Home / Diarios / Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad. Nove Mesto con Edificio Danzante y Plaza de Carlos. Vinohrady, etc).
Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad. Nove Mesto con Edificio Danzante y Plaza de Carlos. Vinohrady, etc). ViajerosAlBlog.com

Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad. Nove Mesto con Edificio Danzante y Plaza de Carlos. Vinohrady, etc).

Visitar, qué ver y qué hacer, en República Checa (Praga).

Día 1 – 09.08.13: República Checa (Praga: Vysehrad. Nove Mesto con Edificio Danzante y Plaza de Carlos. Vinohrady, etc). Visitar, qué ver y qué hacer.

CRÓNICA: Día 1 – 09.08.13: República Checa (Praga). Primer día en una Praga que nos recibe lluviosa y fría. Visitando, entre otros: Vysehrad como lugar de nacimiento de Praga y su fortaleza, Nove Mesto con la ribera del histórico Río Moldava, sus preciosos edificios barrocos y el llamativo Edificio Danzante, continuando por la Plaza de Carlos y su Ayuntamiento, y finalizando en la histórica y bulliciosa Plaza Wenceslao, no sin antes realizar una breve visita a Vinohrady.

¡Comenzamos!, un Viernes a las 4 de la mañana, tras haber dormido un par de horitas… listos para ir al Aeropuerto de Madrid-Barajas y comenzar un nuevo viaje, un nuevo sueño, una nueva aventura, un nuevo desarrollo y aprendizaje… Praga, destino tan esperado durante mucho tiempo, por fin iba a caer, por fin tocaba :D.

Por suerte, no había mucha gente en Barajas y pude pasar los arcos de seguridad bastante rápido. Acto seguido, cambié algo de pasta en coronas checas… lo justito para no quedarme “en blanco”, ya que tenía previsto sacar dinero a la llegada en un cajero o cambiar allí, al ser el cambio más favorable. Y nada, a la puerta de embarque y a esperar…

El vuelo lleno como siempre (hay algún vuelo de Ryanair que no vaya ocupado al 100%?!?! xD), y llegamos al Aeropuerto de Bérgamo sin mayor novedad… lugar que me traía buenos recuerdos de cuando estuve por aquí en el 2009 😀 Eso sí, al contrario que en aquella ocasión, al ser Agosto… ¡el Aeropuerto estaba petadísimo!

Tenía tiempo hasta mi siguiente vuelo a Praga… así que me di una vueltecilla por el Aeropuerto y después, me dirigí al Centro Comercial Orio Center, que está a unos 10min andando desde el Aeropuerto, a matar un poco el tiempo… Apenas estaban abriendo unas pocas tiendas todavía y el centro comercial estaba vacío obviamente. Yo, simplemente, me di una vuelta por el mismo y luego me senté en uno de los cómodos sofás que tenían por allí y me puse con la Guía de PragaApenas había tenido unos pocos días para planificar el viaje, y tenía que aprovechar todo el tiempo posible en la escala y los vuelos, el anterior y el siguiente, para ponerme a saco con la guía y terminar de puntualizar algunas cosillas…

Así pasó el tiempo… Volví al Aeropuerto, de nuevo a pasar por los arcos de seguridad, picar algo de fiambre y tal de la comida que me llevaba en la mochila para estos días y así ahorrarme dinerito, puerta de embarque… y a esperar de nuevo.

¡Embarque, despegue y a volar! Tras un vuelo sin mayor “novedad” que las infernales turbulencias (en serio, fatal eh, de lo peor que he vivido, hubo muchos gritos en el avión…), nos acercábamos a la ciudad… Las vistas de Praga desde el avión según vas descendiendo son espectaculares la verdad, se pueden identificar perfectamente las distintas zonas de la ciudad y edificios representativos de la misma, según la iba viendo desde las alturas, me iba haciendo la imagen mental de los lugares y la ruta que iba a seguir… ¡estaba deseando aterrizar, llegar al hostel y comenzar la visita de la ciudad!

