Home / Asia / Día 6: Tailandia (Bangkok: Museo Nacional, Silom, Pratunam con Pratunam Center, etc, Baiyoke Tower, Chinatown, etc).
Día 6: Tailandia (Bangkok: Museo Nacional, Silom, Pratunam con Pratunam Center, etc, Baiyoke Tower, Chinatown, etc). ViajerosAlBlog.com

Día 6: Tailandia (Bangkok: Museo Nacional, Silom, Pratunam con Pratunam Center, etc, Baiyoke Tower, Chinatown, etc).

Contenido estructurado del post

Visitar, qué ver y qué hacer, en Tailandia (Bangkok).

Día 6 – 09.05.07: Tailandia (Bangkok: Museo Nacional, Silom, Pratunam con Pratunam Center, etc, Baiyoke Tower, Chinatown, etc). Visitar, qué ver y qué hacer.

CRÓNICA: Día 6 – 09.05.07: Tailandia (Bangkok). Tras levantarnos más tarde de lo previsto, al salir del hotel nos encontramos con un mercadillo electrónico “salido de la nada”, donde, tras mucho mirar y regatear, acabé comprando una cámara digital a buen precio. Tras ello, fuimos al Museo Nacional de Tailandia, un espectacular complejo, obligatorio a visitar para entender mejor la increíble historia y cultura del país. A continuación nos dirigimos en taxi a la zona de Silom y Pratunam, comiendo y realizando varias compras en el Centro Comercial Pratunam Center, antes de dirigirnos a los alrededores del Baiyoke Tower, al cual subimos posteriormente mientras todavía era de día para poder disfrutar del atardecer desde las alturas. Es el edificio más alto de Tailandia con 309m: ascensor panorámico, restaurante con una atención exquisita, y un mirador giratorio con unas vistas más que increíbles de toda la ciudad a nuestros pies. Sin duda, un obligatorio. Tras finalizar la visita, taxi hasta Chinatown, donde tuvimos una pequeña “confusión” con el taxista (pensamos que habíamos perdido una cartera o se había quedado en el taxi). Luego nos dirigimos a un cyber para transferir las fotos de los días hasta ahora, con la sorpresa de que, sin saber todavía cómo, había perdido las fotos de todos los días anteriores. Con un mosqueo importante, al hotel, cena y una piña colada en la habitación. Bangkok se terminaba, Chiang Mai nos esperaba.

Un día más, nuestro último día en Bangkok… Nos levantamos justitos para darnos una ducha rápida y bajar a desayunar a toda leche, aunque a mí no dio tiempo entre que me duchaba y demás y hoy no pude desayunar en el hotel. Había división de opiniones respecto a la ruta para hoy… al final decidimos ir primero a visitar el Museo Nacional de Bangkok y dedicar el resto del día a otros menesteres… incluyendo compras xD.

Aunque las compras empezaron antes de lo previsto… Según salíamos del hotel a mano izquierda, en dirección al 7Eleven más cercano donde habíamos comprado en otras ocasiones, nos encontramos con un mercadillo “salido de la nada” jaja, es decir: había una acera súper estrechita, con un par de callejones… ningún día habíamos visto nada aquí (todo bastante sucio y oliendo mal xD), y de repente hoy pues había montado un mercadillo, principalmente de aparatos electrónicos y ¡¡¡casi todo de segunda mano!!! Sobra decir que entramos a ver lo que había por aquí claro jeje. El primer pasillo en la acera estaba todo destinado a cámaras digitales, así que nos entretuvimos echando un vistazo a los precios y estado de la mercancía… Más adelante había más puestos y los callejones con otras tiendas. Había tiendas de videojuegos, todo original, donde estuvimos mirando precios de Xbox 360 y Play 3, algo más barato que en Europa pero no suficiente como para hacer el desembolso. Vamos, era por mirar, ya que la Play3 me parece un timo absoluto jeje, así que no me la iba a comprar de todas formas (aparte no tenía pasta), ¡Xbox 360 powah! :).

