Home / Europa / Bélgica / Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).
Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc). ViajerosAlBlog.com

Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).

Contenido estructurado del post

Visitar, qué ver y qué hacer, en Bélgica (Bruselas, Gante).

Día 4 – 24.11.08: Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc). Visitar, qué ver y qué hacer.

CRÓNICA: Día 4 – 24.11.08: Bélgica (Bruselas, Gante). Me levanté con la garganta jodidilla… Primera parada: el pequeño y poco interesante Manneken Pis, para llegar al plato fuerte: la espectacular Grand Place, rodeada de antiguas casas gremiales y bellos edificios góticos, renacentistas y barrocos, destacando el Hotel de Ville o Ayuntamiento; una auténtica obra maestra y símbolo de Bruselas. Paseo por la Bolsa, Iglesia de St Nicolas (la más antigua de Bruselas), y tranvía hasta el Parque de le Cinqantenaire, recorriendo sus pabellones y el Arco del Triunfo. A continuación, visita al barrio de las instituciones europeas y al Parlamento Europeo: corazón de Europa… Tren hasta Gante, llegando con agua-nieve y comida rápida. Pasando por las Iglesias St Pietersabdij y St Jacobskerk, Vooruit… Y perderme durante hora y media, para encontrarme y, tras comer, continuar por el precioso barrio medieval de Patershol, Castillo Gravensteen y Groenten Markt, visitando el Edificio Duivelsteen y la Catedral, donde vi el increíble retablo de La Adoración del Cordero Místico. Finalizando Gante con las Iglesias de St Niklass y St Michiels, vuelta a Bruselas… Recorrido nocturno por la Grand Place, algunas compras, ¡cena en un japo y a dormir!

Qué chungo… me levanté con la garganta jodidilla y algo de dolor de cabeza, normal después del día de ayer, al menos tenía un par de ibuprofenos… Las zapatillas todavía estaban mojadas, así que hoy peor, iba a estar todo el día con las zapatillas húmedas :(. En fin, arreglarse, coger las cosas y bajar a desayunar… Juer la puta garganta, molestándome para beber…

En fin, Lunes, comienza la semana. Muy prontito, día gris y oscuro para variar. Hoy, antes de ir a Gante, iba a visitar el “centro” de Bruselas. Es decir; lo que cualquiera haría al principio, yo lo hago al final y de forma alternada xD. La primera parada era uno de los “símbolos” de Bruselas: el Manneken Pis. Hay que callejear un poco, pero desde el hotel, en menos de 10min lo encontré en una esquina jeje. Ya había leído las decepciones que supone para mucha gente ver el Manneken Pis (“pequeño meón” literalmente), ya que se esperan otra cosa, algo más “grande”, algo más “relevante”… al ser un símbolo de Bruselas uno se espera más ciertamente… Ya estaba “prevenido”, pero es que joder, realmente te esperas algo más, no entiendo cómo algo tan pequeño y “cutrecillo” tiene tanta fama la verdad, apenas un par de fotos (sin turistas al ser tan pronto y todo desierto), y camino para otro lado… Y bueno, decir que el Manneken Pis es una estatua de bronce de menos de 60cm y realizada en 1619, que consiste en un niño pequeño desnudo meando en el cuenco de la fuente… Se tiene constancia de que en el s. XV ya había una estatua de piedra parecida aquí… la cual fue robada en varias ocasiones, y sustituida posteriormente por la actual estatua en bronce en 1619, aunque el actual nicho, en estilo rococó, se puso en 1770. No obstante, la estatua que podemos ver en este momento como tal… es una reproducción de la original, ya que ésta fue robada en la década de 1960, aunque fue recuperada posteriormente pero, por seguridad, se dejó una copia… Tiene varias leyendas… Una dice que el niño que sirvió de modelo era hijo del Duque Godofredo de Lorena…. Otra dice que la estatua meó (y apagó) sobre la espoleta de una bomba, evitando así la destrucción del Ayuntamiento… Otra dice que un rico comerciante de visita en la ciudad, perdió a su hijo pequeño y tuvieron que organizar grupos de búsqueda, encontrándolo finalmente meando en un pequeño jardín, por lo que el padre ayudó a la construcción de la citada fuente…

Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).
Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).

La siguiente parada, a menos de 5 minutillos, era el plato fuerte de Bruselas, lo mejor de Bruselas sin duda alguna, que no es otra cosa que la espectacular y grandiosa Grand Place. Cierto es, como dicen las críticas y viajeros, que Bruselas es una ciudad hasta cierto punto “fea”, gris, oscura, peligrosa…. con poco que ver y pocos atractivos turísticos… Lo comparto hasta cierto punto. Cierto es, que con un día a saco y apretadito puedes ver todo sin problemas, “no hay mucho que ver” (museos aparte), y no es una ciudad “majestuosa” e histórica con ese halo de gran capital como pueden ser Roma, París, Londres o Madrid. Pero sólo por ver la Grand Place merece la pena, sin duda alguna.

Vayamos por partes… En el s. XI la Grand Place ya era la plaza del mercado, mercados que fueron ampliados en el s. XIII y que pertenecían al Duque de Brabante,  y en el s. XII se construyeron las primeras casas gremiales. Casas que todavía están aquí y, aunque muchas de ellas restauradas, mantienen la estructura original, ¡y son simplemente preciosas! Y es que, muchas de ellas, y a lo largo de los diferentes siglos, gremios que cada vez tenían más poder, fueron construidas en principio en madera, fueron reconstruidas en piedra a lo largo del s. XVII.

Todo esto, toda la plaza, está rodeada de otros preciosos edificios góticos, renacentistas y barrocos, ya que la plaza, su estructura y su contenido, fue variando a lo largo de los siglos… Especialmente, con la construcción del Ayuntamiento entre 1401 y 1455, momento en el que la plaza cambió de forma significativa, al igual que la función de determinados edificios de la misma, como la Casa del Rey, pasando de su función comercial a una función de recepción y justicia. No obstante, en siglos posteriores, la plaza sufrió importantes daños y degradaciones… En 1695 la plaza fue casi destruida por completo (reconstruida posteriormente), mientras que en el s. XVIII, gran parte de las fachadas y símbolos de los edificios fueron eliminados

No obstante, toda la plaza en sí es un espectáculo para la vista, sin duda, por algo está reconocida como una de las más bellas plazas del mundo y, con total merecimiento, es Patrimonio de la Humanidad, el cual yo estaba disfrutando en este momento… :D.

