Home / Asia / Día 7: Tailandia (Chiang Mai: Doi Suthep con Wat Phra That, etc, Bazar Nocturno, Mercado Anusan, Hot Shot, etc).
Día 7: Tailandia (Chiang Mai: Doi Suthep con Wat Phra That, etc, Bazar Nocturno, Mercado Anusan, Hot Shot, etc). ViajerosAlBlog.com

Día 7: Tailandia (Chiang Mai: Doi Suthep con Wat Phra That, etc, Bazar Nocturno, Mercado Anusan, Hot Shot, etc).

Contenido estructurado del post

Visitar, qué ver y qué hacer, en Tailandia (Chiang Mai).

Día 7 – 10.05.07: Tailandia (Chiang Mai: Doi Suthep con Wat Phra That, etc, Bazar Nocturno, Mercado Anusan, Hot Shot, etc). Visitar, qué ver y qué hacer.

CRÓNICA: Día 7 – 10.05.07: Tailandia (Chiang Mai). Nos levantamos justo para ducharnos, preparar el equipaje y coger una van hasta el Aeropuerto. En una horita y de la mano de la low cost Air Asia, nos plantamos en Chiang Mai; fundada en 1296, es la ciudad más importante a nivel cultural del norte de Tailandia, y un paraíso para los amantes del budismo, al igual que para los mochileros, debido a su nivel de vida con precios más asequibles que en Bangkok. Tras el checkin en el cojonudo hotel que habíamos elegido, comer y refrescarnos, tuk tuk hasta el punto más importante de la ciudad… El Doi Suthep es un pico de 1676m que alberga el Wat Phra That; el templo más importante del norte de Tailandia, de 1383 y cuya gran estupa dorada es visible desde kilómetros a la redonda. Tras subir los 300 escalones, disfrutamos de unas vistas espectaculares en un magnífico entorno de cultura, filosofía y religión, aunque rodeados por hordas de turistas. Tras la visita, bajamos y realizamos varias compras en el mercadillo aquí existente, aguantando el agobio de los vendedores. Tras volver al hotel, contratamos varias excursiones a buen precio para los días siguientes y nos dirigimos al cercano y brutal Bazar Nocturno y sus alrededores, donde disfrutamos de su ambiente, realizamos diversas compras y cenamos para, a continuación, tomar unas cervezas en una de las dos discotecas pegadas a nuestro hotel, finalizando así un gran día en Chiang Mai.

Dejamos la “Ciudad de los Ángeles” con pena al no poder disfrutar de más días aquí, y es que Bangkok tiene tanto que ofrecer… es una de las grandes capitales del mundo, sin duda, al menos nos hubiera gustado estar 2 ó 3 días más, pero es lo que hay… no me preocupa, sé que algún día volveré, Bangkok es una gran ciudad con infinitas posibilidades en todos los sentidos, especialmente para el mochilero y el viajero low cost (en lo que respecta a nivel económico) ;).

Nos levantamos ajustaditos de tiempo, nos duchamos y nos pusimos a hacer las maletas a toda leche, aunque por suerte ya anoche habíamos dejado bastante preparado para no tener que ir corriendo hoy. Yo personalmente no había dormido ni mucho ni bien (para variar), en otras cosas debido a que llevábamos un par de noches oyendo la música de algún garito cercano a nuestro hotel, hasta las 3 de la mañana o así no paraban, y la música a toda leche… y eso que la habitación tenía una mínima insonorización, y eso que estábamos en una planta alta. Bajamos a desayunar y pasamos por recepción para pedir un taxi al aeropuerto (ya que necesitamos una van para 4 personas y 4 maletas, los precios son fijos desde los hoteles). Subimos a por todo, nos despedimos de nuestra habitación y bajamos… Realizamos el checkout, entregamos las llaves y nos despedimos de las amables chicas de recepción. Nos sentamos en los sofás del hall a esperar a que nos avisaran cuando llegara nuestro taxi.

Parece que hoy entraba un grupo bastante tocho de chinos en el hotel, de algún tour organizado, porque eran mogollón todos ahí en recepción montando jaleo, se nos quedaban mirando jeje (yo y mis pintas xD). Ni 10min después llegó nuestro taxi, y nos encaminamos hacia el Aeropuerto de Bangkok. El viaje no se hizo largo, pillamos un poco de tráfico a la salida de la ciudad pero llegamos sin problemas. Una vez aquí buscamos los stands de Air Asia y esperamos la cola para hacer la facturación del equipaje.

