Home / África / Introducción de la escapada a Marruecos. Día 1: Marruecos (Tetuán: Medina, Mezquita, Fortaleza, Palacio Real, etc . Tánger: bulevares, Medina, Kasbah, Zoco, Mezquita, Palacio Gobernador, etc).
Introducción de la escapada a Marruecos. Día 1: Marruecos (Tetuán: Medina, Mezquita, Fortaleza, Palacio Real, etc . Tánger: bulevares, Medina, Kasbah, Zoco, Mezquita, Palacio Gobernador, etc). ViajerosAlBlog.com

Introducción de la escapada a Marruecos. Día 1: Marruecos (Tetuán: Medina, Mezquita, Fortaleza, Palacio Real, etc . Tánger: bulevares, Medina, Kasbah, Zoco, Mezquita, Palacio Gobernador, etc).

Contenido estructurado del post

Visitar, qué ver y qué hacer, en Marruecos (Tetuán, Tánger).

Información, impresiones, planning y presupuesto de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger) durante 1 día, el 03.08.12.

CRÓNICA: Día 1 – 03.08.12: Marruecos (Tetuán, Tánger). Una breve aproximación al país y a dos de sus ciudades más importantes del Norte de África y con importante influencia histórica española. Tras una panorámica de Ceuta y entrar en Marruecos, llegamos a Tetuán. De nuevo otra panorámica y visita a la laberíntica, colorida y auténtica (también muuuy sucia y repleta de morralla) Medina de Tetuán, visitando las diferentes puertas, los diferentes barrios, Gran Mezquita, Fortaleza Escala, zona comercial, Palacio Real, Plaza de Armas, antigua Plaza de España… Tras intentar vendernos alfombras y una deliciosa comida en un espectacular complejo, nos dirigimos a Tánger; ciudad multicultural con mucho movimiento, llena de mierda y basura, para recorrer, tras una panorámica, los bulevares franceses y belgas, Medina y Kasbah entre miradas inquietas y persecutorias, Plaza del 9 de Abril, Gran Zoco, Palacio del Gobernador, Mezquita… finalizando en el Hotel Continental. De aquí, vuelta en bus a Ceuta, tiempo libre, y de vuelta en ferry. ¡Un gran día en un nuevo país!

En los últimos años, por suerte o por desgracia xD, me ha tocado ir en varias ocasiones por el sur en general, más concretamente por Cádiz y, especialmente, por Málaga. En varias ocasiones había pensado, ya que estaba por la zona, pillar una excursioncilla organizada a Ceuta o/y Marruecos, o bien a Melilla.

En algunas ocasiones por ganas, en otras por tiempo y en otras por pasta, la opción se había quedado ahí, en una idea sin más. Pero ya tocaba sí, no podía haber bajado tantas veces en lo que va de año a Málaga y no hacer “algo más”… En el caso de ir a Melilla, es mucho más fácil y factible estando desde Málaga, puesto que hay ferry directo, pero sinceramente: es caro de cojones (el ferry digo), además que hay que gastar dos días sí o sí, ya que, aparte de lo que tarda el ferry, si haces día y vuelta en el mismo día apenas estarías allí una horita, es absurdo… Lo suyo es ir, dormir allí, y volver al día siguiente. Por pasta y tiempo no lo podía hacer, aunque tenía muchas ganas de visitar Melilla ciertamente…

Otra opción era Ceuta o/y Marruecos, desde Algeciras o Tarifa. Desde Algeciras era la opción, más cerca de Málaga que Tarifa, aunque tienes horita y media en coche eh, que no es poco xD. Tras buscar y buscar viajes organizados de un día en distintos operadores y agencias que te recogieran y te devolvieran en Málaga (así no tener que ir y volver yo en coche hasta/desde Algeciras), apenas encontré un par… Y las recogidas eran sólo días concretos, o desde provincia de Málaga pero no desde la capital, o eran muuuchas horas de viaje o muy caro… Así que finalmente opté por irme a Algeciras y fuera.

Lo ideal era una excursión a Ceuta, Tetuán o Tánger de un día completo, ya que ir corriendo de un lado a otro y no ver nada… quien mucho abarca poco aprieta (sí, me lo tengo que aplicar jeje). Peeero, encontré una excursión a buen precio de Tetuán+Tánger en un día y al final la pillé xD. El operador es Viajes Flandria (uno de los mayores operadores en viajes organizados a Marruecos del sur de España).

Cierto es que, como bien sabéis, no me gustan las excursiones en grupo y organizadas (siempre hablando en términos generales, aquí hay muchos factores y mucho de lo que hablar). Me gusta ir por libre, no depender de nadie ni tener que estar aguantando parejas, niños llorones, turistas de palo, flipaos que se quejan por todo continuamente, etc… Igualmente no me gusta que te lleven corriendo (ya voy corriendo yo xD) a todos lados, bajar del bus, tomar una foto, vuelta al bus y siguiente destino… Tampoco, a quién le gusta, que te lleven a las típicas tiendas donde los guías se llevan comisiones y tengas que aguantar ahí charlas con demostraciones de historias que te importan tres cojones… ¡¡¡es tiempo perdido que puedo dedicarlo al turismo!!!

