Home / Alojamientos / Dónde dormir y alojamiento en Nueva York (Estados Unidos) – Financial District Hostel.
Dónde dormir y alojamiento en Nueva York (Estados Unidos) - Financial District Hostel. ViajerosAlBlog.com

Dónde dormir y alojamiento en Nueva York (Estados Unidos) – Financial District Hostel.

Dónde dormir en Nueva York (Estados Unidos). Review del alojamiento en Nueva York (Estados Unidos) – Financial District Hostel. Utilizado en el viaje a Italia – Estados Unidos – Suiza ’15.

Alojamiento en Nueva York (Estados Unidos). FINANCIAL DISTRICT HOSTEL. Del 14.03.15 al 22.03.15. Total 9 días / 8 noches. Precio por noche y persona 39,54€. Precio total 316,33€ (habitación compartida 6 personas, baño compartido).



Booking.com


Me ha costado ponerme con esta review, y es que no sabía por dónde cogerla… ni antes ni ahora. En fin, comencemos por el principio…

Ya sabemos que Estados Unidos, Nueva York en este caso en concreto, es una ciudad bastante cara en términos generales, y al hablar en términos de alojamiento ya alucinamos… Cualquiera que haya estado en Nueva York sabe perfectamente de lo que hablo… El hecho de buscar, y conseguir, un alojamiento mínimamente asequible, que esté mínimamente bien situado, y que tenga unas condiciones mínimas y correctas… es una labor bastante ingente y complicada en Nueva York debido a sus precios hinchadísimos a todas luces, mucho más que en ciudades como Hong Kong o Singapur, donde los precios de los alojamientos son igualmente brutales debido al poco terreno existente y, por lo tanto, el elevado precio del mismo, el cual repercute, valga la redundancia, en el precio de las viviendas y alojamientos.

Sin duda, Nueva York ha sido el lugar donde más me ha costado reservar un alojamiento para un viaje en toda mi vida (y además, finalmente no acertar). Tardé más de 2 semanas en poder encontrar algo que cumpliera los “requisitos mínimos”, buscando y buscando diariamente en tooodos los lugares habidos y por haber, que son muchos…

El hecho de viajar de forma individual, tiene sus pros y sus contras como bien sabemos, en el caso de alojamiento es un “problema”, ya que obviamente poder alojarse en habitaciones individuales supone un gasto importante. En el caso de Nueva York es algo inviable, ya que 8 noches me suponía irme a entre 500-1000€ fácil, y en lugares “muy normalitos” o en lugares “bastante lejanos”…

Obviamente, y debido a que eran muchas noches y quería intentar poder descansar lo máximo posible, intenté hasta el último momento conseguir una habitación individual, pero por unas o por otras, especialmente por precio como es obvio (ni de lejos podía pagar determinadas cantidades) me fue imposible…

Hay que partir de la base que, sí o sí, el alojamiento debía ser en Manhattan. Me podía ir a Brooklyn, Queens o Harlem (o a New Jersey inclusive), pero quería perder el mínimo tiempo posible en transporte, por lo que Manhattan en este caso era innegociable.

Lo intenté por una parte con apartamentos como Airbnb, que siempre es la referencia respecto a este tipo de alojamiento, al igual que una gran opción a tener en cuenta en cualquier viaje o escapada, pero los precios en este caso eran igualmente excesivos, o mal situados, o también compartiendo habitación…  O, directamente, los tres que encontré que me podían interesar, ni me contestaron… Vamos bien sí xD.

En el caso de alojamientos (hotel/hostel/pensión/etc), buscando individual y a un precio asequible (en Hostelworld por ejemplo), igualmente me tenía que ir lejillos, con una situación que no me compensaba por tiempo y transporte… o bien estar ciertamente en una situación correcta, pero meterme en cuchitriles importantes… que ni es la primera ni la última como es obvio, pero cuando en tooodos los lugares ves puntuaciones pésimas y críticas que “dan miedo”, se te quitan las ganas… Las críticas son subjetivas al final, no me hubiera importado ir a determinados lugares (total, sólo vas a dormir), pero ya cuando hay diversos comentarios recientes en diversos lugares respecto a chinches, cucas, y todo tipo de bichos… Pues va a ser que uno no quiere que se te joda un viaje y tu estancia en Nueva York por algo así…

Al final… el caso era el siguiente: bueno, bonito y barato en Nueva York es prácticamente inviable (claro, que el “bbb” es muy subjetivo según cada persona como es lógico). Si quieres conseguir algo individual asequible te tienes que ir lejos o/y a lugares de mierda, si quieres conseguir algo individual bien situado o/y con una mínima calidad, te toca pagar un pastón… Bueno, bonito y barato es imposible, a no ser que estés dispuesto a pagar la millonada claro, lo normal es que te quedes con una “b” como mucho, y gracias jeje.

