Home / Asia / Día 12: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, playa y fiesta nocturna con locales, etc).
Día 12: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, playa y fiesta nocturna con locales, etc). ViajerosAlBlog.com

Día 12: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, playa y fiesta nocturna con locales, etc).

Contenido estructurado del post

Visitar, qué ver y qué hacer, en Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach).

Día 12 – 15.05.07: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, playa y fiesta nocturna local, etc). Visitar, qué ver y qué hacer.

CRÓNICA: Día 12 – 15.05.07: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach). A levantarse y a aprovechar la playa… complicado puesto que el día estaba muy oscuro y la playa con bandera roja. Tras un rato, se nos acercó el socorrista indicando que debíamos abandonar la playa, una brutal tormenta se avecinaba… como así fue. Tras refugiarnos en el hotel, esperamos a que pasara la tormenta, y saliera el sol, para volver de nuevo a la playa y, ahora sí (y a pesar del importante oleaje), poder disfrutarla por fin, ya acompañados de más turistas a nuestro alrededor. Pasadas las 15, volvimos al hotel, cambiarse, y salimos a comer, acabando en el restaurante temático Dino Park, entre carnes y pescados, todo buenísimo. Tras ello, y ya por la tarde, fuimos a contratar la excursión para el día siguiente a las Islas Phi Phi y a dar una vuelta por la zona viendo tiendas. Volvimos al hotel a descansar y, ya por la noche, salimos a cenar y tomar algo en plan tranquilo. Temporada baja, estaba todo bastante desierto, acabamos picando algo en unos puestos callejeros y tomando algo en una zona de terrazas cerca de nuestro hotel. Posteriormente, y buscando algún otro lugar, acabamos en un garito que realmente era una “casa familiar”, donde todo eran tailandeses y gente local… familias, niños, abuelos… y celebraban un cumpleaños. Nos tomamos cervezas, bailamos y charlamos con ellos, y participamos en sus actividades mientras las madres nos decían que “éramos muy guapos”. Ya tocaba volver al hotel a descansar…

Día de relax, o esa era nuestra intención :). Nos levantamos pronto, pero, yo al menos, no lo suficiente para desayunar en el hotel para variar jaja. El día seguía nublado, y a ratos chispeaba… una gran putada  :(. No sabíamos si íbamos a poder disfrutar de la playa, y venir a Phuket para no disfrutarla… pues es muy triste :(. En fin, nos armamos de valor, pedimos unas toallas en recepción y nos bajamos a la playa.

No había absolutamente nadie, y es que el tiempo no acompañaba. Mientras los compis colocaban las toallas y demás, yo me fui a una tienda que estaba cerca a comprar agua y algo de comer, ya que no había desayunado y tenía hambre: unas galletas y unas patatas fritas nunca vienen mal jeje. Y nada, colocamos las toallas y a continuación dimos una vueltecilla por la playa… pero con el ánimo muy bajo debido al tiempo que hacía. El oleaje era fuerte, y había bandera roja en la playa. Estábamos justo detrás de la torre de vigilancia (a la que subimos para hacernos unas fotillos), pero no había ningún guarda por aquí… hasta que de pronto apareció… El caso es que nos estaba avisando a todos los que estábamos por la playa (que apenas eran unas pocas personas), que salieran del agua y se alejaran, ya que se aproximaba una tormenta… ¡¡¡y tanto!!! Veíamos a lo lejos, un nubarrón negro que cubría toda la visión del horizonte, espectacular… En menos de 5min lo teníamos encima de nosotros, empezó a caer una tormenta bestial y unas olas de varios metros (los recuerdos de las imágenes del tsunami son imborrables :’(), así que nos fuimos para el hotel, bastante jodidos debido al puto tiempo.

Mientras llovía, nos sentamos en el restaurante del hotel a tomar unas cervecitas… y a los 15min ya apenas llovía, así que con un par decidimos bajar a la playa de nuevo. Ya se sabe cómo es el tiempo en estas zonas… y en 5min el nubarrón había pasado, y hacía un espectacular sol de justicia… esto era otra cosa, y nuestra cara se animó jeje… aunque menos de lo deseado… finalmente íbamos a poder disfrutar de la playa hoy un poquito :). Sacamos varias fotos, nos dimos algo de cremita (poca más bien, ya nos vale xD), ¡¡¡y a bañarse!!! El agua estaba fresquita, pero bueno, te acostumbrabas rápido. Eso sí, el oleaje y la resaca se notaba bastante, seguía la bandera roja, y tuvimos precaución de no alejarnos demasiado y tener cuidado con los golpes de las olas y la resaca. Así estuvimos toda la mañana hasta bien entrada la hora de comer, disfrutando de la playa de Karon y del sol de justicia que hacía… poco a poco según avanzó el día ya vimos más turistas y la playa se fue llenando “un poquito” :).