Sí, hay muchas cosas que no me gustan… Pero es lo que hay. Ciertamente hay ocasiones en las que, por desgracia, coger una excursión de este tipo es la mejor opción. Primero por pasta, ya que en muchas ocasiones sale más barato hacerlo así que tú solo), segundo por preparación (ya que si no has preparado ni te has informado de nada chungo), y tercero por tiempo (ya que es casi inviable que en un día yo pueda hacer de forma individual algo así).

Igualmente como indicaba antes, ver tres lugares en un día… como que no, apenas ves pinceladas de los tres. solo una visión muy global y, hasta cierto punto, muy subjetiva… Pero como dije: es lo que hay, la excursión no estaba mal en su conjunto, el precio estaba ajustadillo… y podía “visitar” dos ciudades de Marruecos (en la que sería mi primer incursión en el país y en el continente) y una de las dos Ciudades Autónomas de España: Ceuta, algo que también me motivaba sobremanera.

No obstante, he de reconocer que Marruecos no es un destino que me llame mucho la atención, ni el país, ni su cultura ni su gente ni nada de nada (y tras esta breve incursión, reitero 100% lo dicho). Países árabes sólo me interesan en principio Egipto, Jordania, Irán y Turquía, y todo en lo que respecta a nivel cultura anterior y previo al Islam… Y ya he estado anteriormente en dos países musulmanes como son Malasia e Indonesia (siendo éste el mayor país musulmán del mundo), y posteriormente en EAU y Qatar… por lo que sé un poquito de lo que hablo (ya no a nivel turístico simplemente, sino a nivel cultural… la filosofía, religión y pensamiento es algo que me interesa sobremanera). Eso sin contar, a todos los musulmanes que he conocido, y conozco, a lo largo de mi vida en mayor o menor medida…

En fin… sé que más adelante tocará una escapadita a Marrakech, o una ruta en condiciones por el país visitando las ciudades y lugares más reseñables, pero no es algo que me motive o vaya a realizar, a priori, a corto/medio plazo… Antes que Marruecos (o “equivalentes”, sin contar los 4 ejemplos anteriores), tengo muuuchas otras preferencias.

No obstante, indicar también que lo “bueno” de este tipo de excursiones organizadas con guía, es que te molestan y te agobian menos, al igual que no tienes que estar quitándote de encima continuamente a aquellos que, no solo te quieren vender algo, sino que te quieren ofrecer sus “servicios” de guía para recorrer La Medina, o llevarte a tu alojamiento si te has perdido, etc… Este tipo de gente, en este tipo de países, son increíblemente pesados, ya que se te adoban, se te pegan, y van a ir contigo a todos lados hablándote continuamente, por lo que es un agobio constante con discusiones constantes para al final “forzarte” a contratar sus servicios…

Esto provoca mal rollo y situaciones desagradables… No aguanto este tipo de situaciones, soy viajero, soy turista y me gusta ir a mi bola y con tranquilidad… A pesar de mi experiencia al respecto, sé que los árabes en este sentido y en estos países, son lo más pesado que puede existir, y prefiero no colmar mi paciencia y tener que gritar a nadie y ponerme de mala leche. Entiendo que te estás buscando la vida, y yo haría exactamente lo mismo (¡o peor!), pero joder… es que cansa mucho, si te digo que no es que no, punto. Sé que me tocará en algún momento cuando vuelva a Marruecos o algún país del Norte de África por libre, es lo que hay, pero al menos en esta ocasión, al ir con tour y guía, lo he podido evitar en cierta medida… no todo va a ser “malo” en una excursión de “borreguitos” xD.

Indicar, para quién no lo sepa, que para “incursiones” de máximo un día en territorio marroquí en este tipo de excursiones organizadas por agencia, no es necesario llevar pasaporte, vale con el documento nacional de identidad correspondiente… lo digo por si esperáis tener otro sello en vuestro pasaporte jeje, no va a ser así a no ser que pases la frontera por tu cuenta o realices una excursión de, al menos, dos días ;).

Información, planning y presupuesto de la escapada.

* Planning realizado en la escapada a Marruecos:

 
CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger).

* Reservas realizadas con antelación y gastos varios en la escapada a Marruecos:

– Excursión a Ceuta, Tetuán y Tánger (incluye ferry i/v desde Algeciras, autocar y guía, comida en restaurante). 59€.
 Resto de gastos (comida, entradas, compras, regalos, transporte, etc). 4€.

Total varios: 63€.

TOTAL ESCAPADA: 63€.

 

Bueno, ¡¡¡basta de cháchara!!!

A las 7:50 estaba en Algeciras, a las 8:15 estaba en el mostrador de información del puerto y a las 09:00 el ferry salía dirección Ceuta junto con todo mi grupo de “pegatinas azules” xD. En el ferry un ratillo disfrutando de las vistas y el airecito en el exterior… y otro ratillo intentando echar una cabezada, estaba reventado la verdad… venía de una semana de curro infernal, muchos kms de coche y dormir poco (más el madrugón de esta mañana y kilómetros claro), y tocaba un día muy largo por delante…

La travesía de Algeciras a Ceuta son entre 30 y 45min. Al llegar allí nos estaba esperando Abdul, nuestro guía marroquí (era de Tetuán, habla varios idiomas y muy buen español), y nuestro conductor Paco (éste era español creo xD). Abdul era un tío majo ciertamente, con él que pude tener alguna charla esporádica y hacerle algunas preguntas acerca del lugar en cuestión que visitábamos, del país, de la cultura, hablamos sobre España y sobre fútbol… :).

