Home / Asia / Día 4: Tailandia (Bangkok: Mansión Jim Thompson, Centros Comerciales MBK, Pantip Plaza, Plaza Siam, Pratunam Center, etc. Silom, Chinatown, etc).
Día 4: Tailandia (Bangkok: Mansión Jim Thompson, Centros Comerciales MBK, Pantip Plaza, Plaza Siam, Pratunam Center, etc. Silom, Chinatown, etc). ViajerosAlBlog.com

Día 4: Tailandia (Bangkok: Mansión Jim Thompson, Centros Comerciales MBK, Pantip Plaza, Plaza Siam, Pratunam Center, etc. Silom, Chinatown, etc).

Día 4 – 07.05.07: Tailandia (Bangkok: Mansión Jim Thompson, Centros Comerciales MBK, Pantip Plaza, Plaza Siam, Pratunam Center, etc. Silom, Chinatown). Visitar, qué ver y qué hacer.

CRÓNICA: Día 4 – 07.05.07: Tailandia (Bangkok). Levantarse, ducha y a desayunar para comenzar el día con fuerzas. Un día poco cultural, dedicado casi íntegramente a compras. Lo primero, nos acercarnos hasta la Mansión de Jim Thompson; arquitecto americano que trabajó para la CIA y desaparecido misteriosamente en Malasia. Coleccionista y promotor de la seda tailandesa, su casa es hoy un Museo interesante a visitar, pero no obligatorio. Tras ello, nos dirigimos al espectacular centro comercial MBK, donde nos volvimos locos en sus diferentes plantas realizando compras de ropa a precios bajos. Tras comer ternera de Nueva Zelanda, nos encaminamos al Pantip Plaza; centro comercial referente en tecnología, donde también aprovechamos para hacer varias compras. De aquí, a Pratunam y Silom, recorriendo mercadillos, más centros comerciales como Plaza Siam y Pratunam Center, y comprando réplicas de relojes. Ya de noche y cansados, vuelta a Chinatown, cena, unas cervezas en la calle frente al hotel, y una espectacular piña colada en el rooftop del mismo, contemplando las luces de Bangkok.

Nos levantamos un pelín más tarde que el día anterior, pero con tiempo suficiente para poder ducharse y bajar a desayunar al buffet y así comenzar el día con el estómago lleno y fuerzas suficientes para aguantar las pateadas y el calor y humedad infernal xD. Aunque realmente hoy iba a ser un día menos cultural y básicamente de compras… así que nos preparamos para ello llevando bastante dinerito encima jeje.

Nuestro primer destino era la Mansión de Jim Thompson… ¿que quién es? Pues a ver… básicamente: arquitecto americano que trabajó para la CIA en Tailandia. Después de la II Guerra Mundial se asentó en Bangkok… coleccionista y promotor internacional de la seda Tailandesa. Un día mientras se encontraba en Malasiadesapareció, y nunca más se supo de él, ese mismo año su hermana fue asesinada. ¿Qué ocurrió?, hay muchas teorías al respecto como os podéis imaginar… pero no parece que fuera algo “fortuito”. La que fue su casa en Bangkok es hoy un museo, que alberga una gran colección de arte y piezas diversas y originales de todo el país.

Cogimos un taxi, y nos dejó “relativamente” cerca… o eso nos decía el conductor, ya que tampoco él lo tenía muy claro, nos dijo que tiráramos “por ahí” todo recto… y eso hicimos, pero por ahí nada de nada jeje. Preguntamos en una lavandería y no nos supieron indicar. Vimos un par de turistas cargando con sus megacámaras y megatrípodes, les preguntamos y sí sabían dónde estaba… el chico nos acompañó dando la vuelta a la manzana… parece que nos quería llevar por un atajo… pero resulta que la calle estaba en obras y no se podía pasar por ahí, así que tuvimos que dar la vuelta, no obstante, nos indicó cómo podíamos ir. Seguimos el camino que nos indicó, y realmente estábamos cerca de donde nos había dejado el taxi, solo que el taxista nos había indicado mal (o lo habíamos entendido mal, que también es posible jaja).

