recomendable optar por otras elecciones. Finalmente, y tras comprobar las diferentes opciones y precios, acabé contratando un tour a Belfast y la Calzada del Gigante (excursión en minibus y en español de 12h), así, aparte del lugar en concreto y objetivo principal del tour, podía visitar (aunque fuera brevemente) otros lugares y la capital de Irlanda del Norte, y recorrer sus principales atractivos: Murales Políticos, barrios protestantes y católicos, Muro de la Paz, Museo del Titanic, Ayuntamiento, etc.

 

 


Leyenda y mitología del origen de la Calzada de los Gigantes.

La Calzada del Gigante es una auténtica maravilla a nivel geológico y visual que te traslada a un lugar mágico y especial, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1986 y Reserva Natural Nacional desde 1987, es sin duda un lugar obligatorio en toda visita y recorrido por Irlanda del Norte, localizado en un entorno natural simplemente espectacular y de una belleza única que te traslada a otro mundos no conocidos y eras no vividas… La naturaleza en su estado más puro y primigenio proyecta nuestra imaginación a nuestro propio pasado, a otro mundo; a un mundo irreal, fantástico, onírico, primigenio… Un lugar de, cuentos, mitos y leyendas como solo podían ocurrir en este lugar, de esa leyenda mitológica irlandesa acerca de la creación del lugar donde nos encontramos…

Y es que, resulta que existían dos gigantes: uno irlandés (Finn) y otro de Staffa en Escocia (Bernnandoner, y lugar donde encontramos un entorno similar a la Calzada del Gigante), los cuales se encontraban cada uno en su costa, uno frente al otro y que eran enemigos acérrimos… Continuamente se tiraban rocas gigantescas el uno al otro desde una costa a la otra y, tantas rocas se tiraron, que se formó un auténtico «campo de piedras» sobre el mismo océano, momento que aprovechó el gigante escocés para atravesar el camino creado con las rocas para llegar hasta su enemigo irlandés y poder derrotarlo de una vez por todas. Y es que, parece ser que era más fuerte y mas grande que Finn…

Calzada de los Gigantes (Irlanda del Norte). Leyenda e imaginación de la naturaleza primigenia.

También existe la versión de que Finn fue desafiado por Bernnandoner,  y Finn acepto el desafió construyendo la calzada para que los dos pudieran encontrarse.

Pero la mujer del gigante irlandés (Oonagh) vio en la lejanía cómo se acercaba furibundo el gigante escocés y, en un rápido alarde de ingenio e inteligencia sabiendo que Bernnandoner era más fuerte, decidió vestir a su marido como un bebé; como el hijo de ambos… Al llegar el gigante escocés, indicarle que Finn no estaba, y encontrarse a tal bicharraco de bebé, supuso obviamente que su padre era tamaño Mazinger Z, por lo que se acojonó y huyó corriendo mientras pisaba fuertemente las rocas para hundirlas, y que así el gigante irlandés no pudiera seguirle y llegar hasta él… Rocas, camino, que hoy encontramos aquí, en la Calzada del Gigante.

Calzada de los Gigantes (Irlanda del Norte). Leyenda e imaginación de la naturaleza primigenia.

En otras versiones, se indica que Finn derrota a Bernnandoner sin mayor contemplación y sin disfraces de por medio. No obstante, otra «versión de la historia», indica que el gigante escocés, al huir despavorido, pisó tan fuerte las rocas que sí, las hundió, pero el cayó al océano y se ahogó…

Y más allá de leyendas, hablando de mitología irlandesa propiamente dicha, también se indica que Finn es un héroe, humano, pero con poderes sobrenaturales, todo bajo una «base» pagana y precristiana en Irlanda, y quizás asociada a los Fomorianos; dioses mitológicos irlandeses que en ocasiones fueron descritos como gigantes.

Ciencia y geología de la Calzada de los Gigantes.