Ya pasadas las 15, decidimos irnos a comer. Fuimos al hotel a cambiarnos y dejar las toallas, y salimos en busca de un restaurante. Habíamos visto varios restaurantes chulos el día anterior que no pintaban nada mal. Al final decidimos ir al Dino Park, el típico sitio para turistas jeje, pero bueno, la carta tenía muchos tipos de carnes a la brasa y era bastante extensa (con toques de gastronomía tailandesa), aparte, el diseño tipo “Los Picapiedra” era curioso jeje. Había cavernas, comías en troncos como si fueran mesas, tenía una cascada con un pequeño riachuelo con una cabeza de esqueleto de dinosaurio… El típico sitio ideal para ir a cenar con niños. Ahora, en la hora de la comida apenas había un par de mesas… y por desgracia no hacían carnes a la parrilla y a la brasa y demás, eso sólo era por la noche :(. Pero bueno… aun así la comida que pedimos, al menos en mi caso, estaba buenísima, en especial el salmoncito :D.

Tardaron bastante en servir, algo que me jode mucho, pero bueno… la calidad de la comida lo merecía, aunque el precio fuera un poco más alto de la media, lo recomiendo. Una vez comidos, nos fuimos a dar una vuelta y a ver si cogíamos alguna de las excursiones a las islas Phi Phi que habíamos estado mirando ayer… al final nos decidimos por la más barata (que por otra parte era el precio normal que siempre habíamos leído/oído), si al fin y al cabo casi todas son iguales, sólo que lo llevan distintas agencias pero nos reunimos todos en el mismo sitio jaja. Bueno, llegamos y no había nadie, habría salido a comer o algo, pero la oficina estaba abierta… así que mientras esperábamos, nos compramos unos heladitos en un puesto de helados con terraza que había al lado, buenísimos :). Una vez llegó la chica, ya entramos y hablamos con ella tranquilamente acerca de la excursión y lo que incluía, etc, etc… Y ya la compramos y la pagamos en el instante para mañana :).

Después de esto, tranquilamente nos fuimos a dar una vuelta por la zona, mirando tiendas básicamente jeje. Ángel y yo todavía estábamos buscando alguna cosilla de ropa, así que nos separamos, y Edu y Javi se fueron a mirar otras historias y de nuevo a la playa, cuando caía el sol, al atardecer para sacar fotos :), luego quedábamos todos en el hotel. Estuvimos mirando tiendas de ropa, pero no nos terminaba de convencer nada. Aunque sí había bastantes tiendas de recuerdos y compras típicas de productos tailandeses en las que nos entretuvimos bastante rato y acabamos comprando algunas cosillas para regalar y pequeños detalles… había que mirar bastante bien las tienda, ya que aunque había tropecientas, los precios variaban bastante de unas a otras.

Después nos tomamos unas cervecitas, fuimos andando por el paseo marítimo y la playa, hasta el hotel. Esta noche íbamos a salir por aquí por la zona, ya que al día siguiente teníamos que madrugar, así que no íbamos a hacer mucho… intentar descansar un poco ahora por la tarde y luego salir por aquí en Karon Beach. Javi y Edu ya estaban en su habitación… estuvimos hablando un ratillo y nada, a intentar echar unas cabezadas. Aunque yo estuve viendo la tv un par de horas ya que no me dormía para variar… teníamos mogollón de canales de pago, y echaban películas actuales, aunque la calidad era bastante mala como ya comenté el día anterior, pero me vi dos o tres películas jeje, entre ellas Eragorn (que vaya castaña importante), y luego viendo vídeos musicales (había varios canales), echaron el vídeo de una canción, de una cantante tailandesa muy de moda por lo visto (en el local de música en directo en Chiang Mai la cantaban siempre). A la primera no me dio tiempo, pero a la segunda que lo volvieron a echar… le saqué una foto a la tv con el título y el nombre de la cantante (en perfecto tailandés claro, de ahí la foto, no podía apuntarlo xD), para intentar buscarla luego preguntando en algún puesto de los que vendían música jeje.

