Home / Europa / Eslovaquia / Bratislava / Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc).
Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). ViajerosAlBlog.com

Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc).

Día 4 – 22.08.12: Eslovaquia (Bratislava). Visitando: Danubio, Catedral, Muralla, Castillo, Novy Most, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, estatuas, etc. Visitar, qué ver y qué hacer.

CRÓNICA: Día 4 – 22.08.12: Eslovaquia (Bratislava). Llegada en bus a la pequeña e interesante ciudad de Bratislava, capital de Eslovaquia y ciudad histórica de la antigua Checoslovaquia, y checkin en el hostel. Tras un pequeño descanso, visita a la ciudad: Spitalska y Sturova hasta la ribera del Danubio y Nam Stura. Continuando por la Catedral de San Martín como uno de los símbolos de la ciudad, y la muralla exterior. Así hasta llegar al Castillo de Bratislava con unas vistas espectaculares de la ciudad, del Danubio y del Puente Novy Most. Continuando por el Palacio Grassalkovich, residencia del Presidente, y entrando al Casco Histórico por la Michael’s Gate. Paseando por calles medievales y empedradas entre palacios, edificios barrocos y neoclásicos, el Antiguo Ayuntamiento y las distintas estatuas, símbolos de la ciudad, finalizando el día con pizza y cerveza baratita.

Tocaba levantarse prontito (otro día más xD), para disfrutar y aprovechar al máximo y a tope de un nuevo día :).

Las 06:30. Mis compis de habitación sobaban… Yo recogí todo lo más rápido posible y haciendo el menor ruido posible… y antes de irme le dejé un mensaje escrito en un papel en su taquilla a Julie, la chica holandesa con la que más había hablado en estos días en el hostel, simplemente para seguir en contacto… A continuación me despedí de la owner y me las piré…

A coger el metro en Astoria, y de aquí a Nepliget. Llegué más rápido de lo previsto, así que tenía tiempo para dar una vueltecilla por los alrededores… Aquí en Nepliget es donde tenía que coger el bus de la empresa Orangeways que me iba a llevar a Bratislava. Tenía algunas dudas de dónde se cogía el bus, no parecía fácil, pero tras leer en Internet algunas opiniones, se me quitaron todas las dudas… En efecto, es muy fácil: simplemente al llegar a Nepliget, verás indicaciones de Orangeways a seguir para llegar al lugar dónde se pilla el bus. Básicamente a un lado tenemos la Estación de Autobuses de Nepliget, aquí no es, y al otro lado tenemos el Estadio de Fútbol del Ferencvaros, aquí sí es xD, es decir: la estación de bus de Orangeways está en los bajos del estadio, a pie de calle. No tiene pérdida como digo, tanto dentro de la estación con las indicaciones a seguir, como el amplio cartel de Orangeways que nos recibe una vez salimos del metro y tenemos el estadio frente a nosotros.

Sí, estoy en el barrio de Ferencvaros, y éste es el estadio, como indicaba, del Ferencvaros T.C. La verdad es que el estadio se ve bastante viejo y con la pintura desconchada… En fin, simplemente me di una vueltecilla por los alrededores (no hay nada que ver o hacer la verdad) y a esperar el bus, que llegó puntual y salimos puntuales a las 08:00 con destino Bratislava… El bus iba totalmente lleno, el 99% de los viajeros éramos turistas, aunque pocos íbamos a Bratislava realmente, ya que el bus sigue su ruta hasta Praga y finalizando en Berlín…

Mi aventura en Budapest llegaba a su fin… Y, “aprovechando” el mega atasco que pillamos de salida de Budapest, empecé a dormitar y a echar una breve cabezada (juer, es que estaba reventado), mientras, por mi cabeza iban pasando imágenes de todo lo vivido en Budapest en estos dos días pasados… Dejaba una gran ciudad a la que llegué casi por casualidad en unos días libres y que me había enamorado. Budapest era también una ciudad pendiente, escrita en una lista inabarcable… pero que no estaba situada en los primeros puestos. Ahora, tras descubrirla, he de decir que es un gran ciudad y un gran lugar por descubrir que merece estar más arriba en algunas “listas”. Y es una lástima no haber tenido dos días más aquí para ver todo lo que me ha faltado… Eso sí, he pateado como un animal y he podido ver y recorrer en dos días lo que otros mortales visitan en 3 ó 4… No obstante, y siempre existiendo disponibilidad, recomiendo al menos 4 días en Budapest… En fin, lo dicho, mis ojos se cerraban mientras estaba sentado en el bus a merced de un atasco… y por mis ojos iban pasando imágenes y más imágenes… El sueño me vencía y, aunque solo fueran unos minutos, necesitaba dormir… Un nuevo país, una nueva ciudad, una nueva pateada y una nueva aventurilla… me esperaba ;).

Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, etc).

Varias cabezadas después y tras atravesar la frontera… el bus paró en una amplia área de servicio para echar gasofa. La típica área de servicio petadísima donde para todo el mundo… incluyendo todas las rutas turísticas. No me lo podía creer… aquí estaban el mismo grupo de españoles que me encontré ayer en Szechenyi :S. En fin, mear, algo de beber y para el bus de nuevo… Según arrancaba el bus, una pasajera llegó corriendo y comenzó a golpear la puerta, ¡¡¡se había quedado en tierra!!!, el conductor paró y la señora subió… menos mal que llegó a tiempo…

Y sin más novedad a las 11:00 (un poco más tarde de lo previsto debido al atasco en la salida de Budapest supongo), llegamos a Bratislava, nuestro destino, a la Estación de Autobuses de Mlynske Nivy (importante el dato, ya que hay otra estación de bus en la ciudad). Indicar también que viajar con Orangeways es totalmente recomendable, ya que cubre bastantes rutas por Europa del Este y Centroeuropa, en buenos autocares, ¡y es muy baratillo!, ideal para mochileros :).

La primera impresión de la ciudad fue positiva la verdad, hace mucho el llegar de día y con luz jeje, además, sin tener ninguna idea preconcebida de ninguna ciudad como siempre… todo estaba más limpio, “ordenado” y silencioso de lo esperado la verdad :). Además la zona donde se encuentra la estación de bus tiene un par de “rascacielos” de oficinas y da la impresión de ser relativamente “nueva”.

Mapa en mano y callejeando me dirigí a mi hostel, al cual llegué en 10min de forma rápida y precisa. Por cierto, el Patio Hostel es un hostel totalmente recomendado al que volvería sin duda, no os asustéis por la tétrica entrada jeje, el lugar está limpio, es barato, hay un ambiente genial, tiene buenos servicios y la situación es cojonuda :).

Tras realizar el checkin, como todavía no estaba libre la habitación, dejé la mochila y me fui a dar una vueltecilla por los alrededores y comer algo…

Pues nada, ya estaba en Eslovaquia, en Bratislava, el país y la ciudad “extra” de mi escapada al. En el post introductorio respecto a planning, información, impresiones y presupuesto ya había indicado que me salía más barato irme de Budapest a Bratislava, de Bratislava a Palma de Mallorca, y de Palma de Mallorca a Madrid, que quedarme un par de días más en Budapest y hacer la vuelta desde aquí a Madrid xD, así que la elección estaba clara y bien contento que estaba yo por disfrutar de un nuevo país y una nueva ciudad. Nunca había mostrado mucho interés en Bratislava realmente, pero sí era una ciudad, un destino, que había formado parte de varias escapadillas planificadas en mi cabeza con anterioridad, debido obviamente a su localización y situación entre Viena, Praga y Budapest. Al final, ya tocó, todo llega si tiene que llegar ;).

Como toda la escapada en su conjunto apenas había sido planificada debido al poco tiempo de antelación y el poco tiempo que yo tenía disponible, todo se realizó muy al libre albedrío. Especialmente en el caso de Bratislava, ya que no tenía mirado prácticamente nada, simplemente cómo llegar al hostel y fuera xD, apenas había hecho una pequeña revisión a la historia del país y la ciudad para tenerlo más fresco, ya que hay detalles que no estaba seguro o recordaba, y otro vistazo rápido al mapa turístico que me había descargado y llevaba en el móvil. Sí tenía claro el tiempo que le tenía que dedicar a la ciudad y lo que iba a ver, pero al libre albedrío como decía y mapa en mano.

Bratislava es la capital y la mayor ciudad de Eslovaquia con algo más de 460.000 habitantes, situada a orillas del Danubio y a apenas 62km de Viena (a unos 196 de Budapest), convirtiéndose así en la capital de un país Europeo que más cerca se encuentra de la capital de otro país Europeo. Tanto Bratislava como lo que hoy es Eslovaquia tienen una intensa historia a sus espaldas… Ya en el s. X los territorios de la actual Bratislava pertenecían a Hungría y en los siglos posteriores se fue convirtiendo en un importante centro político y económico para el Imperio, convirtiéndose en “ciudad” en 1291 y recibiendo el honor de usar su propio escudo de armas en 1436.