Como curiosidad, decir que, en la casa del gremio de los carniceros, se gestó en parte, en 1847, esa cosa abominable y desgraciada llamada “manifiesto comunista” por parte de Marx y Engels, y cuyos lamentables y catastróficos efectos y resultados los conocemos sobradamente, por desgracia, en nuestra historia reciente alrededor del mundo y, concretamente, en Europa… Mención especial también para la bonita cúpula del edificio “Rey de España” (uno de los edificios más notables que aquí encontramos, de estilo barroco, perteneciente al gremio de los panaderos, con una escultura de Carlos II de España, como soberano de los Países Bajos Españoles). También decir que, a la izquierda del Ayuntamiento (Hotel de Ville), hay dos placas (con su historia concreta y tal), que tocarlas trae buena suerte… No lo hice xDDD, me acordé después cuando me fui :(.

Pero vayamos al plato fuerte, que no es otro que el Hotel de Ville, el Ayuntamiento, ¡cuyo arquitecto se suicidó tirándose desde el campanario! El edificio, en un espectacular estilo gótico, se comenzó a construir en 1401 como ya indiqué, y en 1444 se añadió la parte derecha del mismo. La torre fue incorporada posteriormente, ya en 1455, y tiene 96m de altura, 400 peldaños, y presenta una estatua del Arcángel San Miguel. Las esculturas de la fachada (nobles, santos, figuras alegóricas, etc) son del s.XIX, réplicas de las originales. Y en el patio interior, hay una fuente que representa los dos ríos más importantes de Bélgica. Sin duda, es una obra maestra del gótico y una auténtica delicia su visión… ¡Obligatorio!

A pesar de que en la plaza no hay más que ver (¡como si fuera poco!), y todo el centro estaba ocupado por los preparativos de Navidad, estuve aquí un buen ratito… Admirando sin más, buscando ángulos para fotos (apenas había algún turista suelto como yo al ser tan prontito). Y además tuve la suerte que salió un poco el Sol entre las grises nubes, y comenzó a iluminar las fachadas de las casas gremiales y del Hotel de Ville… ¡¡¡con el consiguiente brillo de la piedra, se sale!!! Precioso, en serio. Entiendo que todo el que visite Bruselas, visita la Grand Place como es obvio, pero es que es “imperdible”.

En una de las callecitas que sale de la Grand Place, tenemos frente a nosotros el Bourse, el bello edificio de la bolsa (de 1873 y neorrenacentista), y a mano derecha, la Iglesia de St Nicolas, la cual es la iglesia más antigua de Bruselas, fundada en el s. XI, pero con su interior restaurado del s. XVIII. Pequeñita y sin mucho que ver tampoco, entrar, echar un vistazo, y salir. Ahora, ¿cuál era el siguiente paso?, pues acercarme hasta la parada de tren/metro/tranvía Gare Central, que está muy cerquita, y en tranvía recorrer 5 paraditas.

Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).
Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).
Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).
Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).
Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).
Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).
Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).

Me bajé en la parada de Merode, y nada más salir, ahí estaba la entrada al más que interesante, aunque algo sucio y degradado, Parque de Le Cinqantenaire. Fue mandado construir por el Rey Leopoldo II en 1880, para conmemorar el 50 aniversario de la independencia de Bélgica. También se construyeron dos enormes salas como palacios, en estilo neoclásico, para albergar la exposición nacional, y ya en 1905 se añadió un arco del triunfo, también alberga varios museos y demás. Al principio del parque había un par de grupos de chicos corriendo, con su profesor/entrenador, pegándose una buena palicilla mañanera jeje. Para atajar e ir recto en dirección al arco del triunfo, atravesé el césped en lugar de ir bordeando por el camino, en buena hora… Si ya tenía las zapatillas mojadas, ahora tocaba manchárselas de barro junto con los bajos de los pantalones xD. Vaya tela jeje, en fin, me las limpié un poco como pude con unos clínex que llevaba y con el césped…

Y nada, ahí estaba el arco del triunfo, la verdad es que es bastante grande, más de lo que me esperaba ciertamente, me recordaba, salvando las diferencias, a la Puerta de Brandeburgo (por imágenes claro, en el momento de escribir estas crónicas no había estado en Berlín jeje… aunque ahora sí que he estado en Berlín un par de veces ;)). A cada lado, están los dos pabellones. Frente a la puerta, al otro lado de la plaza por donde había venido, estaban los coches aparcados, así que aproveché para poner la cámara con el trípode encima de uno para sacar unas fotillos jeje.

Bueno, continúe el camino pasando bajo el arco, lugar donde nos encontramos la parte más tocha del parque en sí, y menos monumental… El día estaba gris, con visos de llover en cualquier momento, el césped mojado… pero en veranito aquí se tiene que estar de puta madre, mucho césped para tumbarse, árboles con sombra, todo bastante mejor cuidado en esta zona… un pulmoncito verde y tranquilo en la ciudad. Continúe andando recto hasta llegar a la parada de metro de Schuman, aquí ya comenzaba el barrio de las instituciones europeas, mi siguiente lugar en la visita mañanera a Bruselas…

Grandes edificios de acero y cristal (muchos de ellos en construcción) se alzaban a mi alrededor, al igual que mujeres y hombres trajeadillos y con prisa me iban pasando por ambos lados… Como curiosidad, decir que aquí, donde estaba la parada de metro, estaban los de Greenpeace con pancartas y pegando gritos xD. En el edificio que está justo frente a la parada, habían subido a la azotea y descolgado una pancarta con un dibujo de una “mazorca endemoniada” (como digo en un vídeo grabado en ese momento, diciendo que “el maíz es el demonio” xD). Estaban criticando el uso de productos transgénicos y demás… Ahora giré a la izquierda y luego a la derecha por la Rue Belliardstraat justo cuando me cruzaba con un grupo de japas sacando fotitos, muy majas ellas jeje.

Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).
Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).