También había varias tiendas con manga/anime, y dvds, y un puestecito muy pequeño que hacía esquina donde sólo vendían muñecos y maquetas. Los precios no estaban mal, así que compré un pack de 4 figuras de Dragon Ball que me gustaron ;). Volvimos a las cámaras… y es que Edu estaba mirando varios modelos, ya que quizás se compraba una… Yo la verdad es que tenía que comprar una cámara digital, mi Canon Ixus 50 se “perdió” el año pasado en Amsterdam, junto con la tarjeta de 2gigas y todas las fotos de ese viaje (es una larga historia que podéis ver aquí), así que iba tirando con una Sanyo que no era mía, pero que ya había utilizado en un par de ocasiones, una gran cámara relación calidad/precio. Aun así, no tenía mucha pasta y no quería comprarme nada… pero claro, empecé a ver los precios y el estado de la mayoría de las cámaras y realmente merecía la pena jeje. En teoría todas eran de segunda mano, pero muchas estaban sencillamente impecables, perfectas, totalmente nuevas sin golpes o rayajos y funcionamiento correcto… sólo que no te daban los accesorios originales, ni caja ni garantía ni demás lógicamente. Edu acabó pillándose una Canon Ixus 700, aunque ya tiene un par de añitos y para mi gusto es un poco ancha, es una buena opción en cuanto a calidad y al precio que le salió, aunque sí estaba un poco toqueteada y tenía un par de golpecitos de pintura en la carcasa… No obstante, funcionaba perfectamente y ya la siguió usando durante todo el viaje (le dieron el cable usb, una tarjeta de memoria, cargador, etc…).

Yo me puse a ver varios modelos en concreto que me interesaban (algunas Canon, Fuji y Sony, aunque ya sabéis que Sony no me mola jeje). Entre otras, estuve mirando la Canon Ixus 60, por varias razones: he tenido varios productos Canon y conozco la marca, la Ixus 50 era, y es, una cámara excelente en cuanto a prestaciones y precio… y tenía en casa otra batería y el cargador, por lo que me valía para este modelo… es una gran cámara en relación calidad/precio, vídeo a 60fps a 640×480 en avi, tarjetas sd, etc… vamos, que ya la tenía controlada jeje, aparte es la cámara que tenía Javi, por lo tanto ya la había toqueteado, aunque es muy muy similar al modelo anterior. La tenían en casi todos los puestos, aunque los precios no me convencían o estaba un poco rallada. Pero en otro puesto encontré una impecable… y cuando digo impecable es perfecta. Como si fuera nueva, sin un rasguño, la estuve toqueteando, probando los menús, grabando vídeo, sacando fotos… y todo perfecto. La verdad es que era una buena compra… después de estar más de 15min “discutiendo” y regateando con el vendedor decidí comprarla (modestia aparte, pero soy un buen regateador/negociador jeje), al cambio por unos 160€ (un pelín más cara que la Ixus700, pero es lógico, la Ixus 60 es más nueva, y mejor en algunas características, y el precio es superior, me decían lo mismo en todos los puestos).

No obstante, para confirmar precios aquí en España y características, antes de realizar la compra llamé a mi hermano para que me mirara los precios en diversas tiendas online y a ver a cuánto se estaba vendiendo aquí de segunda mano… el precio no era el chollo del siglo obviamente, pero sí te ahorrabas unos 30-50€ como mínimo. La cámara, tarjeta sd de 2gigas, funda, cargador… y un papelito firmado por el vendedor que era la “garantía” jeje, es decir… si en los próximos 15 días te daba algún problema, volvías a ese puesto con ese papelito y te la descambiaban. Más me vale que me salieran bien, porque eso de volver era complicado jeje. Aparte, según me dijo, ese mercadillo sólo se monta los Miércoles. Me tuvo que dejar dinero Ángel, ya que yo no llevaba suficiente efectivo encima al no tener previsto realizar esta compra (y no se podía pagar con tarjeta). Si la cámara tuviera algún toque o la pantalla rallada o cualquier historia así… no la hubiera comprado, pero siendo como si fuera nueva a estrenar… pues merecía la pena :).

Una vez realizadas las compras se nos había ido ya media mañana… primero subimos otra vez al hotel, a por más dinero jeje, ya que Edu y yo estábamos sin un baths, y tenía que devolver pasta a Ángel. Bajamos y pasamos a comprar algo de comer y de beber por el 7Eleven, y de aquí un taxi hasta el Museo Nacional. La verdad es que está relativamente cerca del Palacio Real y toda la zona donde estuvimos hace 3 días, cerca de un parque donde estaban realizando algún tipo de fiesta o/y conciertos y al lado de la Universidad, así que lo podíamos haber visitado aquel día… pero ni nos dimos cuenta, y como teníamos previsto ir a otros lugares… En fin, el caso es que pagamos la entrada y para adentro, estaba lloviendo un poco según íbamos en el taxi, pero ya una vez aquí había dejado de llover y volvía a hacer un calor y humedad infernal. El complejo es bastante grande… ya que está compuesto de varios edificios donde podrías estar el día entero para ver todo, por algo es el Museo Nacional más grande del sudeste asiático.