En 1526, tras la derrota de Hungría por los Otomanos, Bratislava resistió el asedio y no fue conquistada ni destruida en su totalidad, por lo que en 1536 fue designada capital de Hungría y pasó a formar parte de los Habsburgo. A lo largo del s. XVI, y debido a las frecuentes insurrecciones, Bratislava fue parcialmente invadida y destruida en varias ocasiones y recuperada por las tropas imperiales. A lo largo del s. XVIII la ciudad creció de forma exponencial en todos los ámbitos, llegando a convertirse en la ciudad más importante del Imperio, pero a finales de siglo su importancia e influencia comenzó a decaer en beneficio de Viena y Budapest.

Ya después de la Primera Guerra Mundial y la formación de Checoslovaquia en 1918, Bratislava se incorporó al nuevo estado no sin muchos problemas, ya que la población de mayoría húngara y alemana no quería, y las tropas checoslovacas tomaron la ciudad para unirla al país en 1919. En 1938, la Alemania nazi se anexionó Austria, Bratislava se declaró capital de la Primera República Eslovaca e inmediatamente entró en la órbita nazi. Posteriormente, Bratislava fue bombardeada por los aliados, ocupado por las tropas alemanas y tomada por el ejército soviético.

Tras la Segunda Guerra Mundial, el Partido Comunista tomó el poder, y Checoslovaquia pasó a formar parte del bloque oriental bajo influencia directa de la URSS. En 1968, tras el fracaso de intentar liberar la ciudad del comunismo, la misma fue ocupada por las tropas del Pacto de Varsovia. Posteriormente la ciudad se convirtió en la capital de la República Socialista Eslovaca y en uno de los principales centros contra el comunismo en la Revolución del Terciopelo en 1989.

Ya en 1993, con la disolución de Checoslovaquia, la ciudad se convirtió en la capital de la República Eslovaca, y fue creciendo especialmente a nivel económico. En el 2004 Eslovaquia entró a formar parte de la Unión Europea… Y así hasta ahora.

En los últimos años, Bratislava se hizo “famosilla” por la película “Hostel, ambientada en Bratislava y alrededores (aunque no se rodó ninguna escena en la ciudad o el país xD), aunque obviamente da una imagen que no es real. En ocasiones se tiene prejuicios previos al visitar determinados países o ciudades, especialmente en Europa del Este en este caso en concreto. Cierto es que hay determinados destinos que son más “peligrosos” para el turista, pero no quiere decir que te tenga que “pasar algo”, cualquier cosa te puede pasar en cualquier lugar, siempre hay que mantener las precauciones básicas. En el caso de Eslovaquia en general y Bratislava en particular, es un país relativamente tranquilo y seguro, apenas había leído aspectos negativos en lo que respecta a seguridad. Aunque, obviamente como he dicho; hay que mantener las precauciones básicas, especialmente al ser un turista puesto que eres un € andante y en países con una “economía y nivel social” (totalmente subjetivo) inferior a tu país de origen.

Cierto es que hay zonas que las ves bastante chungas (pero no por la gente, sino por lo viejo y desconchado que está todo) y algunos locales con no muy buenas pintas se te quedan mirando… pero nada fuera de lo normal :).

Por otra parte, es habitual oír que: “Bratislava no tiene nada que ver”, “no merece la pena visitar la ciudad”, “con un par de horas te sobra”, “es una cuidad fea”, etc y lindezas similares… Totalmente subjetivo hasta cierto punto. Ciertamente no es una ciudad a la que yo dedicaría y recomiende dedicar más de un día, es decir: es una ciudad para visita de un día, ida y vuelta o de paso, no para hacer noche… Eso siempre y cuando no vayas a recorrer el país y visitar algún lugar más claro… No obstante, Bratislava bien merece un día, ¡¡¡sin duda!!!

Vuelvo tras el pequeño gran inciso… ;).

