Home / Asia / Día 7: Japón (Kioto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc).
Día 7: Japón (Kioto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc). ViajerosAlBlog.com

Día 7: Japón (Kioto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc).

Visitar, qué ver y qué hacer, en Japón (Kioto).

Día 7 – 14.05.06: Japón (Kioto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc). Visitar, qué ver y qué hacer.

CRÓNICA: Día 7 – 14.05.06: Japón (Kioto). Un día muy largo nos esperaba por delante… tras madrugar, desayuno y en la búsqueda de un Fedex para realizar un envío… Domingo y todo cerrado, tocaba llevárselo a Kioto. ¡Nuestro primer viaje en JR!, hasta Kioto, donde dejamos el equipaje en unas taquillas de la espectacular Estación Central. Tras salir y encontrarnos la Kioto Tower, tomamos el bus hasta el Templo Sanjusangendo (el Templo de madera más grande del país, con mil estatuas de la Diosa Kannon). Bus de nuevo, atravesamos andando un gigantesco cementerio budista, y llegamos al Templo Kiyomizu (un complejo impresionante en la montaña, y obligatorio de visitar). Tras bajar por Sannenzaka y Ninnenzaka, llegamos al precioso y auténtico barrio “medieval” de Gion, aunque sin ver geishas… Tras cruzar Pontocho y el Río Kamo, llegamos a la zona comercial de Kawaramachi, tiendas y más tiendas, antes de volver andando hasta la Estación Central, recoger el equipaje e ir al hotel.

Llegó el día, ¡nos marchamos a Kioto! :D. Nos levantamos prontito, nos duchamos y tal, y terminamos de preparar las maletas. Checkout y nos despedimos del personal de recepción del nuestro alojamiento, muy majos ellos, y fuimos camino del Fedex, previo desayuno de Van Houten Cocoa y algo de comer en un 24h que teníamos cerca y al cual ya habíamos ido un par de días.

En el Fedex íbamos a realizar un envío para España, ya que íbamos bastante cargaditos y queríamos quitárnoslo antes del viaje a Kioto, para ir menos cargados. No nos habíamos dado cuenta que era Domingo, pero como los Fedex están abiertos todos los días, suponíamos que se podían realizar envíos… Cuál fue nuestra sorpresa, que la chica del Fedex (con la cual nos costó bastante entendernos, y ni ella misma se enteraba de lo que hacía, todo hay que decirlo), nos dijo, después de 20min, que al ser Domingo no se podían realizar envíos, que podíamos ir a una de las “centrales” de Fedex, cerca de la Estación de Tokio, y probar allí, pero que no sabía si estaría abierta o podríamos hacer el envío… así que ya me diréis qué gracia. En fin, nos sacó un planito de donde estaba dicho Fedex y nos fuimos.

Esto nos hacía perder bastante tiempo… pero bueno, teníamos que ir de todas formas a la Estación de Tokio a coger el Shinkasen. Paramos un taxi, le dimos el mapa, y que nos llevara al Fedex jeje. La verdad es que el taxista no se enteraba mucho del mapita, y nos dejó cerca, pero no exactamente en el lugar, así que, cargando con las maletas y bolsas, fuimos a buscarlo… Después de dar un par de vueltas a la manzana, estábamos seguros que tenía que estar por aquí, pero no lo encontrábamos… preguntamos a una chica y nos señaló la dirección… Seguimos sus indicaciones pero nada, no lo encontrábamos. Preguntamos a un señor, y nos indicó que lo siguiéramos, nos llevó hasta la misma puerta del Fedex, no se lo agradeceremos lo suficiente… Claro que no lo habíamos visto al ser un local dentro de una especie de centro comercial, no estaba a pie de calle, y además estaba cerrado :(. Así que nos jodimos, y no pudimos hacer el envío, qué se le va a hacer, ya lo haríamos desde Kioto, la putada es que teníamos que ir “cargando” con más cosillas…

