Home / Asia / Día 13: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc).
Día 13: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc). ViajerosAlBlog.com

Día 13: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc).

Contenido estructurado del post

Visitar, qué ver y qué hacer, en Tailandia (Phuket con Karon, Kata y Patong Beach, Islas Phi Phi).

Día 13 – 16.05.07: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc). Visitar, qué ver y qué hacer.

CRÓNICA: Día 13 – 16.05.07: Tailandia (Phuket con Karon, Kata y Patong Beach, Islas Phi Phi). Tras madrugón y desayuno, nos recogieron y en media hora llegamos a los muelles donde nos esperaban los barcos, repletos de tours y turistas. Camino a Islas Phi Phi, un espectacular archipiélago que es una maravilla a nivel paisajístico y natural, con playas de arena blanca y aguas cristalinas y transparentes, rodeadas de vegetación. Situadas en el Mar de Andamán, son uno de los principales destinos turísticos en Tailandia y el Sudeste Asiático. Tras la primera parada y realizar snorkel en Bamboo Island, pasamos por la Viking Cave, y por la conocida Monkey Beach, siendo bastante peor de lo esperado. A continuación fuimos a comer a Koh Phi Phi Don, mirando con envidia a los bungalows existentes y disfrutando de la preciosa playa. Tras ello tocaba el plato fuerte: Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, lugar conocido por albergar escenas de la película “La Playa”. Un paraíso y maravilla natural de arena blanca y agua turquesa transparente: un lugar obligatorio a visitar en Tailandia. Quedaba una última vista en una pequeña isla cercana, saturada de turistas pero preciosa, donde tomamos unas cervezas y nos dedicamos simplemente a mirar el horizonte, relajarnos y realizar una pequeña introspección disfrutando del momento… Tocaba volver, tras llegar al hotel, salimos a dar una vuelta y realizar unas compras. Vuelta al hotel, descansamos, cenamos, y con un tuk tuk nos dirigimos a pasar una noche de fiesta y desfase a Patong Beach: lugar de la perversión más absoluta no apta para estómagos delicados. Así acabó la noche, entre risas, cervezas, chicas, música y bailes.

¡¡¡Por fin!!!, hoy tocaba la excursión que todos estábamos esperando jeje. Nos pasaban a buscar por el hotel… nos levantamos justitos justitos de tiempo, apenas pudimos dar un par de bocados al buffet y a montarnos en la fregoneta corriento. Ya iba gente dentro, y nosotros no éramos los últimos, así que teníamos todavía que pasar a recoger a un par de personas más. Tardamos una media hora en llegar a los muelles de esta zona donde salen las excursiones, por el camino un sueño infernal ufff.

Aquí nos bajamos y ya estaba todo petado de peña para los distintos tours en los distintos barcos. Según el tour que fueras a hacer y tal pues te ponían una pegatina con un color y un número. Después de 10min comenzaron a llamar a los grupos y a hacer diversas indicaciones. Ahora venía el “truco” correspondiente, cosas que hacen por desgracia la mayoría de touroperadores y que no te dicen cuando has contratado la excursión, a pesar de que lo has preguntado… y es que para poder utilizar el equipo para realizar snorkel tienes que pagar su alquiler (no es muy caro pero hay que pagarlo), y si lo pierdes lo pagas, y eso ya es una pasta, qué cabrones bastardos, con tal de sacar pasta de donde sea… En fin, lo tienes que aceptar por cojones. Cada uno cogimos el nuestro, con aletas según tu pie claro, si no, o te quedan pequeñas o te sobran obviamente xD, y fuimos montando en el barco. Todos son muy parecidos, sólo que más grandes o más pequeños, es el típico “barcolancha” como los llamo yo jeje.