Tenía dos horitas antes de poder entrar a mi habitación… Por lo que me fui a dar una vuelta por los alrededores del hostel… Frente a mi hostel a mano izquierda había un pequeño restaurante asiático, tenía bastante buena pinta y era baratillo (aunque no lo suficiente jeje), así que lo fiché para volver luego… ya que me encaminé por Spitalska un minutillo de nada andando, hasta un parque cercano :). En el, con el día espectacular que hacía (despejado, sol y calorcito, pero no tan brutal como en Budapest), había bastante gente sentada en bancos y en el césped comiendo, algunos parecían trabajadores de algún lugar cercano, ya que iban “arregladitos”, había una fuente, algunas estatuas cuyo significado desconozco y un pequeño palacete casi en ruinas vallado. Un agradable paseo y volví…

Como todavía tenía tiempo, no comí, sigo que me acerqué unos metros más adelante en la misma calle (frente a mi hostel prácticamente) a un centro comercial Tesco para echar un vistazo, pero ni encontré algún sitio en condiciones para picar algo (o estaban cerrados o no me convencía), ni un cajero para sacar algo de pasta, tuve que sacar pasta más tarde ya en el centro. Reseñar que al lado del centro comercial había un megahotel en un edificio abandonado, lleno de basura, pintadas, carteles y similar xD y, frente al mismo, una iglesia cuyo nombre desconozco al no haberla encontrado en guía/mapa.

Continué bajando por Spitalska hasta la Plaza Kamenne Nam, zona donde había ya bastante movimiento de tráfico y gente, ya que estás al ladito del casco antiguo. A la derecha un teatro, el Instituto Polaco y un montón de restaurantes. Al final… Tocó comer algo en el McDonald’s xD. Me pilló justo en el instante, era barato y tenían wifi, así que unas hamburguesitas entre pecho y espalda y guay, estómago lleno, fuerzas recuperadas, una última vueltecita que me di por los alrededores pasando por una sinagoga… y vuelta al hostel.

Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc).

Tras poder subir a mi habitación y echar una pequeña cabezadita mientras cargaba el móvil (además solo en la habitación, qué gozada) y mapa en mano (me lo habían dado antes en el hostel), comencé mi visita “en serio” por Bratislava, poco más de las 15, tenía muchas horas por delante y Bratislava es pequeño, todo se puede hacer andando para visitar todo lo que tenía previsto ;).

Me encaminé de nuevo por Spitalska hasta enlazar con Sturova, dejando todo el casco histórico y la ciudad vieja a mi derecha, bajando dirección Danubio. Callejeé un poco a mi izquierda para pasar por la Blue Church St. Elizabeth’s y continué bajando hasta llegar al Danubio, justo donde tenemos el puente metálico que atraviesa el tren. Aquí hay varios embarcaderos y algunos garitos, aunque todo un poco echado a perder… Yo continué por la orilla del río disfrutando de las vistas y el solecito, así hasta enlazar con la Avenida Razusovo Nabrezie, paralela al río.

A unos pasos, frente a mí, la pequeña rotonda Nam Stura de varios lugares interesantes: la Slovak National Gallery, la Slovak Philarmony y el Slovak Naroone Museum, aparte de alguna estatuilla y demás. Justo aquí llegó un barquito al apeadero que está al borde del río y bajaron tropecientos turistas del Imserso centroeuropeo sacando fotos por todos lados xD.

Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc).

Bueno, continué mi camino ya entrando en pleno centro histórico, hasta el Slovak National Theatre; un precioso edificio renacentista construido en 1885 y reinaugurado en 2007. La verdad es que el entorno donde se encuentra, en un extremo de la Plaza Hviezdoslavovo, es precioso; con varios edificios barrocos, jardincitos, terrazas donde poder tomar algo, suelo de adoquines formando mosaicos, turistas sacando fotos, algunas esculturas rarísimas y mazo de feas, y aquí podemos encontrar varios edificios interesantes a diversos niveles: el Carlton Hotel, el Czech Centre, la galerías de arte Medium y Bibiana y el British Council. Desde aquí también salen las visitas turísticas “gratuitas” (se da la voluntad) que recorren la ciudad.

Al final de la plaza giré a la derecha donde te encuentras una de las construcciones más importantes de la ciudad, la Catedral de San Martín, de estilo gótico finalizada en el s.XVI, el interior, mucho más recomendable que el exterior, ya que es un gótico distinto al francés o el español; muy sobrio. La Catedral fue lugar de varias ceremonias de coronación y bajo la misma están enterrados importantes eclesiásticos y personajes de la ciudad en catacumbas, criptas y sepulcros. En la alto de la torre de 85m que domina el skyline del casco histórico de Bratislava, hay una réplica de la corona de San Esteban, y en el interior podemos ver la escultura de San Martín.