Además, por desgracia, algún lugar que sí me cuadraba bastante estaba completo para mis fechas, los estuve controlando hasta última hora por si había bajas, pero nada… En fin… tras descartar varios lugares que me convenían por precio, pero no por localización (o viceversa), o por estar repletos de cucas y chinches… Me tiré a comprobar, como por otra parte seguía haciendo desde el principio, habitaciones compartidas… Es lo único que puedo pagar cuando viajo generalmente.

Ciertamente se pueden encontrar bastantes opciones en Manhattan relativamente asequibles, relativamente bien situadas y con relativamente una mínima calidad. Y una de las opciones que encontré fue el “Finalcial District Hostel”… Sólo “existía” en Tripadvisor y en Booking (donde finalmente lo reservé). Finalmente descarté otras opciones más “seguras”, y me arriesgué con esta opción… Quien no arriesga no gana, pero también puedes perder…

Bien, de primeras es obvio que las “pintas” de este alojamiento eran y son raras, muy raras… Me explico… Sólo es posible encontrarlo en las citadas webs, con información muy vaga, sin dirección exacta ni datos exactos de contacto, con fotos “extrañas” y muy parciales sin apenas mostrar nada del lugar… Igualmente era imposible encontrar apenas más que un puñado de opiniones, de las cuales la mitad daban un tufillo importante de ser falsas…

El caso es que, a pesar de todo, el sitio no parecía estar mal según la descripción y las pocas opiniones “supuestamente reales”. Además la cancelación era gratuita, estaba teóricamente muy bien situado, y el precio era cojonudo, casi un chollo contando la localización y las supuestas características vamos… Los “chollos” no suelen existir, y menos contando lo ya indicado, pero bueno, nunca se sabe, ciertamente el precio me tiraba mucho… Es más, lo reservé… Luego posteriormente cancelé la reserva, y volví a reservarlo (ya que había bajado un pelín de precio xD). Y mientras, gracias a la cancelación gratuita, podía seguir buscando o esperando a ver si se quedaba alguna libre en otros lugares…

Bien, lo primero que hay que indicar es que TODA LA INFORMACIÓN expuesta en Booking, por ejemplo, respecto a este alojamiento… ES FALSA o, al menos, no es correcta. Es ciertamente increíble que Booking en este caso admita determinados alojamientos en su base de datos sin ni hacer las más mínimas comprobaciones… Booking aumenta su volumen, aumenta su negocio, aumente sus clientes… es la referencia, sí, (yo lo utilizo habitualmente y lo llevo utilizando desde hace muuuchos años), pero a un coste de ofrecer cada vez más basura y morralla

En fin, a pesar de todo… reservé este “hostel” con Booking… Como no tienes la dirección física, te indican que envíes un mail… Lo envié, haciendo varias preguntas respecto a las inquietudes que tenía, al no haber mucha información ni fotos, del tipo: “¿hay taquillas en las habitaciones”, “¿ciertamente es una cama en habitación compartida de 4 camas?”, “¿qué hay acerca de los baños?, ya que no está muy claro”, “necesito la dirección exacta para mi llegada”, “qué hay acerca de la terraza, gimnasio, zonas comunes” etc… (en base a la info y fotos que proporcionaban en la web). Bueno, apenas me respondieron a nada… no me dio buena espina.