Facturamos, seguridad, fuimos a la puerta de embarque y a esperar. Todo perfecto, sin problemas y sin retrasos. Air Asia es la principal aerolínea de bajo coste del sudeste asiático, y todo era ciertamente según las opiniones y lo que había leído en Internet: puntual y de calidad. El avión iba completamente lleno. No se hacen reservas de asiento, es como en Ryanair en este aspecto, según vas entrando vas ocupando los asientos que quieras. Como entramos de los primeros, pillé asiento de la salida de emergencia, por lo que tenía más espacio y más movilidad :). Javi se sentó conmigo y Ángel y Edu detrás.

Despegamos puntuales a las 10:45, el viaje una hora de duración… Yo tenía algo de hambre, así que pedí en el servicio de abordo un sándwich para comer y un zumo de naranja… en tetrabrik, el cual curiosamente era español y fabricado en Valencia :). Comenzó el descenso, al ser un vuelo interno los descensos son más rápidos y con menor diferencia de presión al no subir a tanta altitud lógicamente, cosa que mis tímpanos agradecieron y, aunque lo pasé mal como siempre debido a la presión, el dolor fue más “suave” xD. Estaba nublado, pero el calor y la humedad seguían siendo infernales al igual que en Bangkok… El Aeropuerto de Chiang Mai es internacional, pero más pequeñito de lo que me esperaba (aunque más grande que muchos aeropuertos de España…). Mientras esperábamos las maletas, que llegaron sin complicación, aprovechamos para coger algunos folletos. Luego Edu fue a buscar una casa de cambio en el aeropuerto, ya que necesitaba cambiar algo de pasta, aunque el cambio no convencía, así que al final no lo hizo.

Salimos fuera del aeropuerto y ya había hordas de “taxistas” ofreciéndose para llevarnos jeje. Cogimos un sawngthaew (como los tuktuks pero más grandes, como furgoneta con dos hileras de bancos en la parte de atrás), subimos las maletas y nos tiramos en los asientos jeje. El recorrido hasta el hotel unos 15min, por un precio absurdo y ridículo siendo 4 personas con 4 maletas. Llegamos al hotel, nos bajaron las maletas y entramos en recepción… la primera impresión fue muy muy buena: un amplio y luminoso hall con sofás, un restaurante y una barra americana, etc… Realizamos el checkin y subimos a las habitaciones… amplias, espaciosas, con un baño completo y amenities… Eso sí, las vistas desde la habitación daban a un par de patios llenos de suciedad y tal, que no acompañaban mucho a la calidad en sí de la habitación jeje. No obstante, la relación calidad/precio del hotel es simplemente cojonuda, al igual que su ubicación céntrica y al lado del Bazar Nocturno, sin duda un alojamiento totalmente recomendado y del que tenéis una amplia review aquí :D.

Una vez en la habitación, lo primero que hice fue abrir la maleta, sacar la ropa sucia y rellenar el papelito de la lavandería… ya tocaba lavar ropa, que me quedaba sin calzoncillos limpios jeje. Los metí en la bolsa que hay en las habitaciones y lo bajé a recepción. El precio no era excesivamente caro, pero sí más caro de lo esperado… es lógico al ser un hotel, seguramente habría lavanderías cerca, pero por comodidad y rapidez decidí dejarlo en el hotel.

Pues nada, ya nos encontrábamos situados en Chiang Mai, la ciudad más grande y más importante en lo que respecta a nivel cultural de todo el Norte de Tailandia, uniendo modernismo y tradición, con un amplio legado cultural e importantes atractivos turísticos. Fue fundada en 1296 y pasó a pertenecer al Reino de Siam en el 1774, teniendo una gran importancia en el desarrollo y los devenires del país en los últimos siglos.

En fin, ya situados y listos, nos fuimos a buscar algún sitio para comer, salimos del mismo y echamos un vistazo en los alrededores… La entrada del hotel da a una pequeñita plaza con un pequeño aparcamiento, y justo a la derecha había un pequeño kiosco de una agencia turística haciendo esquina. No llevábamos nada contratado desde aquí, pero sí la dirección y el teléfono de las agencias en Chiang Mai donde habíamos visto algunos paquetes interesantes para pasarnos por allí si no encontrábamos nada mejor o más serio. La verdad es que aquí los precios que tenían eran realmente buenos en general, pero claro, había que preguntar para ver lo que realmente incluía y demás… Estuvimos hablando con la chica sobre la excursión de aventura con elefantes y demás (algo que sí estábamos seguros que íbamos a hacer), y vimos que era similar a la que ofrecen casi todas las agencias, pero aquí era algo más barata. También, tenían una oferta que, al contratar cualquiera de las excursiones, te regalaban otra de medio día visitando los templos más importantes de Chiang Mai, a realizarla cuando tú quisieras… otro punto a favor.