Algo más adelante a nuestra derecha, está el Parque Leopoldo, y pasándolo, llegamos a los edificios principales que albergan las instituciones europeas, y es que estamos en pleno Barrio Europeo… nombre habitual con el que se conoce la zona que alberga la mayoría de las instituciones europeas, como la Comisión Europea (el primer edificio que fue construido), el Consejo Europeo y, especialmente, el Parlamento Europeo. La zona fue históricamente un barrio residencial, que se fue transformando poco a poco por completo, para albergar las diferentes instituciones europeas, creciendo de forma caótica e incontrolada durante décadas… y actualmente nos encontramos rodeados de modernos edificios de oficinas y residenciales, centros comerciales, personas trajeadas a nuestro alrededor… Al caminar por el barrio, ciertamente parece que estamos en otro lugar, y no en el Bruselas histórico o popular que hasta ahora me había encontrado… Y todo más limpio, menos sin techo, apenas árabes o musulmanes… y más policía y seguridad como es obvio (en el barrio en general, no en lugares en particular donde previsiblemente debería haber más seguridad la verdad, pero claro, hay cámaras y, supuestamente, “camuflados”… lógico).

Lo primero que vemos, y en lo que te fijas obviamente es en el espectacular edificio del Parlamento Europeo con su impresionante fachada… Institución que representa a todos los ciudadanos de la Unión Europea y compuesto por 751 diputados, elegidos por sufragio universal cada 5 años desde 1979 y que, entre otras, realiza funciones legislativas y presupuestarias… Es largo y complejo hablar acerca de la Unión Europea y de sus instituciones y, en concreto en este caso: el Parlamento Europeo… Unión Europea e instituciones todo sea dicho, que como europeos, generalmente no tenemos ni puta idea… pero aquí tenéis toda la información al respecto.

Había algún turista también por aquí dando vueltas y sacando fotillos como yo. Pero una cosa que me sorprendió enormemente fue que, en este lugar en concreto, ¡no había policía por ningún lado! Vamos, al menos de uniforme, ya que no vi ni un policía uniformado, ni un coche de policía ni nada de nada, solo algún segurata en las principales entradas… y obviamente tiene que haber seguridad para aburrir (camuflada, y cámaras sí que había). En fin, di una vueltecilla por aquí y entré en la Oficina de Turismo que hay en el Parlamento (bueno, más bien una oficina de información). Una pasada de oficina la verdad, tienen mogollón de folletos de información, pósters, etc… También un equipo para poder enviar mails y demás, así que aproveché y le mandé un mail a mi hermano desde aquí jeje. También aproveché para coger unos folletos y unos pequeños libritos (como curiosidad más que nada, son de coña de lo pequeños que son jeje), con nuestros derechos básicos como ciudadanos de la Unión Europea, ideal para regalar o/y como souvenir. Me hubiera gustado coger alguno de los póster, pero no tenía forma de llevarlo… Antes de irme, llegaron un grupo de españoles… No sé si de turismo o es que estaban allí estudiando o algo, porque eran un grupo organizado con una especie de profesora, intercambié alguna palabra con ellos y me piré.

Indicar que es posible visitar el Parlamento Europeo (de forma limitada y controlada obviamente), no es llegar allí y entrar xD. No era el caso y yo por tiempo no lo iba a visitar… pero aquí tenéis toda la información necesaria.

Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).
Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).
Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).

Salí a la Plaza de Luxemburgo. Nada del otro mundo, una plaza normalita con algunos restaurantes, bares y terrazas alrededor, aunque es uno de los lugares más conocidos y populares de la zona, y hay una buena foto con la plaza delante y los edificios de las instituciones tras de ellos. Igualmente, es una zona agradable para darse un paseíllo… Como os podéis imaginar, toda la zona estaba más limpia y cuidada y con mucha menor inmigración que el resto de la ciudad como ya había indicado… Bueno, continué andando, tenía algo de tiempo y pensé en seguir recto, cruzando el Parque de Bruselas (por la zona que estuve ayer), hasta llegar a Gare Central. Pero me encontré con la parada de metro de Arts-Loi y ya lo pillé, y un par de paraditas de nada hasta Gare Central.

Compré el ticket, y a las 11:30 aprox. estaba cogiendo el tren dirección a Gante, al que llegaría en media horita de nada. Nada más subir al tren fui raudo y veloz al baño del tren jeje, que me estaba meando y no podía más xDDD. Luego durante el trayecto me quite las zapatillas (que todavía estaban mojadas y así aliviaba un poquito los pies), y mientras pues planeando la rutilla a seguir por Gante.

En fin, llegamos a Gante… La ciudad, situada entre Bruselas y Brujas y con unos 250.000 habitantes, es una ciudad histórica con muchísimo interés cultural, en especial arquitectónico. Habitada desde los celtas, aunque la ciudad actual nació en la confluencia de dos ríos allá por la Baja Edad Media, alrededor del 650, fueron fundadas aquí varias abadías… Aunque durante siglos posteriores, la ciudad fue saqueada en varias ocasiones por los vikingos.

Ya en el s. XI, y gracias a la protección del Condado de Flandes, la ciudad comenzó a florecer a nivel económico, adquiriendo un gran poder social y político, al igual que un importante aumento de población, llegando a convertirse en el s. XIII en una de las ciudades más grandes de Europa.

Tras la Guerra de los Cien Años (durante la cual Gante sufrió de forma importante), comenzando a recuperarse de nuevo, y tras varias revueltas, a lo largo del s. XV y XVI… momento, en 1500, tras haberse trasladado aquí los Condes de Flandes, donde nació Carlos I de España y V de Alemania (ahí es nada xD), uno de los más importantes reyes, en este caso Emperador, de la historia de España y de Europa. Gante, ciudad donde nació, y a la que después castigó en 1539 durante la Revuelta de Gante.

La Guerra de los Ochenta Años trajo una destrucción importante a Gante durante los siglos XVI y XVII, mientras que en los siglos XVIII y XIX la ciudad continuó sufriendo con los ataques franceses, la Revolución Francesa y las guerras napoleónicas. El s. XIX continuó, tras un nuevo florecimiento y crecimiento económico, con nuevas guerras y la ya conocida Batalla de Waterloo, y el establecimiento de su propia universidad, y conseguir una salida al mar directa que ayudaría a su nueva expansión comercial (acceso al mar perdido durante la posterior Revolución de Bélgica).

Durante las dos Guerras Mundiales, Gante fue ocupada, pero al menos se libró parcialmente de la destrucción… Una vez liberada, Gante fue creciendo como uno de los referentes económicos e industriales de Bélgica, con una animada vida universitaria, y con un importante patrimonio que mantener y mostrar al mundo… De hecho, Gante es “parte de nosotros” como españoles… un lugar “que hay que conocer”.