Aterrizamos y, tal como veíamos desde las alturas… un cielo nublado y con muy mala pinta nos recibía… La temperatura era baja para ser Agosto pero se estaba “bien”, de momento, el día anterior había comprobado el tiempo y no pintaba muy bien, pero lluvia sólo hoy indicaba, vamos a ver…

Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc). Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc).

Ya en el Aeropuerto de Praga, al baño, a sacar pasta de un cajero y listos. Tenía traslado del Aeropuerto hasta mi hostel contratado con Wizzair Transfer para que me dejara en la puerta de mi alojamiento (en la dirección que yo indicara vamos), y lo pillé “por pillar”, sabía que iba a llegar muy cansado y como te lo ofrecen directamente tras reservar el vuelo… dije: “¿por qué no?”, pero ya sabía, y luego confirmé, que realmente no merece la pena, por precio y por tiempo. Obviamente vas más cómodo, te dejan en la puerta… pero tardas casi lo mismo (debido al tráfico y dejar más pasajeros, según el orden que te toque), y es más caro… Pero bueno, estaba reservado… Por cierto, era la primera vez que volaba con la aerolínea de bajo coste hungaro-polaca Wizz Air, y he de decir que fue correcto en todos los sentidos, ¡volveré a utilizarla! :D.

El chófer (un tío enorme, calvo y de traje) me estaba esperando en la puerta de llegadas con un cartelito con mi nombre, me identifiqué y nos fuimos a la van aparcada fuera de la terminal. Éramos cuatro personas en total: un chico suizo, una pareja de españoles que estaban de vacaciones y yo. Yo, el único que iba a un hostel claro xD.

De camino comenzó a llover, a saco… pintaba muy mal… Llegué al hostel, del cual tenéis aquí una amplia review (¡muy recomendable!), hice el checkin y subí a la habitación… No había nadie, con tranquilidad saqué todas las cosas, puse a cargar el móvil y me tiré en la cama unos minutos… Seguía lloviendo a saco, así que no tenía más cojones que esperar… Al ratillo llegaron dos chicas que estaban alojadas en la habitación. Ni puta idea de qué hacían aquí; eran dos niñas pijas inglesas de unos 20 años, ahí súper arregladitas, súper fashion con sus pendientitos de perla (lo puto peor). Apenas hablé con ellas unos minutos la verdad… La cama restante en la habitación también estaba ocupada, aunque no había nadie.

En fin… al rato parecía que llovía un poco menos, decidí salir… pero fue dar unos pasos en la calle y comprobar que era inviable, así que me tocó volver a subir a la habitación… En fin, estaba lloviendo a saco de nuevo… no llevaba chubasquero o alguna chupa que pudiera aguantar el agua a un nivel importante, tampoco tenía paraguas, y aunque lo tuviera… no iba a solucionar mucho con este diluvio, así que tocaba esperar…

A tumbarme en la cama de nuevo, leer la guía, y esperar que deje de llover…

Más de dos horas perdidas… y seguía lloviendo. La lluvia me había trastocado todos los planes y el planning del día en concreto. No me podía quedar en el hostel y perder toda la tarde, así que no tenía más cojones que salir, tocaba mojarse y hacer lo que se pudiera

A saco, llovía a saco… Compré el paraguas más barato en una tienda cercana… ¡y ya eran 5€, su puta madre! Praga no es barata en términos generales, eso de ser una ciudad baratita para turistas se acabó hace mucho tiempo jeje, y con la puta compra del paraguas lo comencé a comprobar… y lo seguiría comprobando durante toda mi estancia, al nivel de Madrid en muchos sentidos :S, suerte que la birra sí es relativamente barata… En fin, me encaminé a la Oficina de Turismo para recoger la Praga Card y, así, poder comenzar a darle uso… La había comprado vía web días antes y sólo tenía que mostrar el papelito de la reserva para recogerla. Es altamente recomendable ya que, como indicaba, Praga no es barata, y ya únicamente con entradas a los distintos lugares te dejas una pasta de flipar, al menos con la Praga Card (que tampoco es barata precisamente), te sale más asequible y tienes el transporte incluido (dos tickets de 24h) en metro, bus, tranvía, etc… La iba a comenzar a utilizar mañana…

