Home / Diarios / Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc).
Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). ViajerosAlBlog.com

Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc).

Contenido estructurado del post

Visitar, qué ver y qué hacer, en Reino Unido (Escocia: Edimburgo).

Día 4 – 02.10.11: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Visitar, qué ver y qué hacer.

CRÓNICA: Día 4 – 02.10.11: Reino Unido (Escocia: Edimburgo). Día completo en Edimburgo. Madrugón en la Ciudad Vieja, Patrimonio de a Humanidad, envuelta en la niebla, con mucho frío y diluviando… Primera parada: Calton Hill, colina desde podemos disfrutar de las mejores vistas de Edimburgo y ciertos atractivos como el Monumento Nacional o el City Observatory. Tras acabar calado y sin poder divisar la ciudad debido a la niebla, bajo hasta al cercano centro comercial Omni Centre para desayunar y tener una muy interesante conversación con una muy interesante persona. Dejó de llover… Toca paseíto por la Ciudad Nueva de Edimburgo, recorriendo la comercial Princess Street, el Balmoral Hotel, el Scott Monument, los Queen Street y West Princess Street Gardens, la National Gallery, la Bute House o Residencia del Primer Ministro… Rodeando el volcán extinto donde se encuentra el Castillo de Edimburgo, auténtico símbolo de la ciudad y al que iría a continuación, ya en la histórica Royal Mile; eje de la Ciudad Vieja. Continua el recorrido por Highland Toolboth Kirk y el Tartan Weaving Mill; tiendas y exposiciones, el Grassmarket, el oasis de paz y tranquilidad Greyfriars Kirke, el obligatorio National Museum, la Universidad, los City Chambers y la interesante Catedral… Vuelvo a Calton Hill, ahora sin lluvia y disfrutando de las vistas, para terminar el día recorriendo callejones y tomando unas merecidas cervecitas. ¡Gran día en esta espectacular y preciosa ciudad! :).

Otro día largo e intenso… Me levanté amaneciendo, todo sobado y empanado, todo el mundo en mi habitación durmiendo… Me asomé a la ventana que tenía al lado de mi cama, el día estaba totalmente gris y lloviendo a saco y sin control. Ufff, así es imposible hacer turismo… Pensé en quedarme sobando y probar en un par de horitas a ver cómo estaba el día (además, a media mañana había quedado con una amiga de Edimburgo para charlar y tomar algo que había conocido en couchsurfing). Pero vamos, tras haber comprobado ayer el tiempo en Internet para hoy, ver cómo estaba el día ayer y ver cómo había amanecido… me parece a mí que todo iba a seguir igual, así que tocaba hacer lo que se pudiera y mojarse muuucho, no hay más cojones.

Me lavé, vestí, me puse el chubasquero (que obviamente no aguanta este ritmo de agua por más de 5min), desayuné unos cereales en el hostel y salí por la puerta del mismo, un hostel que estaba totalmente en silencio y vacío a estas horas, hasta la chica de recepción se sorprendió al ver salir a alguien tan pronto que no fuera a currar (ya que en el hostel hay varias personas que “viven” ya que están trabajando en Edimburgo). ¡Ah!, indicar que había dejado toda la noche, desde ayer, la cámara de fotos sin tocar, y hoy había amanecido revivida y ya no tenía el visor empañado, menos mal :D.

Sus muertos, qué puta mierda con la lluvia joder.

En fin, vamos para allá. Enfilé la High Street, la Royal Mile, a mi izquierda. Me encanta mi situación, no hay mejor lugar para alojarse jeje: todo céntrico, todo a mano, puede ir andando a cualquier lado… estás en pleno centro histórico, rodeado de historia y cultura, calle adoquinada con estrechos y oscuros callejones a los lados que comunican con patios interiores y para atravesar a las paralelas Cowgate y Market Street, calle adoquinada, parte peatonal… ¡y eso que apenas había visto nada!

Sí, estaba en pleno centro histórico, en plena Ciudad Vieja de Edimburgo, ayer apenas había podido ver un poquito de la zona donde me encontraba en mi vista a Mary King’s Close. Hoy tocaba conocer toda la Ciudad Vieja, Patrimonio de la Humanidad y con un desarrollo, planta y estilo totalmente medieval (me encanta). Esta zona de Edimburgo, está constituida y “arteriada” alrededor de la Royal Mile (formada por cuatro calles distintas). En un extremo de la misma tenemos el Castillo de Edimburgo (del que hablaré posteriormente), construido sobre un volcán extinguido (mientras que a su vez la Royal Mile está construida sobre una cresta de tierra desde el mismo), y en el otro extremo tenemos la Abadía de Holyrood (hablaré de ella en la siguiente entrada). Como indicaba (y como indiqué en la entrada del día anterior), en la Ciudad Vieja hay infinidad de estrechos y oscuros callejones, bóvedas subterráneas y pequeños “laberintos” y “trozos” de ciudad sobre la cual se ha ido construyendo con el paso de los siglos, especialmente tras la peste en el s. XVI y tras el gran fuego de Edimburgo de 1824, que calcinó parte de la Ciudad Vieja, sobre cuyos cimientos se continuó construyendo.

Indicar también que gran parte de la Ciudad Vieja, como ciudad medieval, estaba rodeada y protegida por una muralla, de la cual hoy apenas quedan unos pequeños fragmentos, sin embargo, el resto de la Ciudad Vieja y su trazado medieval se ha conservado de una forma espectacular. Y doy fe de ello, ciertamente estar en la Royal Mile y sus alrededores, nos teletransporta al medievo, imaginándote la vida en sus calles y siendo partícipe de ella, Edimburgo, y más concretamente la Ciudad Vieja, destila historia y medievo por sus cuatro costados, historia pura, y esa sensación de encontrarte en un lugar “mágico” como igualmente lo podemos sentir en infinidad de ciudades medievales de nuestra extensa España.