En primer lugar, entras al Museo de Historia de Tailandia y Bangkok, donde sala a sala vas recorriendo mediante maquetas, fotos, audioguías, etc, la historia del país por periodos, desde los “inicios” hasta la época actual… pasando por los periodos Ayutthaya y Sukhothai, las guerras con los birmanos, cómo se creó el alfabeto tailandés, todos los reyes del país, etc… Esta parte tampoco es excesivamente larga, en 15min lo ves sin problemas. Nada más salir… quedan tropecientos complejos jeje, que es el Museo Nacional en sí. Se puede recorrer de varias formas; primero entramos en la Capilla Buddhaisawan, la cual alberga murales conservados desde hace varios siglos y una de las imágenes de Buda más veneradas y respetadas, donde había varios tailandeses rezando. Aquí nos separamos, ya que a Ángel y a mí nos interesaba más ver el Museo Nacional y, al menos, ir pasando rápido por todas las salas para verlas, y Edu y Javi se quedaron fuera en los alrededores.

Hay varias salas dedicadas a los distintos periodos históricos del Reino de Siam y Tailandia, con objetos de gran valor “encerrados” en celdas… como oro, jade, etc… ya no es importante sólo el valor económico de esas piezas, sino el valor histórico y cultural como es obvio. Hay más salas de exposiciones, arte y artefactos… colección de cerámicas, estatuas de budas representativos de diferentes periodos y estilos, tallas de madera, vestidos, armas… incluyendo también tronos utilizados por diversos reyes, soportes para elefantes… muy interesante y didáctico que, cualquier amante de los museos y la cultura, debe visitar, aunque sea un vistazo rápido.

Nada más salir vimos a Edu y Javi. En la entrada al complejo, recuerdo que había un seto enorme, a escala de elefante… ¡con la forma de un elefante!, realmente curioso jeje (no olvidemos que el elefante es un animal sagrado en Tailandia, que incluso aparecía representado en la anterior bandera del país). Según salimos vimos una especie de “comitiva”… varios coches de policía con banderitas de Tailandia y, lo más curioso, luego pasaba un camión, con una cristalera transparente con soldados en fila en formación, como si fuera la guardia real… Lo gracioso es que iban de pie sin sujeción alguna… no sé cómo no se caían o se iban para los lados en las curvas o los frenazos, era curioso jeje.

En fin… cogimos un taxi y nos dirigimos a la zona de Silom y Pratunam, donde habíamos estado hace un par de días. Y nos dirigimos al Centro Comercial Pratunam Center. Justo en la entrada había un banco, fui a mirar el cambio, ya que había cogido los euros que me quedaban para cambiarlos ya (la compra de la cámara no entraba en mis planes jeje), el cambio era muy bueno, igual que en el aeropuerto donde cambiamos nada más llegar a Tailandia. Un tío de seguridad, muy amablemente, me indicó el tipo de cambio y la ventanilla para cambiar, confirmé el cambio con la chica y procedí a cambiar todos los euros… rápido y perfecto. Me despedí de la chica que me atendió y del segurata y entramos al centro comercial por el otro lado de la sucursal, que tenía otra entrada que daba al interior del Pratunam.

La verdad es que no es nada comparado con el MBK, incluso había muy poquita gente, y muchas tiendas cerradas o zonas donde realmente no había nada, ignoro si es habitual o quizás hace poco tiempo que estaba abierto… Aun así, en la primera planta había muchos puestecitos con bastantes cosillas interesantes a las que estuvimos echando un vistazo (ropa, madera, estatuillas de Buda, recuerdos en general…), de todas formas preferimos ir a comer primero y luego seguiríamos viendo tiendas, que ya había hambre jeje. Los restaurantes están en la planta de arriba, son una serie de puestos con una zona de mesas comunes a todos (un food court vamos), con comida de todo tipo: tailandesa, china, hindú, italiana… Para pedir, debías comprar una tarjeta por el valor que quisieras (100baths, 300baths, etc…), con eso pedías lo que fueras a comer, te lo pasaban por un lector y te iban descontando el precio.