Según salí de la Oficina de Turismo, me quedé bajo el techo unos minutos y eché un vistazo a la guía y el mapa para plantear la ruta que iba a seguir con los cambios que debía efectuar debido al tiempo perdido…

Y sí, ya estaba en Praga. Llovía, baja temperatura para la que no iba preparado (bastante peor de lo previsto según lo que vi en diferentes páginas de climatología)… vamos, que parece que estábamos a finales de Otoño principios de Invierno :(. Con los años que esperaba llegar a este momento… y la ciudad me recibía triste, oscura y lluviosa xD. Pero así son las cosas, nadie dijo que fuera fácil y, a pesar de la climatología adversa y el tiempo perdido… ¡ya estaba en Praga, listo para la ciudad, listo para la aventura, listo para vivir! :D.

Praga es la capital de la República Checa, aunque anteriormente también lo fue de la República de Bohemia y de Checoslovaquia. Con poco más de 1,2 millones de habitantes, no es una de las capitales más pobladas de Europa… Su espectacular casco histórico es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1992, y totalmente merecido :). Situada en el centro de Europa y partida por el Río Moldava, es el centro educativo, cultural, económico y turístico del país, un país que, al igual que Praga como capital, tiene muchas cosas que ofrecer. Una ciudad histórica de la Europa más “bohemia”, nunca mejor dicho con un espectacular legado histórico y cultural… Conocida por el Moldava, por Kafka, por la Revolución, por su rica arquitectura, por el Bloque Comunista, por la Primavera de Praga… por la Libertad.

Desde el s. IV hasta el s. IX, lo que hoy es Praga ya fue habitado por celtas, germanos, eslavos y ávaros. Ya en la Edad Media, a finales del s. IX, se construyó el Castillo y Fortaleza Vysehrad, convirtiéndose en el asentamiento de los Reyes de Bohemia (algunos de los cuales fueron emperadores del Sacro Imperio Romano).

El cristianismo se convirtió en religión oficial de estado bajo el reinado de Wenceslao, ahora patrón de los checos. En el 950 el Rey alemán Otto I conquista Bohemia y la incorpora al Sacro Imperio Romano Germánico. Se ampliaron los límites de la ciudad, especialmente, ya en el s. XII cuando el Rey Otakar II construyó el importante barrio de Mala Strana, ampliando la ciudad en la ribera del Río… Bajo el reinado de Carlos IV, ya en el s. XIV la ciudad se desarrolló de forma importante, construyéndose la Ciudad Nueva y uniéndose los núcleos urbanos a ambos lados del Río Moldava gracias al Puente de Carlos y, propiciando así, la construcción de la primera Universidad de Europa Central. Esta etapa dio a la ciudad el esplendor gótico que ahora muestra.

Ya en la Edad Moderna, posterior a las Guerras Husitas, Bohemia entró a formar parte de los dominios de los Habsburgo en 1526, “elevando” el nivel cultural de la ciudad en todos los ámbitos. A principios del s. XVII la elección como rey de Fernando II, católico mientras que la población era protestante, causó graves incidentes que finalizaron en la Defenestración de Praga, hecho trágico que acabó a su vez desembocando en la Guerra de los Treinta Años que asoló gran parte de Europa y en especial la región de Bohemia.

Tras años de guerras, victorias y derrotas, masacres y ocupaciones de Praga por parte de sajones, suecos… la población de Praga disminuyó progresivamente y las sucesivas derrotas cerraron las puertas de la independencia durante varios siglos.

Los Habsburgo trasladaron su trono a Viena, y Praga quedó como una “simple” provincia… aunque a lo largo del s. XVIII Praga volvió a recuperar su apogeo económico, intelectual, cultural y arquitectónico con la construcción de decenas de bellos edificios barrocos, convirtiéndose en un gran referente en Europa. Así también, a finales de siglo, las “cuatro ciudades” (barrios) que constituían Praga de forma más o menos independiente, se unificaron en una sola ciudad, formando la Praga que hoy conocemos.