En apenas 5min llegamos a la entrada, compramos el ticket y esperamos a que saliera el siguiente grupo, todos turistas, ya que las visitas son guiadas en inglés o francés, aunque el folleto te lo dan también en español. La primera impresión fue grata: una espectacular mansión realizada en madera, llena de jardines y zonas verdes, todo perfectamente cuidado, limpio y colocado con mimo creando una atmosfera realmente interesate… nos teníamos que quitar las zapatillas para entrar para evitar suciedad y no dañar la madera. A los 5min comenzamos la visita… Vas visitando todas las estancias de la casa, haciendo las paradas con sus correspondientes explicaciones, sobre la función de la sala, las piezas que en ella se alojan, detalles de su vida… La verdad es que es una casa impresionante, preciosa, con muchas piezas únicas de coleccionista, grandes jardines… Pero no es “tanto” como creíamos, realmente pensábamos que había “más”, la visita dura poco más de media hora y no sabes muy bien si recomendar esta visita o aprovechar el tiempo de otra forma en Bangkok… Una vez terminamos la visita entramos a la tienda que hay a la entrada, donde venden productos de seda marca Jim Thompson. Lógicamente el precio es algo elevado, aunque más barato que pueda ser en España y, eso sí, de una grandísima calidad. Aunque al final después de mucho mirar no compré nada. La visita no está mal… pero en un viaje a Bangkok es, probablemente; prescindible, hay mucho que ver más importante e interesante en la ciudad.

Nuestra siguiente parada era el MBK; uno de los centros comerciales más grandes del mundo, y el más “importante” y conocido de Bangkok. Habíamos pensado en ir en Sky Train (metro elevado que recorre parte de Bangkok), ya que teníamos la parada cerca, y la parada del MBK está prácticamente dentro del mismo centro comercial, sólo hay que recorrer un pasillo… y así también utilizábamos por primera vez el Sky Train. Pero al final a los compis no les apetecía, y como estaba cerca pues cogimos un taxi y que nos dejara en la puerta.

La verdad es que desde fuera es enorme, haciendo esquina y con una entrada muuuy tocha, con las letras MBK en la parte superior. Nosotros entramos por un lateral, por un puente elevado al lado de la parada del Sky Train. Por cierto, las autopistas elevadas y el Sky Train recorriendo la ciudad entre sus calles en 2 ó 3 niveles me recordaba a Tokio enormemente, una visión muy similar y algo “nostálgica”… Igualmente, me acordé del primer día, cuando llegamos a Bangkok de noche… según íbamos entrando en la ciudad, se veían muchos pilares de hormigón, como si estuvieran abandonados desde hace tiempo y las obras paradas o suspendidas… sólo los pilares, por los cuales encima deberían ir carreteras, o el tren… era curioso ver los enormes pilares ahí, sin más, como si estuvieran de “adorno”, esperando que lleguen tiempos mejores y puedan ser utilizados, o bien pasar a ser de forma permanente, un “adorno en granito” más del paisaje urbano…

Por la parte que entramos era como un centro comercial europeo, como tantos que conocemos en nuestro país, los precios eran algo caros según el primer vistazo… salimos y entramos en lo que es el centro comercial en sí, es decir; varias plantas de tiendas, restaurantes, etc… La verdad es que había bastante gente, y todos tailandeses, apenas vimos algún turista, algo que nos extrañó ciertamente, ya que el MBK es, como decía, un importante centro comercial de Bangkok muy orientado al turista… En la parte central hay varias escaleras mecánicas y ascensores, así como al final de cada planta. Donde están las escaleras mecánicas había un hall con una pantalla gigante en medio…. y como yo era el único que llevaba móvil, en el caso que nos separásemos o no nos viéramos, pues quedábamos en la puerta del Mc Donald’s que está en una de las entradas. Antes de “ir de compras”, lo primero que hicimos fue comprarnos un helado, tipo sundae o sandy, de chocolate y caramelo (buenísimo),y Javi se compró otro que tenía buena pinta… ¡¡¡pero que llevaba maíz!!!, un helado con maíz no sé yo jeje, tenía un sabor raro pero a Javi le gustó de todas formas. En esta primera planta, si no recuerdo mal, estaba la zona de restauración con los restaurantes, puestecitos de comida, foodcourt y demás, a la que luego volveríamos…