La verdad es que íbamos bastante gente, no apretujados pero sí los sitios justos, en dos filas a ambos lados en la parte de atrás. Eso sí, la fauna que teníamos a nuestro alrededor no tenía desperdicio, la cual paso a relatar jeje. Apenas había occidentales, y españoles sólo nosotros. Había dos chicas, bueno, dos señoras… que eran gemelas, no sé de dónde serían, pero era como ver a dos brujas, los dos exactamente iguales, e igual de “extrañas”, tenían una cara de “bruja de cuento” de flipar jeje, daban miedo :O. Y tooodo lo demás eran chinos, algunos en grupos, otros en pareja de viaje de recién casados. Había una pareja de chinos, muy jovencitos que se sentaron enfrente de nosotros, la chica era muy guapa… pero estuvo todo el viaje pasándolo fatal mareada, pobrecilla… la veíamos y nos daba mazo de pena, lo pasó fatal durante todo el viaje, con ganas de vomitar continuas, la cara totalmente blanca, los ojos blancos como si estuviera poseída… ufff. Luego había otro grupito, entre ellos al que llamábamos “el Buda feliz”; un persona que tenía un barrigón “considerable” (enorme era poco), y tenía el “cuello móvil” (lo que nos pudimos reír con esto xD), es decir: se quedaba sobado sin apoyarse la cabeza en ningún lado, con los brazos cruzados apoyados sobre la tripa, y la cabeza moviéndose para todos lados, yo no sé cómo no se dislocaba las vértebras con los saltos y golpes del barco… pero el tío sobaba como un campeón, ¡ya me gustaría a mí!

Y para terminar, la pareja más rara que yo he visto en mi vida. Un chino que parecía un oso; mazo de grande (pero muy grande, en serio), peludo como un oso (que mira que es raro), con una cabeza enorme descompensada y una tripa espectacular, para más inri iba con bañador de slip marcando paquete… y su chica; súper alta, más que él, súper delgada, y tenía la cara como un alienígena: ancha por arriba, estrecha por abajo y ojos enormes… En serio, flipante :O. En uno de los tramos de la excursión de un lugar a otro, el chino con la cabeza enorme se sentó al lado de Ángel, y se quedó sobado… y la cabeza se le iba cayendo encima de Ángel, y él todo apretujado que estaba jejeje, la situación era de risa os lo puedo asegurar, no sólo nos partíamos nosotros, el resto de chinos y las “brujas” se partían de risa con la imagen xD.

Cuando llegamos al destino, todos nos despertamos, y él seguía sobando, las brujas le dieron un par de gritos y el compi se despertó mirando para todos los lados, no sabía dónde estaba, con una cara de sobado que flipas jeje, en fin… Pero esto no es lo más “fuerte”; a otro chino, que iba con su bolsa con la cámara de video, la cámara de fotos, etc… ¡¡¡se le cayó al agua en Maya Beach!!!, ufff, justo en la playa donde rompe el agua y hay más arena removida por las olas, os podéis imaginar la cara que pusimos todos… lógicamente, la videocámara y la cámara digital estaban para tirar, y el tío vaciando la bolsa boca abajo y sacudiéndola y no paraba de salir arena, pobrecillo… pero joder, es que hay que tener un poco de cuidado. En fin, contado esto (y a saber lo que pensaban todos ellos de nosotros claro xD), pasemos a la excursión en sí jeje :).

Según la agencia donde contrates la excursión (hay decenas allí o por Internet, nosotros la contratamos en una agencia en Karon), pueden variar algunas detalles de la misma, pero en general son muy similares casi todas, puede cambiar el orden, el tiempo que estés en cada sitio o que en una vayas a un sitio y en otra vayas a otro sitio, pero el 80-90% de las excursiones son idénticas. La excursión en sí es a las Islas Phi Phi y su entorno no es sólo “una”, sino que son varias islas (Phi Phi Don, Phi Phi Le, etc…), pero visitas más lugares del entorno, no sólo estas islas. Las Islas Phi Phi son un pequeño archipiélago situado en el Mar de Andamán, y es uno de los atractivos principales en lo que respecta al turismo en la zona.

El mar estaba en calma, y la lancha motora, o barco pequeño xD, iba a toda leche… y así todos los trayectos, los golpes contra el agua eran bestiales, en ocasiones parecía que nos íbamos a partir por la mitad… aparte claro está, que íbamos dando botes sin parar, te metías unas leches en ocasiones que para qué… Esta excursión está totalmente prohibida para personas que tengan problemas de espalda o algún tipo de problema de movilidad, y si te mareas… pues lo vas a pasar chungo jeje. Hubo un ratazo largo, sobretodo nada más salir y después de la primera parada, que tanto yo como Ángel (y eso que yo no me mareo desde hace siglos), nos encontramos un poco mal y con el cuerpo “revuelto”. No hasta el punto de vomitar, pero sí con mal cuerpo… suerte que después de la comida se me pasó (aun a riesgo de vomitarlo todo, me puse hasta las orejas del hambre que tenía jeje).