Un maravilla… no puedes soltar menos que un «wow!» cuando llegas a este apartado lugar de la costa noreste de Irlanda del Norte y divisas por primera vez esta pasada con más de 40.000 columnas hexagonales de basalto provocadas por el rápido enfriamiento de lava al contacto con el agua, y ocurrido hace más de 60 millones de años (se dice pronto) por erupciones volcánicas submarinas… y que se prolongan alrededor de 17km  por la costa, también mar adentro, y que pueden llegar a medir 12m de altura presentando todo tipo de grosores y formas habidas y por haber (no todas son hexagonales).

Nos encontramos situados en la Provincia ígnea del Atlántico Norte, la cual compone el norte del Océano Atlántico y zonas como Islandia, Reino Unido, Dinamarca, Noruega, Islas Feroe, Groenlandia, y muchas islas del Atlántico Norte… Corresponde a la escala geológica del paleoceno, con una duración de 10 millones de años y que terminó hace 56 millones de años (anteayer como quien dice vamos xD). Sin duda, es una de las zonas ígneas más importantes y relevantes a nivel geológico del planeta, cuyo estudio de basalto principal comenzó en 1903 en las Hébridas escocesas por el geólogo y escritor escocés Sir Archibald Geikie. y donde nos referimos a rocas ígneas o magmáticas como uno de los tres tipos principales de rocas existentes (junto con rocas sedimentarias y metamórficas), que se forman cuando el magma se enfría y se solidifica… como las rocas volcánicas extrusivas basalticas, y que forman parte de la corteza oceánica.

Calzada de los Gigantes (Irlanda del Norte). Leyenda e imaginación de la naturaleza primigenia.

En tal periodo, se formó la llamada Meseta Thulean; una brutal llanura de lava basáltica (de nada menos que 1,3 millones de km2, y que se quebró durante la Apertura del Norte del Océano Atlántico… Un evento geológico ocurrido durante millones de años y por el cual el súper continente Pangea se separó, formando el Océano Atlántico al separarse la placa de Eurasia y la placa de América del Norte (y donde Islandia tiene MUCHO que ver como «punto caliente», con las dos mayores erupciones de basalto en tiempos prehistóricos, y donde, obviamente, también podemos encontrar espectaculares representaciones basálticas como las indicadas).

Toda el área de extensión y llanura de lava basáltica, en tierra y bajo el mar, presenta todo tipo de formaciones relacionadas con las «inundaciones de basalto» o trap (no confundir con ese engendro musical para analfabetos); formaciones de basalto surgidas como resultado de las erupciones volcánicas, las cuales provocan las citadas y diferentes regiones ígneas a lo largo del planeta, con cordilleras y mesetas basálticas (destacan por ejemplo los traps de la India, Paraná o Siberia).

Pues bien, tal Provincia Ígnea del Atlántico Norte, es el origen de la presente Calzada del Gigante en la que nos encontramos en Irlanda del Norte y parte de la Meseta Thulean en base a la importante red de fracturas.

Calzada de los Gigantes (Irlanda del Norte). Leyenda e imaginación de la naturaleza primigenia.

La lava incandescente de una colada o chimenea volcánica se puede enfriar muy rápido, se produce una contracción y los iones de los minerales no pueden organizarse en cristales más grandes, por lo que se originan rocas de grano fino como el presente basalto. Así se forma la roca cristalina del basalto, el cual se va formando en la superficie de la lava, progresando y formándose en profundidad con tal curiosa forma debido a la separación que compensa la disminución del volumen o disyunción columnar (siendo una fractura y contracción horizontal en las rocas pero sin deslizamiento de los bloques por los que está compuesto, existiendo una separación transversal, se quedan estructuras en forma de pilares, que se vuelven a fracturar horizontalmente). Entonces, la posterior erosión actúa sobre las rocas, quedando las columnas al descubierto y es posible su visualización.

En el caso de la Calzada del Gigante, las partes superiores de las columnas de basalto forman escalones; salen del acantilado y desaparecen bajo el mar, las más altas con 12m de altura, con hasta 28m de espesor en algunos lugares, y siendo la mayoría de columnas hexagonales (también hay de cuatro, cinco, seis, siete, ocho… lados).

Historia, desarrollo y tranvía de la Calzada de los Gigantes.