Y nada… después de intentar descansar un ratillo en la habitación, que ya tocaba la verdad, pues decidimos ir duchándonos y tal para salir. La verdad es que nos habíamos dado poca crema… y estábamos bastante rojos del sol de las horas que habíamos estado en la playa. Yo por suerte no estaba muy muy rojo al haberme echado bastante crema no obstante, pero tengo la piel muy delicada :(. Ángel sin embargo tenía todo el cuello rojo jeje, era digno de ver, a las fotos me remito :P. Pero vamos… ahora sí que íbamos dando la imagen del típico guiri cangrejo
jajaja. Decidimos cenar fuera, y esta vez tiramos por donde habíamos ido ayer nada más llegar, como si fueras en dirección a Patong.

Ahí a la derecha, a 10min del hotel, hay garitos y terrazas, al estilo del Tiger en Patong Beach. Primero estuvimos buscando algún sitio para comer… pero no encontrábamos nada, o ya estaban cerrando, o estaban cerrados… vaya putada. Al final, comimos unos pinchitos en el típico puesto callejero jeje… tiene su riesgo, ya que la comida no es muy “apetecible o recomendable”, y te puede jugar una mala pasada al estómago… Aun así yo pedí pinchitos de pollo, cerdo, y pescado rebozado… y sinceramente, menos el pollo (que era una masa blanca con tropezones de algo raro), lo demás estaba bastante rico. Edu y Ángel comieron un pinchito también, y Javi ni de coña jeje. No obstante, seguíamos teniendo hambre lógicamente, ¡¡¡pero es que no había nada abierto para comer en esta zona!!!, o al menos nosotros no lo encontramos. Por lo que decidimos ir directamente a beber jeje.

Aquí el rollo era parecido a Patong como comentaba antes: varias terrazas al aire libre, todas juntas pero independientes, con su propia música, sus propias camareras y sus propias prostitutas jeje. Ya nada más entrar nos iban llamando para que nos acercáramos y tal… al final decidimos sentarnos en una que estaba vacía sin mucho agobio para estar lo más tranquilos posibles. Yo creo que además se reían de nosotros, viendo cómo íbamos de rojos jajaja xD. Las camareras muy majas, hablamos un rato con ellas, nos sacaron un par de fotos, y nos pusieron unos cacahuetes rancios como aperitivos xD. Apenas había gente la verdad, pocos turistas, se ve que esta zona sólo está llena en temporada alta, o la gente se va a Patong, que es lo lógico… Hubo una ocasión, que pasó un matrimonio con su hijo de unos 12 años (la verdad es que el padre tenía unas pintas… el “típico” inglés desaliñado, con barba, un barrigón espectacular, lleno de tatuajes y marcando paquete jeje, la mujer no se quedaba atrás), y las prostitutas hablándole y diciéndole cosas el niño, que miraba asustado a las impresionantes chicas jeje, yo flipo…

Después de varias rondas, y a pesar de que nuestras fans no querían que nos fuésemos jeje, decidimos irnos a dar una vuelta por otro lado, esto estaba muy matado… Siguiendo calle arriba por donde fuimos el primer día, yo estaba seguro que había visto una discoteca llamada H20, pero la verdad es que no se veían muchas luces encendidas… Aun así subimos a ver. Mientras íbamos calle arriba nos cruzamos con varias tailandesas, unas de las cuales nos hablaron en italiano (“ciao bello” xD)… mira que me jode que me confundan con italiano, ¡que somos españoles cojones! xD. Bueno… llegamos a donde yo decía, y sí, era una discoteca, y estaba cerrada :(, esta zona estaba bastante muerta… más arriba había otro garito, un pub que no tenía mala pinta, pero igualmente estaba vacío… así que decidimos dar media vuelta e irnos a la zona de Kata Beach (donde hay más tiendas, donde está el Café del Mar, etc…).

La verdad es que nos estábamos dando un buen paseíto para variar… Empezamos a andar y andar, buscando garitos. La mayoría de restaurantes ya cerraban o estaban cerrando (incluido el Café del Mar donde estuvimos ayer tomando unas birras, que era nuestra primera opción) y los pocos garitos que quedaban parecían muy cutres, las chicas que había en la puerta siempre te llamaban para que entraras jeje… el caso es que no sabíamos dónde entrar, y seguir andando era tontería, ya que luego íbamos a tener que volver… Así que al final nos decidimos por uno… y os puedo asegurar que muuuy surrealista.

Para empezar, era una casa, “transformada” en garito, con una mesa de billar en el centro y su barra. El garito lo llevaba la familia, e ibas al baño atravesando un par de estancias y veías a la abuela por ahí xD. En la entrada había unos sillones todo copados por chicas que, raro es, no nos agobiaron mucho. Parece ser que era el cumpleaños de una de las niñas de la familia, y casi toda la familia estaba ahí… se nos presentaron la madre, la tía, etc, dándonos besos xD, chicas y señoras de unos 35 a 70 años… algunas con un pedo bestial, intentando hablar con nosotros en un inglés incomprensible (lo más divertido fue cuando nos pregunto cómo nos llamábamos cada uno, madre mía para que entendiera algo… y al final no se enteró de ninguno jaja).