Según íbamos avanzando y comenzábamos a entrar en la “zona” a visitar, empezabas a ver las grandes formaciones rocosas que salen del agua, vistas en infinidad de fotos y documentales, es impresionante, unos paisajes espectaculares de auténtica postal y “folleto de viajes”… entrar por esos cañones estrechos, con agua clara y cristalina como nunca había visto antes, impresiona de verdad, el entorno era increíblemente bello. Nuestra primera parada fue para hacer snorkel, cerca de Koh Pai o Bamboo Island. Bajo nosotros teníamos un agua azul turquesa, totalmente cristalina (sólo recuerdo algo igual en Cozumel en México), rodeados de peces y viendo los corales, aunque había bastante profundidad e impresionaba un poco ciertamente jeje.

Sólo se le puede poner una pega, y es que debido a la climatología en días anteriores, se había levantado mucha arena y sedimentos, por lo que el agua no estaba todo lo clara que se desearía… al igual que al estar nublado, no se puede ver igual de bien que con sol. No obstante, sin duda, prefiero que esté nublado, si no nos estaríamos achicharrando… Cerca de nosotros había una pequeña cala, totalmente salvaje, era una paliza ir nadando hasta allí, pero ya que estábamos había que hacerlo jeje, así que hasta allí que fuimos. No fuimos los únicos en ir, pero menos de 10 personas en total… entendible ya que no todo el mundo tiene un aguante y capacidad para nadar esa distancia y luego volver… Pero la cala era impresionante, entre dos rocas enormes, no más de 30m de ancho la playa en sí… y apenas 10 pasos hacia el interior ya todo era selva virgen. Lástima no haber tenido más tiempo, ya que era espectacular, pero ahora íbamos a tardar un poquito en volver jaja, la vuelta nadando a contracorriente una paliza… normal que nada más subir estuviera reventado.

Después de estar aquí unos 45min, continuamos el recorrido (mientras nos daban agua y fruta si queríamos; piña y sandía, ¡qué ricas!), pasando por la Viking Cave donde, parece ser, los tailandeses recogen nidos de golondrina para luego venderlos, principalmente a los japoneses. Son una serie de cavernas en la roca, a nivel de agua, aunque no nos acercamos mucho a verlas, sólo fue de pasada. De aquí nos dirigimos a Monkey Beach… o eso nos dijeron vamos. Es decir… yo lo había visto en fotos y documentales, es una playa espectacular, llena de monos, que se acercan a la orilla y los puedes tocar y dar de comer (bueno, eso de tocar… mejor no, te pegan un bocado y, aparte de la rabia, te pueden arrancar un dedo…), pero lo que vimos no tenía nada que ver… No sé si estábamos en otro lado de la misma o, “sencillamente”, la marea había subido, aquí de playa poca, eso sí, el agua cubría por la cintura, y había un grupito de guiris con los monos y dándoles de comer en las rocas, aunque no se veían muchos la verdad… En fin, esto no nos moló nada, ya que esperábamos ver la playa que ya había indicado anteriormente.

Nos dirigimos a Koh Phi Phi Don, hora de comer… otra playa impresionante “de folleto”, de aguas tranquilas y cristalinas y arena blanca… Aquí es donde paran la mayoría, por no decir todos, los tours para comer. A pocos metros de la playa, hay bungalows, increíble poder alojarse aquí… eso ya lo habíamos pensado, pero el problema es luego para moverse, dependes de lanchas y barcos para todo, aquí no hay nada que ver… eso sí, para tirarte varios días de tranquilidad y relax, playa y naturaleza… ¡¡¡lo mejor!!! Cerca de la playa está el buffet donde comemos todos los grupos. Me sorprendió gratamente, ya que la comida suele ser de baja calidad y un buffet escaso, pero al contrario: había de todo y en grandes cantidades. Con el hambre que tenía me puse hasta arriba de varios platos y delicias tailandesas :D. Todavía nos quedaba media hora hasta salir de nuevo, así que nos fuimos a dar un paseo por la playa y a remojarnos un poco en esa playa paradisíaca (y todavía no habíamos visto lo mejor). Ahora sí tocó darse de crema… el sol había salido y con bastante fuerza.