Subimos al bus, Abdul comprobó lista en mano y pidiendo nuestros id o pasaportes que estuviéramos todos, luego fui con él a la oficina de la agencia en el puerto a pagar la excursión (ya que yo sólo la tenía reservada, no pagada), y nos pusimos en marcha. Primero hicimos una panorámica de Ceuta, mientras Abdul iba comentando cosillas y detalles de Ceuta, de España en general, y explicándonos qué íbamos a hacer y qué íbamos a ver a lo largo del día. Lo primero era pasar la frontera (Abdul nos indicó claramente que no sacáramos ninguna foto en el paso de la frontera ni a policías o militares en Marruecos). Fue un trámite rápido, mucho más de lo previsto, ya que apenas había tráfico para cruzar la frontera… Entre que es Viernes (día sagrado para los musulmanes) y estamos en Ramadán… By the way, voy a intentar no entrar mucho en opiniones personales en lo que respecta a mi pensamiento del Islam, la cultura musulmana o el Ramadán en este caso por ejemplo… como bien sabéis, el pensamiento, códigos éticos y morales, filosofía, religión… son temas que me interesan en gran medida, así que si me pongo a hablar del tema me extendería en demasía, y como es obvio no es el objeto de este post. Aunque, igualmente sabéis, que no es una cultura, en todos sus ámbitos, santo de mi devoción… más bien al contrario, más aún tras haber visitado países musulmanes como Marruecos, Malasia o Indonesia… En fin, en todos lados cuecen habas no obstante xD.

Continuamos… Nada más cruzar la frontera nos encontramos con tropecientosmil taxis esperando a los, pocos, marroquíes que estaban cruzando la frontera a pie con bolsas (especialmente pañales y patatas fritas (¿?)). Prácticamente todos los taxis que se pueden ver son Mercedes, modelos muy antiguos y enormes, ya que se utilizan como taxi compartido y para llevar bastante equipaje… ¡había un huevo y parte del otro! Por suerte, el paso de la frontera fue muy rápido, apenas tardamos unos minutos… Y así continuamos el camino hasta Tetuán mientras nuestro guía, Abdul, nos iba comentando cosillas de la excursión, de Tetuán, algo de información cultural y demás, etc. Pasamos por un par de ciudades próximas a la frontera (lo más cuidado y limpio que vi en todo el día), y en apenas un ratillo (sólo hay unos 40km desde Ceuta hasta Tetuán), llegamos a nuestro primer destino. Breve inciso, he de decir que, dentro de lo que hay y en el recorrido que realizamos en autocar, las carreteras están en muy buenas condiciones para circular, al menos las autopistas :).

Tras una breve panorámica en bus… ¡por fin llegamos al punto de partida de nuestro tour por Tetuán! La ciudad tiene poco más de 320.000 habitantes y es la ciudad con más rasgos andalusíes de Marruecos. Debido al protectorado español, en la ciudad y la región, gran parte de la población habla español, de hecho todos los carteles de la ciudad están en árabe y en español. La presencia española es igualmente visible en distintos aspectos en toda la ciudad como luego veremos. Y, no podemos olvidar que, aparte de ser una ciudad histórica y con gran personalidad propia en Marruecos, la Medina de Tetuán es Patrimonio de la Humanidad.

Indicar también (al igual que Tánger como comentaré después), que Tetuán, dentro de sus posibilidades y debido a su amplia e interesante historia, es una ciudad “bastante” multicultural, donde parte de la población habla varios idiomas (incluido español como indicaba), con rasgos europeos (no tanto como Tánger) y españoles obviamente…

La ciudad como tal ya existía desde el s. III a.C, con vestigios de época fenicia y romana, mientras que la primera mención de la ciudad proviene del s. XI. La Edad Media se caracterizó por idas y venidas, llegadas de unos y otros, ataques de unos y otros… Ya a mediados el s. XIX, el general Leopoldo derrotó al Sultán de Marruecos y conquistó Tetuán, aunque luego fue devuelta a Marruecos. En este momento fue cuando, tras cuatro siglos, hubo contactos de nuevo entre españoles y descendientes de españoles expulsados siglos atrás (musulmanes y judíos). Entre 1931 y 1956, Tetuán fue la capital del Protectorado Español de Marruecos, influencia que, a día de hoy, sigue existiendo en toda la zona como indicaba anteriormente. España ha tenido gran influencia en la historia de Tetuán, ciudad cuya historia os animo a leer, al igual que el tema del protectorado, una parte de nuestra historia que muchos no recuerdan y que, sin duda, es realmente interesante.

Como curiosidad, decir que el equipo de fútbol de la ciudad, el Atlético Tetuán, jugó en la Primera División española en la temporada 51/52, tras haber quedado campeón de su grupo en la Segunda División. Tras la independencia de Marruecos en 1956, el club se dividió en dos: la “parte” marroquí y la parte española, refundada en Ceuta.