Yo quería ir a Sukhothai como fuera, ya lo habíamos hablado, pero era algo que no teníamos concretado… ya que a no todos les interesaba. Yo tenía mirado una excursión de dos días desde Chiang Mai, visitando la ciudad, el parque histórico, los museos, etc, con alojamiento y comidas incluidas, a un precio bastante bueno… pero ya estabas un día menos en Chiang Mai lógicamente… Otra opción era hacerlo por libre también en 2 días, o en un día en bus o tren… pero es una paliza al ser muchas horas de viaje (que no está cerca precisamente), y debido a esto a mis compañeros no les molaba mucho, por lo que no sé qué íbamos a hacer realmente… y no sé si me hubiera ido yo sólo al final, pero yo quería ir jeje.

El caso es que tenía miradas varias excursiones a Sukhothai, y aquí también tenían un par de opciones, de un día o de dos… La de dos días en principio la descartamos, pero la de un día nos pareció interesante, a pesar de que los compis eran reacios a tantas horas de transporte en un día, ahora no les pareció mal de repente jeje. Era algo más cara que el resto que había visto… pero era una excursión “privada”, es decir: no en grupos, sino que sólo íbamos nosotros en una van, y con guía en español… No obstante, decidimos pensarlo tranquilamente, y como cerraban tarde y estaba enfrente del hotel, ya veríamos qué hacer cuando volviéramos a última hora.

Volviendo al tema de la comida… en la guía marcaba un par de restaurantes recomendados en los alrededores del hotel, pero dimos una vuelta y no los encontramos… o uno de ellos creíamos que sí lo era, pero estaba cerrado. Da la casualidad que uno de los restaurantes recomendados ¡¡¡estaba en nuestro hotel!!! En la misma azotea hay una terraza al aire libre, y en la planta inferior otro restaurante, acristalado con vistas, tenía una pinta muy muy buena, con carnes a la parrilla… este era el recomendado, pero los precios eran bastante elevados para Tailandia, incluso para nosotros, eran precios totalmente occidentales, e incluso caros. Por lo tanto, decidimos no entrar… y bajamos al restaurante que habíamos visto en el hall (si, el hotel tiene 3 restaurantes, sin contar el lugar donde te ponen el buffet y demás). No había nadie, pero entramos… atención impecable, camareros impecablemente vestidos, decoración minimalista… Los precios lógicamente al ser un hotel, algo más elevados que en la calle pero barato al fin y al cabo, la carta era extensa y tenía muchas especialidades; los tallarines de udon con pollo y soja que pedí estaban buenísimos, con nuestras Singha por supuesto jeje ;). Las camareras continuamente estaban atentas para cuando era necesario retirar el plato, o servirte más cerveza o agua… ya quisiera yo esa atención por ese precio en un restaurante aquí… También aprovechamos para que nos sacaran un par de fotitos :).

A los 15min entraron dos chicos guiris que les sentaron cerca de nosotros, no sé si estaban alojados en el mismo hotel, ya que a los restaurantes puede entrar cualquiera. Una vez terminamos de comer fuimos a una tienda a la vuelta de la esquina del hotel, a comprarnos unos helados y agua, y nos sentamos en un banco a la sombra a comerlos tranquilamente. Recuerdo que tenían un estante entero de patatas Lays… de todos los sabores imaginables jeje, esto me recordó a Japón; de bacon y queso, barbacoa mexicana, marisco picante… A mí me gustaban todas jeje.

Buscamos un sawngthaew para dirigirnos a nuestro próximo destino… A nuestro lado había varios estacionados, pero no había nadie, sólo un hombre muy mayor… le preguntamos a él y nos señaló como diciendo que cogiéramos cualquiera… y nosotros preguntándole si eran todos suyos y todos los conducía él xD, yo no sé si se enteraba o no, pero se partía de risa el colega jeje, fue a avisar a un chico que estaba sentado en un cyber enfrente; él era el conductor :). Le dijimos dónde queríamos ir y pactamos el precio. Lógicamente te llevan, te esperan y luego te traen. Por el precio que pagamos 4 personas sigue siendo todo muy barato. Junto a él se montó una chica, que supusimos sería su novia, y nosotros 4 atrás lógicamente.

Nos dirigíamos al Doi Suthep, un lugar básico y obligatorio a visitar en cualquier estancia en Chiang Mai y uno de los más importantes lugares turísticos y de culto budista de la ciudad. De camino primero paramos en una gasolinera, había dos chicas… bueno, eso de chicas… una chica jovencita y una señora, las cuales empezaron a llamarnos “guapos” y a lanzarnos piropos en inglés, (lo único que las entendíamos, ya que seguían hablando en tailandés), posaban para sacarse fotos con nosotros, y una de ellas, la más mayor se metió dentro y se sentó entre nosotros, acariciándonos, abrazándonos, etc jajaja, surrealista, nos sacamos un par de fotos más y nos fuimos. Estos tailandeses están locos xD. El viaje son unos 20min, primero sales de la ciudad y luego vas subiendo por una carretera de montaña rodeado de vegetación, ves como hay otros guiris haciendo el mismo circuito que tú, otros en moto, o tailandeses en bici haciendo deporte sin más.