Una vez pasó la hora que teníamos libre, nos montamos de nuevo y nos dirigimos al siguiente destino, el cual estaba un poquito lejos, en esta zona estaba bastante nublado… Y era nada más y nada menos que Maya Bay en Koh Phi Phi Leh. Más conocida como “la playa donde se rodó la película La Playa, de Leonardo Di Caprio”, así te lo venden en todas las guías de viaje y en todas las agencias… Es cierto en parte, es decir; “algunas” escenas están rodadas aquí, pero no “toda” las escenas de playa de la película ni mucho menos (muchas escenas están rodadas en playas de Filipinas).

Cinefilias aparte… esta parada era sin duda lo más esperado por todo el mundo (y había bastante gente): una playa espectacular como yo nunca había visto, en una bahía natural con acantilados y naturaleza rebosante por todos lados, un lugar precioso que era más brutal de lo que imaginábamos… Una auténtica maravilla, sin duda, me sentí afortunado de poder estar allí en ese momento, dando gracias, como siempre, de lo que tengo y de poder haberme permitido llegar hasta este enclave…

Estaba bastante nublado, por lo que el espectáculo visual perdía un poco, pero es impresionante sin duda; esas vistas, esa arena blanca, ese agua verde y azul turquesa… Un espectáculo visual en toda regla. Adentrándose en la selva, hay varios caminos y senderos habilitados para dar la vuelta por el interior y salir al otro extremo de la playa, y también para ir a los baños. Lástima no haber tenido más tiempo para poder profundizar un poquito más en la isla, realmente creías estar en un lugar paradisíaco típico de postales, documentales, folletos de agencias de viajes… exactamente igual, aquí no había photoshop ni trampa ni cartón… Edu sí se adentró un poco y se dio una vuelta (llegó justo para irnos), nosotros nos quedamos cerca de la playa, disfrutando de la brisa, del agua, del entorno… sacando fotos… la belleza a nivel visual que estaba disfrutando en este momento, es sin duda lo mejor que había visto desde la Riviera Maya.

En fin… tocaba irse, decíamos adiós a Maya Bay… pensando que esto era lo último que íbamos a ver, es decir; que ya nos íbamos de vuelta, aunque por la hora que era todavía nos debería quedar algo. Teníamos la impresión no obstante de que habíamos ido un poco rápido… ya nos los advirtieron en la agencia, que debido al tiempo se podían adelantar o cancelar partes del viaje… y aunque solamente estaba nublado, quizás más tarde el tiempo iba a empeorar, pero vamos, eran sólo conjeturas. Por suerte Maya Bay no era nuestra última parada… nos dirigimos hacia una pequeña islita (de la cual no tengo ni idea de su nombre), relativamente cerca de Maya Bay y dentro del “complejo” de las islas Phi Phi… sin palabras :O.

Había mucho turista, más bien lleno de turistas de todas las excursiones, había hamacas, un par de tiendas, el típico chiringuito de playa para tomar algo, fotógrafos sacándote fotos que luego te querían vender, etc… Pero sencillamente espectacular, otra belleza natural para ser disfrutada, en las rocas que rodeaban la playa donde estábamos, se veía hasta dónde llegaba el nivel del agua debido a la marea, ahora poco a poco iba descendiendo… Aquí tuvimos 2 horas para disfrutar, hacía un sol de justicia, nos pusimos crema y a hacer snorkel jeje. Había una cala muy muy pequeñita, llena de rocas y corales… perfecto para hacer snorkel, aunque con cuidado, ya que te podías cortar (yo de hecho me hice un pequeño corte sin más consecuencias), y rodeado de pececitos de colores a tu alrededor.

Los tailandeses que estaban por allí encargados del tema, tiraban trozos de pan a tu alrededor, entonces todos los peces iban hacia ti y estabas rodeado por ellos :). Por el otro lado, donde nos dejó el barco, podías andar más de 100m y el agua te cubría por la cintura, totalmente en calma, cristalina, con algunos peces a tu alrededor, en su temperatura ideal… media horita estuvimos Ángel y yo aquí sencillamente sentados en la arena dentro del agua, mirando el horizonte, realizando una pequeña introspección e intentando dejar libre nuestra mente… Sabíamos que esto no se vive todos los días y son momentos que hay que aprovechar y disfrutar… Antes, cada uno se había ido por su lado a hacer snorkel jaja, se quedaba uno con las toallas y las mochilas mientras, y nos íbamos turnando, y aproveché uno de los momentos para tomarme una Singha en esta increíble playa :). Bueno… pasadas las 2 horas, con muuucha pena, llegó la hora de irse, el sol estaba cayendo, aunque todavía quedaba bastante gente de otros tours. Nos quedaba una hora de camino hasta llegar a nuestro punto de salida… dando botes en la lancha, mientras nos comíamos unas rodajas de sandía y piña ;).