Bueno, no había nadie por la calle (normal, a estas horas, Domingo, lloviendo…). Según iba bajando, vi que había algunas zonas acotadas… y es que, no me acordaba (lo había leído días atrás), hoy se celebrara el Maratón de Edimburgo, y pasaba por aquí… buen día iban a tener jeje. Pues nada, dejé a mi derecha el Museum of Childhood (un museo de juguetes y demás para niños)  y a mi izquierda la John Knox House (casa histórica de Edimburgo construida en 1490, de interior laberíntico, y lugar donde vivió el líder de la reforma protestante en Escocia en el s. XVI).

Continué bajando por High Street, refugiándome en ocasiones en los recovecos y pasillos estrechos por la lluvia, hasta enlazar con Canongate (sigue siendo la Royal Mile, es una “extensión” de High Street, en el día siguiente explicaré exactamente qué es Canongate), hasta encontrarme con tres lugares de interés, los cuales están juntitos. El primero de ellos es el edificio llamado Canongate Tolbooth (construido en 1591, el cual ha albergado desde una cárcel hasta oficinas gubernamentales en siglos pasados), en el mismo edificio tenemos el People’s Story, un museo el cual nos muestra artículos de la vida diaria de la “gente normal” en Edimburgo desde el s. XVIII hasta nuestros días (es gratuito y me hubiera gustado visitarlo, pero era prontito y estaba cerrado y luego ya no dio tiempo). Frente al People’s Story, tenemos el Museo de Edimburgo (edificio construido en 1570 el cual alberga la historia de la ciudad desde la prehistoria hasta nuestros días, ídem que el anterior, es gratuito y me hubiera encantado visitarlo, pero estaba cerrado y después ya no hubo tiempo :() y, por último, el Canongate Kirk, una interesante iglesia, construida en 1691, donde podemos encontrar tumbas de varios personajes famosos.

Tras sacar alguna fotillo y refugiarme de la lluvia durante unos minutos continué mi camino… Fui bordeando el Canongate Kirk por Old Tolboth Wynd, giré a la izquierda por Calton Rd y fue subiendo por la misma atravesando las vías de tren y el Regent Bridge, momento en que giré a la derecha por Calton Hill hasta aparecer frente a la “subida” principal a Calton Hill, St Andrew’s House (construido en 1939 en estilo Art Deco, alberga el Gobierno de Escocia, por lo que es uno de los edificios más importantes de la ciudad y el país), y el Royal High School. Aquí tuve que parar y refugiarme… no os podéis imaginar la que caía, en serio, nadie en su sano juicio estaría bajo la lluvia ahora mismo con la que estaba cayendo, hacía mucho que no veía llover así. A esto acompañaba la niebla, por lo que iba a ser complicado visitar mi siguiente objetivo (el objetivo principal en esta mañana), pero ya estaba allí y tenía que hacerlo…

En fin, ante mí estaba Calton Hill, uno de los lugares más visitados en Edimburgo y el cual, a pesar de las condiciones climatológicas adversas, no me quería perder. Calton Hill es, como su propio nombre indica, una colina de apenas unos 100m de altura (donde también tenemos los Regent Gardens, lugar utilizado para celebración de actividades, hacer deporte, etc), pero desde la cual tenemos unas increíbles vistas de toda la ciudad de Edimburgo,  al igual que podemos encontrar una serie de interesantes monumentos. Y, gracias a un monumento en concreto aquí situado, la topografía de la ciudad en consonancia, y algunas de sus construcciones neoclásicas… es habitual oír el término “Atenas del Norte” para referirse a Edimburgo. En base a esos tres parámetros se le puede encontrar una similitud, pero vamos… poco más lejos de la realidad. Atenas es historia, cultura y conocimiento, los cimientos de nuestra civilización occidental, pero, como ciudad en sí a nivel turístico sin más “pretensión” y sin entrar en temas históricos a nivel cultural, obviamente Edimburgo es mucho más interesante. Eso sí, si hablamos en otros aspectos, como es lógico, no hay color, Atenas hay que conocerla y visitarla al menos una vez en la vida y, sólo el hecho de visitar el Partenón, vale más que toda esta Escapada de 5 días a Escocia… En fin, dejo de desvariar xD.

Pues nada, subí las escaleras que tenía frente a mí, siguiendo el camino, hasta lo alto de Calton Hill. ¡Wow!, la construcción que aparecía entre la niebla es espectacular, ahora “entiendo” por qué la llaman la “Atenas del Norte” xD. Es el Monumento Nacional de Edimburgo, fue construido en 1829 como un memorial por los caídos en las guerras napoleónicas siguiendo el ejemplo anteriormente citado del Partenón de Atenas… Pero no se llegó a terminar, por lo que está inacabado y produce una sensación extraña al verlo por otro lado que no sea el único que hay construido xD. No obstante, mooola mucho, especialmente en este caso como decía, ya que al estar entre la niebla le da un toque muy interesante y muy fotogénico. Eso sí, sufrí de lo lindo para poder sacar la foto colocando la cámara sin trípode en algún lugar que se sostuviera mientras llovía a raudales…

No es el único monumento o edificio aquí construido y de interés, hay más…

Tenemos el Monumento a Nelson, construido en 1815 y de 32m de altura, situado en la parte más alta de Calton Hill. Y sí, es el tal Nelson que los británicos (ellos siempre tan demagogos, colonialistas y piratas) convirtieron en héroe nacional, ya que, según dicen ellos, derrotó a la Armada Invencible en la Batalla de Trafalgar. Obviamente a estas alturas de la vida todos sabemos que no es cierto, y que fueron las condiciones climatológicas las que “derrotaron” (por decir algo) a la flota española, la cual no pudo cumplir la misión de transportar a los Tercios de Flandes para conquistar y destronar (que no anexionar) a la Reina de Inglaterra. A pesar de ser una flota inferior en número, obviamente era muy superior a nivel técnico y armamentístico que la británica, y así se mantuvo hasta bien entrado el s.XVII ya que, igualmente, es falso que tras esta batalla (perdida por España, no ganada por el Reino Unido), España perdiera su poderío naval y marítimo mundial, es más, tanto antes de Trafalgar como después, en numerosas ocasiones navíos españoles llegaron a las costas británicas atacando diversas ciudades y localizaciones, pero sin ser número y organización suficiente para realizar un asalto a Londres con garantías. Pero bueno, esa es otra historia… no dejéis que los piratas os engañen niños ;).