Sigo…. En lo que respecta a Tetuán y Tánger, a pesar de ser una excursión organizada sin “libertad” y corriendo para todos lados, la visita a Tetuán fue muy interesante, la verdad es que pude ver y visitar más de lo esperado la verdad… La visita a pie e Tánger fue más cortita y limitada, pero la panorámica estuvo bien… También ayuda que el grupo iba medianamente ligero (menos los italianos, que iban pisando huevos), y el tener un buen guía como Abdul (él es de Tetuán). Para el poco tiempo que estuvimos fue una visita completita…

Voy a intentar no extenderme en demasía en este post (luego será eterno sí xD), ya que al ser una excursión contratada y guiada, todo lo visto va “bajo guión”. Igualmente, al no haber podido planificar ni ver absolutamente nada con antelación respecto al destino (excepto los conocimientos previos del lugar y a nivel histórico), hace que mi conocimiento a nivel turístico sobre el destino fuera más limitado, (al igual que tampoco es un destino que me provoque mucho “interés” como ya he comentado anteriormente…), así que voy a pasar muy por encima en lo que respecta a lo visitado en algunos aspectos y sentidos…

La Medina de Tetuán, como indicaba, es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, un laberinto de estrellas calles sinuosas donde perderse, donde callejear por sus rincones mientras somos objeto de miradas curiosas, de ruido y griterío y al doblar la esquina de un silencio absoluto, de colores y olores en cada calle (no siempre agradables), en cada esquina, que hacen que nuestros sentidos estén bien “despiertos”. Hay lugares y momentos mágicos dentro de La Medina (a pesar de zonas repletas de basura) en ocasiones parece que te has trasladado a otras épocas, momentos y situaciones… Como cualquier Medina, un laberinto en toda regla donde si no vas con guía es fácil y muy factible perderse, ya que con mapa es prácticamente imposible… Conozco muchos casos que han tenido que pagar a alguien para que les lleve a su destino una vez perdidos jeje, igualmente… hay momentos que puedes no sentirte muy “seguro” (y eso que vas con guía, si vas sólo…), ya que te agobian, te siguen, hay zonas con tal densidad y masificación de personas que es muy fácil que algún carterista pueda robarte sin que te des cuenta… o, al contrario, zonas tan vacías y estrechas (donde no tienes escapatoria posible), dónde es muy “fácil” poder ser atracado, “especialmente” por algunos grupitos de niños “sospechosos” que se pueden ver continuamente… No obstante, y tal y como me indicaba Abdul en alguna de nuestras conversaciones: “esto es más seguro que allí”, y no lo dudo, más que España sí (pero para el local xD).

En fin, vuelvo al lugar dónde, ya muchas líneas atrás, me había quedado en Tetuán… La Medina tiene varias puertas.

La Puerta Bab Maqabar, situada junto al cementerio musulmán y el barrio judío y su entramado de calles. La Puerta Bab Saida, que da acceso al barrio pijo y aristocrático y que llega a la Gran Mezquita. Puerta Bab Okla, junto a la fortaleza Escala y la zona más antigua de La Medina. Puerta Bab Nouaded, junto al antiguo Cuartel de Regulares y zona comercial. Puerta Bab Tut, que da lugar a otra zona comercial de frutas, verduras, etc… E infinidad de más puertas de menor importancia. Si no me equivoco, nosotros para entrar a La Medina lo hicimos por la puerta de Bab Okla, una zona súper animada (y súper sucia) y cuya puerta es parte de la muralla restaurada (preciosa, sin duda), no olvidemos que casi toda La Medina está amurallada a modo de fortaleza, con varios torreones y varias alcazabas, siendo la más importante y mejor conservada la Alcazaba de los Adives, situada en la parte más alta de la Medina (no la visitamos como tal, pero pasamos cerca de ella en varias ocasiones al poder divisarse desde diferentes puntos de La Medina, nuestro guía Abdul nos lo iba indicando).

Aquí comenzó nuestro amplio recorrido… Al ser Ramadán, había zonas bastante desiertas que, según nos comentaba el guía, debían estar llenas de gente y puestos, pero hasta la tarde/noche no se animaría… La suciedad, la basura, los sin techo, los cables colgando sobre nuestras cabezas y las casas que se caían a trozos acompañaban nuestra visita junto con esas miradas curiosas que indicaba antes, esos colores, esos olores, esas callecitas estrechas, esos pequeños lugares mágicos…

Básicamente hicimos un recorrido “medianamente circular” por La Medina, para así recorrer las principales calles, zonas y lugares de la misma. La Medina está compuesta por cinco barrios: Tranqat (barrio comercial), Blad (barrio aristocrático), Aauin (barrio popular), Suica (barrio más antiguo) y Mellah (barrio judío). Fuimos pasando por todos recorriendo los principales lugares de la misma (todo rapidito y “corriendo” claro xD).

Tras entrar por la puerta Bab Okla, fuimos a nuestra derecha, recorriendo parte del barrio de Suica, la zona más antigua, hasta el barrio de Blad, el barrio señorial y aristocrático, mezcla de calles algo más anchas y casas señoriales grandes y bien cuidadas, con otras zonas laberínticas de calles estrechas donde se pueden encontrar pequeños restaurantes en lugares que antaño fueron mazmorras para los cristianos. Así llegamos a la Gran Mezquita, la más grande de La Medina, construida en 1807. Muy cerca de aquí está el cementerio musulmán (que no visitamos), lugar en el que están las tumbas de los refundadores de Tetuán, junto a la Puerta Bab Maqabar.