Por fin llegamos al punto de partida, poco a poco fuimos bajando del barco mientras dejábamos las aletas y demás. Un poco más adelante esperaban las distintas vans con carteles indicando a qué hoteles iba cada una, preguntamos por la nuestra y nos indicaron, así que nos subimos los primeros, al momento subió el resto de gente que iba en nuestra ruta. De aquí al hotel intentando dar otra cabezada, ufff, qué sueño xD. Una vez en el hotel, pasamos por las habitaciones para dejar alguna cosa y nos fuimos a dar una vuelta, todavía era “pronto”, teníamos tiempo para ir a dar una vuelta y tomar algo tranquilamente hasta que cenásemos.

Cuanto más tarde, más movimiento y gente se ve por las calles, estuvimos mirando algunas tiendas, puestos, etc… Pasamos por uno que tenia música y videojuegos, pero nada interesante. Yo estaba buscando el disco de la cantante tailandesa que habíamos escuchado en el garito Hot Shot de Chiang Mai y visto el videoclip en tv, para eso llevaba el móvil con la foto del nombre en tailandés que le había sacado a la tv ayer jeje. Pregunté y miré en varias tiendas, pero no lo tenían :(. Al irnos para el hotel, pasamos de nuevo por el puesto anterior, y se lo pregunté al chico, vamos, le enseñé la foto en el móvil y ya listo jeje, se puso a buscar y a preguntarle a una chica que estaba con él, pero nada de nada… dijo que nos esperáramos un momento y se fue corriendo. Así que nada, esperamos ahí unos 5min y apareció con el cd. Aunque estaba todo en tailandés, nos enseñó los nombres para que los comparásemos con la foto, y efectivamente era ese. Estaba nuevo, original, con su plástico… decía que se lo había pedido a un compañero, y por eso y como es original nos pedía bastante jeje, como comprar un cd original aquí. Lógicamente ni de coña, regateamos y le ofrecimos una cantidad, o lo toma o lo deja, él vería… al final lógicamente aceptó jeje :).

El “fallo” es que no nos dimos cuenta… ¡¡¡que no es un cd de audio!!!, es un videocd con todas las canciones y vídeos musicales, para reproducir en un pc o un reproductor, con karaoke incluido, es decir, no es el disco de música como tal. Yo me di cuenta después al abrirlo, aunque sí había visto que ponía vcd y karaoke y tal, pero pensaba que era un extra, es decir, el cd de música con los extras multimedia del karaoke con los vídeos, pero bueno, tampoco pasa nada :). En fin, nos fuimos al hotel y nos tumbamos un ratillo en la cama a ver la tv y descansar. Por suerte no había hecho mucho sol hoy, y no estábamos muy quemadillos, pero nos habíamos quedado sin aftersun, así que Edu salió a comprar un bote y algo para picar, ya que entre todos se lo habíamos gastado jeje. Estuvimos un rato ahí vagueando tirados en las camas viendo la tv y luego con tranquilidad ya nos fuimos afeitando y duchando y demás.

En un momento dado, cuando yo estaba en el baño y me iba a afeitar (Ángel estaba medio sobado y Javi había salido), escuché un fuerte golpe y algo que se rompía, pero no sabía si venía de la habitación de Javi y Edu (teníamos la puerta que comunica las 2 habitaciones abierta) o de fuera. De todas formas no fui a mirar. A los pocos minutos me llama Edu para que vaya al baño de su habitación, me preguntaba que si había oído algo, le dije que sí, pero no sabía qué era… y me lo enseñó jeje. Resulta que mientras se estaba duchando se agachó para coger el jabón o enjabonarse o algo así, en la pared hay una pequeña repisita con varios cuencos pequeños de cerámica (con el jabón y demás), pues ¡¡¡al levantarse le dio un cabezazo y lo arrancó!!! jajaja, yo estaba flipando. El caso es que había
arrancado parte de la estantería dejando la forma de la cabeza y lógicamente los cuencos rotos… ¡¡¡pero le tenía que haber dado un golpe bestial!!!, el caso es que no se hizo nada en la cabeza ni le dolía, menos mal jeje. Al momento vino Ángel y también llegaba Javi, y se lo contamos y lo vieron jeje, vaya tela, lo que nos pudimos reír (en ese momento claro, al día siguiente había que pagarlo y no nos hizo nada de gracia).