Sin embargo, lo dejé pasar unos días mientras seguía buscando otro alojamiento, como tenía cancelación gratuita… Pero nada, no encontraba nada… Y de repente (el “hostel” estaba completo hasta el momento), se quedaron varias plazas libres (alguien habría cancelado o las liberaron), a un precio un pelín más baratito… así que cancelé y volví a realizar la reserva (al menos me ahorraba unos dolares, ya apenas unos días antes de irme, no iba a encontrar otra cosa…), y en esta ocasión me mandaron un mail… Otra persona distinta (¿?), dándome la bienvenida y demás…

Le contesté con las mismas preguntas que había enviado anteriormente. Me contestaron a las mismas pero de forma parcial y escaqueándose… En fin, a saber qué me iba a encontrar… El caso es que, tampoco, me daban la dirección exacta del sitio, sino que días antes tenía que escribir para quedar con él en un punto acordado, para ir juntos al alojamiento…

Obviamente me supuse que no era un “hostel” (pero tampoco pensé que fuera algo “ilegal” como es lógico), pero sí pensé que sería un apartamento o similar…

En fin… agregué a Facebook y whatsapp al coleguita del mail tal y como me indicó (un tal David Jaffee), ya que decía que utilizaba Facebook como medio de contacto principalmente… y que: “¿en qué alojamiento había reservado?”. ¿¡Perdón?! Resulta que el amigo decía tener “dos hostels”… En fin… Bueno, también me preguntó si había “hablado con Jason”. ¿Y quién cojones es Jasón?, pues parece que la persona que se encarga de “recibir” a la peña, con el que quedas para que te lleve al “hostel” vamos… Le dije que no tenía ni puta idea de quién era Jason… y me indicó que él sería la persona con la que quedaría.

En fin, surrealista.

Concreté con él mi hora de llegada y el lugar, un Open Kitchen en William Street, muy cerquita del metro de Wall St. Le indiqué claramente mi hora de llegada y que yo estaría allí, no tenía Internet ya que no iba a activar el roaming y tener que pagar una pasta… Que no había problema me dijo… que cuando estuviera allí me conectara al wifi abierto del local y le dijera que ya estaba allí… Bueno… Una vez allí, tarde, con lluvia, cansado, no había wifi abierto… y esperando, esperando, esperando… Me tocó activar el puto roaming y enviarle un mail por Facebook ya mosqueado diciéndole que dónde cojones estaban, que yo estaba aquí esperando, estaba lloviendo, no había wifi y he tenido que activar el puto roaming…

Todavía tardó 10min en contestarme, que ahora iba el tal Jason… Obviamente me tocó esperar un buen rato más… Hasta que por fin llegó, un personaje con el pelo teñido rubio-pollo y con pintas de hipster fashion perroflaútico importantes (sí, una mezcla rara). Un PERSONAJE en toda regla…

En fin, yo ya mosqueado, le saludé indicando lo ocurrido… Como quien oye llover. Pues nada, nos fuimos de camino al “hostel”… Le pregunté si estaba cerca y qué era exactamente… si un hostel, apartamento o qué. Su respuesta: “es algo mejor”. ¡Me cago en tus putos muertos!

Pues nada, llegamos en apenas 1min, estaba al lado (pero no te dicen la dirección hasta que estás allí). Es un edificio residencial, de apartamentos… Entramos pasando por recepción, subimos en ascensor, llegamos al “apartamento” (aka “hostel”), entramos, y comienzo a flipar…

Independientemente de que luego vaya a indicar los detalles exactos, tanto de localización como del propio alojamiento… Bien, no es un hostel ni nada que se le parezca… Es un apartamento, una casa, habilitada de forma “ilegal” como alojamiento… Claro, yo nada más entrar y ver el percal, flipé. Según me quedaba mirando a mi alrededor, el personaje me explicaba todo, me daba el papelito a firmar con las “normas” y me pedía la pasta…

Lo primero fue decirle: “ehhh, pero a ver… esto no es lo que yo había reservado, no es el mismo lugar… ni por las fotos ni por la información que había en Booking… igualmente había reservado una cama en habitación privada de 4 camas con, supuestamente, baño privado” (digo mientras señalo a las literas plantadas en mitad del salón)… Y el tal Jason básicamente me contesta (mitad escaqueándose mitad intentado reafirmarse): “claro, esto es lo que has reservado, puedes quedarte en una cama aquí o en una de las habitaciones”… En fin, le hice un par de preguntas más, pero entre mi cansancio, mi pésimo inglés y mi “alucinamiento”…