Por fin llegamos, aquí ya estaba bastante petadillo de peña… aparcas y ya te dejan al libre albedrío jeje, tienes que ir subiendo una pequeña cuestecita y aquí empiezan todas las tiendas y puestos, vendedores ambulantes… ufff, una locura como siempre… decidimos dejar las compras para luego al bajar, e ir a lo que íbamos: el Doi Suthep, un pico de 1676m de altura, cerca de la cima está el Wat Phra That Doi Suthep, que es donde íbamos, el templo más importante y venerado del norte de Tailandia, fundado en 1383. Desde aquí, comienza una subida de 300 escalones hasta la entrada del complejo, la escalinata está flanqueada en los laterales a modo de pasarela de manos por un dragón y sus escamas, todo realizado con azulejos de colores: precioso. Por aquí había varios niños pequeños con sus madres (apenas adolescentes), vestidos de forma tradicional pidiendo dinero, y muchos monjes por tooodos lados.

Comenzamos la subida de los 300 escalones, y hay que tomársela con calma, ya que llegas arriba reventado y a beber agua jeje. Justo en la entrada a ambos lados, había varias tiendas de comida, con una pinta asquerosa y llena de moscas, y productos artesanales budistas y varias hileras de bancos para sentarse. Primero decidimos dar una vuelta alrededor del complejo, en el sentido de las agujas del reloj. Muchas estatuas, algunas personas rezando, hileras de campanas, chicos lavando el suelo, pequeños jardincitos muy bien cuidados… Y llegamos al mirador; impresionante, desde aquí se ve todo Chiang Mai y el valle en el que estamos, teníamos un día soleado casi sin nubes ni bruma, así que se podía ver todo nuestro entorno perfectamente… eso sí, el calor y la humedad agobiante que había no nos la quitaba nadie… al menos no estamos inmersos en tanta polución como en Bangkok jeje, y ya nos estábamos echando a saco antimosquitos… que esta, en mayor o menor medida, es zona de malaria y en un ratillo empezaría a bajar el sol y atardecer.

Después de estar unos minutos aquí y sacarnos unas fotos, continuamos de nuevo a la entrada principal, vimos más estatuas de Buda, obras de madera artesanal, más campanas, el Centro Internacional de Budismo… Ahora nos dirigimos a subir a la parte “principal” del templo, en el claustro al aire libre con la espectacular estupa dorada. Está situado en el medio del complejo, según entras al subir las escaleras lo tienes enfrente y puedes entrar aquí primero si lo deseas. Nos descalzamos y subimos… lo que había aquí ya no era normal: hordas de turistas, ufff, agobiante… a duras penas podías moverte y caminar… era una lástima que este entorno tan magnífico a nivel cultural se estropeara de esta forma… Y sí, nosotros también somos “turistas”, pero debería haber un mínimo de control… Algunos asiáticos y otros occidentales, pero todos eran en grupos organizados, y en general todos gente mayor, de la tercera edad o jubilados. El caso es que apenas te podías mover como indicaba, ni sacar fotos en condiciones de la cantidad de gente que había jeje. Aquí nos separamos y cada uno por su cuenta jaja, tampoco había problema, nos íbamos a estar viendo constantemente dentro del recinto.

La estupa es una de las más sagradas de Tailandia, chapada en cobre y coronada de oro, al darle el sol directamente es increíble lo que brilla y, debido a esto, se puede ver desde varios kilómetros de distancia. La verdad es que impresiona… alrededor de la stupa en el centro, hay varios pasillos y varias salas más. En una de ellas había un monje rezando, y todo lleno de turistas esperando que al terminar les bendijera. Las estatuas de Buda que había repartidas por el complejo en distintas salas eran todas impresionantes… en detallismo, color, algunas en cuanto a su tamaño… Las recuerdo como algunas de las más “bonitas” que he visto en este viaje, merece totalmente la pena poder subir aquí y disfrutar todo esto, tanto a nivel visual, como obviamente a nivel turístico, cultural, filosófico y religioso.