Estuvimos dando una vuelta por las 3 primeras plantas… Todo eran tiendas “oficiales”, es decir: nada de falsificaciones, los precios en general más bajos que en España lógicamente, pero menos de lo que nos esperábamos (especialmente las zapatillas por ejemplo, con precios muy similares a España). Aun así vimos una tienda que hacía esquina, súper pequeñita, y ahí compramos algún pantalón, y más adelante, en otra tienda similar, varias camisetas. Aunque yo apenas compré, ya que no tenían tallas para mí, que soy delgadito y no soy alto. También vimos algunos puestos con ropa de imitación y demás, pero realmente no había nada interesante que tuvieras que comprar sí o sí…

Miramos varias tiendas de relojes, ya que también íbamos buscando réplicas de relojes pero no había forma, todo era original. Pasamos también por una tienda de dvds, que tenía precios bastante interesantes, así que me entretuve unos minutillos echando un vistazo… ya que yo soy aficionado al cine asiático… Al final acabé llevándome 6 dvds, algunas películas ya las tengo o ya las había visto, pero bueno, era la cosa de tenerlas originales compradas aquí jeje. Incluso al hacer la compra de las 6 me regalaron otras dos, una oferta o algo así, así que guay :).

Al salir de la tienda, mis compis estaban en la tienda de al lado, también de dvds, ¡¡¡hablando con un español!!! Parece ser que trabajaba en Bangkok desde hacía unos años y se dedicaba a temas de exportación, estuvimos hablando con él un ratillo y nos recomendó otras zonas para hacer compras en temas de electrónica y relojes de imitación… ¡perfecto!, era lo que necesitábamos jeje.

Continuamos subiendo plantas arriba… pensando que no íbamos a encontrar mucho más, o que realmente no es tanto como decían, ya que son todo tiendas oficiales y los precios más baratos que en España sí, pero más altos de lo esperado… Pero aquí, en las siguientes plantas, se encontraba realmente lo que estábamos buscando. Una auténtica locura… como un mercadillo al aire libre pero dentro del centro comercial; todo lleno de puestecitos, unos al lado de los otros, con pasillos donde apenas caben 2 personas, el 90% tiendas de ropa… Ufff, en serio que era una locura, no sabías para dónde mirar o qué ver, te colapsabas jeje, había momentos que nos perdíamos de vista entre los pasillos, o dábamos vueltas en círculo porque perdías el sentido de la orientación al irte parando en los puestos y ser todo exactamente igual xD.

Los precios en general tiradísimos (aunque no más baratos que en los mercados de la calle). Yo me quería llevar de todo jaja, pero hay tanto que mirar que luego pasa lo de siempre… vas esperando a ver qué ves en los demás sitios y al final no acabas comprándote nada jaja, porque si no tendrías que ir mirando en todas. Aun así había cosas muy chulas e interesantes, como las cazadoras Northface o Spyder que iba buscando… Estas sí son originales, ya que las dos compañías tienen fábrica en Bangkok, por lo tanto te cuesta entre un 50%-75% más barato que en España, aunque no tienen muchos modelos. Yo me quería llevar un par, pero al final por ir dejándolo para ver si las veía en otros lados más baratas y otros modelos… pues no pillé nada. Javi también quería pillarse una, y luego nos arrepentimos de no haberlas comprado aquí. Aún así compramos algún pantalón y alguna otra camiseta no obstante. La siguiente planta más de lo mismo… como te tires aquí todo el día metido te vuelves loco jeje, y las horas pasan volando.

Ya cansados de dar tantas vueltas y mirar tiendas, decidimos ir a comer, pensamos que en las plantas superiores también habría restaurantes, ya que ponía algo de “restauración” y demás, pero no había prácticamente nada, así que bajamos a la primera planta a la zona donde estaban todos los restaurantes que habíamos visto anteriormente. Teníamos muchas opciones para elegir (y además estábamos en un foodcourt, por lo que pedías en el puesto o restaurante que quisieras, y luego comías en la zona común, aunque también había restaurantes propiamente dicho donde comías en su interior)… yo prefería uno tailandés, chino o japonés, que tenían buena pinta, pero como a los compis no les va mucho, entramos en uno de pastas y carnes. Parece ser que la carne era bastante buena en general: ternera traída de Nueva Zelanda, luego podías elegir las salsas y distintas combinaciones de los platos respecto a a los acompañamientos y demás.