Me leí el papelito (más bien le eché un vistazo por encima), mientras pensaba en qué cojones hacer, fue un bajón importante… De hecho el tal Jason (aka el personaje) tampoco tenía claro que yo me fuera a quedar, total, no había pagado nada, no había problema en caso de cancelación, no se facilita tarjeta (el pago es en efectivo en mano como ahora comentaré)… Podía simplemente darme la vuelta e irme… ¿Pero, y qué hacía?, eran las 22 pasadas, era tarde, de noche, lloviendo, estaba muy cansado, mañana tenía que madrugar y tenía un día muy largo por delante… No iba a encontrar nada más barato de forma inmediata, podía tardar horas y ya me tendría que desplazar a donde fuera en caso de encontrarlo, bien en metro o en taxi… La “sensatez” pudo con mi indignación, a pesar del odio en mi fuero interno, y decidí quedarme… Total, iba a estar aquí sólo para dormir, a lo hecho pecho, no siempre se acierta, ya tocaría tomar medidas después a nivel de críticas, qué menos y qué mínimo…

En fin, firmé el papelito con las condiciones, ya me la sudaba, y a seguir… Indicar que básicamente lo que firmas son las condiciones del alojamiento, básicamente destinadas a larga estancia (ya que hay gente viviendo aquí), destacando que debes pagar 100$ de fianza, que en caso de que provoques algún desperfecto, pierdas la llave de entrada o te saltes alguna norma tal como dejar entrar a alguien externo, pues no te serán devueltos (parte o el total). Al checkout me devolvieron los 100$ obviamente… ¡Si no le reviento!

Tocaba pagar… Ya al “recogerme”, Jason me preguntó si tenía el dinero para el pago en efectivo, pero pensaba que se refería a la fianza, no al pago total por adelantado del alojamiento, a lo que le dije que sí. Al “pedirme” el total de la pasta, le dije que obviamente no tenía el total del dinero encima, pensaba que era sólo la fianza, ni tampoco sabía que sólo se podía pagar en efectivo, ya que pensaba pagar con tarjeta… nada de esto estaba indicado en la información, en la reserva, ni se me indicó por mail. Esto ya se lo dije borde y con mala cara… En fin, tuvimos que bajar a sacar pasta en un cajero (dentro del edificio en recepción hay uno), y ya pagarle…

Pues nada, me quedé en la primera habitación que vi (justo a la entrada) ya que, parece ser, sólo había una persona…

Luego me enteré, hablando con gente que estaba aquí, que no era el primero que había tenido este problema, es decir; que ha llegado y ha flipado pensando: “esto no es lo que yo he reservado“, personas que han tenido problemas con Jason (que “parece ser” que vive en el propio apartamento en una “habitación secreta” xD, sí, de repente aparecía de la nada…), o se han enterado de que a éste (y al otro, David, con el que yo hablé por mail y que parece ser el “dueño” y a quién te remite Jason en caso de cualquier problema o incidente), les han cerrado algún “chiringuito” por ilegalidades varias… Y es que, ciertamente, el lugar donde me encontraba era ilegal a todas luces, ya que no estaba habilitado como “alojamiento” y no cumplía las normas existentes, aparte de que no puedes tener a esa cantidad de gente ahí metida… De ahí que no puedas dejar entrar a nadie, que no puedas decirle a nadie que estás aquí (sí, tal cual), etc, etc, etc… Surrealista sí.

En fin, sigamos…

El “apartamento-hostel-llámalo x” se encuentra situado en el 20 de Exchange Place, apartamento 415. La localización es, sin duda, cojonuda y la gran baza del alojamiento. Estamos en Lower Manhattan y en pleno Distrito Financiero, a menos de 1min andando tenemos el metro de Wall St (2, 3) y de Broad St (J, Z); al ladito vamos, y siendo varias líneas distintas que nos permiten llegar de forma rápida y directa a importantes centros y puntos turísticos de Manhattan. A un radio de 10-15min tenemos diversos atractivos como el Puente de Brooklyn, Federal Hall, Bolsa de Nueva York, St Paul´s Chapel, Trinity Church, Reserva Federal, World Trade Center, Battery Park, City Hall… Igualmente, tenemos a nuestro alrededor diversas opciones de ocio y restauración, incluyendo un Open Kitchen con amplia disponibilidad horaria y un Duane 24h. Una zona segura, con mucho movimiento por el día, y muy tranquila, y aburrida, en la tarde/noche ya fuera de “horario de oficina”.