Al pasar hablando español entre nosotros al lado del puesto de comida italiana, el dueño estaba sentado fuera, y se levantó como un resorte al escucharnos jeje. Decía que él había estado viviendo y trabajando muchos años en España en Levante, y se defendía en español. Como a mis compañeros no les molaba mucho el resto de comida… pues decidieron pedir unas pizzas y algo de pasta (que aunque eran comibles, no era mucha cantidad, nada del otro mundo, aparte era el puesto de comida más caro de todos). Yo por mi parte, como amante de la comida asiática que soy jeje, pedí un bol de udon con pollo, ternera y verduras, y en otro puesto una sopa de cebolla y pollo al estilo francés. Las dos cosas realmente deliciosas :). Junto con unas botellitas de agua, ya que aquí no servían alcohol.

Mientras estábamos comiendo yo fui al baño y me di una vuelta alrededor de la zona de los restaurantes a ver qué había… unos recreativos y más tiendas de ropa, al volver Ángel no estaba… y ni Edu ni Javi sabían dónde se había ido, ¡¡¡y me preguntaba a mí!!! jaja, cómo lo iba a saber, ¡si cuando yo me fui al baño estaba con ellos! jeje. Bueno, el caso es que tardó más de 15min en llegar, resulta que mientras le hacían la pizza (que se la tuvieron que recalentar al final), se había ido a comprar un par de camisetas que había visto anteriormente, pero ninguno lo sabíamos, aunque él lo había dicho, pero Javi y Edu no se habían enterado, ya que estaban ahí liados con las cámaras digitales jeje. Bueno, el caso es que terminamos de comer y nos cogimos unos heladitos de postre. Lo mejor de todo esto es que, aparte de la sencillez para realizar las compras con la tarjeta (y quedártela como recuerdo), y lo rápido que te servían, es que todo era súper barato… podías comer incluso por 80 baths perfectamente, es decir, al cambio por 3 ó 4€ como máximo te ponías hasta las orejas.

Después de comer, volvimos a bajar a la primera planta, a ver con más profundidad las tiendas del principio… había bastantes cosillas interesantes y no estaban mal de precio, al final, después de muchas vueltas y mucho mirar, acabamos comprando alguna camiseta, y algunos recuerdos para amigos principalmente (algunas figuritas, una lámina para enmarcar, etc…). Parece que no, pero el tiempo pasa rápido… todavía era de día pero anochece muy pronto. Así que nos fuimos calle arriba en dirección al Baiyoke al cual, hoy sí, pensábamos subir al mirador. De camino y ya según nos acercábamos a los alrededores del Baiyoke donde estuvimos hace 2 días, veíamos que la cantidad de gente iba en aumento. En esta zona hay varios centros comerciales y varios mercadillos. Íbamos entrando en las tiendas que nos parecían interesantes, mirando las figuras de madera o buscando más relojes de imitación. Entramos en el centro comercial que el otro día estaba cerrado, aunque apenas dimos un par de vueltas y, a riesgo de que más tarde estuviera cerrado, decidimos irnos y volver luego, ya que queríamos subir primero al Baiyoke y ver el atardecer antes de que se hiciera de noche…

El Baiyoke Tower es el edificio más alto de Tailandia con 309m de altura, 84 plantas… 3/4 partes del edificio es un hotel de lujo, el resto son oficinas, gimnasios, tiendas, etc… Una pasada de construcción que a mí, como amante de los rascacielos, me encantaba… había que subir sí o sí jeje. En lo alto, hay un mirador giratorio y un restaurante acristalado con vistas. Primero debes comprar la entrada fuera, que incluye la subida al mirador y una consumición, y después esperar la cola para ir subiendo en el ascensor… Había bastante gente, tanto tailandeses como turistas, en especial chinos y japoneses. El ascensor es panorámico… por lo que la vista según vas subiendo es brutal, eso sí, no apto para gente con vértigo jeje… sube muy rápido, aunque no más que el ascensor del Landmark Tower de Yokohama, el cual está fabricado por Mitsubishi y tiene el Record Guiness jeje, aunque éste no se le quedaba muy atrás… El ascensor en el que habíamos subido, si no recuerdo mal, no llega hasta arriba del todo, hasta la última planta donde está el mirador, así que a mitad de trayecto había que cambiarse de ascensor.