Tras este breve pero interesante y esclarecedor paréntesis que parece que, a día de hoy como decía, muchos no saben, continuo con lo que tenemos en Calton Hill xD.

Hay un monumento a Robert Burns (poeta escocés), construido en 1830, nada reseñable.

El City Observatory, un pequeño complejo, construido en 1818, cuyo edificio central es de estilo y planta griega rodeado por un muro, en cuyo extremo derecho podemos encontrar una torre gótica anterior. Actualmente ya no se utiliza como observatorio, ignoro si se le da algún otro uso…

Por último, tenemos el Dugald Stewart Monument, otro monumento memorial construido en 1831 (también en estilo arquitectónico griego tomando como ejemplo la Linterna de Lisícrates), dedicado al filósofo escocés Dougal Stewart, el cual también fue profesor de la Universidad de Edimburgo. Desde este punto, tenemos unas increíbles vistas de la ciudad de Edimburgo tras el monumento, siendo una de las imágenes y fotos más “típicas” de Edimburgo…

Claro, eso si pudiera ver la ciudad :(. La niebla no me dejaba ver absolutamente nada. A estas alturas estaba totalmente empapado de arriba a abajo, mi ropa era parte de mi piel, pegada a ella al estar mojada, se me caía el moquillo de la nariz, estaba chorreando, preocupado porque me podía pillar un buen resfriado y mosqueado porque había madrugado un huevo para subir a Calton Hill y no podía tomar fotos en condiciones ni ver la ciudad desde aquí como quería, vaya putada :(. En fin, me di una vueltecita por los alrededores (total, ya me daba igual mojarme más) pero era algo inútil, no podía disfrutar el entorno ni ver que había a mi alrededor, no podía ver ni Edimburgo ni el puerto (al “otro” lado de la colina). Sólo estaba yo aquí, unos trabajadores detrás del “Partenón” montando una especie de tienda de campaña gigante (para algún acto o similar supongo) y una pareja que iban como yo (me los crucé un par de veces y se fueron en na y menos), pero mejor preparados, es decir: iban mojados hasta las orejas pero con ropa deportiva térmica ajustada (mallas) para la lluvia… ¡así sí! xD.

Cojonudo, el visor de la cámara se había vuelto a empañar por la humedad, otra vez igual que ayer, sin poder tomar fotos y a tirar de móvil… No podía hacer mucho más aquí, así que mojado y jodido bajé por donde había subido y me refugié un rato de la lluvia en el mismo lugar que antes de subir xD. En serio, estaba por ir al hostel, tomar una ducha caliente, cambiarme y quedarme allí hasta que dejara de llover, pero es que entonces no iba a ver nada :(. Bien, al lado de St Andrew’s House y frente a Waterloo Pl estaba el último lugar a visitar en Calton Hill.

Es el Political Martyr’s Monument; un memorial dedicado a los mártires escoceses de la libertad (tiene su historia, podéis verla en el enlace), consta de dos partes: la primera es un obelisco construido en 1844, y la segunda una pequeña construcción a modo de atalaya y construido en 1852. Pero lo mejor de todo es que ambos monumentos están dentro de un pequeño pero interesante cementerio (y es que los cementerios escoceses son la caña xD). Al salir del mismo me refugié bajo una marquesina de bus varios minutos por la lluvia. Seguía sin haber prácticamente nadie por la calle, el día continuaba oscuro y gris…

Tocaba seguir, ahora continué por Calton Rd hasta enlazar con Leith St hasta llegar (apenas 5min andando) hasta el Omni Centre, un centro comercial en cuya entrada había quedado con una chica que había conocido mediante couchsurfing. Había hablado con varias personas, pero al final entre unas cosas y otras y el poco tiempo de antelación, no pude alojarme en casa de nadie y Lara fue la única persona con la que pude quedar. Había confirmado con ella el día anterior a mi llegada a Edimburgo dónde y cuándo íbamos a quedar hoy, prontito y, como no sabía el tiempo que iba a estar con ella, por eso aproveché para salir bien pronto y “quitarme” la parte de Calton Hill, aunque para lo que me había valido…

Llegué al Omni Centre como decía, hay unas estatuas de jirafas en la entrada, donde habíamos quedado, aunque obviamente con la lluvia y empapadito que estaba no iba a quedarme fuera, así que entré dentro del centro comercial. Justo acababan de abrir, vamos, abrir las puertas principales, porque el resto apenas estaba abierto nada. En la primera planta, en esta entrada (ya que el centro comercial es bastante tocho), hay restaurantes y bares (en la segunda había un cine), pero apenas había un bar abierto (donde parece ser emiten partidos y demás), el resto estaba todavía todo cerrado. Pregunté a un chico de limpieza dónde estaban los baños (necesitaba mear y secarme un poco) y me dijo que no había baños, ¡que sólo los de los restaurantes y demás! No sé si me estaba tomando el pelo… ¡¿¡cómo no va a haber baños en un centro comercial!?!, ¡es imposible! En fin, puse cara de incredulidad y me fui, di una vueltecita por aquí a ver si los veía pero tampoco los encontré, lo mismo era cierto, pero vamos, qué raro…