Una auténtica y singular prodigio que es la atracción más visitada de Irlanda del Norte y de la que se tiene constancia su relevancia, desde el s. XVII. El mismo obispo de Derry visitó el lugar en 1692, y un año más tarde Sir Richard Bulkeley (miembro del Trinity College de Dublín) hizo una «presentación» de la Calzada del Gigante a la sociedad mediante un documento a la Royal Society.

Ya en el s. XVIII, la Calzada del Gigante se mostró internacionalmente gracias a las acuarelas realizadas por la dublinesa Susanna Drury en 1739 (ganadoras de un precio en la Royal Society y grabados en 1743), mientras que en 1765 y 1768, el lugar apareció en una enciclopedia francesa (con grabados de Drury), y en otra posterior donde ya se indicaba que eran estructuras de origen volcánico.

Calzada de los Gigantes (Irlanda del Norte). Leyenda e imaginación de la naturaleza primigenia.

No obstante y como es lógico, no fue hasta el s. XIX y con los inicios del turismo, cuando la Calzada del Gigante se hizo popular como lugar a visitar y conocer en un contexto turístico. Ello fue debido en gran parte gracias al Tranvía de la Calzada del Gigante (sí, la Calzada tuvo tranvía :O). Siendo uno de los primeros tranvías eléctricos existentes y la primera línea del mundo que funciona con hidroelectricidad (energía eléctrica producida mediante la potencia hidráulica), recorría 14,9km entre Portrush y la Calzada del Gigante (el proyecto original era hasta Bushmills, cuya edificio original de la estación sigue en pie, posteriormente se extendió hasta la Calzada).

Así, «The Giant’s Causeway Tramway» fue posible gracias a William Traill y su hermano Anthony Traill; ingenieros con un gran interés en el desarrollo tecnológico y eléctrico. En 1880 se aprobó y autorizó el tranvía en la línea indicada (había una sección a Dervock que nunca se construyó), autorizándose en 1885 la extensión a la Calzada. Ello fue posible gracias a la Feria de Berlín de 1870, donde la multinacional alemana Siemens realizó las primeras demostraciones del sistema de electrificación ferroviaria, incorporando así la compañía británica tal tecnología

Calzada de los Gigantes (Irlanda del Norte). Leyenda e imaginación de la naturaleza primigenia.

Cerca de Bushmills, se construyó una estación eléctrica con turbinas de agua para dar la potencia suficiente al servicio, edificio que sigue existiendo hoy en día (aunque sin su equipo), ampliando posteriormente la potencia. Aún así, el proyecto se alargó en tiempos debido a diversos problemas legales, por lo que en el momento que se abrió la primera sección del tranvía en 1883, debieron utilizarse motores a vapor, los cuales y no obstante, debían ser utilizados igualmente en Portrush, ya que era imposible proporcionar en tal lugar energía eléctrica.

Así pues, la inauguración real con energía eléctrica se produjo en unos meses después… Las locomotoras de vapor estuvieron operativas hasta 1926, y en 1936 fueron reemplazadas por motores diésel. Sin embargo, la sección hasta la Calzada del Gigante se abrió en 1887, no sin problemas en lustros posteriores debido a la reducción del voltaje y, por ello, la reducción del número de servicios y la baja velocidad, algo que fue solucionado en 1907 gracias a la modernización de la estación de Bushmills.

Calzada de los Gigantes (Irlanda del Norte). Leyenda e imaginación de la naturaleza primigenia.

A pesar de que distintos expertos geológicos esperaban que la línea también fuera utilizada para transporte de material de cantera y mercancías, la apertura de otras ramas de la línea y estaciones provocaron que, realmente, la línea fuera utilizada casi toda su vida únicamente para los turistas que visitaban la Calzada del Gigante… Sin embargo y ya durante la Segunda Guerra Mundial, la línea fue utilizada también para diverso transporte militar, abriéndose de nuevo en invierno (ya que se cerraba durante la temporada desde 1925). No obstante, y a pesar de su uso intensivo, el coste del mantenimiento de la línea era excesivo, lo que provocó su cierre permanente en 1949, siendo posteriormente desmantelada en gran parte

Hoy, parte del tramo original se recupero (3,2km) y es recorrido por trenes turísticos diésel y a vapor desde 2002. Igualmente, varios vagones y remolques originales (eléctricos y a vapor, construidos por Midland Railway Carriage and Wagon Company), fueron restaurados y se encuentran en el Museo de Transporte del Ulster y el Museo Nacional de Transporte de Irlanda en Howth.