Nada más llegar a la planta 83, con taponamiento de oídos incluido, se abren las puertas y te recibe el personal de planta… aquí está el restaurante, con vistas a toda la ciudad, y en la planta superior el mirador, también hay un mural gigante en la pared con una foto del Baiyoke entre el resto de edificios de alrededor. Aquí nos separamos de nuevo, y mientras Edu y Javi subieron arriba, Ángel y yo tiramos directamente a tomarnos la consumición jeje, tenia sed y me apetecía una Singha :). El lugar es muy acogedor, apenas había gente, con poca luz, sillones y una mesa iluminada con una vela, con vistas a la ciudad… Un sitio totalmente válido para tomarte una copa con los colegas claro pero, creo yo, especialmente hecho para estar con tu “pareja” los dos a solas… poca iluminación, velas en las mesas, atención exquisita… Mientras nos tomábamos la cerveza oíamos encima de nuestras cabezas un ruido que “crujía”… como si “crujiera” el edificio… no sé, era algo extraño, pensábamos que sería el viento o los conductos de ventilación.

Bajaron Javi y Edu y subimos nosotros arriba… tienes que subir un par de plantas más por las escaleras, pintadas como si fuera el espacio, con un par de representaciones de extraterrestres incluidas con las que nos sacamos unas fotillos como no podía ser de otra forma xD. Y llegamos arriba… ¡¡¡claro!!!, ese era el ruido que estábamos escuchando, ¡¡¡el mirador es giratorio!!!, no lo sabíamos la verdad, pensábamos que era un mirador fijo, al ser giratorio era el ruido de la maquinaria y los engranajes lo que oíamos.

La vista era simplemente espectacular: a 309m de altura (luego me río yo del Madrid Cuatro Torres Business Area a 253m de altura jeje… es un decir vamos, las Cuatro Torres se salen, uno de los lugares más espectaculares de Madrid con los edificios más altos de España). Al menos a esta altura se movía un poquito el aire y no hacía taaaanto calor, la visión increíble… Bangkok de noche, iluminado a nuestros pies extendiéndose varios kilómetros a la redonda, viendo los micromachines atascados en las calles de los alrededores jeje. El mirador da la vuelta despacito, para que no te marees jeje, nosotros dimos un par de vueltas completas mientras sacábamos fotos y veíamos y disfrutábamos de la ciudad en las alturas; una maravilla… Cada vez entraba más gente, especialmente chinos. Lo que nos pudimos reír: al ir hacia la salida entraba un grupo de chinos, de algún tour organizado, que llevaban arrastrando a una chica que por lo visto tenía un vértigo bestial jaja, y la chica medio llorando con una cara de terror y pavor absoluto, y los compañeros intentando que se acercara a la valla para que disfrutara de las vistas, y la chica se tiraba al suelo y pataleaba jeje, increíble… Y también nos cruzamos con otros tres, que posaban para salir en la foto y cuando se la sacabas se lanzaban hacia el que había sacado la foto como hienas pegando gritos histéricos todos cogiendo la cámara para ver la foto… y nosotros flipando jeje.

Bajamos al restaurante para reencontrarnos y ya salir. Primero entré al baño… otro detalle curioso más jeje: en la puerta de las chicas había una foto de la Princesa Amidala, y en el de los chicos, una foto de Qui Gon Jinn :O. Dimos la vuelta para bajar en el ascensor y primero hacen una parada en otra planta más abajo, aquí hay un “pequeño museo”, con máscaras y demás, incluyendo una maqueta del edificio. Aquí se coge de nuevo el ascensor panorámico que te deja en la entrada principal donde subimos… La verdad es que había merecido la pena, y yo no me quería ir sin subir al edificio más alto de Tailandia jeje.

Volvimos al centro comercial anterior, que está al lado y el cual habíamos dejado para después… y efectivamente, ya casi todo estaba cerrado. No obstante todavía quedaban algunos puestos y tiendas y nos entretuvimos echando un vistazo… El puesto de los relojes estaba cerrado, en un par de tiendas vimos figuritas interesantes, pero no tenían lo que íbamos buscando, y los precios tampoco acompañaban mucho. Lo que sí compré fue una mochila pequeñita, ya que mi mochila tiene varios viajes y muuucho trote encima… y de meter cosas y compras en estos días anteriores se me había roto por arriba, así que por 3€ me compré una mochilita que no estaba nada mal, para el uso diario y llevarla habitualmente. Ahora decidimos dar una vuelta por los alrededores, por seguir echando un vistazo y dar rienda suelta a nuestra vena consumista jeje, mientras pensábamos dónde cenar o qué hacer…