Seguimos andando hacia el barrio de Aaiun, el barrio más popular y tradicional de Tetuán, que se puede encontrar tras cruzar la Puerta Bab Nouaded y situado casi a los pies de la Alcazaba. Calles empinadas y estrechas, parte inferior de las fachadas de las casas en calles completas pintadas de llamativos colores, mujeres que iban con bolsas de la compra diaria… Así hasta llegar a la Mezquita de Aaiun, de 1519. Continuamos callejeando, tras pasar un par de arcos y la Plaza de Suq el Foqui (con la mezquita del mismo nombre), hasta la calle Tranqat y sus alrededores, zona muy animada y con mucho movimiento, con puestos de comida, frutas y diversos puestos/casas de “reparaciones varias”, interesante zona, sin duda.

Aquí, dimos un pequeño rodeo para, antes de llegar al Palacio Real, visitar la Mellah o barrio judío, con sus calles rectas y estrechitas. Una zona muy interesante, lástima que no pudimos ver la sinagoga y sólo realizamos una breve pasada por aquí…

CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger).

Así, callejeando, llegamos a Feddan y Bab Ruah. Es una plaza remodelada y restaurada, donde encontramos la Plaza de Armas a un lado y dos zagüias con bonitos minaretes, y al otro lado, la Plaza de Hassan II Y el Palacio Real, lugar habitual de residencia del Rey en verano. Había mucha vigilancia, tanto policía como ejército (a los cuales no se les debe sacar fotos o puedes tener problemas…). Esta zona es la que más limpia estaba de todo lo que vi en Tetuán, sin duda. Se notaba que la zona había sido restaurada no obstante, y todo estaba medianamente limpio y cuidado. Al haber algunas zonas acotadas con vallas y puestos, y tener que seguir el grupo si no quería quedarme rezagado y perderme, no pude ir “más allá” de la plaza… y poder visitar “el barrio” y sacar algunas fotillos de edificios interesantes… Ya que esta zona era de amplia presencia española, zona colonial, como así se puede comprobar en los carteles en español, edificios, tiendas y cafés… y el Cine Español. Realmente esta es la, antiguamente llamada, Plaza de España, el centro de Tetuán, la cual fue “reformada” totalmente de forma desgraciada, creado una amplia plaza totalmente llana de piedra y mármol, “eliminando” la anterior y espectacular Plaza de España :(.

Lástima no haber tenido tiempo para callejear y visitar esta zona (también la perpendicular a la Plaza y comercial Calle de La Luna) como he dicho, sin duda era la zona mejor conservada y la que más me gustó de Tetuán :(. Quizás la próxima vez…

Justo al ladito, se encuentra el Arco de Bab Ruah, por el cual se llega a la calle Tarrafin, una de las más importantes de Tetuán a nivel comercial y restaurada parcialmente por la Junta de Andalucía, cubierta con arcos de madera, hay tiendas de todo tipo, especialmente ropas y joyas. Al contrario que otras zonas de La Medina, con el tema del Ramadán, esta área estaba muy animada, casi no se podía andar entre la multitud que te rodeaba… Las gentes, los colores y los olores se entremezclaban ande ti en un espectáculo sensitivo… Eso sí, hasta ahora apenas nos habían abordado vendedores, aquí ya empezaban a ser un poco bastante pesados… Aunque como vas en grupo y con guía local, no agobiaban mucho por suerte…

Luego, continuamos por la llamada Plaza el Pescado y la antigua Alcazaba de Almandari, la preciosa Plaza de El Usaa, lugar de bohemios y a continuación… no sé si llegamos a la Mezquita de Lucas o no la verdad (vimos varias y ya no me situaba)… entre ir “corriendo” a todos lados, callejeando por un laberinto y no tener controlado el destino…

CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger).

Bien, ahora tocaba “perder el tiempo”, de forma literal… ya que, como toda excursión guiada que se precie, era el momento en el que nos llevaban de tiendas… En fin, nos llevaron a un lugar de “artesanos”, un lugar precioso sin duda con un espectacular patio central. Aquí nos separaron en grupos según idioma y a intentar vendernos historias… en concreto alfombras xD. Yo dije de antemano que no tengo pasta y no iba a comprar nada, pero que no quería ser descortés y aceptada ver lo que me iban a mostrar… Así hicieron, con la intención de que comprara algo posteriormente… Una vez terminó la demostración, les indiqué que todas muy bonitas y preciosísimas, y que muchas gracias por su tiempo, pero que no iba a comprar nada, así que no se molestaran más tiempo conmigo ;). Fui el primero en terminar obviamente jeje, me bajé al patio inferior donde estaba el Abdul y demás, hablamos un ratillo hasta que bajó otro grupito… y nos llevaron al siguiente destino; otra tienda cercana de artesanía y demás… donde otra vez nos intentaban vender algo. Yo simplemente di una vuelta y me salí fuera, pasaba de agobios y ya dije que no iba a comprar nada…

Todo esto es parte del “peaje” que hay que pagar en este tipo de excursiones… Es una puta mierda la verdad, ya que pierdes mogollón de tiempo que por libre puedes aprovechar para visitar la ciudad… pero en fin; es lo que hay. Como nosotros ya habíamos terminado, y todavía no habían traído aquí al resto del grupo, nos llevaron al lugar donde íbamos a comer… En este momento, ya había hablado un ratillo con los compis que habíamos estado juntos en esta segunda tienda. Era una familia completa (marido, mujer y dos hijos… la hija pelirroja muy guapa por cierto jeje), que estaban de vacaciones por el sur de España y demás, estuvimos hablando un buen ratillo… Aprovecho cualquier momento para intentar hablar un poquito de inglés xD.