Había llegado con antelación, así que me tocó esperar a que llegara Lara, al menos aquí dentro no llovía y la temperatura, obviamente, era más alta, pero como tenía toda la ropa empapada y calada, el frío de la misma empezaba a llegarme al cuerpo bajando mi sensación térmica :(. En fin, tras unos minutos apareció Lara en su bici. Habla un perfecto español y ha vivido en varios países, así que alternamos conversación en español y en inglés, ya que a mí me viene bien esto último también xD. ¡Apenas iba abrigada!, y yo: “pero chicaaa, ¿no tienes frío?” jeje, están acostumbrados a este clima, pero yo no tanto… Su idea era llevarme a desayunar a un sitio que conocía, pero estaba cerrado, fuimos a otro… y también estaba cerrado… Joder, ¡es que es mu pronto! jaja, aunque los bares en España ya están abiertos a estas horas obviamente. Así que al final nos fuimos cerca de su barrio, andando unos minutos, por Leith Street y luego a la derecha, en una zona residencial y típica escocesa (¡me encantó la zona!) donde nos metimos en un pequeño “bar” que hacía esquina. Un local de madera, muy pequeñito con dos plantas, donde se podía tomar café, té y picar algo de comer (pedimos cafés y algo de comer), un pequeño lugar muy acogedor realmente, me gustó mucho :).

Y hablando, hablando, hablando… se nos pasó el tiempo. ¡Estuvimos horas!, más tiempo del que yo a priori tenía previsto (de hecho nos fuimos porque ella se tenía que ir ya que había quedado), pero estaba tan cómodo en ese local y, especialmente, tan cómodo hablando con Lara que el tiempo se pasó volando y no me hubiera importado seguir varias horas más charlando con ella. Una chica súper maja, abierta de mente, curiosa con ganas de preguntar y aprender cosas nuevas y escuchar experiencias de otras personas, al igual que con muchos conocimientos y experiencias que enseñar y compartir. Además había vivido en España y le encantaba viajar. Hablamos de muchísimos temas variados, algunos más superficiales y otros más profundos y filosóficos… Y así, como digo, se nos pasó el tiempo volando. Una chica interesante y preciosa (todo hay que decirlo) que hizo que mi breve estancia en Edimburgo fuera mucho mejor todavía de lo que sería si no la hubiera conocido, con gente así da gusto, sinceramente :D.

Por suerte, aquí pude ir al baño y también secarme y calentarme un poquito jeje, el frío ya había pasado… y cuando salimos, ¡había dejado de llover!, no me lo podía creer… Es que lo sabía, mi puta suerte… Mira que esta mañana al levantarme, como ya dije, estuve a punto de quedarme sobando viendo cómo estaba el día y levantarme ya para quedar con Lara y a ver si había suerte y dejaba de llover… pero joder, ¡el tiempo que había visto para el día de hoy en Edimburgo indicaba que iba a llover todo el día! Hay que joderse… En fin, el día seguía oscuro y gris pero ya no llovía, sólo chispeaba de ved en cuando… tiene cojones. Pues nada, muy a mi pesar, nos despedimos, ella cogió su bici y se puso su gorrito y el chaleco reflectante, y yo continué mi camino, ya era mediodía…

Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). CRÓNICA - Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc).

Fui bajando de nuevo por Leith Street hasta llegar a Princess Street y tomarla a mi derecha… Bien, a partir de ahora me dediqué a dar un paseo e ir callejeando disfrutando de la zona mientras, mapa en mano, iba visitando y recorriendo todos los lugares de interés. Esta zona es lo que se denomina la Ciudad Nueva de Edimburgo. Tanto ésta como la Ciudad Vieja, son Patrimonio de la Humanidad, y el área es un ejemplo de implantación urbanística, básicamente de estilo neoclásico, construida entre 1765 y 1850 (aprox). Llegó un momento que la Ciudad Vieja dentro de las murallas de la ciudad no daba más de sí, por lo que para evitar el éxodo masivo de la población y atraer peña con pasta e intelectuales (había llegado la Ilustración a Escocia), se desarrolló esta ampliación urbanística.

En un principio simplemente era un “anexo de lujo” a la ciudad donde se fueron trasladando los ricachones de la época en Edimburgo (mientras los pobres seguían en la Ciudad Vieja), pero poco a poco se fue convirtiendo en un área comercial y cultural. Especialmente la ya citada Princess Street, una de las arterias principales y más famosas de la ciudad, la cual recorre de forma paralela la depresión donde nos encontramos la Estación de Tren de Waverley y, más adelante, el volcán extinguido donde se encuentra el Castillo de Edimburgo, al igual que está llena de tiendas y gente… Parte de la avenida estaba en obras cuando yo estuve, ya que estaban realizando las obras para el futuro tranvía que recorrerá parte de la ciudad.

En fin, la verdad es que la zona está muy bien para pasear tranquilamente, está todo limpio y bien cuidado, pasamos del medievo al neoclasicismo ilustrado :). Bien, pasé por la Register House (construida en 1788 y lugar donde se alberga el Archivo Nacional de Escocia, en el exterior hay una estatua ecuestre del Duque de Wellington) y el Balmoral Hotel, y es que no me canso de ver este edificio, es simplemente espectacular (justo al lado está la Oficina de Turismo, a la cual se me olvido entrar para preguntar una cosilla)… Y justo unos pasos más adelante nos encontramos con el Scott Monument, una torre de 61m de estilo victoriano construido en 1841 y dedicado a Walter Scott, a continuación subí por St David Street pasando por St Andrew Square (rodeada por interesantes edificios), el Scottish National Portrait Gallery (con retratos y esculturas de famosas personalidades escocesas), los Queen Street Gardens, la Iglesia de St Andrew y St George (construida en 1784 con una planta un tanto “extraña”), para volver a bajar hasta Princess Street por Hannover Street situándome en un mirador que hay en la depresión (digamos que donde estaba lo “parte” por la mitad) entre el Castillo y los East Princess garden Street, desde aquí tenemos unas buenas vistas de parte de los jardines, la estación de tren, el Hotel Balmoral y Calton Hill (a pesar de la distancia, la niebla iba levantando y algo se podía ver desde aquí).

Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc).

En este “mirador” nos encontramos dos lugares importantes localizados en una amplia plaza (si la cruzamos volvemos a la Ciudad Vieja salvando la depresión que, por cierto, fue un lago, desecado para la construcción de la Ciudad Nueva).

El primero de ellos es el Royal Scottish Academy ; es la principal organización escocesa de arte, situado en un espectacular edificio de planta griega y estilo neoclásico (cómo les gusta lo griego a estos escoceses jeje), construido en 1826. Me encanta su espectacular fachada la verdad. Entré para echar un vistazo y no había nada gratis, todas las exposiciones eran de pago, así que nada; para afuera xD.

Y justo al lado tenemos el National Gallery of Scotland. Otro espectacular edificio de estilo neoclásico y planta griega (del mismo arquitecto que el anterior) y construido en 1859. Alberga una importante colección de arte (pintura y escultura) de Europa en general y de Escocia en particular desde el Renacimiento hasta la actualidad, y se exhiben, por ejemplo, algunas importantes obras de con pintores como El Greco, Zurbarán o Goya. Muy a mi pesar, iba de pobre así que no lo iba a visitar :(.

Continué dando un paso sin más por Princess Street bordeando los West Princess Street Gardens (se pueden sacar muy buenas fotos desde aquí con el castillo en lo alto del volcán), hice una breve incursión en los propios jardines (súper cuidados, y sabéis que me encantan los parques :)), y callejeando sin más por las paralelas y perpendiculares a Princess Street, me encanta la zona la verdad.

Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc).

Así hasta llegar al final de la calle. Primero me dirigí a mi derecha por Charlotte Street hasta Charlotte Sq, un importante lugar, tanto por lo que alberga como por ser un gran ejemplo arquitectónico de lo que es la Ciudad Nueva.

Por una parte tenemos la Bute House (la residencia del Primer Ministro Escocés). Por otro lado la Georgian House (una interesante construcción restaurada del s.XVIII), y por último el National Trust for Scotland (los cuales se dedican a la conservación del patrimonio y legado escocés).

En fin, volví a Princess Street. Justo en la esquina entre Princess Street y Lothian Street, en la esquina del West Princess Street Gardens, a los pies del volcán, tenemos dos iglesias. Una es la St Cuthbert’s Parish Church, la otra es la St John’s Church, tampoco nada reseñable, era más interesante el entorno de los jardines donde se encontraban con un pequeño cementerio :).

Continué mi marcha, ahora sí tomando Lothian Street y a continuación King’s Stables Rd por la parte superior del volcán, dejando el Castillo de Edimburgo a mi izquierda, su visión en lo alto era espectacular. Volvía a chispear…

Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc).

Enlacé con Johston Street mientras seguía bordeando el Castillo, giré a mi izquierda y así llegué a Castlehill.. el pequeño camino que enlaza de nuevo con High Street y la Royal Mile, toda la zona estaba hasta arriba de peña… Lo primero que vi aquí fue la impresionante torre (la más alta de Edimburgo) del Highland Tolbooth Kirk. Obviamente lo primero que piensas al ver el edificio gótico construido en 1845, es que es una iglesia o similar… sí, lo fue, pero actualmente es la sede del Festival de Edimburgo… y un café/restaurante, entré a echar un vistazo y poco más. Ahora me dirigí al castillo, pero antes me entretuve con otros dos lugares que hay de camino. El primero de ellos es el Outlook Tower & Camera Obscura, un interesante lugar que me hubiera encantado visitar, pero con esos precios va a ser que no… por lo que sólo entré en la tienda y donde están las taquillas.

Y el segundo, donde estuve un buen ratazo, es el Tartan Weaving Mill.Un lugar curioso, que ocupa parte de antiguas dependencias del Castillo, donde podemos encontrar de todo, el lugar ideal para que el turista pasé un rato y se deje la pasta (no en mi caso xD). Tenemos tiendas con todo tipo de artilugios; desde cualquier recuerdo para el turista, a armas y armaduras medievales, tatuajes y, especialmente: ropa. Te pueden hacer ropa a medida o comprar lo que desees de productos escoceses, dentro de una amplia variedad de precios todo hay que decirlo. Pero además, hay varias exposiciones con reproducciones en cera de las evoluciones del traje escocés a lo largo de los siglos y diversas reproducciones de cómo en siglos pasados se trataba le tela y se fabricaba ropa (ya que hay fábrica en el mismo edificio y lo puedes visitar). Todo es como un mini parque temático siguiendo un camino, tienes tres plantas (si no recuerdo mal), en la de abajo (el sótano) estaba prácticamente cerrada y no pude ver nada, parece que es un espacio dedicado a exposiciones o similar.

En serio, merece la pena gastar un ratillo visitando este lugar… Y si no, aparte del ya mencionado Camera Obscura, también aquí al lado tenéis el Museo de la Guerra y el Museo del Whisky ;).

Pues nada, vámonos al castillo. Simplemente subir por CastleHill unos metros y llegamos a uno de los lugares más visitados y conocidos de Edimburgo y de Escocia. El cual yo no iba a visitar la verdad xD, ya he dicho que venía de pobre y, aunque sí me hubiera gustado visitarlo, no podía pagar la entrada, con eso puedo comer todo el día… Pero obviamente, no me podía ir sin al menos acercarme y ver la entrada principal y su entorno y tomar unas fotillos ;).