Al final, y debido a que ya era tarde y mañana tocaba madrugar en un día muy cañerodecidimos coger un taxi hasta el hotel (no sin antes tener que parar a tropecientos taxis hasta que alguno supiera dónde estaba el hotel y nos pusiera el taxímetro, como el día anterior), y cenar en el restaurante de la azotea al aire libre. Esta vez le tocaba pagar a Ángel el taxi (solíamos pagar una vez cada uno, los trayectos eran similares en cuestión de pasta), pagó, y al bajarnos del taxi… vemos que Ángel sale corriendo hacia el mismo ante la mirada de sorpresa de todos y del portero del hotel, que se apresuró también a ponerse casi delante del taxi para que no arrancara :O. Pensé que se le había olvidado algo dentro del taxi, porque joder, era imposible que nos hubiera robado lógicamente, ¡¡¡él va conduciendo!!! jaja, el caso es que nos acercamos todos corriendo. Ángel decía que había perdido la cartera, con toda la pasta y demás… y todos mirando dentro del taxi, bajo los asientos, etc… El pobre taxista con la cara de buenazo que tenía estaba flipando, porque no sabía qué pasaba y no se enteraba. ¡¡¡El caso es que Ángel acababa de pagar!!!, pero no sabía qué había hecho con la cartera, y decía que no la llevaba encima ni la había guardado, algo surrealista jeje. Seguimos buscando en el taxi pero no estaba, lo único que se nos ocurría es que el taxista la hubiera visto y se la hubiera guardado, pero es que fue tan rápido que no habría tenido ni tiempo… así que volvíamos a decirle a Ángel que se mirara encima… hasta que llegó Edu mosqueado y dijo: “a ver, déjame mirar joder”, y a la primera, miró en un bolsito pequeño de la mochila y ahí estaba la cartera… ¡¡¡vaya tela!!! xD, a Ángel se le había pirado la olla, había pagado, la había guardado y ni se acordaba… en fin, sin comentarios xD. Después del tiempo y el “mal rato” que le hicimos esperar al taxista, qué menos que darle una propinilla de unos 40 baths si no recuerdo mal, que los cogió agradecido y con una amplia sonrisa mientras nosotros le pedíamos perdón. En fin, anécdotas que pasan jeje. Antes de subir al restaurante a cenar, subimos a la habitación y cogimos el lector de tarjetas usb y el iPod para ir a un cyber cercano a pasar las fotos.

Estaba todo bastante desierto, suerte que estaba a menos de 5min andando y Javi y Edu ya habían ido y conocían el camino y dónde se encontraba jeje, porque pasamos por unas calles no recomendables, y llenas de cucarachas por todos lados jeje, algo habitual y normal en Bangkok no obstante. Entramos al cyber y todo el mundo mirándonos… eran todos chicos de menos de 20 años, todos gritando y jugando en red (casi todos al Warcraft), una locura auténtica, y todos los equipos ocupados. El dueño o encargado nos dejó el equipo donde estaba él… y aquí llegó mi desagradable sorpresa del día: cuando saco la tarjeta de la cámara para pasar los archivos… tenía puesta la tarjeta de 2gigas que compre el día anterior… y digo: “joder, qué hace esta tarjeta aquí, si tenía puesta la otra… ¿y todas las fotos de los 4 primeros días?“. No os podéis imaginar el mosqueo que me pillé, me cagué en todo… en esta tarjeta tenía todas las fotos de hoy y ayer, pero claro, no estaban las fotos anteriores, y la otra tarjeta que llevaba pues estaba vacía… Todavía lo pienso y me hierve la sangre, no tengo ni idea de lo que pudo pasar (alguien, o yo, cambió la tarjeta, la otra se formateó, etc… no sé, pueden ser muchas cosas, pero yo sinceramente estaba seguro de no haberla formateado, me acordaría, y tengo cuidado con esas cosas). En fin, el caso es que otros 2 gigas de fotos y vídeos los había perdido, y fotos y vídeos guapísimos, pero bueno, qué se le va a hacer, no era la primera vez ni será la última por desgracia… Pasamos las tarjetas de todas las cámaras al iPod de Javi, estuvimos un ratillo con el correo y demás y esperamos que dejara de llover para irnos, ya que en este buen rato que estuvimos en el cyber empezó a caer una importante… Poco a poco se fue vaciando el cyber… y nosotros nos fuimos al hotel, que ya era hora.