El lugar concertado donde íbamos a comer estaba muy cerquita, apenas 1min andando… Un lugar precioso ciertamente, con un diseño y una decoración espectacular; un salón enorme con mesas, un escenario con música en directo, otro pequeño escenario central con dos súper butacas donde se sentarían los “anfitriones” y que era utilizado para que quien quisiera se sentase y se sacase fotos… Todo en un entorno magnífico de arquitectura tradicional; arcos, columnas, cúpulas, patios, caligrafía, arabesco, etc… todo con toques de mudéjar y todo a su vez aderezado con colores vivos y olores diversos como parte de la experiencia sensitiva. Te sentías realmente parte de ello, parte de su cultura, trasladado a otra época… me sorprendió gratamente el restaurante, muy currado.

Poco a poco fueron llegando, tanto el resto de mi grupo, como otros grupos con otros itinerarios, todos comíamos juntos aquí. La comida como tal duró aproximadamente hora y cuarto, tiempo suficiente para degustar los platos tradicionales que nos sirvieron, como el cuscús con verdura y pollo o diversos dulces típicos (las bebidas no estaban incluidas, pero eran 1-2€, caro para Marruecos pero baratillo para nosotros contando que es en un restaurante para turistas). La comida fue aderezada con música tradicional en directo más diversos espectáculos de bailes y malabares, fue interesante y ameno la verdad. Además, en mi mesa eran todo guiris ingleses, menos yo, por lo que pude charlar en inglés y mantener algunas breves conversaciones :).

Tocaba continuar el camino… volvíamos de regreso al autocar, pero no al punto de partida dónde nos dejó a nuestra llegada a Tetuán, sino a otro lugar, cercano al mismo, para el cual debíamos recorrer y callejear parte de una zona de La Medina que nos faltaba; el barrio de Suica, el barrio más antiguo de La Medina de Tetuán. Así pasamos por la Mezquita Yadida, la zagüia de Lala Fariya, los restos de otra antigua alcazaba…

CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger).

Pues nada, de vuelta al autocar y camino de Tánger, nuestro siguiente destino.

Tánger, al igual que Tetuán, es una ciudad multicultural con amplia presencia de culturas musulmanas, judías y cristianas, y una ciudad histórica de Marruecos, con gran influencia en la historia del país. La ciudad ha sido conquistada y parte de imperios, la situación estratégica de la misma, a puertas del Atlántico, frente a España y el estrecho de Gibraltar, ocasionó que fuera objeto de deseo por otras culturas, pueblos e imperios. Fue dominada por vándalos y bizantinos, posteriormente por los árabes, antes de lanzarse a la conquista de la Península Ibérica… En la Edad Media pasó por taifas y califatos, dominio portugués y británico… En los siglos XIX y XX, hubo presencia y dominio alternado de países como EEUU, Italia, Alemania, Francia, Países Bajos, Bélgica, etc… y España. Con la independencia de Marruecos, Tánger pasa a ser una ciudad del citado país…

Como se puede ver, una ciudad multicultural, lo cual se puede apreciar en su diversidad de gentes, de sus barrios, de pensamientos, de culturas, de religiones, de educación (hay diferentes tipos de sistemas educativos, incluyendo el español). Sin duda, una ciudad más que interesante.

Igualmente, como curiosidad, debido a su situación estratégica y su libertad economómica y neutralidad política en otras épocas, siempre se ha considerado a Tánger como una “ciudad de espías”, apareciendo así en libros y películas diversas…

Tánger es una ciudad industrial y cosmopolita con una gran presencia europea y turística debido a su puerto y sus comunicaciones… Su Medina es, sin duda, mucho menos interesante que la de Tetuán en todos los sentidos, pero Tánger, aunque me gustó menos que Tetuán, tiene igualmente otros encantos y cualidades, para lo bueno y para lo malo…

No obstante, la visita a Tánger fue más limitada, no sólo ya por ir corriendo a todos lados sin ver prácticamente nada en condiciones (más el tiempo perdido en tiendas varias), sino porque fue poquito tiempo el que estuvimos; la mitad del tiempo dedicado a Tetuán, por lo que te quedas con la miel en los labios y te llevas apenas una muy breve y muy parcial visión de la ciudad. Es lo que hay, pero me quedé con ganas de mucho más obviamente :(.

Como decía, Tánger tiene otros encantos… Encantos que empiezas a descubrir según te acercas a la ciudad en el autocar por la autopista. De lejos empiezas a ver caóticos asentamientos en las laderas de las colinas que rodean Tánger, basura y mierda varia por todos lados, grúas, grandes edificios empresariales y residenciales a medio construir en mitad de la nada… Una vez entramos en la ciudad, realizamos una panorámica en el autocar por la “ciudad nueva”, los bulevares y la zona colonial y europea. Me hubiera gustado pasear por aquí… realmente parece que estás en Europa. Todo sucio, viejo y desvencijado, poco cuidado… Pero no deja de ser un remanente de otra época con un “encanto decadente”, interesante al fin y al cabo aunque no posea el glamour de antaño, con sus edificios coloniales, su clasicismo, su modernismo, sus avenidas, sus tiendas, sus cafés, sus miradores… Es Europa en el Norte de África.