Tanto nombrar el Castillo de Edimburgo y no lo iba ni a visitar xD. Habría mucho que contar del mismo, así que intentaré no extenderme. Bien, el castillo está situado sobre un volcán extinguido, un lugar estratégico y abrupto perfecto para la defensa, obviamente el objetivo del castillo, aunque también ha sido residencia real. Ya el lugar estaba habitado con una supuesta “fortaleza” desde el s. IX antes de Cristo, y se tiene constancia que ya en el s. XII existía gran parte del castillo actual. Ha “participado” en varias guerras y su última participación militar fue en 1745. En la entrada podemos encontrar estatuas de Bruce y William Wallace y algunas de sus estancias o lugares más llamativos e importantes son: el National War Museum of Scotland, Scottish National War Memorial, Great Hall, St Margaret’s Chapel, Royal Palace, Royal Apartments…

Como digo, hay mucho que ver y mucho de lo que hablar del castillo, por lo que os emplazo a leer el enlace del mismo. La verdad… es una lástima no haberlo visitado, se que, como amante de los castillos, me habría encantado. Quizás es pecado no haber visitado el Castillo de Edimburgo estando en la ciudad, siendo el principal atractivo turístico de la misma… pero bueno, es lo que hay, ya tocará ;).

Yo apenas estuve un ratillo por aquí tomando fotos. Primero en la explanada frente al castillo (donde hay colocados unas llamativas y enormes gradas para distintos actos) y en la entrada principal (dentro del castillo) ya que, al igual que en el Castillo de Stirling, las taquillas están dentro, así que al menos hasta el “primer patio” puedes entrar xD. Nada, unas fotos y me fui…

Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). CRÓNICA - Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc).

Continué mi camino. Bajé de nuevo por CastleHill hasta la unión con High Street. Toda esta zona de hecho se llama Lawnmarket, área donde había varios mercados, especialmente de ropa, hasta el s. XVIII, como así atestiguan muchas casitas en la zona de antiguos mercaderes. Bajé por unas escaleras a mi derecha (ya que en esta zona hay distintos niveles de alturas, ya se sabe, ir construyendo encima y tal xD) para así llegar al Grassmarket; dos calles y una plaza que formaban el mercado más importante de la ciudad desde finales del s. XVI hasta principios del s. XX. Gran parte de la zona es peatonal, muy agradable para el paseo. Igualmente, toda la zona y su extensión por Cowgate, está llena de restaurantes, pubs, hostels y ambiente universitario (es la zona de fiesta de Edimburgo, muchos garitos a poca distancia andando entre sí). En otras épocas… la zona, aparte de ser el centro principal de comercio de la Ciudad Vieja, no dejaba de ser un lugar donde la pobreza y la delincuencia campaban a partes iguales.

Dejé Cowgate a mi izquierda y tome a mi derecha Candlemaker Row, en esta zona había varias cositas a visitar. Primero la Greyfriars Bobby Statue, o lo que es lo mismo: el Hachiko escocés xD. Un perro que estuvo 14 años “cuidando” y acompañando la tumba de su dueño fallecido (un oficial de policía), hasta que murió en 1872. Como podéis imaginar, la historia tiene libros y películas. Se levantó este monumento en su honor, su tumba está en el cementerio adyacente, hay un pub frente a la estatua con el mismo nombre…

De forma adyacente como decía, hay otro de esos espectaculares rincones que nos podemos encontrar en Edimburgo. Es el Greyfriars Kirk… un oasis de paz y tranquilidad, con su iglesia y cementerio. La iglesia fue construida en 1620 y es uno de los edificios mejor conservados de la Ciudad Vieja, mientras que el cementerio alberga a varios escoceses de renombre. El cementerio es precioso, es un “parque” en absoluto silencio, salpicado con tumbas llenas de musgo y algún mausoleo y rodeado por muros y casas de piedra… Precioso, en serio, el contraste de tonalidades del lugar (especialmente cuando estuve yo en otoño por las hojas de los árboles caídas) es ideal para sacarle el máximo a vuestra cámara o móvil (el visor de mi cámara ya se había desempañado por cierto xD, aunque utilicé bastante el móvil) jugando con la saturación, contraste y hdr ;).

Tras un ratito aquí continué mi camino. Bien, frente al cementerio, tenemos el National Museum of Scotland, constituido por dos edificios: uno de 1998 y otro de 1866 y, siendo parte del mismo, tenemos el Royal Museum. La entrada es gratuita (no sé si a todo el recinto), así que, ahora sí, lo visité, aunque no completo, no tenía tiempo para todo y ya sabemos que en los museos nacionales te puedes tirar varias horas tranquilamente.

Ahora continué bajando por Bristo Pl hasta llegar a Bristo Square, una plaza (utilizada mucho por peña con patines, monopatín, bici…) al ladito de la Universidad de Edimburgo (construida en 1583 y Patrimonio de la Humanidad), una de los edificios de la misma y que también da justo a la plaza es el McEvan Hall, decorado con enormes fotos de retratos de peña (¿?). Siempre me suelo colar en las universidades (especialmente en universidades así, históricas, Patrimonio de la Humanidad y con una arquitectura interesante), pero no se por qué en este caso pasé de largo sin más :(.