En uno de los laterales había un puesto donde vendían amuletos, figuras de Buda, dibujos, etc… Todo muy profesional, realizado por monjes… había cosas realmente preciosas que me hubiera llevado, pero claro, los precios estaban bastante por encima del precio al que las puedes conseguir fuera. Nos volvimos a juntar y dimos otra vuelta ya todos juntos, recreándonos de nuevo en lo que estábamos viendo, aunque asqueados por la cantidad de gente que había. Incluso había un par de cámaras de alguna cadena de tv tailandesa, realizando entrevistas y grabando tomas de los turistas que estábamos ahí. Decidimos bajar, que ya había sido suficiente jeje, nos pusimos las zapatillas, nos sentamos 5 minutillos en los bancos mientras yo compraba algo de agua y miraba una tienda de pulseras… y comenzamos la bajada de los 300 escalones.

Aquí viene lo bueno…es decir; las compras xD. Nada más llegar abajo, a la derecha se extiende un pequeño mercadillo (aparte de los puestos que hay calle abajo hasta la entrada). En el 80% todo lo dedican a artesanía: maderas, tallas, estatuas, máscaras, etc… el resto a ropa o electrónica y demás. Como había pocos turistas ya, y los que quedaban estaban arriba, nosotros éramos los “posibles” compradores jeje, no nos dejaban tranquilos ni a sol ni a sombra, nos perseguían por los pasillos jeje, pero siempre con la educación de no molestar a otros vendedores, pero eran muy cansinos sí, querían que directamente compraras en su puesto y dejaras de ver los demás jeje, y nosotros explicándoles que sólo estábamos mirando, y que lógicamente queríamos ver todos los puestos :). La verdad es que tenían cosas muy interesantes, más concretamente a nivel de artesanía, mejor calidad y mejores precios en general que en Bangkok. A Edu que le encantan los tallajes en madera artesanales, estaba en su lugar jeje.

Nos desperdigamos todos, cada uno por un pasillo mirando, y volviendo a pasar pensando qué comprar y dónde comprar… y los vendedores continuaban agobiándote sin parar. En fin, después de mucho mirar yo acabé comprando una figura plateada de Buda (para ponerla junto a la otra figura plateada del Buda de Kamakura que tengo jeje), una máscara de Buda dorada para colgar en la pared (pequeña, Ángel se llevó una más grande), y un par de camisetas que estuvimos mirando. Ángel se iba a comprar una tarjeta para su cámara Fuji, de 1giga si no recuerdo mal, se la sacábamos tirada de precio regateando… pero dijimos que lo íbamos a pensar, luego volvimos y nos decía otro precio distinto, y más alto claro, así que pasamos. Ya nos íbamos… pero todavía nos quedaba el infierno de los últimos puestos de la bajada jeje. Aquí aproveché yo también y compré varios bolsitos artesanales para regalos, por apenas 1€ al cambio. Y vinieron en tromba jeje, había varias personas que se dedicaban a vender dibujos realizados a mano, típicos tailandeses (playas, budas, templos, motivos culturales tailandeses, etc…), lo típico para regalar o enmarcarlo. Algunos eran realmente bonitos, pero yo ya había comprado anteriormente en Bangkok para regalo, y nos quedaba mucho por ver, así que pasé de comprar ninguno. Ángel sí se llevó alguno para sus colegas. Pero aun así no paraban de agobiarte, te seguían como tu sombra, aunque les ignores y no les hagas caso… y te lo bajaban de precio continuamente, o te ofrecían más por el mismo precio, etc…

Entiendo que es su trabajo, y todos tenemos que comer y yo lo haría exactamente igual, pero el agobio era extremo al vernos como un $ andante… siguiéndote sin parar, intentando venderte algo como fuera, rebajándolo a límites ridículos donde te daban varias láminas por unos pocos baths… lástima no tener dinero para comprárselas todas o, directamente, pagárselas y llevarte una o dos que quieras sólo, para ellos es mucho, para ti es muy poco… pero si fuera así lo tienes que hacer con todos, y es imposible, tampoco somos ricos… muchas veces no regateas y pagas más, o les dejas la vuelta, no te preocupas tanto en ese sentido; es poco para ti, mucho para ellos

En fin, mientras los compis se “peleaban” con los vendedores, yo me fui a comprar una mazorca que había visto a la entrada jeje. Me encantan las mazorcas de maíz… la señora le echó mantequilla, sal, salsa picante… lo mete en una bolsita de plástico todo y le da vueltas frotándolo para que quede bien “rebozada” jeje, luego la saca, le pincha un palo y ya te la puedes llevar, por apenas 0,20€. Y bien buena que estaba :D. Por fin bajamos las últimas escaleras y salimos a la carretera, a buscar a nuestro taxista el cual estaba unos 50m más abajo… y según bajábamos, la chica con las láminas corriendo detrás de nosotros intentando que la compráramos, increíble… no paró y se dio la vuelta hasta que ya nos montamos todos en nuestro transporte.