En fin… continuamos duchándonos y tal sin más incidentes que reseñar jeje. Hoy era nuestra última noche aquí, e íbamos a ir a Patong de fiesta por supuesto jeje, a reventar la noche :D. Nos vestimos, nos acicalamos y nos fuimos jeje. No sabíamos si buscar algún sitio para cenar fuera, cenar en Patong o cenar en el hotel para no perder tiempo… Al final elegimos esta última opción; cenamos en el hotel tranquilamente y luego buscamos un tuk tuk que nos llevara a Patong :).

(Como dije en otras entradas anteriores: a partir de este momento omitiré muuuchos detalles y cosas que ocurrieron, que no vienen el caso y no los voy a explicar xD).

Llegamos de nuevo al lugar de la perversión donde habíamos estados dos días antes. Hoy parece que había más movimiento, había más gente que el Lunes, y se veían muchos más guiris. Ya habíamos cenado, y nos íbamos a quedar hasta que cerraran (o hasta que estuviéramos reventados), así que a saco directos a beber jejeje. Dimos una vuelta a ver dónde entrábamos primero, nos metimos en un garito lleno de chicas (prostitutas para variar), que al menos no te agobiaban mucho. Nada más pedir en la barra te daban una toallita fresquita y húmeda para quitarte el sudor, y pedimos nuestra primera ronda. A los pocos minutos ya estábamos rodeados y comenzaron a atacarnos jeje, especialmente en este caso a Javi, que “ligó” con una personaja de cuidado, y no paraba de meterle mano y decirle que se subiera a la barra a bailar con ella y hacer un striptease jeje. Eso se lo decía porque en la barra de enfrente, estaba el típico guiri borracho que no sabía ni lo que hacía; desnudándose y haciendo que bailaba, hasta quedarse en calzoncillos subido a la barra, eso sí, dándose el lote mientras con una de las gogos/prostitutas que estaba tremenda. También había una chica, que no tenía pinta de prostituta, pero sí de tener 15 añitos, con todo el brazo vendado, y con un pedo infernal, que iba de un lado para otro y te hablaba diciéndote cosas incomprensibles con la mirada perdida en el infinito, la cantidad de droga (ni de alcohol siquiera) que llevaba la chica encima, tenía pinta de ser mucha…

Después de unas rondas aquí, nos dirigimos al Tiger, por la calle, como es habitual, nos iban ofreciendo tabaco, drogas, sexo, etc, etc, etc… Estaba todo petadísimo de gente. La verdad es que entrar al Tiger impone jeje (ya expliqué anteriormente cómo es este garito), pero hoy había más gente, más prostitución, más ruido y más de todo jaja. En fin… entramos para adentro como pudimos, esquivando a las chicas como podíamos, ya que te iban agarrando y lanzándose sobre ti jeje. Nos sentamos tranquilamente en una de las barras donde no había mucha gente y las camareras eran impresionantes, cerca de la entrada… pasábamos de ir más al fondo jaja, era como la entrada al infierno y teníamos miedito xD.

Hoy también había muchas gogos, en la barra de enfrente había otra chica que no tendría más de 15 años, y en una de las barras de la entrada, había varias chicas vestidas de colegialas, todas iguales, bailando de forma sexy y demás jeje. Como ya he dicho, hoy había bastantes turistas occidentales por aquí, grupitos de gente joven como nosotros en busca de fiesta, guiris con compañía tailandesa, aunque chicas no había, si acaso alguna que iba con pareja, pero chicas solas nada de nada. Era un poco “frustante”, joder, ¿¡es que no había tailandesas “normales” ni chicas occidentales!? Nos estaba empezando a cansar tanta prostitución, tantas drogas y un ambiente tan cerdísimo donde no podías hablar con nadie “normal”…

