Home / Asia / Se acabó Japón, se acabó China (Hong Kong y Macao). De nuevo en casa…

Se acabó Japón, se acabó China (Hong Kong y Macao). De nuevo en casa…

Se acabó Japón, se acabó China (Hong Kong y Macao). De nuevo en casa…

Bueno, como ya sabéis, el pasado Viernes día 11 regresé de este pedazo de viaje… Hasta hoy no me había puesto a comentar nada por aquí, al igual que el blog lo tuve abandonado durante todo el viaje (no había tiempo para actualizar absolutamente nada), y lo único que hice fue actualizar en ocasiones el post que abrí para tal efecto en el foro de PortalJapon.

La verdad es que hemos venido completamente reventados del viaje, no ya cansancio en si, sino sueño, mucho mucho mucho sueño, hoy todavía estoy flipando…nunca me había pasado, o al menos no tanto jeje… y es que el jet lag (y eso que a mí no me suele afectar) y taaaaantas horas de sueño acumuladas se notan jeje. Acabo de terminar de organizar los más de 30gigas de fotos y vídeos que nos traemos (tampoco son millones de archivos, pero los vídeos en avi ocupan muchísimo, y las fotos a 5mpx…). Intentaré ponerme con las crónicas cuanto antes, pero no prometo nada… Ahora mismo estoy muy muy ocupado, y en breve tengo examenes y voy a flipar jeje, hasta finales de Junio no estaré más o menos libre, pero intentaré ir haciendo esto poco a poco, ya que son muchos días. Eso sí, por primera vez (al menos eso espero, luego seguro que no cae esa breva claro xD), hare las crónicas bastante cortitas y con menos detalles… ya que, repito, son muchos días y apenas tengo tiempo, y lo que no quiero es tardar un año en hacerlas :P.

En fin… reflexionando un poco… Vuelta a casa, vuelta a la rutina, vuelta a lo mismo de siempre… Ya pasados casi 4 dias desde que volví, puedo hablar en frio… Tengo exactamente la misma sensación que hace dos años cuando volví de Japón, más aún si cabe… esa mezcla de “desasosiego” al llegar, de sentir que una parte tuya se ha vuelto a quedar allí y si la quieres “recuperar”, tendrás que ir de nuevo a buscarla, pero no para traértela; sino para que se vuelva a quedar otra parte más… El no tener tiendas 24h por todos lados, el no tener vending machines, el echar de menos la efectividad del transporte público y la limpieza, en general, de las calles… amén de la seguridad y la amabilidad claro (aunque sea falsa y de cara a la galería), esas japonesas tremendas vestidas de fiesta cualquier día de la semana, el ramen, las gyozas, las Asahi… todos los días…

Todo esto, y mucho más, lo echas de menos inmediatamente al pisar España, sabes que esto no es igual, que es tu país; y amas y adoras tu país, para lo malo y, especialmente: para lo bueno (que es mucho)… Pero te faltan muchas cosas…

Estos primeros días sigues aquí en una nube, sin saber ubicarte muy bien, añorando infinidad de cosas, y pensando lo que estarías haciendo ahora mismo por aquellos lares… Son sensaciones que, solo quien ha ido a Japón, sabe cuáles son y sabe entenderlas.

La impresión del viaje en términos generales ha sido muy muy buena, mejor que en el primer viaje si cabe. Aún así, hemos tenido varios problemillas (ya se explicaran en su debido momento en las crónicas), y un gasto de dinero que ha crecido de forma exponencial, que ya nos acordaremos en estos próximos meses jeje, en fin… no dejan de ser “detalles” que, por suerte, no han estropeado el viaje. Han sido más días, más experiencias, más lugares visitados, más gente conocida, más fiesta… Todo esto hace que iguale al primer viaje y lo supere, gracias a la posibilidad de haber estado más días, conociendo el terreno y el haber añadido un lugar tan increíble como Hong Kong (y Macao); ciudad que hemos disfrutado igual o más que Tokio, una ciudad que tenía en mi mente desde hacia muchísimos años y que, por fin, he podido conocer… No me ha defraudado en ningún aspecto, es como la esperaba, como me la imaginaba (incluidos sus timadores y su “fauna”)… es otra de esas ciudades que, nada más llegar allí, tienes los ojos como platos y sientes como si ya la conocieras, como si ya hubieras estado allí… después de tanto leer, ver tantas imágenes, películas, crónicas…

Obviamente, todo esto son pequeños detalles sin más, simples retazos de imágenes, recuerdos y sueños… En las crónicas dia a dia se irá concretando todo.

En fin, un nuevo viaje se acaba, una nueva evolución, un nuevo desarrollo, una nueva suma, un nuevo aprendizaje… y otro empezará… ¿cuándo y dónde?, veremos qué nos tiene reservados el destino…

Gracias por estar ahí, nos vemos en las crónicas.

¿Te ha gustado el post? ¿Valoras mi trabajo? ¿Te he ayudado o, al menos, entretenido?¡Comparte, sígueme, suscríbete... y comenta!, te estaré eternamente agradecido ;).

¡SUSCRÍBETE!

!Y llévate GRATIS el eBook "Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje"!

Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje - eBook Gratis - David Vecino ViajerosAlBlog.com

Recibirás la newsletter con las últimas novedades, información valiosa para mis viajes y escapadas, y ofertas, descuentos y promociones. ¡SIN SPAM!, tus datos están seguros y puedes darte de baja cuando quieras. ¡Ah!, y recuerda... es un eBook de PAGO, pero GRATIS con tus suscripción :D.

La información expuesta en VIAJEROS AL BLOG es siempre personal, independiente, real y experiencial. Soy un viajero como tú, que escribe y comparte la información para intentar ayudar a otros viajeros como tú. En el caso de patrocinios, menciones, blogtrips, afiliación, etc, será indicado y siempre será igualmente información personal, independiente, real y experiencial. Solo hablo, y recomiendo o no, de aquello que he experimentado.

Comentarios

comentarios

Sobre David Vecino De La Guía

David Vecino De La Guía
David Vecino De La Guía | Acuario y madrileño, ávido de información y nuevas experiencias. Maestrillo de todo, maestro de nada y profesional de mucho: turismo, protocolo, eventos, marketing, ventas, informática, formación, terapias alternativas, filosofía, etc... Cinéfilo, devorador de libros, electrónico musical, futbolero de pro y cervecero gastronómico. Viajero empedernido, a ratos turista, como mayor pasión. Ética, moral, valores, coherencia.

¡Deja un comentario!