Fuimos a la Estación de Tokio, ya íbamos justitos de tiempo, pero no tardamos mucho ya que estábamos al lado y nos fue fácil encontrar el andén de nuestro Shinkasen. Eran las 11:06, a las 13:43 estaríamos en Kioto. ¡¡¡Esto son trenes!!!, realmente se nota la velocidad jeje… Asientos espaciosos para poder colocar tu maleta entre tú y el asiento delantero, todo limpio y pulcro… así da gusto. No hay “vagón comedor”, pero cada 15 o 20min pasaba una chica con un carrito, y podías comprar lo que quisieras para comer o beber. Cogimos agua, cerveza y algo para picar. La verdad es que queríamos mantenernos despiertos para ver el Monte Fuji, si se podía claro (ya que estaba nublado) y no lo habíamos visto el mismo día de la excursión al propio Fuji… pero el sueño y cansancio no perdonaba jeje, e íbamos sobando a ratos… por lo que, obviamente, no lo vimos tampoco xD (estaba nublado no obstante como indicaba). Después de hacer varias paradas, incluida Nagoya, la anterior parada a Kioto, por fin llegamos a nuestro destino

Día 7: Japón (Kyoto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc). Día 7: Japón (Kyoto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc).

El planning era claro, hasta las 21:30 de la noche se podía entrar al hotel y hacer el checkin, así que íbamos a dejar las maletas en las taquillas de la Estación Central de Kioto, hacer la ruta que teníamos planificada, para luego volver a la estación, recoger las cosas y de ahí al hotel. Realmente la estación es enorme, brutal, aparte de estar flanqueada a un lado por un macrohotel, y al otro, y subiendo infinitas escaleras, por tiendas y restaurantes en los laterales. El diseño es totalmente vanguardista y espectacular; una pasada.

Fuimos a buscar las taquillas, las cuales estaban a la derecha en la salida principal, al lado de la entrada de nuestro alojamiento… el problema es que estaban tooodas llenas. Seguimos buscando, en algún lugar tenía que haber… fuimos al otro lado de la estación, ya prácticamente fuera en la calle, había muchas taquillas… y con suerte, encontramos dos grandes libres :D. Mientras mi hermano hacía “guardia”, fui a cambiar para meter las monedas en la taquilla, ya que solo tenía billetes, y al llegar unas señoras casi me quitan la taquilla, había mogollón de gente buscando jeje, suerte que ya tenía mi maleta dentro…

Una vez solucionado esto, volvimos a la salida principal, aquí está la terminal de autobuses, y frente a nosotros estaba la Kyoto Tower, “montada” encima de un edificio, de un hotel, espectacular… No pensábamos en coger tantos autobuses hoy como para amortizar el bono de autobuses, así que no lo compramos (error, al final hicimos un viaje más, así que sí lo hubiéramos amortizado), fuimos a la parada del bus que teníamos que coger, y nos dirigimos a nuestra primera parada: Sanjusangendo.

En los autobuses, entras por la puerta de atrás, y luego pagas a la salida, echando las monedas, o metiendo la tarjetita del “bonobús”. El conductor de uniforme, con guantes y gorra of course. Asientos cómodos, las paradas van saliendo en un panel y, aparte, hay una locución en japonés e inglés (igualito todo que en Madrid vamos…). Nos bajamos en la parada más cercana, a un lado teníamos el Museo Nacional, y al otro el Sanjusangendo… el parking estaba petadísimo de coches y autocares… Compramos la entrada y para adentro… estaba hasta arriba de peña (como todo en Kioto la verdad, lo veríamos posteriormente), mogollón de colegios… y también bastantes occidentales. Nos quitamos las zapatillas y nos pusimos unas de plástico, ya que el interior es de madera y no se podía entrar con calzado de la calle lógicamente.