En fin, giré a la izquierda bajado por Potterrow y luego giré por Nicolson Street, encontrándome una mezquita con gente que me “miraba raro” en el exterior de la misma (los alrededores estaban completamente desiertos y abandonados, no sé por qué…), no me moló mucho el ambiente y la zona y continué mi camino hacia Nicolson Street, subiendo por la misma… Pasé al ladito del Surgeons Hall’s Museums, dejándolo a mi derecha, y un poco más arriba a mi izquierda llegué al Edinbugh University Old College. Aquí sí entré jeje. Un lugar precioso, con toda la construcción articulada frente a un patio central. Curiosamente no había nadie, no se veían alumnos, ni gente ni na de na… pues na, me di una vuelta por el interior (por el patio) viendo el complejo y me fui…

Hace ya un buen rato que tenía hambre, no había comido y joder, ya tocaba o iba a decaer… Y curiosamente según iba andando encontré un pequeño local de bocadillos tipo Subway con menús baratitos (bocadillo, bebida y patatas por 3 libras máximo, creo que era menos…) obviamente estaba destinado a universitarios. No había visto nada más barato por aquí, y los bocadillos estaban bastante bien, así que a comer xD. Además la chica que me atendió era española, estaba estudiando en Edimburgo y trabajando a media jornada, después de servirme a mí vinieron un par de colegas suyos, comieron para esperarla y luego se fueron. Juer, el bocadillo estaba súper bueno y salí lleno (bueno, me habría comido otro la verdad xD). Una vez con algo en el estómago y fuerzas recuperadas, tocaba seguir el camino…

Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc).

Curiosamente (¡me cago en to!), ya no llovía desde hace un buen rato, la niebla había desaparecido y el Sol había aparecido, ahora mismo hacía un día cojonudo, un día perfecto para hacer turismo. Bueno, algo es algo.

Pues nada, continuamos el camino… En unos minutos llegué de  nuevo a High Street, a la Royal Mile. Y debo reiterar y volver a decir que me encanta Edimburgo y me encanta pasear por la Royal Mile, especialmente por High Street, el “centro” de la ciudad como tal. Recorrí todo este tramo, High Street, hasta Lawmarket.

Ante mi tenía de nuevo el City Chambers, construido en 1761 como lugar de reunión de los mercantes de la ciudad y, no olvidemos, que bajo el City Chambers tenemos parte de la antigua ciudad medieval de Edimburgo y el Mary King’s Close… Casi frente al City Chambers, tenemos el Mercat Cross, lugar igualmente de reuniones y negocios por parte de empresarios, mercantes, etc… Indicar que aquí también se leían al público diferentes comunicados reales.

A los pies de la Catedral tenemos la estatua de Adam Smith, conocido por todos obviamente, economista y filósofo escocés, el cual postuló enunciados acerca del capitalismo y el libre mercado que continúan vigentes hoy en día y han servido para la evolución y desarrollo del pensamiento económico. Y ahora llegué (al ladito vamos), a otro de los platos fuertes de Edimburgo: la citada Catedral de St Giles. La Catedral no es muy grande, ni majestuosa, ni espectacular… pero tiene su encanto, además es fácilmente reconocible en el skyline de la ciudad.

En este mismo lugar había una iglesia construida en 1126, destruida por los ingleses en 1385. La presente construcción data del s. XV, aunque ha sufrido varios incendios y reformas, siendo ésta última la más importante en el s. XIX. Como es habitual, ha sido testigo de revueltas, de problemas religiosos, de “perder el título” de Catedral… Como indicaba, no es nada espectacular y a un nivel lejano de lo que tenemos por nuestras tierras, pero tiene su encanto realmente, especialmente su interior, aunque ciertamente la iluminación ayuda mucho a resaltar ese color de la piedra y ese estilo gótico ;). El interior presenta interesantes vidrieras y varias tumbas y monumentos, pero lo más reseñable es la Thiste Chapel, dedicada a la, posiblemente, orden caballeresca más importante de la historia de Edimburgo; la Order of Chivlary, con una breve pero interesante historia que os recomiendo leer. En este capilla de exquisito gótico podemos ver también las 16 armaduras, representaciones, de esos 16 caballeros de la orden…

Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc).

Tocaba seguir el camino. Me dirigí unos pasos dirección Castillo, hacia Lawnmarket y giré a la derecha bajando por Bank St, dejando a mi derecha el Writter’s Museum y frente a mí el Museum on the Mound. Continué bajando por Bank St hasta la unión con Market St y The Mound, a mi izquierda unas casitas preciosas en la colina… A mi izquierda, de nuevo, la National Gallery of Scotland y la Royal Scottish Academy. Volvía a encontrarme en el East Princess Street Gardens, lugar que me encanta, siendo “aficionado” a los jardines y zonas verdes xD, aquí se pueden tomar buenas fotillos y buenas panorámicas, aparte de disfrutar de un tranquilo paseo por los jardines… recomiendo dedicar a esta zona un ratillo, sin duda, ahora yo le dediqué más tiempo que por la mañana…

Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc).

Bueno, tras el paseo por la zona y cruzar de nuevo hasta la zona comercial de Princess St… pensé en qué hacer. Todavía era de día, ya atardeciendo pero con suficiente luz. Como indiqué, se había destapado el día, el Sol había salido, poquitas nubes, no llovía evidentemente, temperatura agradable… ¡Qué cojones!, tenía tiempo, ¡¡¡me voy otra vez a Calton Hill!!! xDDD. De verdad, es que tiene tela… hoy había madrugado mogollón para aprovechar el tiempo y poder visitar Calton Hill a primera hora sin gente… y me tocó frío, niebla y mucha lluvia. Acabé totalmente empapado, helado, sin poder ver la zona en condiciones, sin poder tener una panorámica de la ciudad, sin poder tomar muchas fotos (aunque con la niebla también tuvo su encanto xD), ¡y ahora el tiempo era perfecto! Pues nada, vamos de nuevo para allá jeje.

No voy a comentar muchas cosillas nuevas, ya que toda la información al respecto de Calton Hill, lo que hay y lo que podemos ver, está al principio del post… Decir que ahora, como es lógico por la hora y el tiempo que se había quedado, la zona estaba llena de gente, especialmente familias, turistas y peña haciendo deporte y demás. Ahora sí pude tomar más fotillos de toda la zona, incluidas las panorámicas que me faltaron, y es que no me podía ir de Edimburgo sin ver la ciudad desde aquí, quizás la foto, la imagen, más famosa y conocida de Edimburgo: la panorámica de la ciudad con el Dugald Stewart’s Monument en primer plano.

