Home / Asia / Día 14: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Vuelo a Bangkok).
Día 14: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Vuelo a Bangkok). ViajerosAlBlog.com

Día 14: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Vuelo a Bangkok).

Día 14 – 17.05.07: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Vuelo a Bangkok). Visitar, qué ver y qué hacer.

CRÓNICA: Día 14 – 17.05.07: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach). Reventados tras el día anterior, fue imposible levantarse pronto para intentar aprovechar la playa. No obstante, el día amaneció, con mucho calor eso sí, pero muy nublado y con pinta de llover. Hicimos el checkout ya más tarde de las 12, y tras “solucionar” el problema que tuvimos con el personal del hotel por una “rotura de mobiliario”, dejamos el equipaje en el mismo y nos fuimos a comer. Tras mirar varias lugares, acabamos en un restaurante familiar con una carta interesante y buen precio donde todo estaba buenísimo y nos atendieron perfectamente. Tras ello, viendo que ya no íbamos a ir a la playa, decidimos ir de tiendas (comprando finalmente algo de ropa y un par de recuerdos como collares y grabados), y tomando una riquísima piña colada en Café del Mar. Vuelta al hotel, esperar a los compis, y taxi al Aeropuerto. Llegamos al Aeropuerto de Bangkokg, nos esperaba una larga noche por delante…

Nuestro último día en Phuket. La verdad es que queríamos habernos levantado pronto y aprovechar el desayuno y la playa… pero fue imposible jeje, ya eran muchos días, anoche habíamos salido y estábamos reventadillos (muy reventados la verdad xD), así que nos levantamos a media mañana… y claro, teníamos que recoger y preparar todo para realizar el checkout a las 12, aunque bajamos a recepción un poco más tarde jeje, no nos dijeron nada, tardamos un poquito más porque entre que nos duchamos, recogemos todo, te das cremita para el sol, etc… al menos hoy ya no estábamos rojos jeje, yo ayer me preocupé en darme bien de crema, y suerte que estuvo nublado.

En fin, primeramente dijimos que nos guardaran las maletas, ya que hasta la tarde/noche no nos teníamos que ir al aeropuerto, y estaríamos el resto del día por aquí. Después, la chica de recepción nos dijo que teníamos que pagar una cantidad… por la repisa y los botes del baño que arrancó Edu con su cabeza ayer jeje. No sé cómo se habían dado cuenta tan rápido… debían haber entrado nada más salir nosotros ahora y decírselo. En este momento dudamos si habría que pagarlo o no, ya que es mobiliario o artículos del hotel, pero se supone que eso hay un seguro que lo cubre y ha sido un accidente, no lo teníamos claro ninguno, pero ellos nos decían que había que pagarlo, y nos enseñaron las tarifas de todo lo que hay en las habitaciones. Claro, que eso lo compras en cualquier sitio por 1/4 parte de lo que te pedían, discutimos con ellos acerca de este tema y la cuestión se puso un poco bastante tensa, al final Edu lo pagó y nos olvidamos del tema, cosas que pasan… Pero vamos, en teoría, y en práctica, eso no lo tiene que pagar el cliente…

En fin, ya ni playa ni nada, estaba nublado pero sí hacía tiempo para bañarse y la verdad es que posteriormente se fue despejando y hacía un sol bestial… a mí me daba un poco igual el no bañarnos hoy sinceramente, aunque teníamos que hacer tiempo con algo la verdad. En primer lugar fuimos a dar una vuelta y buscar sitio para comer, ya que sin desayunar y sin apenas cenar ayer pues había bastante hambre… Fuimos de camino a la zona de Kata, donde había varios restaurantes… de camino, saqué dinero en un cajero, unos 40€ al cambio, al menos para comer, pagar el taxi, hacer alguna compra, etc… ya que estaba con lo justo sólo para comer jeje. Estuvimos mirando varios sitios para comer, incluido un restaurante que habíamos visto días anteriores, subido a una pequeña colina, todo de madera por dentro, con vistas desde arriba… espectacular, pero la carta era un pelín cara… aunque la verdad, no mucho más que la del hotel.