Lo primero que nos sorprendió al entrar fue la cantidad de camareras… increíble, nunca he visto tantas camareras en un restaurante que, por otra parte, tampoco era muy grande, y como apenas había gente pues estaban ahí paradas o esperando sencillamente, nosotros flipábamos… ¿¡tanta pasta ganan como para pagar a todas?!, porque la carta no era excesivamente barata pero sí asequible sin problemas… En serio, no entiendo cómo podía haber tantas camareras en ese momento… No obstante, la comida nos encantó; todo buenísimo y, la ternera, en su punto… jugosa y muy sabrosa, de beber yo pedí cerveza, pero el resto pidieron Pepsi… y en lugar de traer vaso o botella te traían una jarra súper tocha que tienes para servirte varios vasos jeje.

Terminado aquí el periplo del MBK, decidimos ir al siguiente destino: al mercado electrónico que nos había aconsejado el español con el que hablamos antes: el Pantip Plaza. Salimos a la calle y preguntamos a un par de personas, a ver si nos podían indicar (luego me di cuenta que venía reseñado en la Lonely Planet de Taailandia que llevaba y ni lo había visto). Nos indicaron, y cruzamos al otro lado de la calle por el paso elevado, y todo recto… pero realmente no lo teníamos muy claro, así que decidimos coger un taxi (sí, de nuevo, todo el día cogiendo taxis jaja, y es que son taaan baratos, y más entre 4 personas…). E hicimos bien, ya que hubiésemos tenido que andar un ratillo… Era plena hora punta, y las calles estaban petadas de tráfico, nuestro primer atasco auténtico de Bangkok jeje. Una vez llegamos al Pantip entramos y flipamos igualmente que con el MBK, no era realmente grande, pero había de todo repartido a lo largo de unas 5 plantas, todo relacionado con la informática, consumibles, videojuegos, música, cine, electrónica… Una gozada vamos.

Como no todos queríamos ver lo mismo y si íbamos juntos tardaríamos más realmente… decidimos separarnos: Javi se fue con Edu, a mirar principalmente portátiles y reproductores mp3, y yo me fui con Ángel a dar una vuelta, a echar un vistazo sencillamente, aunque quería comprar alguna tarjeta sd y ver los juegos de Xbox 360, y quedamos en el hall principal en una hora y cuarto aprox. Después de dar una vuelta y mucho mirar, al final me compré varios juegos de Xbox 360 y una tarjeta sd de 2gb. Los precios están muy a la par en casi todas las tiendas, pero ésta en concreto tenía buenos precios, era oficial y las tarjetas no eran marca “nisu” de las que ni siquiera te pone la velocidad de lectura/escritura. No obstante, antes llamé a mi hermano para confirmar algunos precios, no es que sean excesivamente baratos, pero sí me ahorré unos 8€ respecto a lo que me podía costar aquí, luego posteriormente la estuve probando en la cámara.

Llegó la hora y fuimos al hall a esperar a los demás, que se retrasaron unos 20min… ¡¡¡y al final no habían comprado nada!!!, vamos no jodasss xD. A Javi no le terminaban de convencer los portátiles, aunque no obstante sí es cierto que vimos varios portátiles a precios más baratos que en España y que merecían mucho la pena, pero lógicamente no tienes garantía… yo tampoco los miré bastante, ya que aunque sí quería comprarme uno, no tenia pasta, y pasaba de mirar más jeje.

De aquí, otro taxi en dirección a la zona de Pratunam y Silom, a seguir mirando mercadillos y centros comerciales jeje. El taxi nos dejó cerca del Baiyoke, el edificio más alto de Tailandia con 309 metros, 3/4 partes del edificio es un hotel, tiene un mirador y restaurante en lo alto, pero decidimos no entrar hoy… En las calles de los alrededores había mercados callejeros y muchas tiendas, y yo aproveché para comprar unos pantalones cortos militares que iba buscando. Los centros comerciales que había en los alrededores ya estaban cerrados o cerrando casi todos… pero nosotros seguimos en busca de relojes jeje, le preguntamos a un mozo de un hotel que estaba fuera, y nos llevó él directamente hacia un puesto que estaba dentro de un centro comercial cercano, donde ya estaba casi todo cerrado. Nos sacaron la muestra de relojes y nada, a elegir jeje, por fin encontrábamos réplicas. Yo iba buscando unos modelos en concreto, y no quería Rolex (que es lo que más hay), así que tampoco miré mucho. Javi sí se compró un Rolex maaazo de guapo, réplicas perfectas de gran calidad.