Pasamos por el Boulevard Pasteur, el “centro” de Tánger, el famoso Café París, diversos barrios diplomáticos, el mirador de la “muralla de los perezosos”, con sus cañones apuntando al puerto, en el Boulevard Mohamed V, (desde aquí se puede bajar al español Teatro Cervantes, el que fue el teatro más importante del norte de África y hoy un edificio casi en ruinas, lástima no haberlo visto), los barrios franceses y belgas, el cementerio judío, la iglesia católica de St Andrew y algún edificio remanente de la presencia española… Fue una panorámica breve pero muy interesante, lástima no haberla hecho a pie…

En Tánger se veía muuucho movimiento, estaba todo petao de peña por todos lados, nada que ver con Tetuán… Algo que comprobamos en cuanto nuestro autocar paró y nos bajamos con el guía para comenzar la ruta a pie por parte de La Medina y La Kasbah. Mucha humedad y mucho calor, mucha gente a nuestro alrededor que nos miraban fijamente, algunos curiosos sin más, otros viendo cómo éramos un € andante, otros (como siempre, al igual que en Tetuán), mirando lascivamente a las mujeres del grupo, comiéndoselas con los ojos de forma simplemente asquerosa y vomitiva… Mucha gente extraña, muchos sin techo y gente tirada por los suelos por todos lados…

Continuo… El autocar nos dejó al lado de la Plaza del 9 de Abril, un bonito lugar con mucho movimiento y donde desde la parte superior tenemos una buena vista de la plaza con La Medina y el puerto al fondo. La Plaza es uno de los más importantes centros comerciales y de ocio de Tánger, con restaurantes y cafés donde antaño se sentaban escritores y artistas. A un lado de la Plaza, nos encontramos con la interesante construcción de la Mezquita del mismo nombre que la plaza, llena de fieles que nos miraban curiosos mientras tomábamos fotos. A su derecha, al lado de la entrada a La Medina, nos encontramos por la antigua Residencia del Representante del Sultán y el Parque de Mendoubia con la “higuera gigante” y árboles centenarios.

Tras la foto de rigor, nos encaminamos, justo al ladito, a la Puerta del Gran Zoco, la cual es la entrada principal a La Medina. Estaba todo petadísimo de peña por todos lados… aquí sí nos agobiaron los vendedores ambulantes, la sensación de seguridad era un poco chunga y tuve cuidado con mis pertenencias en los bolsillos. De hecho, aquí estuve charlando unos minutos con Abdul acerca de Tánger y diversos aspectos culturales, y salió de nuevo el tema de la seguridad. Él me indicó que Tánger era una ciudad segura, a pesar de lo que nos pueda parecer a algunos europeos por el tema de la masificación y el agobio, aunque obviamente, hay que mantener las precauciones básicas…

Los olores y colores de las tiendas de especias, ropa, joyas, verduras y hortalizas, etc, volvían a inundar mis sentidos. A pesar de la masificación, me encantaba el movimiento y la vida que aquí se respiraba… Eso sí, todo sucio y lleno de mierda claro… Tras callejear, pasamos por el Zoco Pequeño; una preciosa y acogedora plaza y núcleo de La Medina como tal, dónde poder degustar un té en una de sus terrazas, un lugar para disfrutar, descansar y recrearse, sin duda. Muy cerquita, ” a un par de calles”, se encuentra la Gran Mezquita y, casi al lado, una antigua iglesia católica española.

No obstante, el resto de La Medina que vimos no me entusiasmó en absoluto… Como decía antes: mucha suciedad, demasiada gente “extraña”, sensación de inseguridad y de que, si fuera sólo, cualquier grupito de niños me podía “atracar”… quizás sensación mía, no sé… Continuamos callejeando por calles estrechas y empinadas, dejando a los lados tiendas de todo tipo que llamaban sumamente la atención por su estrechez y caos interior, hasta llegar a otra parada “obligada”, que no era otra que la tienda de turno… Una tienda de especias y productos naturales donde nos tuvieron ocupados más de media hora para vendernos historias varias… Prácticamente nadie compró nada, yo tampoco obviamente, y nos fuimos, pero ya habíamos perdido un tiempo valioso que se podía haber aprovechado en turismo… Pero, como dije antes, es el peaje a pagar en este tipo de excursiones jeje.

Nuestro camino ahora nos llevo a La Kasbah, la antigua fortaleza y lugar sumamente interesante a nivel turístico. Aquí tenemos el antiguo Palacio del Gobernador, el Museo de Antigüedades, la Plaza de la Kasbha, la Mezquita Bit El Mal… Lástima que nosotros fuimos de paso y corriendo y apenas vimos nada…

CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger).