No obstante, decidimos seguir mirando otros restaurantes. Pasamos por uno con terraza abierta a la calle, parecía ser el típico restaurante “familiar”, no había nadie pero la carta parecía interesante, con comida tailandesa y occidental, y baratito. La chica que estaba dentro, al vernos mirar la carta en el exterior, se acercó a decirnos si queríamos entrar… y al final entramos :). Nos sentamos, pedimos nuestras cervezas y luego la comida. Tenían bastante variedad, y para ser nuestra última comida en Tailandia, acabé encantado, todo buenísimo, buena presentación y buena calidad a muy buen precio :D. Nos tomamos un café charlando tranquilamente, pagamos y nos fuimos… ¿Y ahora qué? Pues a comerse unos heladitos en tarrina en el lugar donde los comimos hace un par dedías jeje, que estaba cerquita. Ahora sí que hacía un calor brutal con el sol pegando fuerte en todo lo alto…

En fin, no nos íbamos a bañar, así que sólo quedaba hacer algo en estas 4 horitas o así antes de irnos jaja. Ángel y yo queríamos seguir mirando tiendas, a ver si encontrábamos algo de ropa (¡parece que estábamos todos los días buscando ropa! jaja), y un par de cosillas (a estas alturas y todavía buscando cosas xD), Javi y Edu ya no tenían que comprar nada, y para que no tuvieran que estar con nosotros dando vueltas nos separamos, y quedamos luego en el hotel para pedir el taxi. Antes de irse, compramos unos refrescos y tal en una tienda, y aprovecharon para llamar por tlf con la tarjeta desde una cabina. También habíamos estado hablando de pasar por algún cyber, pasar todas las fotos que teníamos y hacer copias en dvd, así ya las tendríamos todos y no tendríamos que estar luego juntando y organizando todas… pero los precios que vimos no nos convencieron, y te lo hacían ellos todo, y preferíamos hacerlo nosotros mismos para seleccionar y organizar, así que al final decidimos no hacerlo, y ya ponernos con ello con tranquilidad cuando volviéramos.

Así que nada, estuvimos dando vueltas mirando tiendas de ropa, de regalos, de productos típicos… Al lado de donde habíamos estado mirando el tema de las fotos, había un puestecillo donde vendían collares y pulseras, muy chulos y de todo tipo, a Ángel le gustó uno y se lo pilló… a mí me molaba un collar taoísta… pero prefería comprármelo cuando fuera a China xD, aun así luego volvimos y me lo compré jajaja, estaba muy chulo :). En una tienda de artesanía que estaba cerca del centro donde habíamos contratado la excursión a las Islas Phi Phi, tenían un cartel “interesante”, me explico: “teóricamente”, está prohibido sacar cualquier tipo de figura de Buda del país que no lleve un certificado oficial expedido por el centro que lo compras. “Teóricamente”, en aduanas al salir del país todas las representaciones de Buda que lleves te las pueden confiscar (especialmente si llevas grandes cantidades, algo obvio ya que podría ser para vender o para “traficar”). No obstante y obviamente, no pasa absolutamente nada, y cualquier turista puede llevar las figuritas de Buda que haya comprado para él o regalos, no deja de ser un “recuerdo” (no es un artículo histórico arqueológico vamos).

En las guías de viaje te lo advierten no obstante, pero nunca he leído en ningún foro, ni página, ni que me hayan contado en persona, que a alguien se las hayan retirado… Pues bien, todo esto viene al caso de que en esta tienda, sí te daban el certificado, y lo tenían puesto en un cartel, que “eran la única tienda en Phuket que expedía el certificado auténtico para cualquier figura de Buda”, y las que tenían eran impresionantes la verdad, no muchas, pero impresionantes.

En algunas tiendas tenían unas máscaras espectaculares, me hubiera llevado un par, pero no quería dejarme más pasta, luego me arrepentí; eran preciosas :(. No obstante, compramos alguna cosita más, las chorradillas típicas de turista jaja, figuritas y tal :). Antes de irnos, decidimos pasar por el Café del Mar, el garito donde habíamos estado Ángel y yo hace dos días, a tomarnos la última jeje, en esta ocasión nos sentamos fuera y nos pedimos unas piñas coladas (espectaculares), mientras descansábamos y manteníamos una agradable charla.