Sanjusangendo es el templo de madera más largo del país, y tiene mil estatuas de la Diosa Kannon. La verdad es que es un lugar simplemente impresionante, el hecho de ver tal cantidad de estatuas reunidas y juntitas… todas iguales de la Diosa y bodhisatta Kannon, con todos los dioses protectores… Por fuera el templo es grande, ciertamente grande… pero una vez estás en el interior, parece más grande y largo si cabe, la impresión es todavía mucho mayor jeje. Había muchísima gente, incluida una visita guiada de occidentales, con guía turístico en inglés, al que nos adobábamos en ocasiones para escuchar sus explicaciones, aunque no era necesario, puesto que estaba todo indicado y escrito en inglés :), cada “dios” tenía su inscripción, explicándote quién es, su adaptación del hinduismo al budismo, etc… La lástima es que no se podían sacar fotos en el interior, así que no tuvimos más “remedio” que comprar un pack de postales al salir jeje. En fin, tras esta impresionante vista (¡la primera en Kioto!), nos pusimos las zapatillas, dimos una vuelta por el recinto, y volvimos a la parada del bus para ir a nuestro siguiente destino: el Templo Kiyomizu.

Día 7: Japón (Kyoto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc). Día 7: Japón (Kyoto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc). Día 7: Japón (Kyoto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc).Día 7: Japón (Kyoto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc).

Nos bajamos en la parada correspondiente, aunque está un poco lejos del templo y hay que andar bastante. Ahora teníamos dos opciones: la cuesta de la derecha sube atravesando un cementerio budista, la de la izquierda una calle de tiendecitas y casas de té. Decidimos subir por la derecha, y bajar por la izquierda ;).

Se nota que este camino es el “no comercial” jeje, ya que no nos encontramos a ningún turista. El camino va atravesando un espectacular cementerio budista que se extiende a izquierda y derecha, por toda la ladera de la montaña… es sencillamente impresionante, nunca habíamos visto nada igual, es enooorme. Y también curioso ver, cómo todos los cementerios budistas están abiertos al “aire”, es decir; no como los (algunos) cementerios cristianos… lúgubres, fríos, encerrados… son conceptos totalmente distintos obviamente y como todos sabemos. Aquí valga el ejemplo de este macro cementerio. Como el camino lo atraviesa, tienes tumbas a ambos lados, intercalándose con casas… muy curioso ciertamente. Según íbamos subiendo, aunque ningún turista como indiqué, sí veíamos algunas personas, japos, concretamente señores, limpiando alguna tumba, o rezando

Por fin llegamos a la entrada del templo, a nuestra espalda dejábamos la calle por la que bajaríamos luego y por la cual subían y bajaban mareas de personas jeje. Estaba lleno de gente, para variar, incluidos también muchos occidentales… todo a rebosar vamos. El Kiyomizu quizás es el Templo más famoso de Kioto junto con el Templo Dorado, además, también sale en la película Wasabi. El complejo es impresionante y una puta pasada, construido en medio de las montañas, rodeado de vegetación… Una auténtica maravilla evocadora, reflejo de la cultura, el pensamiento y la filosofía budista y shintoísta

Desde aquí se tiene una vista impresionante de todo el valle, del cementerio y, al fondo, se ve la Kyoto Tower (ya que nos encontramos en altura, y Kioto está situada en un valle rodeada de montañas), realmente estábamos lejos sí jeje. Dentro del propio Templo Kiyomizu, hay también un santuario shintoista (nada extraño, es perfectamente compatible)… y es una delicia recorrer todo el complejo, a pesar de las millones de personas que aquí se encontraban xD. Al final del templo, hay 3 chorros de agua que caen, con diferentes simbolismos: larga vida, prosperidad económica y social, e inteligencia… la gente hacía colas para beber, previo pago lógicamente jeje. No hay que ser avaricioso y sólo se puede beber de una, ya que si no la desgracia se cernirá sobre ti xD. No nos hubiera importado beber, pero no nos apetecía esperar cola, así que continuamos el camino hasta la salida. ¡¡¡El Kiyomizu es visita obligada!!! A todo esto… la verdad es que no recuerdo en qué momento comimos ni dónde ni el qué, comer seguro que comimos jaja, pero no recuerdo… seguramente cogimos algo en algún 24h por aquí…

Día 7: Japón (Kyoto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc). Día 7: Japón (Kyoto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc). Día 7: Japón (Kyoto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc). Día 7: Japón (Kyoto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc). Día 7: Japón (Kyoto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc). Día 7: Japón (Kyoto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc).