Justo en este punto tenemos parte de la muralla que rodeaba la ciudad en la Edad Media, hay un buen tramo, y bastante bien conservado. A un lado el casco antiguo (por el que estuve callejeando unos minutos en las calles empedradas que están pegaditas a la muralla, y al otro lado, la amplia avenida Staromestska con el Castillo al fondo en lo alto de la colina…

Fui andando hasta el puente que cruza la citada avenida, desde el mismo tenemos una buena vista de la torre de la Catedral y, al fondo, el espectacular Novy Most, el puente de 430m sobre el Río Danubio construido en 1972 que tiene en lo alto un restaurante con vistas en forma de ovni. Lástima que no lo hubiera podido visitar, estuve tentado de acercarme allí hasta el último momento… pero la verdad es que no tenía muy claro ni había podido comprobar que el restaurante estuviera abierto y se pudiera subir. Las vistas desde allí deben ser increíbles, pero bueno, también tenía vistas increíbles de la ciudad y del puente desde el lugar al que me dirigía ;).

Crucé el puente y fui bordeando la colina por Zamocka, en sentido inverso a las agujas del reloj, subiendo una cuesta empinada durante 10min, tras pasar por el Museo de la Cultura Judía, junto con otros turistas que se dirigían al mismo lugar…

Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, etc).

Y ahí a mi izquierda apareció el Castillo de Bratislava… Pero antes de dirigirme al mismo me dirigí a la derecha… ya que aquí está el edificio del National Council and Parliament de Eslovaquia. El mismo nos recibe con una estatua a pies de la escalera y varias banderitas… y como está también en altura y tiene un mirador en la propia colina… pues las vistas son espectaculares; el Danubio a tus pies, el “ovni”, el Castillo y el Casco Histórico tras el… Además la temperatura era espectacular gracias a una ligera brisa y estaba yo solo, por lo que pude disfrutar del entorno tranquilamente y hacer una pequeña retroinspección xD. Bueno, no estaba totalmente solo, había unas chicas, también turistas, que me pidieron que las sacara unas fotillos xD.

Pues nada, me encaminé al Castillo de Bratislava. El Castillo, 85m por encima del Danubio, data del s. X, aunque ha sufrido varias destrucciones y reconstrucciones a lo largo de su historia. En 1430 se convirtió en una fortaleza gótica, en 1562 se transformó en un castillo renacentista, en 1649 se reconvirtió en estilo barroco, en 1811 un incendio destruyó la mayor parte del castillo, en la primera mitad del s.XX se pensó en derruir y reconstruir de forma íntegra o directamente construir otro edificio totalmente distinto, se comenzó a reconstruir en 1953 y se terminó en 1968. Hoy en día es el edificio más representativo de Bratislava, un edificio que, como podéis ver, tiene mucha historia entre sus paredes :).

Durante parte de la época que Bratislava “perteneció” a Hungría, el castillo albergó las joyas de la corona húngara. Actualmente alberga varios museos, un restaurante pijo, y en el se reúne la Asamblea Nacional.

Pues eso; a disfrutar de la vistas, relajarse al sol con la suave brisa durante unos minutillos, sacar unas fotos y al Castillo en sí. El castillo tiene varias entradas, entre ellas: Sigismund Gate construida en el s. XV, Nicholas Gate construida en el s. XVI, Vienna Gate construida en el s. XVIII… yo entré por ésta última si no recuerdo mal. Tras subir una pequeña cuesta empedrada, llegué a la entrada principal del castillo, donde se encuentra la estatua ecuestre del Rey Svatopluk. La verdad es que se nota que todo ha sido restaurado hace poco… está todo bien cuidado y nuevecito :). Aquí también hay baños y una tienda, y unos cuantos turistas sacando fotos como yo xD.

Me dediqué tranquilamente a pasear por el castillo y los alrededores, ya que gran parte del castillo y el complejo se encuentra rodeado por una pequeña muralla formando un bastión defensivo con espectaculares vistas al Danubio y, dentro del complejo, también hay un agradable jardín donde tumbarse y descansar un ratillo (y el restaurante pijo donde había mucha gente trajeada). Según vas bordeando el bastión y el jardín a su parte más baja, tenemos unas vistas cojonudas de la ciudad, con la torre de la catedral en primer plano, esos característicos tejados rojizos y el Danubio, estuve varios minutos sacando fotos y disfrutando de las vistas :D.

Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc).

¡Tocaba continuar! Fui bajando desde la colina del castillo por los caminos y calles estrechitas y empedradas rompepiernas, pasando por el Museo del Reloj y el Museo de Artes y Oficios, para volver a enlazar con el puente que une la colina del castillo con el casco antiguo y esta vez continuar al norte por la amplia Avenida Staromestska. Pasé por la Iglesia Luterana, el Instituto Goethe, el Instituto Cultural Húngaro, un pequeño centro comercial y empresarial… hasta llegar a mi siguiente destino: el Palacio Grassalkovich.

El palacio, de estilo barroco, fue construido en 1760 y desde 1996, tras la reconstrucción a principios de los ’90, es la residencia del presidente eslovaco. No es nada espectacular, pero los cambios de guardia, las banderas en la fachada, las fotillos que se pueden sacar desde el otro lado de la plaza con la fuente en el medio y el interesante jardín con esculturas abierto al público del palacio, lo compensan :). La fuente, eso sí, estaba apagada, bastante sucia y llena de ratas con alas posadas en el borde (aka palomas). La plaza en sí también está algo sucia (hay varios sin techo ocupando varios bancos), y los jardines están bastante descuidados… pero vamos, nada fuera de lo normal xD. Raro que no hubiera ningún turista por aquí, además en los alrededores hay un par de hoteles.

Se había nublado un poquito, ya eran las 18… y, ahora sí, tocaba dirigirse a visitar el casco histórico :D. Crucé la Plaza Hodzovo Nam y fui bajando por Suche Myto, apenas 3 minutillos, hasta encontrar a mi derecha la Iglesia Trinitaria de Bratislava, llamativa especialmente por el color rosado de su fachada. Construida en estilo barroco en 1717 sobre la Iglesia de San Miguel derruida en 1529, tiene un interior interesante, y fue realizada como una copia de la Iglesia de San Pedro de Viena.

La iglesia está situada en zona peatonal que tiene pinta de ser bastante nueva (por aquí pasa también el tranvía), y continuando a la derecha está la pequeña Iglesia de los Capuchinos (frente al Instituto Italiano). Esta zona mola… peatonal como dije, limpia, hay algún pequeño local para comer o tomar algo, y tenemos una buena vista para sacar fotos con el castillo al fondo :D.

Ahora, callejeando, me dirigí a Michael’s Gate… ¡¡¡espectacular!!! Es la única puerta que se ha conservado de la antigua muralla medieval construida alrededor del año 1300, aunque la puerta/torre barroca actual fue reconstruida en 1758 y actualmente alberga el Museo de Armas de Bratislava. Frente a la puerta había un pozo con un puente levadizo que posteriormente fue cerrado y durante la época de la coronación de reyes húngaros en Bratislava, éstos cruzaban la puerta tras ser coronados… La puerta era parte, como decía, del sistema de fortificaciones defensivas de la ciudad que comprendían dos “anillos” de murallas. Los restos de las murallas y las fortificaciones están distribuidos en distintas zonas de la ciudad donde se han podido mantener o recuperar…

La puerta/torre, de 51m de altura, y el entorno de edificios barrocos pintados de blanco es precioso :). Aquí no había absolutamente nadie, pero es cruzar la puerta para acceder a Michalska… ¡y todo petado de peña! Restaurantes y terrazas, tiendas de lujo y de recuerdos, muchos turistas… parece ser que es una de las calles más caras de Europa. La verdad es que el ambiente era genial y aproveché para comprar un par de recuerdos en una de las tiendas (un par de postales y un recuerdo para un colega) y echar un vistazo a los restaurantes… Muy pronto para mí para comer algo claro pero buena hora, ya tarde incluso, para los guiris… por lo que había bastante gente en los restaurantes, pero los precios no eran baratos precisamente, así que lo dejé pasar.

Callejeé hacia mi derecha para visitar la Iglesia de Santa Clara, nada interesante si no fuera por la plaza donde está situada, y volví sobre mis pasos, callejeando por pleno casco histórico de Bratislava :).

Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, etc). Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, etc). Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, etc). Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, etc). Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, etc). Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, etc). Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, etc).