Decidimos continuar el camino, alejándonos del Baiyoke, en dirección al Plaza Siam y Pratunam Center, a lo largo de una ancha avenida. Llegamos al que suponíamos que era el centro comercial, más los otros que estaban alrededor, pero prácticamente estaba ya todo cerrado, así que pasamos de entrar, nos entretuvimos en los puestos callejeros mirando lo que había tranquilamente… En un momento dado, nos sentamos en la calle y se empezó a levantar un vendaval flipante, tenía toda toda la pinta que iba a caer un fuerte chaparrón, que al final no se produjo por suerte, y toda la gente moviendo los puestos refugiándose para que no se mojara el género jeje.

Seguimos bajando la calle y vimos un hotel, cuya entrada estaba vallada por la policía y bastante gente mirando… No teníamos ni idea de qué había podido ser, a saber… Ya de paso íbamos buscando algún sitio para comer, que ya había hambre, pero no nos terminaba de convencer ninguno de los que veíamos, y los que venían recomendados en la guía nos pillaban un poco lejos ya que no estábamos muy bien situados en ese momento. Pues nada, otro taxi y a Chinatown, que hay para elegir jeje.

Cuando nos dejó el taxi, comenzamos a recorrer la avenida… no habíamos caído en que es Lunes y, al igual que aquí, muchos locales de hostelería cierran, por lo que había menos movimiento y muchos restaurantes cerrados. Según íbamos andando, un amiguete con un tuk tuk siguiéndonos, a nuestro lado… con la reiteración de que montáramos con él, nos enseñaba catálogos de prostitutas, etc, lo típico vamos jeje. Mira que le decíamos que no y pasábamos de él, pero el tío continuaba y continuaba… tiraba un poco para adelante y ahí nos esperaba, o se quedaba atrás y luego volvía, qué pesado jeje, no os lo podéis imaginar. En una ocasión que nos enseñó de nuevo las fotos de prostitutas agarré a mi colega y le dije: “¡we are gays!”, claro, os podéis imaginar lo que nos pudimos reír xD. En fin, una vez que por fin desistió… seguimos buscando sitio para cenar… a mí me convencían varios, pero como a los demás no les va mucho este tipo de comida y teníamos al lado el lugar donde comimos ayer y era baratito… pues ahí acabamos de nuevo :).

Después de cenar tranquilamente volvimos al hotel a dejar las cosas y coger el lector de tarjetas para ir a un cyber cercano a pasar las fotos al disco duro del iPod de Javi. Al subir a la habitación lo primero que hicimos fue comprobar que mi pasaporte y el dinero seguían en su sitio… ya que me había dejado la maleta abierta, con el pasaporte y la pasta ahí encima a la vista :S, y nunca se sabe cómo son las señoras de la limpieza, puedes encontrarte con una sorpresa desagradable… y la pasta hasta cierto punto “no importa”, pero el pasaporte… Bueno, estaba todo en su sitio y parece que estaba todo el dinero.

Al final no fuimos al cyber jaja, pero pasamos a comprar en un 7Eleven agua y algo para picar… y nos sentamos en las paradas del bus que había casi frente al hotel… ahí con nuestras patatas y nuestras cervezas jeje. Éramos auténticos guiris carne de cañón para un atraco jeje, no había nadie en los alrededores, todo bastante oscurillo, y nosotros ahí dando el cante de botellón en plena calle jeje. Como es habitual y es costumbre, se nos pararon un par de tuk tuk para que montáramos jeje. Después de las charlas y las cervecitas, nos subimos a la habitación, Ángel y yo decidimos subir al restaurante de la azotea, al rooftop, a tomar una copa rapidita… nos pedimos una piña colada…

¡¡¡Impresionante!!!, la mejor piña colada que he probado en mi vida, mejor que en Madrid o en MéxicoRepública Dominicana… Dulce y en su punto justo de alcohol, buenísima, deliciosa. Y ahí estábamos en la azotea, con Bangkok iluminado de fondo y a nuestros pies, disfrutando de una siempre interesante charla entre nosotros, de nuestras impresiones, de nuestros pensamientos… y de nuestra piña colada… son momentos que se recuerdan y que quedan grabados en la retina y en la mente tras un viaje…

Y nada, como siempre, después a ver un rato la tv y a sobar. Hoy había sido un gran día de compras donde la cultura y el turismo había pasado más a un segundo plano, y es que, hay tiempo para todo… ¡Nos seguía encantando Bangkok!