Ahora descendimos por la calle de la derecha (la que antes era nuestra izquierda), llena de tiendas y de gente a rebosar… intentamos pararnos poco, ya que no queríamos hacer muchas compras jeje, ya habíamos comprado un paquete de postales del Kiyomizu en el propio Templo. Seguimos bajando, y a la derecha nos desviamos por Sannenzaka y Ninnenzaka (la cuesta de los 3 y 2 años respectivamente); calles adoquinadas, estrechitas, con locales de té, de cerámica, recuerdos y artesanía local, casas tradicionales… todo muy “entrañable” )y mega turístico claro) jeje, es el Kioto antiguo junto con Gion.

Seguimos el mapa que teníamos dirección Gion, aunque hubo un momento que nos “perdimos” por las calles y no sabíamos dónde estábamos y por dónde íbamos exactamente jeje, pero bueno, más o menos sabíamos para dónde teníamos que tirar; la dirección vamos… Seguimos andando, cruzando calles, cogiéndonos unas cervecitas en una vending machine, hasta que llegamos a ShijoDori y ya nos ubicamos: a la izquierda teníamos el barrio de Gion.

Cruzamos el puente y pasamos por la calle HanamiKoji… y, aunque no tuvimos el gusto de ver ninguna geisha, sí vimos varias mujeres vestidas con el kimono tradicional y alguna maiko a toda prisa jeje. Las calles también eran adoquinadas en esta zona, con casitas típicas de la época, así era Kioto y así seguía siendo: muy auténtica. La verdad es que no había mucha gente en estas calles, ya habíamos dejado de ver turistas hace un ratito… Seguimos andando, hasta encontrarnos con el Río Kamo, bajamos la pequeña pendiente hasta la ribera del río para subir hasta uno de los puentes y cruzarlo. Al igual que ya habíamos leído, es un lugar para parejitas jeje, en la ribera del río había montones de parejitas sentadas, hablando… manitas y besos más bien ninguno como ya sabéis jeje. En el lado contrario, todo eran restaurantes y terracitas, ideales para las noches de verano y/o primavera… nos hubiera gustado cenar una noche en uno de ellos (algunos con muuuy buena pinta), a la “brisa” del río, pero bueno, otra vez será jeje. Cruzamos el puente y aquí ya empezamos a ver animación… ya que “comenzaba” el centro de “ocio” de Kioto. Mucha gente, muchas chicas impresionantes xD… Pasamos por la estrecha calle Pontocho… nos encantó, igual que todas las imágenes que ya habíamos visto anteriormente; el pequeño riachuelo que cruza por aquí, las tiendecitas, las terrazas al borde del canal, el ambiente que se vive y se respira… ¡súper auténtico y con una ambientación genial! :D.

Día 7: Japón (Kyoto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc). Día 7: Japón (Kyoto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc).

A partir de aquí, ya nos metimos en la zona comercial Kawaramachi y en las calles cubiertas Shinkyogoku y Teramachi y sus adyacentes. Una locura de callejuelas, galerías comerciales, tiendas y más tiendas… ufff, una saturación. Había gente por todos lados, restaurantes por todos lados… y especialmente tiendas de ropa, una pasada… Nos entretuvimos bastante tiempo aquí ciertamente, entrando en tropecientas tiendas mirando ropita japo… lástima no haber tenido más tiempo para pasarse otro día más tranquilamente y mirar ropa, había cosillas que se salían. Mi hermano se pilló una camiseta guapísima en una tienda que estaba al lado de una fuente con un pequeño riachuelo… todo esto dentro de una calle cubierta, como un pequeño pueblecito xD, era súper curioso :). La verdad es que estaba todo muy bien montado, con tiendas a cada cual más extravagante a pie de calle o en el 2º ó 3er piso de cada pequeño edificio o complejo. Aquí tampoco vimos turistas, pero en cada tienda que entrábamos era como en España: locos por vendernos algo jeje.