Bien, el casco histórico es muy pequeñito y se puede hacer paseando tranquila y agradablemente por sus calles medievales y empedradas. Las diferentes calles y plazas medievales de Bratislava tienen un encanto especial, sin duda,¡ ¡además prácticamente todo es peatonal :D. Yo, antes de volver a Michael’s Gate y girar a la derecha para ir “bordeando”, pasé por el Zichy Palace, el Palffy Palace (en 1762 Mozart realizó aquí un concierto con 6 años), el Instituto Austriaco y la Galería Michalsky Dvor.

A continuación, ya tras pasar la puerta, me dirigí al Mirbach Palace, la Iglesia Franciscana (el edificio sacro más antiguo de la ciudad, consagrado en 1297), el edificio de la Oficina Postal de Correos y el Instituto Polaco. Aquí giré a la izquierda por Klobucnicka hasta la plaza dónde se encuentra el Primate’s Palace, momento donde hice una pausa de unos minutos para descansar sentado en un banco frente al palacio. El edificio fue construido en 1781 en estilo neoclásico y actualmente funciona como Ayuntamiento de Bratislava. El edificio es precioso, sin duda… gracias en parte al color que toma su fachada cuando le está dando el sol que, en este momento, ya estaba cayendo… La fachada no obstante, es muy llamativa debido a su preciosista decoración y esculturas.

Tras unos minutillos y las fotos de rigor, continué mis pasos atravesando el palacio (tiene un pequeño patio interior que es un remanso de tranquilidad) hasta salir a Laurinska y Panska, una de las calles principales del casco histórico. Más restaurantes, más tiendas y muchos turistas paseando por aquí… Aquí, mi “objetivo” era ver las famosas estatuas urbanas que están repartidas por esta zona, y es que las diferentes estatuas que nos podemos encontrar andando por las calles de Bratislava es uno de los mayores atractivos turísticos de la ciudad.

El paparazzi, creo que es la estatua más nueva, y yo es la primera que vi. Tenemos a un paparazzi con sombrero y su cámara fotográfica situado en una esquina y situado al lado de un café bastante pijo del mismo nombre.

Al lado de otra cafetería, tenemos a Schoner Naci, representando a un personaje “histórico” de la ciudad. Representa a un antiguo habitante de Bratislava que hablaba eslovaco, alemán y húngaro. Pobre y con problemas mentales… pero siempre impecablemente vestido y educado con las señoritas. Tenía la simpatía de todos los habitantes de la ciudad.

Cumil; la estatua más famosa, más conocida y más fotografiada de todas. La estatua representa a un obrero metido en una alcantarilla, descansado apoyado sobre sus brazos en el suelo mientras ve y mira a la gente pasar… Parece ser que ha “perdido la cabeza” en un par de ocasiones xD. Sin duda, la estatua más curiosa de todas y la que más llama la atención de todos los turistas que se quieren sacar una foto con ella.

Y por último, tenemos al Soldado del Ejército de Napoleón, junto a la actual Embajada de Francia y apoyado sobre un banco. De hecho el soldado recuerda al propio Napoleón, que pasó por la ciudad en un par de ocasiones (y destruyendo el castillo).

Sin duda, es curioso el tema de las estatuas, y un pequeño añadido turístico a la ciudad, que te invita a hacer la breve pero interesante “ruta de las estatuas” y poder ver y fotografiar todas ellas. Están muy cerquita entre sí, en 5min las has visto ;).

Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc).

Me quedaba poquito de recorrer en el casco histórico… A unos pasos me dirigí a la “plaza principal”, la Hlavne Namestie (“detrás” de ésta se encuentra el Primate’s Palace). Es el centro del casco histórico, el centro de la ciudad. Aquí tenemos el Museo Municipal, el Museo del Vino, la Roland Fountain, varios preciosos edificios barrocos y neoclásicos, y el Old Town Hall, el antiguo Ayuntamiento vamos. Consta de varios edificios construidos en el siglo XV y unidos entre sí, la torre es de 1370, y alberga el Bratislava City Museum. Presenta varios estilos arquitectónicos, ya que ha sido retocado, modificado y parcialmente reconstruido a lo largo de los siglos…

Bien, ¡toda la plaza estaba petada! Pero ya no sólo por ser el centro de la ciudad, sino porque en la plaza había un evento de la Embajada de Japón (embajada que se encuentra en la misma plaza también). Tenían montado un escenario con sillas para el público, y estaban mostrando artes tradicionales japonesas. El público mostraba su interés con aplausos y atención, había locales y muchos turistas, así que yo estuve un ratillo también viendo el espectáculo :).