Momento de la vuelta… algo más pesada como suele ocurrir jeje, ya se estaba escondiendo el sol, aunque llegamos a Chiang Mai de día todavía, el chico nos dejó en la puerta del hotel, le pagamos lo acordado y se fue, hasta la próxima :). Lo primero que debíamos hacer ahora es decidir el tema de las excursiones y actividades a realizar, volvimos a entrar al kiosko de la agencia, volvimos a preguntar todo de nuevo con más detalles, etc, etc… Estuvimos unos minutos debatiendo entre nosotros y al final decidimos coger la excursión de aventura para mañana por 23€ más la excursión a Sukhothai para dentro de 3 días (el último día en Chiang Mai), sólo nosotros y con guía en español por 50€… y con ello nos regalaban una excursión de medio día a los principales templos de Chiang Mai, con guía en español, que haríamos pasado mañana. ¡Pues cojonudo! :D.

Subimos a la habitación a dejar las compras del día y refrescarnos un poquito… encima de mi cama me habían dejado la ropa… increíble, me la habían subido apenas 2 horas después de que se las hubiera bajado al mediodía… no pedí planchado al ser más caro y me daba exactamente igual… pero toda la ropa estaba impecablemente lavada, doblada y planchada, y las camisas colgadas… y obviamente al mismo precio que había pagado. Un servicio rápido y eficaz sin duda. Bajamos a recepción y nos tomamos unas birras en la barra con sofás que tienen allí, antes al subir estaban echando un partido de la Premier League en una la pantalla gigante y se encontraban varios guiris viéndolo, ahora no había nadie. Nos sentamos y pedimos. Nos pusieron para picar unas patatas de pescado… algo raras de sabor, ¡¡¡pero a mí me gustaban!!! jaja, a los demás les parecían asquerosas xD.

Las chicas de la barra, que eran 3 ó 4, se estaban partiendo de risa continuamente, no sé si por movidas suyas, por la cara que poníamos al comernos las patatas, o por la cara de guiri un poco roja que teníamos debido al sol jaja, era gracioso… ellas se reían, nosotros nos reíamos de ellas/con ellas, y así un rato xD. En fin, pagamos y nos fuimos.

Se supone que estábamos al lado del Bazar Nocturno de Chiang Mai… y tanto que lo estábamos, en los mapas parecía que estábamos un pelín más alejados… ¡¡¡pero apenas son 40m!!!, es decir; sales del hotel, giras a la izquierda… hay un pequeño parking con un par de sitios de masaje, cruzas la pequeña calle y ahí está… Entramos por la zona donde estaban los puestos de restaurantes, hay un escenario donde hacen actuaciones típicas tailandesas, bailes típicos, etc… El bazar consiste en una zona llena de edificios que se extiende un par de manzanas… puestos bajo techo dentro, tiendas y cientos de tenderetes. Al otro lado de la calle (aunque todo está pegado y parece lo mismo), está el Chiangmai Night Bazaar Building, cubierto, con 2 ó 3 plantas según la zona, todo a pie de calle… con muchísimas tiendas de todo tipo y, en concreto, tiendas de antigüedades, artesanía, mobiliario, etc… En el extremo sur, a apenas 5min andando del hotel, está el Mercado Nocturno de Anusan, todo de comida, tenderetes y restaurantes al aire libre, con una mezcla de olores poco recomendable para estómagos sensibles, pero con relativa buena calidad y buenos precios.

En fin, es una locura… tantas tiendas, tantos puestos, tanto agobio de los vendedores que no te dejan tranquilo… ufff, lo de siempre. Ya desde esta primera noche vimos que hay más variedad y mejores precios en general que en Bangkok, concretamente en lo que respecta a artesanía (tallas, madera, metales…), así que seguramente íbamos a hacer más compras aquí jeje. Es lo de siempre: te quieres llevar todo y todo te parece barato… pero bueno, hoy era la primera toma de contacto con la zona jeje, queríamos ver los puestos, los precios, lo que había… Un chico se me acercó ofreciendo relojes, yo como todavía iba buscando un par le pregunte, ya que no los llevaba encima… y me saca 2 ó 3 de los bolsillos, pero así medio escondido… esos eran los cutres, le pregunté por los de calidad, me dice que le siga, y en una esquina tapado con un cartón me saca los demás… aunque no había ninguno que me interesara. Me sorprendió bastante… como si la policía persiguiera el tema de los relojes… cuando el 99% de todo lo que se vende aquí es falso y en Bangkok los tenían expuestos en todos lados… pero aquí no, muchos puestos con relojes pero sólo los “cutres”, qué raro… El caso es que seguimos dando vueltas, ahora había bastante gente, mucho agobio en los estrechos pasillos formados por los tenderetes, todos llamándote para que compres, muchos turistas también (cuidado con los carteristas que aquí hacen su Agosto, lleva tus pertenencias bien protegidas y guardadas bajo la ropa). Aunque siempre acabas comprando algo jeje; algún collar, camisetas…