Subimos al restaurante de la azotea a cenar, pero estaba cerrado :(. Así que decidimos bajar al otro restaurante, donde es el buffet y se desayuna. No había nadie, y prácticamente estaban cerrando, así que llegamos justo a tiempo jeje, precisamente aquí estaba el encargado y camareros del restaurante de la azotea. Pedimos algo rapidito y cenamos tranquilamente, era nuestra última cena en Bangkok. Y aunque no había nadie, nada más entrar nosotros, un tío que estaba en el escenario donde el karaoke y demás se puso a cantar, para amenizar la velada con sonido ambiente jeje, increíble, cantando sólo para nosotros. Eso sí, yo resignado por lo que me había ocurrido con las fotos :(.

La verdad es que aunque estábamos cansados teníamos ganas de tomarnos una copa, ya no lo hicimos en el restaurante por educación jeje, y no era plan de salir ahora ya que nos habíamos acoplado en las camas viendo la tv… así que llamé al servicio de habitaciones y pedí 4 piñas coladas. En menos de 10min ahí estaba el camarero, le pagamos y no tenía cambio, así que bajó a por cambio y nos subió con el, raudo y veloz xD… ciertamente nos habían tratado de forma magnífica en un hotel que, de nuevo y como ya había indicado anteriormente; recomiendo a todo el mundo. Nos tomamos la riquísima piña colada con tranquilidad, hablando del día y de lo que nos esperaba mañana… un poco la tv y a intentar sobar.

Mañana llegamos a Chiang Mai, nuestro periplo y aventuras en Bangkok, en esta increíble y espectacular ciudad que habíamos disfrutado enormemente, habían terminado… pero nos quedaba mucho por delante ;).

Día 6: Tailandia (Bangkok: Museo Nacional, Silom, Pratunam con Pratunam Center, etc, Baiyoke Tower, Chinatown, etc). Día 6: Tailandia (Bangkok: Museo Nacional, Silom, Pratunam con Pratunam Center, etc, Baiyoke Tower, Chinatown, etc). Día 6: Tailandia (Bangkok: Museo Nacional, Silom, Pratunam con Pratunam Center, etc, Baiyoke Tower, Chinatown, etc). Día 6: Tailandia (Bangkok: Museo Nacional, Silom, Pratunam con Pratunam Center, etc, Baiyoke Tower, Chinatown, etc). Día 6: Tailandia (Bangkok: Museo Nacional, Silom, Pratunam con Pratunam Center, etc, Baiyoke Tower, Chinatown, etc). Día 6: Tailandia (Bangkok: Museo Nacional, Silom, Pratunam con Pratunam Center, etc, Baiyoke Tower, Chinatown, etc). Día 6: Tailandia (Bangkok: Museo Nacional, Silom, Pratunam con Pratunam Center, etc, Baiyoke Tower, Chinatown, etc). Día 6: Tailandia (Bangkok: Museo Nacional, Silom, Pratunam con Pratunam Center, etc, Baiyoke Tower, Chinatown, etc). Día 6: Tailandia (Bangkok: Museo Nacional, Silom, Pratunam con Pratunam Center, etc, Baiyoke Tower, Chinatown, etc). Día 6: Tailandia (Bangkok: Museo Nacional, Silom, Pratunam con Pratunam Center, etc, Baiyoke Tower, Chinatown, etc). Día 6: Tailandia (Bangkok: Museo Nacional, Silom, Pratunam con Pratunam Center, etc, Baiyoke Tower, Chinatown, etc). Día 6: Tailandia (Bangkok: Museo Nacional, Silom, Pratunam con Pratunam Center, etc, Baiyoke Tower, Chinatown, etc). Día 6: Tailandia (Bangkok: Museo Nacional, Silom, Pratunam con Pratunam Center, etc, Baiyoke Tower, Chinatown, etc). Día 6: Tailandia (Bangkok: Museo Nacional, Silom, Pratunam con Pratunam Center, etc, Baiyoke Tower, Chinatown, etc).

¿Te ha gustado el post? ¿Valoras mi trabajo? ¿Te he ayudado o, al menos, entretenido?¡Comparte, sígueme, suscríbete... y comenta!, te estaré eternamente agradecido ;).

¡SUSCRÍBETE!

!Y llévate GRATIS el eBook "Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje"!

Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje - eBook Gratis - David Vecino ViajerosAlBlog.com

Recibirás la newsletter con las últimas novedades, información valiosa para mis viajes y escapadas, y ofertas, descuentos y promociones. ¡SIN SPAM!, tus datos están seguros y puedes darte de baja cuando quieras. ¡Ah!, y recuerda... es un eBook de PAGO, pero GRATIS con tus suscripción :D.