Bien… salí de Bruselas con sol y el día despejado… y llego a Gante con el día oscuro, gris, y cayendo agua-nieve, pues nada, ya estamos como ayer… No podía comenzar el camino, así que tuve que quedarme un ratillo aquí en la estación, fuera pero a cubierto… Cierto es que Gante es una ciudad joven de estudiantes y universitarios. Solo ves estudiantes por todos lados, y cientos de bicis jeje. Frente a la estación, hay un pequeñito parque, con decenas y decenas de bicis, me recordaba a Tokio :). Y justo a la entrada de este parque, frente a la estación como decía, había un pequeño puesto de hamburguesas, perritos, patatas, etc… Como tenía hambre y no podía comenzar la caminata debido a la lluvia, pues decidí comerme algo aquí, cubierto bajo el techo del puesto. Me pedí un perrito (creo que unos 2.50€), y joderrrr, ¡qué bueno! Sin duda uno de los mejores perritos que he comido en mi vida jeje. No te los ponen en “pan de perritos” como lo conocemos aquí, pero sí con un pan tiernecito por dentro y crujiente por fuera jeje, con una salchicha mazo de grande, chucrut y cebolla frita, y ketchup o mayonesa. En serio, me estoy acordando y comienzo a salivar xDDD, qué rico estaba.

En fin, me lo comí y seguía lloviendo… La verdad es que, según el mapa, lo más importante para ver, está concentrado justo en el mismo centro, en un área no muy grande. De la estación hasta aquí hay un trayecto bastante largo, se puede hacer caminando, pero está lejos eh, por algo todo el mundo coge el tranvía jeje. Yo, como soy un animalito y aun teniendo las zapatillas mojadas, lloviendo, y cansado… decidí hacerlo caminando :O, y así pasar por los poquillos lugares donde también había “algo que ver” y que estaban de camino…

No obstante, ya digo de antemano varias cosas. Primero que, este día andé como un gilipollas, ya que me “perdí” en un momento dado y que comentaré más tarde, esto hizo que perdiera bastante tiempo y acabara hecho polvo. Segundo, excepto el centro de Gante, donde está todo lo interesante para ver a nivel turístico, el resto de la ciudad es bastante feilla sin mucho interés la verdad, no merece la pena “perder el tiempo” en ver otras cosas e ir andando desde la estación al centro, no te pierdes nada y la caminata es larga. Si lo hubiera sabido o volviera a ir, sin duda habría cogido tranvía y no me hubiera molestado en ir andando e intentar ver otras cosas, en serio, no merece la pena… Directamente el centro y listo.

Voy a pasar por algunos detalles muy por encima, ya que no son muy relevantes (aunque me saldrá una crónica súper larga para variar xD). En fin, comencé a andar, subiendo por la calle principal Kortrijkse, que va desde la estación hasta el centro, y es por donde van los tranvías. Giré a mano derecha y bordeé el Citadel Park, pasando por el Jardín Botánico, y el Museo de Arte Contemporáneo. Después pase por la Iglesia St Pietersabdij, ¡y luego por un árbol! jaja. Venía reseñado en el mapa como el “árbol más bonito de Gante” (¿?), y si bueno… no está mal, ¡pero ni que fuera algo obligatorio! A todo esto… decir que cada vez hacía más frío, seguía lloviendo agua-nieve y yo tenía que ir parando continuamente para refugiarme, no ir empapado y poder ir mirando el mapa sin que se me mojara demasiado…

Ahora continúe pasando al lado del edificio (la torre más bien), que alberga la Biblioteca de la Universidad, construido en 1930. Por esta zona había maaazo de estudiantes como es lógico (y qué chicas más guapas estas belgas jeje). También se veían bastantes cafeterías, cervecerías, etc… con precios ajustadillos, mirando obviamente por el bolsillo del estudiante para atraerlos. Continúe andando hasta el edificio que, según el mapa, está considerado “la más bonita construcción” de Gante, llamado Vooruit. Edificio del movimiento socialista, después tomado por los nazis en la Segunda Guerra Mundial, y que ahora es un teatro, sala de conciertos, etc… La verdad es que no es nada del otro mundo vamos, totalmente prescindible.

Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).
Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).

En fin, continúe, paseando por los canales, atravesando la pequeña plaza Laurent Plein, dejando a mi izquierda el “centro”, hasta llegar a la plaza donde está la Iglesia St Jacobskerk, que estaba cerrada… Ya había comenzado a nevar, no muy fuerte, pero tenias que ir parando continuamente para no calarte… Y ahora comenzaba la mayor putada del viaje jeje. El caso es que en algún puto momento, según callejeaba para ir a mi siguiente destino, tuve que girar a la derecha en lugar de girar a la izquierda… La verdad es que no recuerdo cuándo ni dónde, ya que luego lo estuve pensando mirando el mapa y estaba seguro que había ido bien. Y claro, entre que fui para el lado contrario y hay calles que no vienen en el mapa… pues yo me estaba volviendo loco, porque estaba completamente seguro de ir bien, pero no encontraba las calles, ni coincidía con el mapa ni na de na… y yo rallándome.

Estuve dando vueltas absurdas por un barrio residencial donde no había ni diox por las calles, y luego por una zona industrial cerca de la estación de tren Daampoor Station, ¡¡¡estaba a tomar por culo!!! Y el caso es que todo esto comenzó porque quería ir a un restaurante baratillo de sopas recomendado en la guía de viaje, cerca del canal… pero claro, yo llegué al canal y ahí no había nada: estaba al otro lado, ¡¡¡no era ese canal!!! Perdido y con un dolor de pies que flipas, más las zapatillas, calcetines y pies húmedos, hora y media perdí dando vueltas. Quien haya tenido situaciones así sabe lo frustrante que es (y todo viajero le ha pasado en una o varias ocasiones claro jeje). En fin, yo creía que estaba en una zona y estaba en otra… El caso es que por fin llegué a una intersección, en la que estaba seguro que tenía que girar a la derecha de nuevo, y no tardando mucho debería ver alguna de las torres (de la catedral, de alguna iglesia, etc…). Pero no, ¡¡¡vi la torre a la izquierda!!!. En ese preciso instante me di cuenta que está al otro puto lado, no donde yo creía estar, y gracias a ver la torre ya me pude situar por fin. Cagon sus muertos…