Debemos entrar en el edificio, un imponente bloque de apartamentos, sortear al personal de seguridad y recepción que cada vez que entras te preguntan a dónde vas y te ponen pegas para todo, izquierda, derecha, subir en ascensor a la 4ª planta, y de nuevo a la izquierda hasta el final del pasillo… El edificio y su decoración interior (destacando los ascensores por ejemplo), recuerdan  continuamente a ese “Gotham”, ya que es un edificio típico de arquitectura americana de los años ’50, con una decoración ciertamente vintage y “llamativa”, pero viejo… Los pasillos dan algo de grimilla con tan poca luz, estrechos y en moqueta… No obstante, el propio edificio alberga cajero automático, lavandería, gimnasio, azotea con terraza (o eso creo)…

La lavandería aparece en las fotos del alojamiento en Booking, pero no la puedes utilizar ya que es para residentes y necesitas una tarjeta especial (en mi planta había un cuarto habilitado como lavandería, casi al lado de la habitación). El gimnasio igual (en la planta 19), me dijeron que se podía subir, pero tengo mis dudas acerca de que si no eres residente lo puedas utilizar (obviamente no estaba aquí para hacer pesas, ni subí), y la azotea con terraza… ni puta idea sinceramente, también lo vemos en las fotos de Booking (una terracita muy guapa con tumbonas y demás… dudo no obstante que sean fotos reales), pero ni me molesté en comprobarlo, aunque pregunté y nadie sabía (y raro en mí, ya que lo normal es que hubiera intentado subir y comprobarlo y poder disfrutar de las vistas). En las fotos en Booking también aparecen otras “salas” (a modo de sala común), que no tengo ni idea de dónde lo habrán sacado y de dónde será… Del alojamiento no.

Pasemos al alojamiento en sí…

Hay muchos aspectos a destacar, y todos para mal, pero hay que comenzar por alguno… Comienzo por la cantidad de gente alojada… Ya que, como indiqué anteriormente, no hay sólo turistas de paso, sino también estudiantes y trabajadores, es decir, gente “long term” que vive allí… Y peña de todo tipo, color y procedencia, incluyendo personajes varios… Sinceramente, no sé cuánta gente habría alojada allí de media los días que yo estuve, pero 20 personas seguro…

Que yo sepa, y no estoy seguro, hay tres habitaciones, más el salón… En dos de las habitaciones no entré obviamente, pero verlas desde fuera… parecían un puto almacén, lleno de mierda y de cosas por todos lados… Mi habitación era bastante lamentable también, y la elegí porque sólo había una persona. Lo “malo”, para empezar, es que está al lado de la entrada (por lo que escuchas la puerta al entrar y salir, o alguien abriendo y cerrando el armario y zapatero que hay a la entrada… al igual que la puerta tiene un cristal, por lo que entra la luz). Y lo “malo” para continuar… es todo lo demás xD. A ver, es una habitación pequeña, máximo para 4 camas en litera… pues tienen metidas 6 camas en litera. ¡Es que no hay espacio físico!, no puedes ni entrar tú en la habitación prácticamente (y menos moverte), pues imagina con el equipaje… Toca meterlo debajo de la cama (si te cabe claro). En serio; no hay espacio…

Las camas son lo puto peor, sin duda es de las peores camas en las que me ha tocado dormir en toda mi vida viajera sino la peor… “Cama” por decir algo, ya que ¡no son colchones!, son “una cosa” de gomaespuma, increíblemente incómoda y totalmente hundida… Es complicado dormir ahí… Sí me dieron ropa de cama (y porque la pedí), y lo que me dieron tenía toda la pinta que haber sido pillada de otra cama, así sin más… En fin, utilicé mi saco-sábana… Y la almohada… ufff, eso y nada es lo mismo…

Por suerte, cuando yo llegué había dos personas, una de ellas se fue al día siguiente. A los 4 días llegó una chica… Así que, al menos, estuvimos sólo 2-3 personas… Y, por suerte también, eran gente maja. Ella estaba aquí por trabajo, él, de Miami y con el que podía hablar en español y tuve varias charlas interesantes, estaba aquí por estudios (y estaba súper quemado con el puto alojamiento, de hecho se fue finalmente el día antes de mi checkout, cuando llegué esa noche ya no estaba, supongo que encontraría otro apartamento, ya que me dijo que estaba buscando).