Aquí nos tomamos varias rondas, con tranquilidad jeje. Había un tío occidental que estaba sentado enfrente de nosotros, ya mayorcito, que en todo el rato que estuvimos ahí lo único que hacía era leer el periódico :O. También, al final del garito, en la otra punta, había una puerta en verde, que la habíamos visto el otro día, pero no miramos a ver qué era… Sólo el hecho de atravesar todo el Tiger y entrar por esa puerta, podía ser algo “peligroso” jaja, al final Javi y Edu fueron al baño y pasaron por allí a ver qué era… nada raro, sólo una sala jeje. Luego cuando fuimos Ángel y yo al baño antes de irnos casi me secuestran: me cogieron entre varias y me sujetaban del brazo para que no me fuera, mientras me tocaban el pelo, la perilla y por todos lados sin que pudiera hacer nada, lo que me costó salir de ahí ufff. En fin… después de las rondas que nos tomamos aquí, decidimos dar una vuelta y meternos en otro garito antes de ir al Tai Pan donde habíamos estado el otro día… pero no nos terminaban de convencer, había algunos con “mala pinta”, otros con poca gente… así que después de dar unas vueltas decidimos meternos ya, y hasta que cerraran jeje, unas 3 horas y pico estuvimos aquí…

Al principio había menos gente que el otro día, lógico al ser más pronto, pero poco a poco se fue llenando hasta la bandera. La música igual; dance comercial, y nosotros pidiendo una ronda detrás de otra de cerveza (lo más barato y sabes lo que bebes xD). Hoy había bastantes guiris y occidentales, de todas las edades: gente de 20 años y gente de 60 acompañados o en busca de niñas jovencitas… asqueroso y vomitivo, sólo tenía ganas de reventar cabezas… Al entrar en los baños siempre dentro había 2 señoras, una la verdad es que siempre estaba ahí quieta sin hacer nada, no sé… la otra te ofrecía papel para que te limpiaras las manos o tal, y te echaba jabón si querías, para que luego le dieras una propinilla… Obviamente ni propinas ni nada, no estábamos nosotros como para gastar más dinero, y más entrando tantas veces al baño debido a la cerveza jajaja (venga va, sí dejamos propinilla…).

Al poco de entrar al garito nos encontramos con las chicas que conocimos el otro día, aunque nosotros pasamos del tema y ellas iban a lo “suyo” también jeje, aunque la que estaba “detrás” de Ángel se mosqueó con él y todo en una ocasión que le vio hablando con otra chica y pasando de ella jeje, pasó por detrás de él y le dio una colleja, yo me partía xD. Esa chica con la que estaba hablando precisamente, no parecía tailandesa, parecía hindú, y en el rato que estuvimos ahí yo la vi con 4 tíos distintos… Luego Edu conoció a otra chica y se “perdió” jeje, Javi también, a una chica muy maja… yo a otra muy guapa a la que luego tuve que dar largas para que me dejara tranquilo… quería que me fuera con ella a otro garito aquí al lado, y pasé del tema lógicamente, y Ángel a lo suyo jejeje.

Fue un no parar… de beber, de bailar, de conocer chicas… y de tener que quitárselas de encima, había momentos que estabas agobiadísimo ciertamente, tenías que ir dando largas y decir que no y quitarte una detrás de otra; se te pegaban, te tocaban, te rozaban… ufff, lo nunca visto, yo estaba ya quemado jaja, al menos después de ir rechazando varias, las demás se daban cuenta que no querías nada y a última hora ya te dejaban un poco tranquilo, todas te intentan embaucar, o hablan contigo (las que no van a saco claro), para que pienses que no son prostitutas, te van contando historias de que si esto o lo otro… pero a la hora de la verdad lo que hay es lo que hay jeje. En la última hora entraron más grupitos de chicas tailandesas, que segurísimo que no eran prostitutas, iban a su rollo, no entraban a tíos y pasaban de los guiris, así que tampoco había posibilidad de hablar con ellas xD.

En fin, fue una noche interesante y curiosa, más intensa todavía que hace 2 noches, en la que nos lo pasamos de puta madre. Nos quedamos hasta que cerraron… dieron las luces y la gente apuraba sus últimas copas… y las prostis intentaban cazar algún borracho que estuviera a tiro jeje, aunque algunas estaban con un pedo bestial (raro es, ya que no beben). Se nos acopló una chica al salir, contándonos la historia… que si nos íbamos con ella a otro lado, que si no queríamos pues se venía con nosotros a nuestro hotel, que tenía coche pero iba pedo y no podía conducir, así que nos ofrecía a que lo lleváramos nosotros jeje. Si… estábamos nosotros como para coger un coche ahora jajaja. La decíamos que no, que si quería quedábamos al día siguiente en la playa, o para tomar algo y hablar… y ahí es cuando se echaban para atrás y se ve claramente lo que quieren jeje. Aun así con todas las largas que la dimos yo creo que vio a Ángel indeciso xD y se nos acopló un rato.