Día 7: Japón (Kyoto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc). Día 7: Japón (Kyoto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc). Día 7: Japón (Kyoto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc). Día 7: Japón (Kyoto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc).

Ya eran más tarde de las 20… y teníamos que ir a la estación, recoger las maletas e ir a nuestro alojamiento antes de las 21:30, así que emprendimos el camino de vuelta. Teníamos que haber cogido bus o metro… ya que, aunque en el mapa parecía que estábamos relativamente cerca… nos costó nuestra media hora larga a buen paso llegar jeje, realmente estaba a tomar por culooo xD. Pero bueno, sabíamos que tarde o temprano según íbamos andando debíamos ver la Kyoto Tower delante de nosotros, como así fue. Decir que en el camino, íbamos atravesando callejuelas, con casitas pequeñas, bicis aparcadas por todos lados, las calles súper oscuras… en ninguna otra ciudad española nos atreveríamos a ir por calles así sin conocerlo, aquí sin problema, la sensación de seguridad era plena y total, como en todo Japón vamos. Llegamos a la estación, cogimos las maletas, y como ya estábamos petadísimos… decidimos coger un taxi hasta nuestro destino, a pesar de que está sólo a 10min andando desde la estación, pero con la caminata que llevábamos encima y ahora cargando con las maletas y bolsas… El taxista dio un par de vueltas hasta que encontró la calle, y nos dejó justo en la esquina, ahí teníamos el Tour Club Kyoto ;).

Entramos y hablamos con el chico de recepción; Kimi, muy majo, hablaba buen inglés y nos pudimos entender a la perfección, se nota que es un hotel para mochileros y gaijines jeje; estaba lleno de occidentales. Primero nos enseñó la zona común, y luego subimos a nuestra habitación; pequeñita, pero con lo justo, no necesitábamos más, por ese precio… Aquí, aunque también era habitación tradicional de tatami, no tenían futones, sino colchones, una tv pequeñita en la pared, cocinita pequeña y un mini baño prefabricado en el que mi hermano apenas entraba xD.

Dejamos todo y nos fuimos a cenar. Fuimos andando hasta la Estación de Kioto, a ver los restaurantes que había por la zona. A estas horas, apenas las 22, estaba todo bastante desierto, casi nadie por las calles, poca luz… nada que ver con Tokio. Una vez en la estación, subimos a la derecha según se entra, por las interminables escaleras jeje, hasta arriba del todo. Desde aquí se tenía una buena vista panorámica de la ciudad, con, de nuevo, la Kioto Tower delante de nosotros… aprovechamos para sacar unas fotitos, hacer un par de llamadas a los colegas, a casa…

Ya lo había dicho anteriormente, pero es que realmente la Estación de Kioto es impresionante, y más de noche, con esa tenue iluminación verde y la Kioto Tower reflejándose en ella, aunque realmente es el hotel que aquí se encuentra, pero está integrado en la estación… Luego entramos a ver los restaurantes… infinidad de ellos en cada planta, pero casi todos estaban cerrando, y nos parecieron un poco caros, así que dimos media vuelta y volvimos dirección al hotel, ya que habíamos visto algunos restaurantes de camino. Al final comimos en un 24h; elegías la comida, comprabas el ticket de lo que querías, y luego se lo dabas al encargado, te sentabas y en 3 min te lo llevaban a la mesa :). Y ya con el estómago lleno y reventados, tocaba irse… Había sido un día completito, un día muy largo y muy bien aprovechado, Kioto nos había enamorado en su primer día, una pasada de ciudad a nivel cultural e histórico. ¡Mañana más! :).

Día 7: Japón (Kyoto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc). Día 7: Japón (Kyoto: Estacion Central, Kyoto Tower, Sanjusangendo, Cementerio Budista, Kiyomizu. Gion, Pontocho, Kawaramachi, etc).

¿Te ha gustado el post? ¿Valoras mi trabajo? ¿Te he ayudado o, al menos, entretenido?¡Comparte, sígueme, suscríbete... y comenta!, te estaré eternamente agradecido ;).