La información expuesta en VIAJEROS AL BLOG es siempre personal, independiente, real y experiencial. Soy un viajero como tú, que escribe y comparte la información para intentar ayudar a otros viajeros como tú. En el caso de patrocinios, menciones, blogtrips, afiliación, etc, será indicado y siempre será igualmente información personal, independiente, real y experiencial. Solo hablo, y recomiendo o no, de aquello que he experimentado.

Comentarios

comentarios

Sobre David Vecino De La Guía

David Vecino De La Guía
David Vecino De La Guía | Acuario y madrileño, ávido de información y nuevas experiencias. Maestrillo de todo, maestro de nada y profesional de mucho: turismo, protocolo, eventos, marketing, ventas, informática, formación, terapias alternativas, filosofía, etc... Cinéfilo, devorador de libros, electrónico musical, futbolero de pro y cervecero gastronómico. Viajero empedernido, a ratos turista, como mayor pasión. Ética, moral, valores, coherencia.

6 comentarios

  1. Pues si japon ya me parecio otro planeta cuando pise por primera vez alli, si dices q tailandia es todavia mas distinto… de verdad merece la pena 😛

    Joder que si el tema de la pasta es complicado, sobre todo cuando no tienes curro como yo q me las arreglo en curros de verano y en orquestas (es lo q tiene ser estudiante que no tienes tiempo pa currar)… A ver si en 2009 puedo volver ^^

    Animo!!

  2. Weno, yo tengo 28 años, trabajo y no tengo un puto duro, asi que ya me diras jaja, entre como esta la vida y los sueldos…(al menos el mio xD), pero weno, todo es ahorrar un "muchito" jeje. Tailandia lo bueno es que es barato dentro de lo que cabe. No me refiero que sea mas distinto que Japon, sino que logicamente Tailandia y Japon no tienen nada que ver entre si…solo que son asiaticos y budistas (y ni eso, el budismo es distinto). Pero weno…a Japon todos volvemos, ya nos tocara de nuevo jeje.

  3. Nunca habia pensado en Tailandia como destino para viajar pero viendo estas fotos que pones a cualquiera se le ponen los dientes largos! Y lo de las cronicas largas, quien no comete ese pecadillo alguna vez? (en mi caso continuamente xDDD) De todos modos aun me quedan unos 2 o 3 viajes a Japón para irme a ver otro pais 😛

    Felicidades por tu blog ^^

  4. Wolas sakuranbo…tu blog lo tengo agregado en enlaces tb. Por cierto, yo estuve a punto de ir al Matsushima, es uno de los hoteles que estuve mirando…la estetica pop de las habitacion es es curiosa jeje.

    Las cronicas siempre me salen muy largas, es lo que hay jaja, tengo asumido que aunque quiera hacerlas mas cortas es imposible 😛

    Tailandia no tiene que ver absolutamente nada con Japon, es otro mundo. A Japon quiero volver el año que viene…pero quiero ir a muchos otros lugares, y el tema de la pasta es complicado…Pero weno, los que somos pobres y no tenemos para un piso ni un coche, pues habra que gastarse el poco dinero en viajes jeje.

    Saludos y gracias por tu comentario 🙂

  5. Si es interesante si jeje, yo creo que es un gran destino en Asia para visitar…merece muchisimo la pena en todos los sentidos, y es un pais bastante barato en general. Digamos que la "mejor epoca" en cuanto a temperatura y humedad es de noviembre a febrero. Cada zona del pais tiene su clima…En el sur cuanto mas cerca del ecuador las temperaturas son mas "agradables". Entre julio y octubre es epoca de lluvias y monzones, pero depende la zona donde te vayas a mover puede variar, eso habria que concretarlo. Yo lo que te puedo decir es que en Mayo la humedad y el calor es bestial jeje. La temporada alta en Tailanda es de Noviembre a Marzo (en general).

    Saludos 🙂

  6. Ese mirador giratorio lo tengo que visitar algun dia, jeje. Gran cróncia como siempre, muy interesante, el tema electrónica..puff..muy interesante tanta variedad y precios, la verdad es que me estoy convenciendo para ir algun dia, todo muy interesante, lo único esa tremenda humedad, como funcionan las estaciones alli? quiero decir, en que epoca hay una temperatura menos dura?
    aqui sigo atento a tus cronicas, por cierto, yo soy pro-sony, jeje
    Un saludo, cuidate

¡Deja un comentario!