Consejos, recomendaciones y curiosidades de la Calzada de los Gigantes.

Como es evidente, las masificaciones en la Calzada del Gigante suelen ser bastante épicas, especialmente en verano y, especialmente, en aquellos momentos donde el atractivo natural luce especialmente bello, como son el amanecer y el atardecer, momentos en los que se reúne el grueso de visitantes. Cuenta con ello para planificar tu ruta si vas por libre, ya que, probablemente, todas tus imágenes van a estar repletas de otros turistas ;).

Durante el horario de apertura del Centro de Visitantes existe personal en toda la zona. Fuera de horario, y debido a que el acceso a la Calzada del Gigante está habilitado 24h, lo hacemos bajo nuestra responsabilidad, siendo conscientes de que debemos ser muy prudentes y cuidadosos, ya que hay probabilidades de accidentes debido a la climatología, resbalones, desprendimientos o una mala pisada… Con cuidadito y vete siempre asegurado para evitar males mayores.

Calzada de los Gigantes (Irlanda del Norte). Leyenda e imaginación de la naturaleza primigenia.

En la propia Calzada del Gigante existen varios puntos recomendables y menos visitados en sus inmediatos alrededores, especialmente parafotografiar; como bien pueden ser las gigantescas columnas de roca no hexagonales (la erosión no ha llegado al punto de mostrar las columnas de basalto como tal), o también las chimeneas que sufrieron un enfriamiento menos rápido, y por lo tanto no llegaron a tener las formas geométricas que vemos en sus vecinos.

También, podemos visitar los siguientes lugares, considerados un «must see» (aunque no siempre nos de tiempo o los visualizamos… Son la «wishing chair» (una especie de asiento, de trono, creado de forma natural y formado por un conjunto de columnas… hoy están moldeadas debido a la cantidad de personas que se han sentado en cientos de años, y hasta hace relativamente bien poquito, solo las mujeres podían sentarse)… La «giant’s boot» (caminando por un pequeño sendero que conduce al mar, vemos una formación que, parece ser, es la gigantesca bota de Finn)… Y «the camel» (la estructura mas famosa de la Calzada; es el camello de Finn, el cual le podía llevar a largas distancias y que se convirtió en piedra.)

También, y como suele ocurrir en muchos lugares, hay una «leyenda maldita» que nos dice que si te llevas una piedra de la Calzada del Gigante… Vas a palmar; cuanto más lejos, más rápido. Así, consiguieron que los turistas dejaran (algunos) de llevarse rocas del lugar xD.

Calzada de los Gigantes (Irlanda del Norte). Leyenda e imaginación de la naturaleza primigenia.

Por lo demás, es una excursión fácil y apta para casi todo tipo de público (no siendo accesible, ni recomendable para personas con problemas de movilidad).

Igualmente, la climatología es muy voluble, y en este lugar, por estas latitudes (y más según épocas), es habitual que exista mucho viento, lluvia y frío… por lo que debes ir preparado para que no te amargue la visita. Es lógicamente recomendable llevar buena ropa de abrigo caliente e impermeable (chaqueta, pantalón, calzado… al igual que cámara fotográfica y/o smartphone en condiciones), incluyendo guantes y gorro. Créeme, yo lo necesité ;).

El Centro de Visitantes y la visión creacionista de la Calzada de los Gigantes.

Nosotros no llegaremos en tranvía eléctrico, ni en tren… Pero lleguemos como lleguemos (en transporte público, vehículo o excursión turística), el lugar a donde llegaremos y punto de partida para la visita, se encuentra en la costa oriental del Condado de Antrim y a 3km del pueblo de Bushmills… Siendo el Centro de Visitantes; un precioso, minimalista y más que llamativo complejo moderno (parece ser que construido con roca volcánica), el cual se integra perfectamente en el entorno que vamos a visitar y realizado a modo de columnas de basalto negro.