En fin, quemado y asqueado, continúe andando. Ahora sí encontré el canal que iba buscando y lo fui bordeando (joder, si es que está al lado de la iglesia St Jacobskerk donde estuve antes, en qué puto momento me tuve que perder…). En fin, esta zona ya me estaba gustando más, recordándome a Brujas en algunos aspectos jeje. Esas preciosas casitas al borde los canales con sus balcones, esas callecitas de ciudad medieval empedradas… Y de repente, en un pequeño puente a mano izquierda que cruzaba el canal… ¡¡¡vi el restaurante que iba buscando!!! jajaja, a buenas horas joder, pero tenía bastante hambre…

Bueno, el restaurante es el Soup Lounge. ¡¡¡Sólo dan sopas!!! El menú consta de la sopa (varias a elegir, yo cogí de tomate de nuevo xD), a la que la echan algunas albóndigas de carne, queso rallado, cebolla, pimiento, etc… dos panecillos con mantequilla (para untar y comer o echarlo en la sopa), y una mandarina. ¡¡¡Todo por 3,50€!!!, joder, está muy bien la verdad. La sopa te la ponen en un cuenquito que está bien de tamaño, a primera vista crees que te vas a quedar con hambre, pero luego te llenas (aunque ciertamente tenía tanta hambre que necesitaba más jeje). Y joder, qué buena jeje, calentita, perfecta para calentarte el cuerpo y las manos. Ya era tarde para comer, pero aun así había varias personas, más un grupito de chicas fashion que llegaron después y se me sentaron al lado. Sin duda lo recomiendo, si pasáis por Gante, no dudéis en acercaros por aquí y tomaros este menú con su sopita calentita por unos “míseros” 3,50€. Y si te quedas con hambre te comes otro menú por los 7€ y fuera jeje. Como ya me había pasado en otras ocasiones del viaje, al entrar se creían que yo era belga (o al menos hablaba francés), o era un estudiante, y me hablaban en francés… Al decirles que no las entendía sonrieron, como si les sorprendiera que no fuera de allí, y ya me pidieron perdón y me hablaron en inglés… ¿No debería ser yo el que pidiera perdón por no saber hablar su idioma cuando soy yo el que está allí? xD.

Ahora ya veía las cosas de otro color jeje, ya sabía dónde estaba y con el estómago lleno y, algo importante: más calentito… qué bien que le venía a mi maltrecha garganta. Bueno, toca continuar… al otro lado del canal (dirección contraria a la catedral), hay un pequeño barrio de apenas unas callecitas y muy recomendable a visitar en un agradable paseo; el Patershol, ¡el cual es un laberinto de estrechitas calles medievales adoquinadas! Precioso, en serio, una auténtica gozada callejear por aquí, en silencio y con total tranquilidad, bordeado por preciosas casas de piedra conservadas perfectamente… hay varios restaurantes por aquí si queréis comer, pero bastante caros… no obstante no me crucé con ningún turista o viajero por aquí, apenas me crucé con dos personas locales que vivían por allí… En serio, pasaros también por aquí, que está justo al lado del Soup Lounge y merece mucho la pena.

Pues nada, continúe bajando dejando el canal a mi izquierda, hasta llegar a la pequeña Veerle Plein, aquí encontramos uno de los obligatorios de la ciudad: el Castillo Gravensteen o de los Condes de Flandes, y es que resulta más que curioso encontrarse este precioso castillo en mitad de la ciudad de Gante, como parte de su arquitectura urbana :).

Durante la Baja Edad Media, los Condes de Flandes construyeron el castillo como ejemplo de su poder y riqueza, utilizando tanto como residencia, como “muralla” defensiva contra normandos y vikingos a lo largo de los siglos IX y X. Por ello, el castillo fue reformado y ampliado y reforzado (también a lo largo de los siglos XI y XII). Sin embargo, el castillo tal y como lo conocemos actualmente, fue construido por Felipe de Alsacia, Conde de Flandes, finalizado en 1191 (bajo la estructura original y manteniendo la torre del homenaje, la cual se cree es la parte más antigua del castillo).

Tras épocas turbulentas, en 1407 se instaló aquí el Consejo de Flandes, llegando a tener posteriormente incluso funciones de cárcel. Hasta 1778 fue utilizado por el Consejo, momento en el que el castillo fue vendido a un particular y se convirtió en un complejo industrial, como parte de ese desarrollo industrial y empresarial de la ciudad de Gante, sin embargo, a principios del s. XIX, el castillo se encontraba en un estado de ruina y abandono…

En e s. XX, la ciudad de Gante compró el castillo, y comenzó a rehabilitarlo y restaurarlo, pero la falta de fondos provocó que cayera de nuevo en el olvido… hasta 1980, cuando, por fin, se realizó una nueva y profunda obra para acondicionar el castillo al público y al turismo, inaugurando finalmente en 2002 nuevas salas, exposiciones y museos.

De hecho, encontramos varias salas y exposiciones con armaduras y armas, o el Museo de la Tortura y demás… Exposiciones y museos que, no obstante, son de pago y yo no iba a visitar (juer, se nota que en esta escapada iba sin un puto duro…). En fin, totalmente recomendable visitar el Castillo de Gravensteen para entender un poco mejor el desarrollo y evolución histórica de la ciudad, ¡mola mucho! :).

Y nada, ahora sí que me dirigía al propio centro de Gante jeje. Fui bajando hasta la Groenten Markt, y fui por la calle Nederpolder, es decir; pasando por detrás de la catedral, ya que quería comenzar desde el otro lado. Decir a todo esto, que al menos ahora no nevaba, aunque hacía mazo de frío jeje, y toda esta zona ya estaba petadilla de gente por todos lados…

Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).
Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).

Comencé primero por el bonito edificio Duivelsteen, y tras el, justo a su lado, la Catedral de San Bavón.

Poderosamente llamativa por su única (y alta) torre central a modo de fortaleza defensiva, es uno de los platos fuertes de Gante, y obligatoria su visita sin duda alguna… Anteriormente aquí, se encontraba a Capilla de San Juán Bautista, de madera y consagrada en el año 942, ampliada en estilo románico a principios del s. XI. En 1559 la iglesia se convirtió en Catedral, y del siglo XIV al XVI, se fue ampliando paulatinamente la estructura en estilo gótico, finalizando en 1569 la catedral que hoy conocemos y que es, ciertamente, una pasada arquitectónica.