Decidimos ir a cenar algo, que ya tocaba… y nos acercamos a la zona cubierta de puestos de comida, que estaba al lado de nuestro hotel, por donde habíamos entrado. Era similar al día que comimos en el Pratunam Center, zona de mesas comunes y food court, se cogen tickets por el valor que quieras, y con eso pagas en los puestos que hay repartidos alrededor… comida tailandesa, china, india, árabe, etc… Javi no tenía mucha hambre, así que se fue para el hotel, nosotros tres cenamos aquí… por menos de 3€ al cambio te ponías hasta las orejas, y todo buenísimo. Mientras, en el escenario a nuestro lado seguían haciendo actuaciones, ahora ya había más guiris por aquí, y muchos sentados delante viendo el espectáculo tomándose su cervecita.

Una vez cenados, nos fuimos para el hotel, íbamos a ducharnos y a bajar a tomar algo. Yo la verdad es que estaba tan cansado que ni me duche ni na, me cambié de camiseta y para abajo jaja, total, no íbamos a hacer mucho… El hotel tiene dos discotecas… las cuales ya vimos que estaban abiertas al subir a cambiarnos y demás. El Bubbles es una de las discotecas, o quizás la que más, importante y conocida de Chiang Mai, está nada más salir del hotel a la izquierda. La otra, el Hot Shot, está a la derecha (tiene entrada por el mismo hotel, pero estaba cerrada). Aquí todo abre prontito y cierra prontito (otra cosa son otros garitos o locales de dudosa reputación). El Bubbles cerraba a las 2, y esta otra cerraba a la 1. Decidimos dejar el Bubbles para mañana y hoy centrarnos en algo más tranquilito. En la puerta estaban los gorilas típicos de cualquier garito, yo con las pintas que llevaba me miraban de arriba a abajo… lógicamente con esas pintas no podría entrar en ningún garito de este estilo en Madrid (con barba de varios días, zapatillas rojas, pantalones militares cortos y camiseta de España… vamos, lo que es un turista en toda regla jeje), pero como aquí soy turista y el turista trae la pasta… pues para adentro que vamos jeje, además, la entrada es gratuita.

La primera impresión fue muy buena; un disco-pub-sala de conciertos, no llegaba a la categoría de discoteca por varias razones: no había pista de baile, todo eran mesitas con banquetas, muy oscuro, la música bastante alta (pinchaban house comercial), y un escenario donde la última hora hacían conciertos en directo de rock/pop (las pintas que llevaban eran impresionantes, me recordaba al jpop y demás, el mismo estilismo que los japoneses). Mayoría de clientes tailandeses, locales, aunque algún guiri sí se veía, pero poquitos. Nada más entrar un camarero te lleva a una mesa libre, pides lo que quieres, te lo traen y se lo pagas a él… cuando quieras otra le llamas y ya está. Es decir; una atención impecable y personal, nos sorprendió gratamente el Hot Shot la verdad. Impresionantes chicas tailandesas por todos lados jeje, aunque nos dimos cuenta que había bastante prostitución (para variar) y la gente se conocían todos entre ellos. También nos fijamos que, parece ser que era típico, el hecho de pedir una botella a palo seco de whisky para la mesa, e irse bebiéndola a base de chupitos, se lo vimos a varios grupos, todos de chicas precisamente… raro es, no deberían ser prostitutas, ya que éstas generalmente no beben, ni aunque las invites jeje, algunas llevaban unos pedales considerables…

Nosotros nos tomamos unas rondas de birras, a lo baratito jeje. Recuerdo que los camareros llevan pequeñas linternitas para ver el dinero y demás al pagar y dar el cambio, y se me quedó uno mirando y me alumbró la camiseta para ver de qué selección era… al ver que era de España puso cara de sorpresa y luego me dijo riéndose: “Laul Laul”, y levantando el pulgar hacia arriba jeje, muy majo el compi :).

En fin, hora de irse… vimos un ratito los conciertos, tonteamos un ratillo con algunas autóctonas y nos fuimos 15min antes de que cerrara. Edu echó un vistazo en el Bubbles a ver el ambiente que había (pidió permiso sólo para mirar desde la entrada, ya que cobran entrada), pero no estaba muy lleno, así que decidimos dejarlo para mañana, debíamos intentar dormir, ya que mañana se preveía un día bastante cañero. Una vez en la habitación, nos dimos una buena ducha, yo al menos, colocamos un poco la ropa y todas las cosas, vimos un rato la tv y a intentar sobar…

Nuestro primer día en Chiang Mai había sido sobresaliente, las primeras impresiones de la ciudad habían sido muy positivas en todos los sentidos (nos encantó el Doi Suthep, y disfrutamos enormemente en el Bazar Nocturno), íbamos a estar muy agustito aquí :).