Inaugurado en 2012 tras una ardua lucha para conseguir financiación mediante fondos públicos y privados, ha ganado diversos premios internacionales de diseño, innovación y sostenibilidad. Anteriormente entre 2000 y 2012, no existió un centro permanente, ya que el anterior Centro de Visitantes construido en 1986 se quemó en un incendio en 2000. Indicar que en 2018 pasaron por aquí, y por extensión por la Calzada del Gigante, más de 1 millón de personas.

Calzada de los Gigantes (Irlanda del Norte). Leyenda e imaginación de la naturaleza primigenia.

También, como curiosidad, comentar que en sus inicios hubo varias controversias debido a las características de algunas de sus exhibiciones, donde se mostraba una visión Creacionista de la Tierra Joven (la cual sostiene que la Tierra y la vida fueron creados hace un máximo de 10.000 años por una deidad sobrenatural, por Dios, con interpretaciones literales del Génesis), y visión que afectaba directamente a la Calzada del Gigante como estructura «divina no natural» en lugar de estructura geológica natural.

El National Trust sin embargo, y encargado y «propietario» de la Calzada del Gigante y su Centro de Visitantes (siendo realmente la organización benéfica más grande de Irlanda del Norte cuyo trabajo es proteger y conservar lugares como el presente), indicó que apoyan y defienden la explicación científica de la creación de la Calzada, hace 60 millones de años y por un proceso geológico, para lo cual en el 2012 se realizó una modificación de todo el material exhibido para dar un enfoque científico y no creacionista, aunque se mantuvo parcialmente, presentado como creencias religiosas de algunas comunidades.

Precios, cómo llegar, parking, rutas y entradas a la Calzada de los Gigantes.

Desde aquí caminaremos hasta la Calzada del Gigante. Tenemos varias rutas para ello según dificultad, tiempo y lugares a visitar, destacando dos rutas principales:

La azul; una ruta más directa, cortita y fácil (recorriendo a pie, por la acera, una carretera que nos lleva justo hasta la Calzada en 25min y 1,2km, de camino, antes de llegar a la Calzada veremos las bahías de Port Ganny y Portnaboe)…

Calzada de los Gigantes (Irlanda del Norte). Leyenda e imaginación de la naturaleza primigenia.

Y la roja; otra ruta menos directa, más larga y más complicada por la colina superior (que, eso sí, nos permitirá tener unas vistas todavía más espectaculares de la Calzada del Gigante haciéndonos una idea real de sus dimensiones, punto al que llegaremos en un máximo de 1h30min y 3,2km, en esta ruta te puedes unir a la ruta azul y a la ruta amarilla)…

Obviamente, lo ideal con tiempo y siempre que la climatología nos lo permita, es ir por una y volver por otra. y así disfrutar de todas las espectaculares vistas. En mi caso personal y debido al tiempo limitado en ruta con una excursión (y a que estaba lloviendo de forma importante), realicé i/v por la ruta directa… Es más, de hecho, hay un pequeño autobús lanzadera (al precio de 1 libra) que funciona de forma continua durante el horario de apertura del Centro de Visitantes, y que nos acerca desde el mismo hasta más de la mitad del recorrido… Ideal para personas con movilidad reducida o, simplemente, y como era mi caso, por optimización del tiempo (lo cogí a la ida, a la vuelta vine andando).

Bien, es importante reseñar que la visita a la Calzada del Gigante como tal, es completamente gratuita (y abierta 24h 365 días). Podemos buscarnos la vida en los alrededores del Centro de Visitantes y aparcar gratis, o bien en cunetas (verás muchos coches igual), o en otros parkings privados y particulares cercanos a precios reducidos, y ya movernos andando.

Calzada de los Gigantes (Irlanda del Norte). Leyenda e imaginación de la naturaleza primigenia.

Si por el contrario, queremos aparcar en el Centro de Visitantes y dejarnos de historias, debemos saber que pagamos una entrada única (indicada al final del post con los enlaces correspondientes) que incluye el aparcamiento, acceso a la exhibición/museo, cafetería/restaurante y tienda… y paseo guiado con guía turístico y audioguía.

