Home / Europa / Eslovaquia / Bratislava / Día 5: Eslovaquia (Bratislava: barrios residenciales comunistas, pirámide invertida, Aeropuerto, etc).
Día 5: Eslovaquia (Bratislava: barrios residenciales comunistas, pirámide invertida, Aeropuerto, etc). ViajerosAlBlog.com

Día 5: Eslovaquia (Bratislava: barrios residenciales comunistas, pirámide invertida, Aeropuerto, etc).

Día 5 – 23.08.12: Eslovaquia Día 5: Eslovaquia (Bratislava: barrios residenciales comunistas, pirámide invertida, Aeropuerto, etc). Visitar, qué ver y qué hacer.

CRÓNICA: Día 5 – 23.08.12: Eslovaquia (Bratislava). España (Palma de Mallorca). Últimas horas en esta más que interesante ciudad, al contrario de lo que piensan la mayoría de las personas que la ha visitado; es una ciudad con diversos atractivos, agradable para el turista y con una animada vida nocturna y de ocio. En esta mañana pasando por barrios residenciales de arquitectura comunista y la “pirámide invertida”. Tras coger el bus y llegar al Aeropuerto, vuelvo de vuelta a Madrid con escala de día completo y bien aprovechado en Palma de Mallorca.

Último día… Me levanté a las 06:30 de la mañana… sobadísimo como os podéis imaginar. Recogí todo, hice el checkout y me encaminé a la Estación Central de Bus de Bratislava (no es la misma, Mlynke Nivy, a la que llegué desde Budapest). Desde allí, iba a coger el bus para el Aeropuerto, el cual está situado a unos 12km a las afueras de la ciudad, mi vuelo salía a las 09:40.

A esta hora, obviamente, había poca gente en la calle, únicamente la gente que iba a trabajar… Bueno, tenía un problema, y es que la estación está a un paseo… y además no sabía exactamente dónde estaba, ya que el mapa que tenía yo era del centro :S. Al hacer el checkout, la chica de recepción me lo explicó, pero no lo tenía muy claro, yo iba en la dirección que ella me había dicho, pero tras un rato andando no lo tenía claro, así que pregunté a una chica por la calle y me indicó otra dirección, menos mal, porque iba en una dirección incorrecta en parte. Así que para más seguridad puse el gps en el móvil y que me llevará.

Estava relativamente cerca, pero me había desviado… Aún así, no hay mal que por bien no venga, ya que así pude pasar y ver un lugar que no tenía previsto y que no pensaba ver (ya sólo me hubiera faltado el Cementerio Slavin y la Torre Kamzik, que no visité por no tener tiempo y estar alejadas), y no es otro que la “pirámide invertida”, sede de la Radio Eslovaca desde 1985, y construcción comunista. La verdad es que el edificio no pasa inadvertido obviamente, es súper curioso, me alegré de haberme equivocado de camino y poder ver este edificio :).

Pues nada, llegué a la estación y busqué el bus… Iba tan empanado que no me di cuenta que había que comprar el ticket en las máquinas habilitadas para ello, y justo llegaba el bus y subí… Le pregunté al conductor si le podía comprar el ticket a él, me dijo que tenía que ser en la máquina… ¡No jodas!, le puse cara de pena y le expliqué que no lo sabía y no me daba tiempo a esperar el bus siguiente, ya que iba pillado de tiempo, el bus se iba, ¡¡¡y podía perder mi vuelo!!! La verdad es que el tío era súper rancio y con una cara totalmente inexpresiva… pero se apiadó de mí y me dejó entrar… ¡gratis! :O. Le dije que le pagaba el ticket claro, pero me dijo que no, que subiera y ya está, le di eternas gracias y me senté.

Pues nada, de aquí al Aeropuerto, me despedí del conductor de nuevo dándole las gracias, y para adentro. Todo pasó sin mayor novedad… pasé seguridad y me fui a la puerta de embarque a esperar mi vuelo. Me resulto curioso (no lo había visto en ningún Aeropuerto) que pasaron varias policías en varias ocasiones con perros policía buscando drogas. Nada que ocultar obviamente, pero te da mal rollo estar en otro país y que un policía cuadrao enorme se acerque con un pastor alemán igualmente enorme a tu mochila y la huela xD.