También pude ver desde aquí arriba el Centro Comercial Omni Centre donde había estado con Lara por la mañana y toda la New Town, la cual se extiende hasta el mar, y es que Edimburgo no es tan pequeñita como parece… Y, por el otro lado, la llamativa colina de Holyrood Park y Canongate (donde iría mañana).

En fin, me encanta Calton Hill, es una de mis zonas favoritas de Edimburgo, todo el mundo que visite la ciudad debería pasarse por aquí y disfrutar del entorno y las vistas :).

Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc).
Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc).

Al final le dediqué a Calton Hill más tiempo del previsto jeje, ya estaba anocheciendo cuando decidí irme… estuve un ratillo viendo el “folclore indio” que había montado por aquí jeje. Resulta que la carpa o similar que estaban montando por la mañana era para algún evento hindú (tenía pinta de haber sido una boda).

Según volvía al hostel, ya completamente de noche, en la Royal Mile, dediqué un ratillo a visitar callejones xD. Entre High Street y Royal Mile hay infinidad de callejones oscuros, recovecos tétricos… pero a la vez llamativos, su oscuridad y sombras proyectadas por la tenue luz de la calle llaman la atención y te remontan a épocas pasadas, a épocas medievales tétricas, a épocas ilustradas en busca de una nueva luz… Mola mola :).

Pues nada, compré algo para cenar en una tienda 24 hindú y para el hostel. Un ratillo a descansar, cenar (sí, a pesar de lo pronto que era) y buscar luego algún sitio donde tomar una cervecita mientras veía al Madrid en Champions ;). Hablé con Íñigo vía sms, me dijo que había quedado con compis de nuestro hostel y de otro hostel (todos españoles) en un garito cercano para tomar unas pintas y ver el partido, que fuera para allá… A lo que le dije que… ¡of course! jajaja. Me indicó dónde estaba el lugar y cómo se llamaba, al que, tras cenar y demás, me dirigí…

Joder, sus muertos, estuve media hora dando vueltas sin encontrar el puto garito, según las indicaciones de Íñigo debía estar “ahí”, y de hecho pasé por delante dos veces… Me estaba volviendo loco, no entendía cómo no podía encontrarlo, estaba seguro de que tenía que haberlo pasado en algún momento… Volví al lugar donde creía que debía estar y que había pasado ya dos veces… pero esta vez me acerqué a la puerta… y ahí estaba, joder, era ese, sólo que por fuera pone otro nombre pero luego el garito como tal (parece que era parte de un hostel o un restaurante o yo qué sé) es el que me había indicado Íñigo… Uf, mira que había dado vueltas y había pasado por aquí dos veces sin darme cuenta… De hecho había enviado un par de sms a Íñigo para preguntarle y no me contestaba…

En fin, ya estaba aquí, entré al garito pero no veía a Íñigo… iba a dar una vuelta por el garito o salir fuera a ver si lo veía y justo entraba él, había ido al hostel a buscarme, pero claro, yo estaba ya fuera buscando el garito jaja, no tenía cobertura dentro, por eso no me había contestado… Bueno, ya está xD. Me presento al resto de colegas españoles que estaban allí (algunos de ellos estudiando, otros currando, otros buscando curro…) y vimos el partido tomando unas cervecitas :).

Estuve hablando con los compis un ratillo acerca del tema laboral y demás… En fin, qué os voy a contar que no sepáis: no hay trabajo, casi imposible encontrar curro, la gente estaba allí trabajando en cosillas temporales, medias jornadas, currando en los hostels por comida y cama, otros estudiando allí porque sus padres tienen pasta y les pueden enviar a estudiar fuera… lo de siempre vamos.

Terminó el partido y casi todo el mundo se fue. Íñigo había quedado con otro colega que conoció, creo, en Australia… estuve a punto de irme con él, pero estaba bastante lejos y yo cansado y mañana madrugaba también, así que lo desestimé… Me quedé en el garito (que por cierto, estaba muy chulo por dentro) con otra chica y otro chico, terminando la cerveza… y me piré.

Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc). Día 4: Reino Unido (Escocia: Edimburgo con Ciudad Vieja y Nueva, Calton Hill, Princess Street, National Gallery & Museum, Greyfriars Kirk, Universidad, Catedral, Castillo, Royal Mile, etc).

Al hostel, preparar las cositas para mañana y a dormir… ¡Había sido un gran día, a pesar de la climatología, en una ciudad que me tenía enamorado!

¿Te ha gustado el post? ¿Valoras mi trabajo? ¿Te he ayudado o, al menos, entretenido?¡Comparte, sígueme, suscríbete... y comenta!, te estaré eternamente agradecido ;).

¡SUSCRÍBETE!

!Y llévate GRATIS el eBook "Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje"!

Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje - eBook Gratis - David Vecino ViajerosAlBlog.com

Toda la información expuesta es personal, independiente, real y experiencial. Soy un viajero como tú que escribe y comparte la información para intentar ayudar a otros viajeros como tú. En caso de patrocinios, menciones, blogtrips, afiliación, etc, será indicado y siempre será igualmente información personal, independiente, real y experiencial que aporta valor al lector y no supone absolutamente ningún coste adicional para el mismo.

Comentarios

comentarios

Sobre David Vecino De La Guía

David Vecino De La Guía

David Vecino De La Guía | Acuario y madrileño, ávido de información y nuevas experiencias. Maestrillo de todo, maestro de nada y profesional de mucho: turismo, protocolo, eventos, marketing, ventas, informática, formación, terapias alternativas, filosofía, etc… Cinéfilo, devorador de libros, electrónico musical, futbolero de pro y cervecero gastronómico. Viajero empedernido, a ratos turista, como mayor pasión. Ética, moral, valores, coherencia.

¡Deja un comentario!