No hay taquillas obviamente… no hay espacio para ellas. Y, cuando pregunté por las taquillas en uno de los mails, me contestaron: “no hay taquillas, no es necesario ya que aquí no hay ladrones”. Pues vale…

Bueno, y la “otra habitación” es el salón; la zona común. Aquí está la cocina (integrada en el mismo), con una pequeña barra americana, horno, dos frigoríficos (uno de ellos pequeñito con huevos podridos dentro que lo abrí la primera vez sin saberlo, y casi muero…), lavadora, secadora, y una pequeña mesa con silla…

Y, también, tenemos más camas… 12 camas en litera, todo petado como os podéis imaginar..

Y… ¡un baño!, un único baño para todo el mundo que está allí alojado…

Os podéis imaginar el infierno que supone, ya que es casi imposible pillarlo libre, y claro, tampoco puedes tirarte mucho tiempo… El baño tiene un wc, dos lavabos y la bañera… Uno de los lavabos y la bañera no tragan bien… En fin; una basura.

Y la limpieza… qué vamos a decir, otro de los aspectos destacados a mal. Todo es una cochinera… nadie limpia, no hay limpieza, lo debe limpiar cada uno… Nadie limpió en todos los días que yo estuve, cuando llegué estaba todo sucio y lleno de mierda, y cuando me fui pues todo sucio y lleno de mierda + casi 9 días más xD.

Cómo estaba el baño… No es que hubiera basura o papeles por el suelo obviamente, sino de polvo, de suciedad… No te podías sentar, ni de coña, en el wc, yo lo limpiaba y ponía papel por encima… En serio, la foto del baño engaña; estaba súper sucio lleno de mugre de no haberse limpiado en semanas. Y las habitaciones… caso aparte. En serio, daban pena… podía hacer meses, ¡meses! que nadie limpiaba… La habitación nadaba en polvo y suciedad, de hecho debajo de mi cama había una camisa tirada, una caja de cartón y una taza (¿?), y todo nadando entre pelusa, suciedad, polvo y mierda varia como decía… En fin, mejor ni mirar. Bueno, al menos tenía un par de enchufes para poder conectar los aparatitos xD.

Y así todo… ¿Es normal?, pues sí, mucho más normal de lo que creemos, especialmente para los que nos tenemos que alojar compartiendo en hostels o similar debido a que, más allá de nuestro carácter mochilero, no podemos pagar nada más… Pero lo que jode, lo que realmente jode, es que te han mentido y engañado, y la información facilitada no es real…

Como dije, nada más llegar te dices: “esto no es lo que yo había reservado”…

En fin, es lo que hay, “denunciarlo” a Booking, moverlo en Internet y redes sociales… y que nadie vuelva aquí. De hecho, el alojamiento sigue apareciendo en Booking, pero indican que “en estos momentos no es posible reservar en este alojamiento“, tiene pinta de que lo han “bloqueado” y lo tienen en standby… y es que, primero, es un lugar ilegal a todas luces y, segundo, la información facilitada es falsa… Espero que las crujan pero bien.

Ah, bueno, tienen wifi y va muy bien, si sirve de algo… Respecto a la atención al cliente… pues ya os lo podéis imaginar después de todo lo dicho: lamentable, pésima, surrealista, patética…

En fin, aún así, por desgracia, la relación calidad/precio puede considerarse “mínimamente correcta”, ya que aunque es basura, el precio es “asequible” contando dónde estamos, y es complicado encontrar algo más barato… Pero ciertamente, contando cómo era en realidad y no según los datos previos, sale más a cuenta, mejor y con una superior relación calidad/precio irse a otros lugares pillando una individual o compartida para dos personas… estando también bien situado e igual o más barato… aunque sea la misma mierda, al menos no te habrán “engañado”.

“Destacaremos” la localización y… no sé, el wifi xD. Como es obvio, no se lo recomiendo a nadie y espero sinceramente que les crujan como decía, y lo cierren. Como tantas otras cosas, un alojamiento te puede joder un viaje, pero como indicaba al inicio… estaba aquí sólo para dormir

Larga review que ni tenía ganas de escribir, pero hay que hacerlo… La he escrito a ratos y sin ganas, por lo que es un poco caótica, sé que me lo perdonaréis ;).