Es decir; que está muy bien y realmente puede merecer la pena, al igual que estás ayudando y apoyando al mantenimiento y conservación. El dinero recaudado por National Trust se invierte en la Calzada del Gigante y el resto de lugares que son gestionados por la organización, todos ellos lugares que no se pueden financiar por sí mismos, así que nuestro ticket va para todo todo ello; mantenimiento, conservación, personal, voluntarios, instalaciones, científicos, exhibiciones, accesibilidad, etc…

Visitando la Calzada de los Gigantes.

Un día muy largo tenía por delante durante el viajecito y eurotrip Alemania – Italia – Vaticano – Irlanda – Irlanda del Norte (Reino Unido) – Francia ’14 (13 días). Había llegado cansadísimo a Dublín a última hora desde Roma. Una ciudad interesante a nivel cultural, con atractivos relevantes, fiestera… y también peligrosa, que me recibió oscura, ruidosa, con borrachos, homeless y personajes varios, dando ciertamente una impresión que ciertamente, es más real de lo que creemos… Tras realizar el checkin en mi hostel de Dublín y cenar, tocaba dormir e intentar descansar para el madrugón que tenía al día siguiente…

Al levantarme, Dublín me recibía todavía oscura, y lluviosa, pero preveía un gran día por delante, un día largamente esperado que me hacía caminar rápido y nervioso al punto de encuentro de mi tour y excursión en el día de hoy, donde iba a visitar, entre otros lugares, Belfast y la Calzada del Gigante. Sí, un día muy largo que pintaba mal respecto a climatología, y además «quitando» un día que bien podía venir para Dublín y alrededores, pero no podía menos que estar ansioso por descubrir un nuevo Patrimonio de la Humanidad, un lugar mágico, hogar de mitos y leyendas.

Calzada de los Gigantes (Irlanda del Norte). Leyenda e imaginación de la naturaleza primigenia.

Calzada de los Gigantes (Irlanda del Norte). Leyenda e imaginación de la naturaleza primigenia.

El tour comenzó puntual, pocas personas en un entorno casi familiar (con varios españoles), igual de apasionados y emocionados que yo. Teníamos un largo trayecto desde Dublín y, tras hacer un par de paradas estratégicas más que interesantes, divisar paisajes naturales espectaculares, y cruzar esa frontera inexistente e imaginaria entre Irlanda e Irlanda del Norte… llegamos al gran objetivo del día.

El minibús se detuvo en el Centro de Visitantes, nuestro guía nos explicó todo lo que debíamos saber a nivel informativo, rutas, tiempos… (ampliado sobremanera en el presente post), y nos dispusimos a realizar la visita. El tiempo apremiaba, por lo que varios decidimos coger el bus ya citado que nos acercaba a la Calzada de los Gigantes, y caminar el breve camino restante…

Calzada de los Gigantes (Irlanda del Norte). Leyenda e imaginación de la naturaleza primigenia.

Calzada de los Gigantes (Irlanda del Norte). Leyenda e imaginación de la naturaleza primigenia.

El día estaba muy oscuro, frío, con viento, y con una lluvia no muy fuerte pero incesante que hacía que el abrigo, pantalón y botas sufrieran (al menos no me calé). Ya se escuchaba el mar, y el verde paisaje a nuestro alrededor comenzaba a mezclarse y oscurecerse con piedra y arena… Continuo bajando por la acera de la carretera, bordeando las diferentes bahías con el mar a mi izquierda, embravecido, golpeando fuerte contra las rocas… Y unos pasos más adelante, casi sin darte cuenta, estás prácticamente pisando el basalto hexagonal. Sí, había llegado a la Calzada del Gigante.

Qué puedo decir ante tal belleza natural que se extendía bajo mis pies hasta hundirse bajo el agua. Una tierra primigenia, tierra de gigantes, tierra de leyendas… Tras asumir durante unos eternos segundos cual Síndrome de Stendhal dónde me encontraba y lo que estaba viendo (recuerdo que era la primera vez que veía algo así, y me sobrecogió sobremanera), me dispuse a caminar sobre aquel basalto de 60 millones de años, solo pensarlo marea…

Calzada de los Gigantes (Irlanda del Norte). Leyenda e imaginación de la naturaleza primigenia.