Aparte, éramos los únicos occidentales ahí metidos (más local no podía ser, es raro que occidentales entraran aquí), y las tías súper amables nos traían taburetes para que nos sentáramos y las birras. Luego se iban, y al rato volvían a decirnos algo, o que éramos muy guapos y cosas así jajaja, y mientras varios niños correteando por ahí con cámaras digitales sacando fotos a todos. La música la tenían puesta con cds de audio en el dvd con la tv, enfrente de un sofá jeje… al estar nosotros pusieron algo de música dance comercial. En serio, algo bastante surrealista pero divertidísimo :D.

Nos tomamos unas birras “tranquilamente” y luego decidimos irnos… sin embargo querían que nos quedáramos, era el cumpleaños de una de las niñas y ya estaban preparando la tarta y todo lo demás, ¡¡¡encima de la mesa de billar!!!, y querían que nos quedáramos con ellas a celebrarlo jaja. Agradecimos su ofrecimiento, pero ya había sido demasiado para nosotros jeje. Nos despedimos (como si fuéramos ya de la familia, del clan jeje) y nos fuimos calle abajo… Íbamos a haber entrado en algún otro garito pero decidimos irnos a sobar, que mañana iba a ser un día muy cañero y muy largo todo el día de excursión. Llegamos al hotel, nos cambiamos y preparamos las cosas para mañana, un rato a ver la tv para variar y a dormir…

Día de relax playero, tranquilidad y birras, y todo aderezado con un entorno muy local. ¡Qué majos y agradables son nuestros compis tailandeses! ;).

Día 12: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, playa y fiesta nocturna local, etc). Día 12: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, playa y fiesta nocturna local, etc). Día 12: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, playa y fiesta nocturna local, etc). Día 12: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, playa y fiesta nocturna local, etc). Día 12: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, playa y fiesta nocturna local, etc). Día 12: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, playa y fiesta nocturna local, etc). Día 12: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, playa y fiesta nocturna local, etc). Día 12: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, playa y fiesta nocturna local, etc). Día 12: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, playa y fiesta nocturna local, etc). Día 12: Tailandia (Phuket con Karon y Kata Beach, playa y fiesta nocturna local, etc).

¿Te ha gustado el post? ¿Valoras mi trabajo? ¿Te he ayudado o, al menos, entretenido?¡Comparte, sígueme, suscríbete... y comenta!, te estaré eternamente agradecido ;).

¡SUSCRÍBETE!

!Y llévate GRATIS el eBook "Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje"!

Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje - eBook Gratis - David Vecino ViajerosAlBlog.com

Toda la información expuesta es personal, independiente, real y experiencial. Soy un viajero como tú que escribe y comparte la información para intentar ayudar a otros viajeros como tú. En caso de patrocinios, menciones, blogtrips, afiliación, etc, será indicado y siempre será igualmente información personal, independiente, real y experiencial que aporta valor al lector y no supone absolutamente ningún coste adicional para el mismo.

Comentarios

comentarios

Sobre David Vecino De La Guía

David Vecino De La Guía
David Vecino De La Guía | Acuario y madrileño, ávido de información y nuevas experiencias. Maestrillo de todo, maestro de nada y profesional de mucho: turismo, protocolo, eventos, marketing, ventas, informática, formación, terapias alternativas, filosofía, etc... Cinéfilo, devorador de libros, electrónico musical, futbolero de pro y cervecero gastronómico. Viajero empedernido, a ratos turista, como mayor pasión. Ética, moral, valores, coherencia.

2 comentarios

  1. Jeje,sip,lo de las copas por la noche en ese garito fue para contarlo 🙂 Ese dia por la mañana despues de la tormenta si vimos el sol,y a saco,pues nos quemamos jeje.Al dia siguiente(ya lo contare en la cronica),estaba nublado,pero mejor…pq si no te achicharras.Ya sabes,yo Tailandia te lo recomiendo,merece mucho la pena…pero hay taaaantos lugares…jeje 🙂

  2. que guapa la crónica, muy amena y la historia de la familia y la tarta en la mesa de billar genial, me he reido un rato de buena manera, la verdad parece todo muy tentador, cada dia me convence más irme algun dia de vacaciones allí, ya lo tenia pensado pero vamos, me convence, si si.
    Espero que en dias posteriores vierais el sol tio, que siempre esta bien pasar un dia de solecito en la playa
    saludos

¡Deja un comentario!