Sin embargo, y más allá de la catedral en sí a nivel arquitectónico como indicaba, al igual que el interés de su interior a nivel patrimonial como las puertas, el púlpito o las preciosas vidrieras… lo que más interesaba visitar y ver… era el gran retablo de La Adoración del Cordero Místico (o Políptico de Gante), de los hermanos Van Eyck, una obra maestra de la pintura universal, y que se encuentra en el interior de la Catedral de San Bavón… La entrada cuesta 3€, abierto hasta las 17:00, en una pequeña sala acorazada, donde éramos un nutrido grupo de turistas (hay límite de personas obviamente), y no se pueden sacar fotos. Junto con la entrada, te dan una audioguía con la explicación de la obra, para que puedas comprender la misma lo mejor posible, y es que hay mucho que hablar sobre esta obra… Al salir, quería haber comprado una reproducción de la obra en la tienda que hay en la catedral (a escala claro xD), pero justo acababan de cerrar, así que nada :(.

Los hermanos Van Eyck, y más concretamente en este caso Jan van Eyck, fue un pintor flamenco que creó el estilo Ars Nova, estilo del gótico tardío en el s. XV, y es el más conocido y célebre de los pintores flamencos. Él y su hermano, crearon La Adoración del Cordero Místico, terminado en 1432, obra cumbre del estilo flamenco y de los dos hermanos, ejemplo de la pintura medieval. Igualmente, debido a sus 24 paneles (¡ni más ni menos!), forman la obra de mayores dimensiones de toda la pintura flamenca. Es una obra muy muy compleja, con distintas interpretaciones según los estudiosos. Lógicamente, aquí no vamos a tratar el tema (no, no voy a realizar el análisis de la obra), pero en el enlace que os he puesto, tenéis toda la información y el análisis de la obra, panel por panel, es sumamente interesante, os lo recomiendo leer.

Yo, como siempre, y como amante del arte en todas su expresiones, me sentí realmente afortunado de poder realizar esta visita y poder estar frente al mismo y ver con mis propios ojos esta obra maestra, totalmente evocadora, y de un simbolismo penetrante.

En fin… salí de la catedral e hice unas cuantas fotitos desde la plaza. Entré a una tienda que estaba justo aquí, para comprar alguna postal y agua y demás… Apenas tenía pasta, pero pensaba en sacar luego de un cajero, así que fui a pagar con tarjeta y la chica me dijo que no admitían tarjetas :(. Así que me quedé sólo con dos o tres postalillas. Por cierto, mientras estaba aquí, entraron un grupito de españoles, como siempre… a grito pelado y armando jaleo, provocando que el resto de gente que había en la tienda se quedara mirando para variar, si mis miradas mataran… Siempre dando la nota, hay que joderse. Bueno… justo al lado de la plaza donde está la catedral, tenemos otra gran iglesia en estilo gótico flamígero, lo más importante de la es la torre, con 256 escalones y a la que se puede subir, pero que está cerrada del 15 de Noviembre al 15 de Marzo, así que nada… Aquí me encontré con otro grupo de españoles, esta vez algo más mayores, aunque no por ello menos ruidosos jeje.

Tras ella, al lado igualmente, tenemos la espectacular Iglesia de San Nicolás, una preciosa e histórica iglesia, me encantó ciertamente, y es que es uno de los iconos más reconocibles de Gante. Parece ser que, desde su construcción, siempre ha habido algún problemilla con esta iglesia jaja, que si han tenido que restaurar varias fachadas, que si hay humedades que provocan grietas e inundaciones, que si también hay problemas con la estabilidad de la torre…

Su construcción se inició en el s. XIII sobre los restos de una anterior iglesia románica incendiada, en estilo gótico, y donde destacan sus torres laterales redondeadas, y esa espectacular torre central que fue financiada en parte por la población. Inclusive diferentes gremios, a lo largo de los siglos XIV y XV, añadieron sus propias capillas a la iglesia.

Fue severamente dañada durante la Reforma Protestante, durante la Revolución Francesa, y durante a I y II Guerra Mundial… siendo restaurada y rehabilitada durante gran parte del s. XX… Su interior no es tan magnífico como su exterior ciertamente, pero sí es reseñable el impresionante órgano que alberga.

Y, al ladito de la Iglesia de San Nicolás, se encuentra el Campanario de Gante… de 91m de altura y forma parte de las torres y campanarios de Bélgica y Francia como Patrimonio de la Humanidad. Ciertamente su altura impresiona sobremanera… su construcción se finalizó en 1380, aunque con su estructura superior en madera… siendo toda la estructura ampliada y realizándose diversos añadidos en los siglos posteriores, hasta que en 1911 se “finalizó” la estructura tal y como la vemos actualmente.

Por su parte, el edificio rectangular que vemos adosado al campanario, es la Lonja del Paño, construido como mercado textil en 1445, aunque posteriormente albergó escuelas, cuartel de la guardia de la cárcel, etc…

De todas formas, lo mejor de toda esta zona, es la vista y la foto que puedes sacar si continuas un poquito a mitad de camino del puente que cruza el canal más cercano pasando la iglesia anteriormente citada, con la visión de las tres torres: Catedral de San Bavón, Iglesia de San Nicolás y Campanario de Gante, que conforman el precioso skyline de la ciudad, mientras unos tímidos rayos de sol se reflejan sobre ellas… ¡una visión de postal!. De hecho podéis encontrar postales tomadas justo desde este mismo lugar. Cruzado el puente, a mano derecha tenemos otra iglesia; la St-Michiels, que no llegó nunca a ser terminada, por lo que no tiene torre…

Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).
Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).
Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).
Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).

Di una pequeña vuelta y volví a las calles que rodean las iglesias y catedrales. Esto es el centro propiamente dicho, lleno de gente, de tiendas y restaurantes… Yo iba buscando un puto cajero para sacar pasta, ¡pero no encontré ninguno! Joder, en todos lados veo cajeros de ING, o el que sea, ¡y aquí no había ninguno! Vaya tela… Según iba andando buscando un cajero, una chica que parecía que estaba haciendo alguna especie de encuesta en la calle me paró (otra vez que me confundían con un estudiante o un belga), la chica directamente hablándome en flamenco… Yo obviamente puse cara de no tener ni idea y en inglés la dije que no la entendía… La chica me preguntó si era estudiante aquí en Gante, ¡le dije que no! jaja, soy turista, a lo que amablemente se disculpó en inglés y me dijo que tuviera un buen día en Gante :). En fin, di la vuelta y me encaminé hacia el otro lado, dirección calle Veldstraat y calle Niklaasstraat. Por aquí pasa el tranvía que va y vuelve de la estación central, y es una calle llena de tiendas y gente por todos lados, muy animada, así que di una vuelta echando un vistazo rapidillo a las tiendas, hasta el Palacio de Justicia y luego volví por la calle paralela.