Dónde dormir y alojamiento en Nueva York (Estados Unidos) - Financial District Hostel.
Dónde dormir y alojamiento en Nueva York (Estados Unidos) - Financial District Hostel.
Dónde dormir y alojamiento en Nueva York (Estados Unidos) - Financial District Hostel.
Dónde dormir y alojamiento en Nueva York (Estados Unidos) - Financial District Hostel.
Dónde dormir y alojamiento en Nueva York (Estados Unidos) - Financial District Hostel.
Dónde dormir y alojamiento en Nueva York (Estados Unidos) - Financial District Hostel.
Dónde dormir y alojamiento en Nueva York (Estados Unidos) - Financial District Hostel.
Dónde dormir y alojamiento en Nueva York (Estados Unidos) - Financial District Hostel.
Dónde dormir y alojamiento en Nueva York (Estados Unidos) - Financial District Hostel.
Dónde dormir y alojamiento en Nueva York (Estados Unidos) - Financial District Hostel.
Dónde dormir y alojamiento en Nueva York (Estados Unidos) - Financial District Hostel.
Dónde dormir y alojamiento en Nueva York (Estados Unidos) - Financial District Hostel.
Dónde dormir y alojamiento en Nueva York (Estados Unidos) - Financial District Hostel.

Información práctica y datos de interés del Financial District Hostel en Nueva York.

Dónde está y cómo llegar: El “apartamento-hostel-llámalo x” se encuentra situado en el 20 de Exchange Place, apartamento 415. La localización es, sin duda, cojonuda y la gran baza del alojamiento. Estamos en Lower Manhattan y en pleno Distrito Financiero, a menos de 1min andando tenemos el metro de Wall St (2, 3) y de Broad St (J, Z); al ladito vamos, y siendo varias líneas distintas que nos permiten llegar de forma rápida y directa a importantes centros y puntos turísticos de Manhattan. A un radio de 10-15min tenemos diversos atractivos como el Puente de Brooklyn, Federal Hall, Bolsa de Nueva York, St Paul´s Chapel, Trinity Church, Reserav Federal, World Trade Center, Battery Park, City Hall… Igualmente, tenemos a nuestro alrededor diversas opciones de ocio y restauración, incluyendo un Open Kitchen con amplia disponibilidad horaria y un Duane 24h. Una zona segura, con mucho movimiento por el día, y muy tranquila, y aburrida, en la tarde/noche ya fuera de “horario de oficina”.
Teléfono: +19147991796.
Web: ¡RESÉRVALO AQUÍ AL MEJOR PRECIO!

Nota importante: el alojamiento se encuentra cerrado de forma permanente.

Booking.com Me ha costado ponerme con esta review, y es que no sabía por dónde cogerla... ni antes ni ahora. En fin, comencemos por el principio... Ya sabemos que Estados Unidos, Nueva York…

Resumen de Reseña

Relación calidad/precio - 20%
Localización - 80%
Personal del alojamiento - 10%
Limpieza - 20%
Instalaciones - 20%

30%

MEDIA

Valoraciónes : Sea el primero!

¿Te ha gustado el post? ¿Valoras mi trabajo? ¿Te he ayudado o, al menos, entretenido?¡Comparte, sígueme, suscríbete... y comenta!, te estaré eternamente agradecido ;).

¡SUSCRÍBETE!

!Y llévate GRATIS el eBook "Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje"!

Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje - eBook Gratis - David Vecino ViajerosAlBlog.com

Recibirás la newsletter con las últimas novedades, información valiosa para mis viajes y escapadas, y ofertas, descuentos y promociones. ¡SIN SPAM!, tus datos están seguros y puedes darte de baja cuando quieras. ¡Ah!, y recuerda... es un eBook de PAGO, pero GRATIS con tus suscripción :D.

La información expuesta en VIAJEROS AL BLOG es siempre personal, independiente, real y experiencial. Soy un viajero como tú, que escribe y comparte la información para intentar ayudar a otros viajeros como tú. En el caso de patrocinios, menciones, blogtrips, afiliación, etc, será indicado y siempre será igualmente información personal, independiente, real y experiencial. Solo hablo, y recomiendo o no, de aquello que he experimentado.

Comentarios

comentarios

Sobre David Vecino De La Guía

David Vecino De La Guía
David Vecino De La Guía | Acuario y madrileño, ávido de información y nuevas experiencias. Maestrillo de todo, maestro de nada y profesional de mucho: turismo, protocolo, eventos, marketing, ventas, informática, formación, terapias alternativas, filosofía, etc... Cinéfilo, devorador de libros, electrónico musical, futbolero de pro y cervecero gastronómico. Viajero empedernido, a ratos turista, como mayor pasión. Ética, moral, valores, coherencia.

¡Deja un comentario!