Día 4: Tailandia (Bangkok: Mansión Jim Thompson, Centros Comerciales MBK, Pantip Plaza, Plaza Siam, Pratunam Center, etc. Chinatown). Día 4: Tailandia (Bangkok: Mansión Jim Thompson, Centros Comerciales MBK, Pantip Plaza, Plaza Siam, Pratunam Center, etc. Chinatown). Día 4: Tailandia (Bangkok: Mansión Jim Thompson, Centros Comerciales MBK, Pantip Plaza, Plaza Siam, Pratunam Center, etc. Chinatown). Día 4: Tailandia (Bangkok: Mansión Jim Thompson, Centros Comerciales MBK, Pantip Plaza, Plaza Siam, Pratunam Center, etc. Chinatown). Día 4: Tailandia (Bangkok: Mansión Jim Thompson, Centros Comerciales MBK, Pantip Plaza, Plaza Siam, Pratunam Center, etc. Chinatown). Día 4: Tailandia (Bangkok: Mansión Jim Thompson, Centros Comerciales MBK, Pantip Plaza, Plaza Siam, Pratunam Center, etc. Chinatown). Día 4: Tailandia (Bangkok: Mansión Jim Thompson, Centros Comerciales MBK, Pantip Plaza, Plaza Siam, Pratunam Center, etc. Chinatown). Día 4: Tailandia (Bangkok: Mansión Jim Thompson, Centros Comerciales MBK, Pantip Plaza, Plaza Siam, Pratunam Center, etc. Chinatown).

¿Te ha gustado el post? ¿Valoras mi trabajo? ¿Te he ayudado o, al menos, entretenido?¡Comparte, sígueme, suscríbete... y comenta!, te estaré eternamente agradecido ;).

¡SUSCRÍBETE!

!Y llévate GRATIS el eBook "Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje"!

Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje - eBook Gratis - David Vecino ViajerosAlBlog.com

Toda la información expuesta es personal, independiente, real y experiencial. Soy un viajero como tú que escribe y comparte la información para intentar ayudar a otros viajeros como tú. En caso de patrocinios, menciones, blogtrips, afiliación, etc, será indicado y siempre será igualmente información personal, independiente, real y experiencial que aporta valor al lector y no supone absolutamente ningún coste adicional para el mismo.

Comentarios

comentarios

Sobre David Vecino De La Guía

David Vecino De La Guía
David Vecino De La Guía | Acuario y madrileño, ávido de información y nuevas experiencias. Maestrillo de todo, maestro de nada y profesional de mucho: turismo, protocolo, eventos, marketing, ventas, informática, formación, terapias alternativas, filosofía, etc... Cinéfilo, devorador de libros, electrónico musical, futbolero de pro y cervecero gastronómico. Viajero empedernido, a ratos turista, como mayor pasión. Ética, moral, valores, coherencia.

2 comentarios

  1. Hay muuuchos centros comerciales en Bangkok, es una pasada…aunque despues de haber visto los macrocentros comerciales de Tokyo ya no sorprende nada jeje. Pero como ya indique lo mejor en precios esta en los mercadillos…y para algunas compras es mejor Bangkog y para otras Chiang Mai. EL MBK esta muy bien ya que hay de todo, pero es mas barato los mercadillos de Khaon Shan o Patpong…eso si, mucho mas agobianto por supuesto.

    Las cronicas intento hacerlas lo mejor posible…segun me voy acordando escribo jeje…intento hacerlas cortitas, pero al final como quieres contar todo pues salen muuuy largas, como las de Japon jaja. Gracias por tu interes y espero tener un par de dias mas en esta semana 🙂

  2. me apunto el MBK este para cuando vaya algun dia Tailandia, la verdad es que las cronicas son excelentes tio, con mucho detalle, se disfrutan mucho, en cuanto sigas contando, aqui estoy yo como lector, jaja
    un saludo

¡Deja un comentario!