Al rato vinieron dos chicas, también occidentales y se sentaron fuera, aunque no hablamos nada con ellas, no parecían muy receptivas :(. Ya cuando decidimos irnos para el hotel, vimos un puesto en la calle donde vendían láminas realizadas a mano, de tela y seda… ya las había visto anteriormente, pero no me fijé, o las que había visto en otras tiendas no me terminaban de convencer… pero me puse a echar un vistazo, y había varias que eran preciosas. Se me ocurrió la idea de llevarme una al menos para enmarcarla en un cuadro, al final, después de mirar todas y regatear con el vendedor durante varios minutos, me llevé una, para mi gusto y para el de Ángel: simplemente preciosa, con un grabado tradicional tailandés, que aquí tengo enmarcada y colgada en casa… muy contento con la compra que había hecho :).

Y de ahí nos fuimos al hotel… no sin antes pasar por el paseo marítimo y la playa para verla por última vez, ya era prácticamente de noche. Llegamos los primeros y nos sentamos en los bancos que hay en la recepción (no sin antes comprobar que nuestras maletas y mochilas seguían ahí, y proceder a guardar nuestras últimas compras), al poco llegó Javi, se habían separado y había dejado a Edu en la playa, así que seguiría por ahí, o se habría quedado dormido en una hamaca, o se había perdido xDDD. Tardó bastante la verdad, pero bueno, íbamos bien de tiempo.

Pedimos un taxi en recepción para ir al aeropuerto… en esta zona no hay muchos taxis, todo son tuk tuks así que tardó un poquito… metimos las maletas y nada… al aeropuerto. El trayecto fue aburrido, pero al menos la hora que tardamos no se nos hizo muy larga, ya que no había tráfico apenas e íbamos bien de tiempo, aunque el taxista iba pisando huevos, podíamos haber llegado en 45min o menos perfectamente. Nuestro avión salía a las 23:05 y llegaba a las 00:25 a Bangkok, estábamos en el aeropuerto a poco más de las 21, así que sin problemas. Procedimos a facturar, pasamos los cacheos correspondientes y nada, a esperar…

Al ser de noche apenas había un par de tiendas abiertas (¡muy mal, es un aeropuerto internacional con un volumen brutal de pasajeros!), por lo que no teníamos mucho que hacer realmente… Compramos algo de picar y agua y nos sentamos al lado de nuestra puerta de embarque a esperar sin más, mientras veíamos las fotos, hablábamos sobre “el sentido de la vida” y cosas así xD. Por fin llegó la hora, abrieron las puertas de embarque y procedimos a embarcar, volábamos de nuevo con Air Asia, así que según vas entrando te vas colocando donde quieras, nos sentamos dos y dos, unos al lado del otro… el avión no iba muy lleno, así que mejor; más tranquilidad y menos ruido. Despegamos puntuales y nada… camino de Bangkok y a pasar la noche en el Aeropuerto, el día que nos quedaba iba a ser uno de los más cansados de mi vida hasta el momento jeje (si luego supiera la cantidad de veces que he “dormido” y pasado noches en el Aeropuerto… xDDD).

Día 14: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Vuelo a Bangkok). Día 14: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Vuelo a Bangkok). Día 14: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Vuelo a Bangkok). Día 14: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Vuelo a Bangkok). Día 14: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Vuelo a Bangkok). Día 14: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Vuelo a Bangkok).

¿Te ha gustado el post? ¿Valoras mi trabajo? ¿Te he ayudado o, al menos, entretenido?¡Comparte, sígueme, suscríbete... y comenta!, te estaré eternamente agradecido ;).

¡SUSCRÍBETE!

!Y llévate GRATIS el eBook "Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje"!

Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje - eBook Gratis - David Vecino ViajerosAlBlog.com

Toda la información expuesta es personal, independiente, real y experiencial. Soy un viajero como tú que escribe y comparte la información para intentar ayudar a otros viajeros como tú. En caso de patrocinios, menciones, blogtrips, afiliación, etc, será indicado y siempre será igualmente información personal, independiente, real y experiencial que aporta valor al lector y no supone absolutamente ningún coste adicional para el mismo.

Comentarios

comentarios

Sobre David Vecino De La Guía

David Vecino De La Guía
David Vecino De La Guía | Acuario y madrileño, ávido de información y nuevas experiencias. Maestrillo de todo, maestro de nada y profesional de mucho: turismo, protocolo, eventos, marketing, ventas, informática, formación, terapias alternativas, filosofía, etc... Cinéfilo, devorador de libros, electrónico musical, futbolero de pro y cervecero gastronómico. Viajero empedernido, a ratos turista, como mayor pasión. Ética, moral, valores, coherencia.

¡Deja un comentario!