Volví de nuevo donde había comenzado este paseíto, aquí paran varias líneas de tranvía, pero no estaba seguro de cuál era y en qué dirección había que coger el que iba de vuelta a la estación. Así que bajé de nuevo por la calle Veldstraat, ya que había visto una parada del tranvía que baja a la estación, y lo fui a coger ahí. Para variar, todo el mundo sube y baja sin pagar y sin billete claro, petadísimos que íbamos jeje, como sardinas en lata. Pero bueno, en 10 minutillos estábamos en la Estación de Gante. Esperar el tren y de vuelta a la estación de Gare Central de Bruselas.

Ya de noche y con bastante frío… Ahora me dirigí, de nuevo, a la Grand Place de Bruselas, ya que quería ver la plaza y los edificios iluminados de noche… y sí, espectacular la plaza con esa iluminación jeje, ver el contraste día/noche merece la pena… Y bueno, también seguía buscando algún cajero… Encontré uno de ING, pero al ir a sacar pasta me apareció un mensaje diciendo que no podía sacar dinero con la tarjeta… Ni con la de débito ni con la de crédito de ING, no sé por qué, pero vaya putada… En fin, no quería sacar pasta de otro cajero por la comisión, así que me acerqué de todas formas a las tiendas de recuerdos para turistas que había visto esta mañana, y como iba a comprar algo pues ya pagaba con la tarjeta…

Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).

En una de ellas, pregunté si podía pagar con tarjeta y me dijeron que un mínimo de 10€. Así que busqué alguna cosilla y un par de regalillos y pagué. El caso es que las dos personas que estaban en la tienda, eran marroquíes, y les escuché hablar en español, así que les pregunté… Resulta que, según ellos claro, eran de Toledo (claaaro xD), y ahora trabajaban aquí… Les dije que yo era de Madrid, de Alcorcón y me dijo uno de ellos: “hombreee, Alcorcón, claro que lo conozco, yo paraba mucho por allí, la zona de la RENFE y tal…”. Y claro, cómo no iban a conocer Alcorcón jeje. Toda esta zona está llena de tiendas de y para árabes (de Marruecos concretamente), y llena de bares y zonas de trapicheo de hachís y cocaína. De hecho él mismo me lo reconoció diciéndome que iba por ahí a realizar sus trapis jeje, en fin… Le dije de todas formas que la mayoría de esos sitios ya estaban cerrados por la policía.

Bueno, ahora tenía dos misiones. Primero sacar pasta, segundo cenar. Ufff, me fui andando de arriba a abajo hasta el hotel, buscando cajeros de ING (recordaba haber visto alguno), ¡¡¡pero en ninguno me dejaba sacar pasta!!!, ya me empecé a preocupar… Mira que siempre llevo tarjetas de dos entidades distintas por si acaso, pero en esta ocasión (y sabiendo que hay cajeros de ING en Bélgica), pues llevaba las dos de la misma entidad. En fin, vamos a probar en otros bancos distintos… pruebo en dos más y nada de nada, me decía el mismo mensaje, ¡no me dejaba sacar pasta! Joder, ahora sí me preocupé, ya que no tenía un puto duro, únicamente algunos eurillos sueltos. No me preocupaba para mañana ya que sólo tenía que bajar a Gare Du Midi y el billete de bus al aeropuerto ya lo tenía, pero tenía que cenar, comprar agua, y para mañana sí quería comprar algo en el Aeropuerto… Sí es cierto que antes pude pagar con la tarjeta, pero no me fiaba, no sea que fuera a cenar, pagara con la tarjeta y tampoco me la admitiera, sería un marrón :(.

La cuestión es que joder, si antes pude pagar y ahora no podía, o no podía sacar… Muy raro es, ya que puede ser que te falle una tarjeta, pero que te fallen las dos, y en todos los cajeros… y además después de haber podido pagar con ella. Comencé a pensar que era un problema propio de ING, no de VISA, con las tarjetas, algún tipo de “restricción” en el extranjero, y podía pagar pero no sacar. Pero es algo que no tenía mucho sentido y además mi hermano, en otros viajes como a Japón o París, había podido sacar con su tarjeta de ING sin problemas, y yo tampoco tenía puesta ninguna restricción.

También podía ser problema de las pasarelas bancarias de esos bancos o VISA… El caso es que me encontraba sin pasta, y además estaba a punto de quedarme sin batería en el móvil… No me había llevado el cargador, ya que llevaba 2 baterías (¡anda qué!), y como iba a tenerlo también apagado bastante tiempo, pues me debería bastar. Lo que no contaba era que en Bélgica necesitas tener activada la red 3G para coger cobertura con el operador “Proximus” (acuerdo con Vodafone), y esto me consume más batería como es obvio…

Antes de que me quedara sin ella, pues decidí llamar a ING a España, al servicio de atención al cliente, número gratuito. Me atendió una chica y le comenté el problema, estuvo haciendo “comprobaciones” y mirando y tal y según ella estaba todo correcto, tanto a nivel de tarjetas como de operación de ING, el problema debía estar en la pasarela internacional de VISA. Raro es no obstante, ya que hay distintas pasarelas internacionales de VISA, y cada banco tiene su propia pasarela, ¡¡¡y ya es casualidad que no pudiera sacar pasta de ninguno!!! En fin, no me quedaba otra opción que esperar a ver si se solucionaba el problema y si no joderme jeje. Pero bueno, a los 5 minutos volví a intentar en el último cajero que había probado (y desde el lugar que llamé por tlf), ¡y parece que iba! Ya me daba igual la comisión (y eso que tenía otro ING en la misma calle un poco más arriba), quería sacar la pasta ya y olvidarme jaja, joder, vaya pérdida de tiempo con esto…

Estaba ya tan cansado, con las zapatillas todavía húmedas, y había tenido que sacar pasta el último día antes de irme… que decidí darme un homenaje con la cena, y me fui a un japonés jeje. Tenía fichado uno desde el primer día, relativamente cerca del hotel, que no tenía mala pinta, así que fui para allá. Miré parte del menú fuera y me convenció totalmente jeje, además no parecía muy caro (se llamaba Anata Teppanyaki). Como iba yo sólo, me sentaron en la misma barra. Tienen mesas y luego sitios en la barra para “individuales” como yo jeje. La verdad es que tenía que haber pedido otro sitio, ya que me sentaron en un lugar de paso y al lado de la caja, por lo que estaban pasando continuamente y estaban todas las camareras ahí, pero bueno, da igual… La carta estaba en francés, pregunté si tenían carta en inglés pero nada, así que me tuve que apañar… La carta era variadita la verdad, y no era caro para ser un japo en Bruselas, así que acabe pidiendo: un obento (que incluía pollo teriyaki, tempura, arroz con verduras y tortilla, y brotes de soja con cebolla y tal), unas gyozas y una Asahi (un par para ser exactos xD). Uf, qué buenoooo, buenísima la comida… :D.