Calzada de los Gigantes (Irlanda del Norte). Leyenda e imaginación de la naturaleza primigenia.

El paisaje era una auténtica maravilla, os lo puedo asegurar; una visión de otro planeta, no conocida antes por mis ojos en primera persona. Entre la montaña, la meseta, la colina… y el mar, se extiende el basalto. Un basalto irregular formado por columnas y piedras, de colores entremezclados negros, marrones y verdes según la localización del mismo debido al agua, el musgo y el sol… Sol y luz que brillaba por su ausencia, lástima, ya que no nos permitía ver tal magnífico lugar en todo su esplendor… pero, os puedo asegurar, y me reitero; era igualmente una maravilla.

Y así pasó el tiempo restante; caminando, recorriendo, sacando fotitos (algo harto complicado debido al viento y la lluvia) y, simplemente, admirando la increíble obra de la naturaleza (o de los gigantes) que se expandía a mi alrededor, y mirando al infinito de ese Océano Atlántico que golpeaba con fuerza.

Calzada de los Gigantes (Irlanda del Norte). Leyenda e imaginación de la naturaleza primigenia.

Calzada de los Gigantes (Irlanda del Norte). Leyenda e imaginación de la naturaleza primigenia.

El tiempo apremiaba, camino de vuelta, ahora sin coger el bus, andando hasta el Centro de Visitantes. Montar en el minibús (todos con cara de felicidad por lo que acabábamos de disfrutar), y emprendíamos camino a Belfast (quedaba todavía bastante día por delante), antes de una vuelta de más de 3h de nuevo hasta Dublín… Pero eso, amigos, es otra historia ;).

Sí, había merecido la pena adquirir la excursión a Belfast y la Calzada del Gigante. Un completo obligatorio a conocer en toda visita a Irlanda del Norte. ¿Y tú, la conoces, la has visitado?

Información práctica y datos de interés, de La Calzada de los Gigantes en Irlanda del Norte.

Dónde está y cómo llegar: La Calzada delos Gigantes se encuentra situada en 44 Causeway Rd, Bushmills BT57 8SU, Reino Unido. Podemos llegar en tren, bus, coche, bicicleta e incluso andando. Habitualmente desde Dublín, Belfast o Derry.
Horario: Centro de Visitantes 09:00 – 19:00. Costa, Amanecer – Atardecer (horario variable por temporada).
Precio: Adultos 12,50. Niños 6,25. Familias 31,25. Experiencia CliffTop Adultos 35. Descuentos al adquirir entradas online previamente.
Teléfono: +442820731855.
Web: https://www.nationaltrust.org.uk/giants-causeway

Mostrar más

David Vecino de la Guía

David Vecino de la Guía | Acuario y madrileño, ávido de información, conocimiento y nuevas experiencias. Maestrillo de todo, maestro de nada y profesional de mucho: turismo, protocolo, eventos, marketing, publicidad, informática, formación, terapias alternativas, etc... Cinéfilo, devorador de libros, electrónico musical, futbolero de pro y cervecero gastronómico. Viajero empedernido como mayor pasión y fin, a ratos turista. Ética, moral, valores, coherencia, y demócrata liberal conservador convencido.

Artículos relacionados

  • POLÍTICA DE PRIVACIDAD.
  • ViajerosAlBlog.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por David Vecino de la Guía como responsable de esta web. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Network (proveedor de hosting de ViajerosAlBlog.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected] así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://viajerosalblog.com, así como consultar mi política de privacidad.
  • Responsable: David Vecino de la Guía.
  • Finalidad: Controlar spam, gestión de comentarios, prestar servicios solicitados, enviar información.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. Los datos facilitados están ubicados en los servidores de Raiola Network (proveedor de hosting de ViajerosAlBlog.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, limitación, olvido.
  • Conservación de datos: Mientras se mantenga relación comercial o durante el tiempo necesario para cumplir con las obligaciones legales.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Más información en la política de privacidad.
Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Botón volver arriba
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x