En fin… me despedía de Bratislava y de Eslovaquia… Me había sorprendido gratamente. Obviamente presenta muchos menos atractivos turísticos que otras grandes capitales europeas, y cierto es como dije el día anterior, que con un día es suficiente (ida y vuelta o de pasada, no hacer noche aquí), pero tampoco es cuestión de “un par de horas” y que “Bratislava es feo y no tiene nada” como había leído en otras ocasiones, en absoluto… Bratislava tiene suficiente atractivos a nivel cultural, histórico y también turístico, como para dedicarle un día completo. Su casco histórico es muy coqueto, curioso, bonito, agradable… Los precios son asequibles, y no es una ciudad que esté muy masificada ni que sea peligrosa para el turista, en absoluto. La gente es seria, distante, pero amables con el turista.

Sin duda, Bratislava fue una agradable sorpresa y me encantó poder visitar la ciudad, lástima no haber tenido más tiempo para poder visitar otros lugares del país… ¡En otra ocasión será! :).

Embarcamos y el vuelo salió puntual… Adiós Budapest, adiós Bratislava… Había sido un placer mi primera incursión en Europa del Este…

Día 5: Eslovaquia (Bratislava: barrios residenciales comunistas, pirámide invertida, Aeropuerto, etc). Día 5: Eslovaquia (Bratislava: barrios residenciales comunistas, pirámide invertida, Aeropuerto, etc). Día 5: Eslovaquia (Bratislava: barrios residenciales comunistas, pirámide invertida, Aeropuerto, etc).

De Bratislava a Palma de Mallorca, donde pasé casi un día completo, varias horas del mismo con Álvaro, un colega de Palma con el que comí y me enseño lo principal de la ciudad antes de irse a trabajar, luego yo seguí por mi cuenta… Un placer como siempre y agradecido por el tiempo que pudo estar conmigo ;). No conocía Palma, y sé que volveré, pero fue una gran aproximación y, a pesar de la paliza que llevaba encima, me recorrí la ciudad de arriba a abajo en varias horas de otra megapateada jeje (esto es otra historia…). Así hasta que tocó volver al Aeropuerto, y de aquí a Barajas, a Madrid, a Alcorcón, llegando a mi casa a última hora de la noche…

Muy cansado, triste por haber finalizado otra aventurilla, pero alegre porque todo había salido perfectamente, porque estaba de nuevo en casa “sano y salvo”, por haber podido permitirme una pequeña escapada para saciar mi ansia de conocimiento, de aventura, de desarrollo personal, de conocer otras culturas y países, de ver mundo… de viajar. Viajar es vivir y la vida es un viaje… nunca lo olvides: ¡INVIERTE EN VIDA! Gracias de nuevo, como siempre, por haber seguido mis crónicas… ya sabéis: reales, experienciales y personales… os emplazo a las próximas ;).

¿Te ha gustado el post? ¿Valoras mi trabajo? ¿Te he ayudado o, al menos, entretenido?¡Comparte, sígueme, suscríbete... y comenta!, te estaré eternamente agradecido ;).

¡SUSCRÍBETE!

!Y llévate GRATIS el eBook "Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje"!

Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje - eBook Gratis - David Vecino ViajerosAlBlog.com

Recibirás la newsletter con las últimas novedades, información valiosa para mis viajes y escapadas, y ofertas, descuentos y promociones. ¡SIN SPAM!, tus datos están seguros y puedes darte de baja cuando quieras. ¡Ah!, y recuerda... es un eBook de PAGO, pero GRATIS con tus suscripción :D.

La información expuesta en VIAJEROS AL BLOG es siempre personal, independiente, real y experiencial. Soy un viajero como tú, que escribe y comparte la información para intentar ayudar a otros viajeros como tú. En el caso de patrocinios, menciones, blogtrips, afiliación, etc, será indicado y siempre será igualmente información personal, independiente, real y experiencial. Solo hablo, y recomiendo o no, de aquello que he experimentado.

Comentarios

comentarios

Sobre David Vecino De La Guía

David Vecino De La Guía
David Vecino De La Guía | Acuario y madrileño, ávido de información y nuevas experiencias. Maestrillo de todo, maestro de nada y profesional de mucho: turismo, protocolo, eventos, marketing, ventas, informática, formación, terapias alternativas, filosofía, etc... Cinéfilo, devorador de libros, electrónico musical, futbolero de pro y cervecero gastronómico. Viajero empedernido, a ratos turista, como mayor pasión. Ética, moral, valores, coherencia.

¡Deja un comentario!