El sol seguía escondiéndose en el horizonte, ya había poca luz, estaba anocheciendo… la temperatura era muy agradable no obstante, mejor que en Budapest como ya había indicado. Ahora tocaba comer algo… Tenía un hambre que da calambre, y me dediqué a dar varias vueltas por la zona viendo los restaurantes y demás… Pero quería gastarme lo menos posible aunque, por desgracia, significara no probar alguno de los platos típicos :(. Y tras dar varias vueltas, al final acabé en una pequeña pizzería por la que había pasado en un par de ocasiones. ¿Por qué ahí?, tenían muchos productos a 1€, era lo más barato que había visto xD. Y ya sabéis: no hay pasta, voy de mochilero pobre y tengo que gastar lo menos posible, aunque signifique comer poco y mal… o eso o no viajar :(. En fin, me pillé unas porciones y una yonkilata (¡a 1€!) y cené tranquilamente :D.

Ya con el estómago lleno y la satisfacción del deber cumplido, me encaminé de nuevo al hostel, dando un tranquilo paseo callejeando hasta llegar al McDonald’s donde comí hoy xD, y de ahí al hostel, ya de noche obviamente.

Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc). Día 4: Eslovaquia (Bratislava: Danubio, Catedral, Novy Most, Castillo, Palacio, Casco Histórico, Ayuntamiento, etc).

Una vez en el hostel, subí a la habitación, puse a cargar el móvil y a descansar un ratillo… De puta madre, seguía yo solo, la habitación completa para mí, qué gozada, nunca me había pasado esto en un hostel :D. Como esta mañana había dejado en la nevera algo de picar que llevaba encima y que traía de Budapest, aproveché para picar algo más y me bajé al garito del hostel. Estaba casi vacío, ya que toda la gente estaba en el patio del hostel cenando y bebiendo en charlas muy animadas… Quería haberme quedado aquí fuera al aire libre (y con la noche de puta madre que hacía), así además conoces gente y practicas inglés… pero no había ni un sitio libre y además estaba cansado… prefería un poco de tranquilidad. Por lo tanto, como dije, me quedé en el garito, charlé unos minutos con el camarero, me tomé un par de pintas mientras con el wifi me conectaba a Internet y demás… y me subí para la habitación.

Ya eran las 23 pasadas… ufff, interesante palicilla me había dado hoy también, mi cuerpo necesitaba cama, y mañana había que madrugar para ir al Aeropuerto. Hasta poco más de las 00 hubo bastante jaleillo en el patio que se escuchaba desde mi habitación… Además había que dejar la ventana abierta porque hacía calor y al no haber aire acondicionado… :(. Pero bueno, a las 00 y pico se silenció todo y pude dormir medianamente en condiciones sin tener que ponerme los tapones, había sido un largo día en una ciudad que me había sorprendido gratamente; mucho mejor de lo esperado. Nos vemos mañana ;).

¿Te ha gustado el post? ¿Valoras mi trabajo? ¿Te he ayudado o, al menos, entretenido?¡Comparte, sígueme, suscríbete... y comenta!, te estaré eternamente agradecido ;).

¡SUSCRÍBETE!

!Y llévate GRATIS el eBook "Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje"!

Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje - eBook Gratis - David Vecino ViajerosAlBlog.com

Toda la información expuesta es personal, independiente, real y experiencial. Soy un viajero como tú que escribe y comparte la información para intentar ayudar a otros viajeros como tú. En caso de patrocinios, menciones, blogtrips, afiliación, etc, será indicado y siempre será igualmente información personal, independiente, real y experiencial que aporta valor al lector y no supone absolutamente ningún coste adicional para el mismo.

Comentarios

comentarios

Sobre David Vecino De La Guía

David Vecino De La Guía
David Vecino De La Guía | Acuario y madrileño, ávido de información y nuevas experiencias. Maestrillo de todo, maestro de nada y profesional de mucho: turismo, protocolo, eventos, marketing, ventas, informática, formación, terapias alternativas, filosofía, etc... Cinéfilo, devorador de libros, electrónico musical, futbolero de pro y cervecero gastronómico. Viajero empedernido, a ratos turista, como mayor pasión. Ética, moral, valores, coherencia.

¡Deja un comentario!