Se nos llevó directamente al, eso sí, espectacular Hotel Continental Tánger. Quizás el más famoso hotel de Tánger, un lugar sin duda mágico donde poder alojarse en la ciudad. Un Hotel por el que han pasado todo tipo de personalidades, un Hotel que ha sido partícipe de la historia de Tánger. Hoy, nada más echar un vistazo rápido al mismo, podemos ver y notar que se respira historia por los cuatro costados, tiene esa mezcla “perfecta” entre colonialismo y encantadora decadencia vintage, si pudiera volver y alojarme en Tánger, intentaría hacerlo aquí al menos una noche, sin duda… Aparte, tenemos frente a nosotros unas vistas espectaculares del puerto de Tánger y, al fondo, tras el estrecho, España, Tarifa. A nuestra derecha, parte de la ciudad de Tánger que hemos visitado, incluyendo su Medina y La Kasbah, junto con la muralla que construyeron los portugueses, muy buenas vistas, sin duda (las del Café Hafa son mejores, pero ahí no fuimos xD). Realmente me hubiera encantado poder ver el atardecer desde aquí mientras me tomaba una cervecita…

Aquí paramos otros 20min (otra pérdida de tiempo) para ir a los baños, ver la tienda del Hotel (todos hablaban español, aproveché para comprar un par de postales, que vaya cutrez de postales por cierto) y tomar algo quién quisiera. Tras esta breve parada, bajamos a la explanada utilizada a modo de párking que estaba frente a nosotros (donde fuimos abordados de nuevo por vendedores pesados) y ahí estaba esperándonos nuestro autocar…

Se me hizo muy corta la visita a Tánger, me quedé con ganas de mucho más… En fin, como dije para Tetuán, quizás en la próxima…

Según salíamos de Tánger, realizamos otra panorámica, pasando primero por una avenida de casas coloniales en muy buen estado de conservación en lo que era el “barrio español” (preciosas) y, a continuación, bordeando toda la playa de Tánger (que guarda también recuerdos coloniales e históricos, como torres de vigilancia y cañones situados frente a la playa). Toda esta zona es un centro de ocio, tanto para locales como para la importante comunidad de extranjeros que hay en Tánger, al ir recorriendo la avenida frente a la playa se podían ver multitud de terracitas y garitos con obvia clientela foránea.

CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger). CRÓNICA: Introducción y crónica de la escapada a Marruecos (Tetuán, Tánger).

En fin, poco más que contar… Vuelta a Ceuta, donde realizamos otra panorámica en autocar y donde yo (tras despedirme de Abdul y darle las gracias por su buen trabajo), aproveché el poco tiempo que teníamos libre antes de coger el ferry para escaparme al centro (en una visita muy muy rápida pero suficiente para hacerme una idea y ver lo más importante de la ciudad junto con las panorámicas previas), pero eso es otra historia… Vuelta al ferry, donde comí algo e intenté echar una cabezada, y así, tras comida, cabezada y despedirme de varias personas con las que había compartido excursión y charlas durante el día (con intercambio de mails incluido), llegamos a Algeciras de nuevo…

Había sido un día muy intenso, corto pero intenso. Una escapada muy corta y en tour organizado, pero que ha servido para hacerme una idea y tener una primera aproximación a Marruecos. Pienso lo mismo que indicaba casi al inicio del post; no tengo mucho interés en el destino por todos los aspectos ya comentados, pero, quizás, esta pequeña incursión, ha valido para que ese “prácticamente nulo interés” haya pasado a “no mucho interés”, algo es algo xD.

En serio, sé que en el futuro habrá más incursiones en el país, hay otros lugares y ciudades que me gustaría visitar (o/y repetir Tetuán y Tánger, que apenas fue un vistazo superficial realmente), pero igualmente digo que el país no está entre mis prioridades. No obstante, Tetuán y Tánger me gustaron, me gustaron más de lo esperado, creo que ambas ciudades, y más con lo cerquita que nos pillan, merecen ser visitadas, sus Medinas y sus calles merecen ser recorridas mientras nos empapamos de olores, colores, gentes, calles estrechas, laberintos, suciedad, decadencia y un recuerdo histórico y colonial que nos hará transportarnos a otras épocas y momentos.

Recuerda: vivir es viajar y la vida es un viaje… ¡invierte en vida! Gracias por estar ahí detrás leyendo mis crónicas ;).

¿Te ha gustado el post? ¿Valoras mi trabajo? ¿Te he ayudado o, al menos, entretenido?¡Comparte, sígueme, suscríbete... y comenta!, te estaré eternamente agradecido ;).

¡SUSCRÍBETE!

!Y llévate GRATIS el eBook "Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje"!

Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje - eBook Gratis - David Vecino ViajerosAlBlog.com

Toda la información expuesta es personal, independiente, real y experiencial. Soy un viajero como tú que escribe y comparte la información para intentar ayudar a otros viajeros como tú. En caso de patrocinios, menciones, blogtrips, afiliación, etc, será indicado y siempre será igualmente información personal, independiente, real y experiencial que aporta valor al lector y no supone absolutamente ningún coste adicional para el mismo.

Comentarios

comentarios

Sobre David Vecino De La Guía

David Vecino De La Guía
David Vecino De La Guía | Acuario y madrileño, ávido de información y nuevas experiencias. Maestrillo de todo, maestro de nada y profesional de mucho: turismo, protocolo, eventos, marketing, ventas, informática, formación, terapias alternativas, filosofía, etc... Cinéfilo, devorador de libros, electrónico musical, futbolero de pro y cervecero gastronómico. Viajero empedernido, a ratos turista, como mayor pasión. Ética, moral, valores, coherencia.

¡Deja un comentario!