¡SUSCRÍBETE!

!Y llévate GRATIS el eBook "Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje"!

Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje - eBook Gratis - David Vecino ViajerosAlBlog.com

Toda la información expuesta es personal, independiente, real y experiencial. Soy un viajero como tú que escribe y comparte la información para intentar ayudar a otros viajeros como tú. En caso de patrocinios, menciones, blogtrips, afiliación, etc, será indicado y siempre será igualmente información personal, independiente, real y experiencial que aporta valor al lector y no supone absolutamente ningún coste adicional para el mismo.

Comentarios

comentarios

Sobre David Vecino De La Guía

David Vecino De La Guía
David Vecino De La Guía | Acuario y madrileño, ávido de información y nuevas experiencias. Maestrillo de todo, maestro de nada y profesional de mucho: turismo, protocolo, eventos, marketing, ventas, informática, formación, terapias alternativas, filosofía, etc... Cinéfilo, devorador de libros, electrónico musical, futbolero de pro y cervecero gastronómico. Viajero empedernido, a ratos turista, como mayor pasión. Ética, moral, valores, coherencia.

5 comentarios

  1. Jeje,sip,ya habia visto la foto,es en el mismo lugar.Y si,estan mas buenas que yo,eso es cierto jajaja 🙂 es cierto, viendo las fotos, se nota el arbol, la verdad es que en Kyoto estaba tooooodo verde, era precioso, pero tb me gustaria verlo en otoño, con los distintos colores de la vegetacion, y en el resto de estaciones claro, tengo unas postales del Kiyomizu nevado que se salen.

    El taxi no recuerdo,pero vamos,fue poquito,estaba muy cerca,mas o menos a la distancia que suponiamos con el mapa,pero estabamos tan cansados que total,para no tener que ir cargando con las maletas pillamos el taxi.

    Mmm, puede ser, creo qeu lo podria situar mas o menos en un mapa´, el 24, pero no estoy seguro al 100%, si recordara el nombre…aunque creo qeu tengo una foto del interior por ahi. Ahi cenamos un par de veces tb. Y si, hacia esquina, asi que si puede que fuera el mismo 🙂

  2. Ostras, ahora he visto una gran diferencia en las fotos comparándolas. Y es lo verde que tenias el arbol de detras y tal. Yo lo vi más pelao que yo, jejeje… Que bonito debió ser verlo todo verde… Lo que daría por estar un año alli sin currar claro para verlo todo en cada estación…

  3. Que recuerdosssss me acabas de traer. A mi me encantó Kyoto, casi más que Tokyo, supongo que porque fue lo primero que vi. Esa tranquilidad por la calle del tour club y por muchas otras calles.
    Te juro que me he emocionado recordando los lugares que mencionas, jo.

    Ah, en la foto que sales en un puente sobre un riachuelo en Gion, allí mismo pillé fotos a unas modelos japos que, con diferencia, estaban más buenas que tu, jajaja… (y encima el numero de foto tuya coincide casi por un numero con mi foto, mirala, que casualidad, jaja):
    http://img242.imageshack.us/img242/2392/pict1292ea8.jpg

    Ostras, ya se donde cenasteis. El 24horas de la esquina, no? Yo allí me paré dos veces a cenar…

    Os cobró mucho el taxi? Porque no era tan lejos, la verdad. Supongo que os disteis cuenta al volver a la estación para cenar.

    Saludos.

  4. Weno, el tema de los buses he pasado por encima, no tiene mas complicacion, en serio, es muy sencillo. Echale un vistazo a los foros de portaljapon, ahi se ha explicado muchas veces lo de los buses en Kyoto y el tema de los envios. Es largo de explicar jeje, pero ya te lo contare detenidamente si quieres, es sencillo hacer envios, nosotros lo hicimos con correos de Japon, ya lo explicare en su dia concreto jeje.

    Saludos 🙂

  5. MUY interesante el dia, al igual que las cosillas de los autobuses de kyoto, de los cuales tenia alguna duda, ya diras por cuanto salio el envio de cosas

¡Deja un comentario!