El restaurante tenía dos plantas. La de abajo no era muy grande, pero luego tenía otra arriba que parecía más tochilla. Justo frente a mí, en la barra, estaba el pescado fresco en una vitrina. Había una chica y un chico que lo único que hacían era preparar el sushi y sashimi. Ellos no hacían otra cosa jeje, cuando no tenían que preparar nada estaban ahí parados, sin más. Cuando les llegaba un pedido se ponían manos a la obra y tú veías en primera persona cómo lo iban preparando. También en un par de ocasiones les solté varias palabras en japo a las chicas, pero o no me entendían o pasaban de mí (puede que algunas fueran chinas y no me di cuenta, que también es probable xD). Aproveché también para llamar a mi hermano y hablar con él unos minutillos, para confirmar cuándo llegaba mañana y tal, que estaba a punto de quedarme sin batería. La verdad es que me tomé mi tiempo aquí cenando jeje, con tranquilidad, que lo merecía… otras mesas llegaron después que yo y se fueron antes que yo, pero estaba cansadillo y degusté la comida y las biru tranquilamente jeje. Pedí la cuenta (con un precio ajustado), y me piré con el estómago lleno al hotel, no sin antes comprar una botellita de agua.

Día 4: Bélgica (Bruselas: Manneken Pis, Grand Place, Iglesia St Nicolas, Parque Cinqantenaire, Parlamento Europeo, etc. Gante: Iglesias St Pietersabdij, St Niklass y St Michiels, Patershol, Castillo Gravensteenm, Groenten Markt, Diuvelsteen, Catedral, etc).

Como curiosidad reiterativa, decir que según bajaba camino del hotel, dos chicos (turistas ellos), me pararon preguntándome por dónde se cogía el autobús número “tal” (no lo recuerdo)… y yo flipando… pero colega… ¡¡¡que no soy de aquí!!! jaja, en fin, les dije que ni idea, que no era de allí y continúe mi camino.

Subí a la habitación, me duché tranquilamente, y dejé preparado casi todo para mañana. Me entretuve un ratillo con Internet y la tv y nada, a ver si dormíamos, que me dolía la cabeza, la garganta, y estaba hecho polvo… Pero aun así hoy iba a tener un último problema jeje.

Bueno, para empezar… me quedé sin batería, por lo que no podía poner la alarma del móvil para despertarme… movida. Bien, primero llamé a recepción para pedirles si me podían despertar a una hora concreta (servicio despertador, ya sabéis), el tío me dijo que sí, que vale, pero no le vi muy convencido, parece que le había despertado jeje. No me fiaba mucho, así que decidí buscar una alarma guay para el portátil, la busqué, descargué, configuré y la puse… El problema es que, no sé por qué cojones, ¡¡¡hice varias pruebas y a veces sonaba y a veces no!!!, joder… Pues nada, espero que suene… dejé el portátil encima de la cama a mi lado y a intentar dormir.

Pero esto no era lo único… ¡sino que había un par de habitaciones que no paraban de hablar alto y pegar gritos! Me cago en sus putos muertos, no hay cosa que más me joda… El resto de días no había tenido problemas con los vecinos, pero es que hoy los que me habían tocado… sobre todo la habitación del final del pasillo. Un tío y una tía hablando a gritos, pero así durante horas, yo es que no lo entiendo colega… ¡¿pero es que no se dan cuenta?!, puta gentuza joder… Luego dicen que los españoles somos “ruidosos”, abrí la puerta de mi habitación un par de veces y pegué un par de gritos… unos segundos de silencio pero nada, volvían a lo mismo, me daban ganas de reventarles la puerta, y después a ellos reventarles la puta cabeza, sinceramente. Es que cada vez que me acuerdo de situaciones así en los alojamientos me pongo de una mala hostia… como para tener que estar compartiendo habitación con 10 personas, o me vuelvo loco o acabo en la puta cárcel, qué asco de gente. Y, la putada, es que no llevaba tapones… así que tocaba joderse…

En fin, el caso es que entre el dolor de cabeza, el estar preocupado no sea que me durmiera, y las voces de la peña… apenas dormí si acaso ni 3 horas y a ratos. Había sido un día largo e intenso, disfrutando de la Grand Place en Bruselas por partida doble y de la más que interesante, histórica y “española” ciudad de Gante. Mañana último día, vuelvo a casa… Se acababa la escapada por Bélgica…

¿Te ha gustado el post? ¿Valoras mi trabajo? ¿Te he ayudado o, al menos, entretenido?¡Comparte, sígueme, suscríbete... y comenta!, te estaré eternamente agradecido ;).

¡SUSCRÍBETE!

!Y llévate GRATIS el eBook "Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje"!

Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje - eBook Gratis - David Vecino ViajerosAlBlog.com

Toda la información expuesta es personal, independiente, real y experiencial. Soy un viajero como tú que escribe y comparte la información para intentar ayudar a otros viajeros como tú. En caso de patrocinios, menciones, blogtrips, afiliación, etc, será indicado y siempre será igualmente información personal, independiente, real y experiencial que aporta valor al lector y no supone absolutamente ningún coste adicional para el mismo.

Comentarios

comentarios

Sobre David Vecino De La Guía

David Vecino De La Guía
David Vecino De La Guía | Acuario y madrileño, ávido de información y nuevas experiencias. Maestrillo de todo, maestro de nada y profesional de mucho: turismo, protocolo, eventos, marketing, ventas, informática, formación, terapias alternativas, filosofía, etc... Cinéfilo, devorador de libros, electrónico musical, futbolero de pro y cervecero gastronómico. Viajero empedernido, a ratos turista, como mayor pasión. Ética, moral, valores, coherencia.

¡Deja un comentario!