Día 7: Tailandia (Chiang Mai: Doi Suthep con Wat Phra That, etc, Bazar Nocturno, Mercado Anusan, Hot Shot, etc). Día 7: Tailandia (Chiang Mai: Doi Suthep con Wat Phra That, etc, Bazar Nocturno, Mercado Anusan, Hot Shot, etc). Día 7: Tailandia (Chiang Mai: Doi Suthep con Wat Phra That, etc, Bazar Nocturno, Mercado Anusan, Hot Shot, etc). Día 7: Tailandia (Chiang Mai: Doi Suthep con Wat Phra That, etc, Bazar Nocturno, Mercado Anusan, Hot Shot, etc). Día 7: Tailandia (Chiang Mai: Doi Suthep con Wat Phra That, etc, Bazar Nocturno, Mercado Anusan, Hot Shot, etc). Día 7: Tailandia (Chiang Mai: Doi Suthep con Wat Phra That, etc, Bazar Nocturno, Mercado Anusan, Hot Shot, etc). Día 7: Tailandia (Chiang Mai: Doi Suthep con Wat Phra That, etc, Bazar Nocturno, Mercado Anusan, Hot Shot, etc). DDía 7: Tailandia (Chiang Mai: Doi Suthep con Wat Phra That, etc, Bazar Nocturno, Mercado Anusan, Hot Shot, etc). DDía 7: Tailandia (Chiang Mai: Doi Suthep con Wat Phra That, etc, Bazar Nocturno, Mercado Anusan, Hot Shot, etc). Día 7: Tailandia (Chiang Mai: Doi Suthep con Wat Phra That, etc, Bazar Nocturno, Mercado Anusan, Hot Shot, etc). Día 7: Tailandia (Chiang Mai: Doi Suthep con Wat Phra That, etc, Bazar Nocturno, Mercado Anusan, Hot Shot, etc). Día 7: Tailandia (Chiang Mai: Doi Suthep con Wat Phra That, etc, Bazar Nocturno, Mercado Anusan, Hot Shot, etc).

¿Te ha gustado el post? ¿Valoras mi trabajo? ¿Te he ayudado o, al menos, entretenido?¡Comparte, sígueme, suscríbete... y comenta!, te estaré eternamente agradecido ;).

¡SUSCRÍBETE!

!Y llévate GRATIS el eBook "Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje"!

Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje - eBook Gratis - David Vecino ViajerosAlBlog.com

Toda la información expuesta es personal, independiente, real y experiencial. Soy un viajero como tú que escribe y comparte la información para intentar ayudar a otros viajeros como tú. En caso de patrocinios, menciones, blogtrips, afiliación, etc, será indicado y siempre será igualmente información personal, independiente, real y experiencial que aporta valor al lector y no supone absolutamente ningún coste adicional para el mismo.

Comentarios

comentarios

Sobre David Vecino De La Guía

David Vecino De La Guía
David Vecino De La Guía | Acuario y madrileño, ávido de información y nuevas experiencias. Maestrillo de todo, maestro de nada y profesional de mucho: turismo, protocolo, eventos, marketing, ventas, informática, formación, terapias alternativas, filosofía, etc... Cinéfilo, devorador de libros, electrónico musical, futbolero de pro y cervecero gastronómico. Viajero empedernido, a ratos turista, como mayor pasión. Ética, moral, valores, coherencia.

3 comentarios

  1. ah vale, vale, no sabia que eran esas, jaja, pues estare atento a tu viaje, la verdad es que me estan encantando las cronicas, de verdad, esta muy bien explicado con detalles, y lo de volver a Japon ya me diras cuando vuelves, jeje
    venga, un saludo again

  2. Las "chicas" de la gasolinera estan puestas!!,es la primera foto de todas xD. Uff, del tema de las discos no he contao casi nada aun jeje, quedan el resto de dias en Chiang Mai y la fiesta de Phuket, eso es otro mundo jeje. Y si, el tema de templos, arquitectura e historia, a quien le gusta, Thailandia lo disfrutaria pero bien 🙂

  3. como siempre, muy interesante las cronicas, superdetalladas como debe ser, jeje, y las fotos muy guapas, la verdad es que visualmente y en cuanto a templos Tailandia tiene una pinta muy muy interesante, habrá que ir, también muy interesante lo de las discos, jeje, y por cierto, no he visto la foto de las chicas de la gasolinera, animate a subirla que la anecdota lo merece, jaja
    un saludo y cuidate mucho

¡Deja un comentario!