Bueno, ¿qué hacemos?, muchos garitos cierran, otros siguen abiertos… La verdad es que sí teníamos más ganas de fiesta, pero también estábamos reventados y, aunque teníamos muchos sitios para elegir, no sabíamos dónde meternos, o el garito que quería uno no le molaba a otro. Al final nos tomamos unas cervezas en una cervecería pequeñita, y nos fuimos al paseo marítimo y nos sentamos ahí… viendo pasar a la peña borrachuza con su trozo y demás jeje. La verdad es que, sin estar “pedo”, llevábamos bastantes litros de cerveza en el cuerpo y estábamos cansados, había sido una noche intensa (más lo que llevábamos de todo el día), así que decidimos irnos. Regateamos un tuk tuk, ya que nos quería cobrar de más, y nada, para el hotel. Nos llevábamos un gran sabor de boca de Patong, eso sí, como ya indiqué; no recomendado para determinadas personas, y yo desde luego tampoco me alojaría aquí… para salir de fiesta sí, pero para alojarse no, tienes que tener estómago como ya había comentado..

En 15min llegamos al hotel, pagamos a nuestro conductor y subimos a recepción… hoy sí había gente, pero lo mismo… dejaban las llaves fuera. Les dijimos que puede ser peligroso dejar las llaves fuera si no hay nadie, que cualquiera puede cogerlas, pero vamos, entre que no les preocupaba mucho y no nos entendíamos bien… El caso es que nos subimos para la habitación y caímos rendidos en la cama, a dormir lo que se pudiera, había sido un buen día el cual habíamos disfrutado al máximo primero, en un entorno natural brutal y unas playas increíbles, y segundo, con una ración importante de fiesta y cervezas :D.

Día 13: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc). Día 13: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc). Día 13: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc). Día 13: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc). Día 13: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc). Día 13: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc). Día 13: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc). Día 13: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc). Día 13: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc). Día 13: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc). Día 13: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc). Día 13: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc). Día 13: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc). Día 13: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc). Día 13: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc). Día 13: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc). Día 13: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc). Día 13: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, etc. Patong Beach con discotecas Tiger, Tai Pan, etc. Islas Phi Phi con Bamboo Island, Viking Cave, Monkey Beach, Koh Phi Phi Don, Koh Phi Phi Leh y Maya Bay, etc).

¿Te ha gustado el post? ¿Valoras mi trabajo? ¿Te he ayudado o, al menos, entretenido?¡Comparte, sígueme, suscríbete... y comenta!, te estaré eternamente agradecido ;).

¡SUSCRÍBETE!

!Y llévate GRATIS el eBook "Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje"!

Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje - eBook Gratis - David Vecino ViajerosAlBlog.com

Recibirás la newsletter con las últimas novedades, información valiosa para mis viajes y escapadas, y ofertas, descuentos y promociones. ¡SIN SPAM!, tus datos están seguros y puedes darte de baja cuando quieras. ¡Ah!, y recuerda... es un eBook de PAGO, pero GRATIS con tus suscripción :D.

La información expuesta en VIAJEROS AL BLOG es siempre personal, independiente, real y experiencial. Soy un viajero como tú, que escribe y comparte la información para intentar ayudar a otros viajeros como tú. En el caso de patrocinios, menciones, blogtrips, afiliación, etc, será indicado y siempre será igualmente información personal, independiente, real y experiencial. Solo hablo, y recomiendo o no, de aquello que he experimentado.

Comentarios

comentarios

Sobre David Vecino De La Guía

David Vecino De La Guía
David Vecino De La Guía | Acuario y madrileño, ávido de información y nuevas experiencias. Maestrillo de todo, maestro de nada y profesional de mucho: turismo, protocolo, eventos, marketing, ventas, informática, formación, terapias alternativas, filosofía, etc... Cinéfilo, devorador de libros, electrónico musical, futbolero de pro y cervecero gastronómico. Viajero empedernido, a ratos turista, como mayor pasión. Ética, moral, valores, coherencia.

¡Deja un comentario!