En el s. XIX, Praga se convirtió en el centro del llamado Resurgimiento Nacional Checo, en comparsa con sentimientos similares que recorrían la Europa post Napoleón. Praga se sumó a las revoluciones democráticas en Europa y ya en 1861, los checos derrotaron a los alemanes en las elecciones municipales, arrebatándoles el poder “para siempre”. Así, mientras los checos no mostraron interés alguno en participar en la Primera Guerra Mundial, y finalizando la misma, Checoslovaquia declaró su independencia con el apoyo aliado en 1918, experimentando un amplio crecimiento urbanístico, poblacional, económico y empresarial… hasta la Segunda Guerra Mundial…

Entre 1938 y 1945, Checoslovaquia fue ocupada por la Alemania Nazi, aniquilando a gran parte de la población contraria al régimen y a más de 120.000 judíos. Al final, y a pesar del apoyo estadounidense y soviético, fueron los propios habitantes del país los que liberaron el mismo antes de la rendición nazi y la llegada de EEUU y la URSS… En 1945, Checoslovaquia se restableció como estado independiente.

Pero no habían acabado las penas para los pobres checos… Checoslovaquia pasó a formar parte del bloque comunista y comenzó una férrea y dura dictadura comunista bajo el auspicio de la URSS. Se eliminaron las libertades, la política económica arruinó el país, se hicieron purgas y miles de personas fueron ejecutadas o murieron en cárceles y campos de trabajo. Comunismo vamos, lo “normal”.

En 1969 estalló la Primavera de Praga, un movimiento para recuperar la democracia en el país, que fue rápida y duramente aplastado por el ejército soviético. Aún así, el sentimiento liberal y democrático crecía en las calles…

En Noviembre de 1989, el Muro de Berlín caía… Las agresiones y arrestos ocurridos los días siguientes en Praga, hizo que toda la sociedad se movilizara de forma pacífica obligando a la disolución del gobierno comunista y buscando una alternativa democrática y real. Acciones que se denominaron la Revolución de Terciopelo.

El Muro caía, y el bloque soviético caía, un país tras otro… La pronta disolución del Pacto de Varsovia ayudo a ello. Posteriormente, y debido a las diferentes visiones económicas y políticas de checos y eslovacos, propiciaron que Checoslovaquia se separara en 1993 de forma relativamente pacífica, formándose, por un lado: República Checa y, por otro lado: Eslovaquia.

La historia de Europa nos afecta a todos y nos ha afectado a todos a lo largo de los siglos… Todo lo aquí expuesto a nivel histórico, para situarnos en contexto, está relacionado en mayor o menor medida con Alemania y Berlín (al que llegaremos en tres días), y Budapest (Hungría) y Bratislava (Eslovaquia), dos países y dos ciudades que visité en Agosto del 2012, aquí tenéis las crónicas correspondientes ;).

Bien… desde entonces Praga y la República Checa han ido avanzando poco a poco, paso a paso… pero de forma segura, a una integración total en Europa y en organismos internacionales, valga de ejemplo la incorporación a la OTAN en 1999 y la incorporación a la Unión Europea en 2004 (aunque continúan manteniendo su moneda propia).

Hoy en día Praga es una gran capital, una gran ciudad con amplios atractivos que ofrecer al viajero y al turista (que no olvidemos que no es lo mismo xD), con visitantes durante todo el año ansiosos por descubrir la impresionante cultura y arquitectura que muestra la ciudad, una ciudad que luce especialmente bella por las noches, que luce especialmente bella desde las alturas de sus infinitas torres, que luce especialmente bella en una terraza degustando alguna delicia local…

Sí, a pesar de la adversa climatología… Praga me espera ;).

Continuamos…

Bien, ruta rehecha de nuevo en mi cabeza… Me dirigí corriendo bajo la lluvia atravesando puestecitos en la Plaza Wenceslao, tiendas y gente por todos lados, hasta la parada de metro de Muzeum, la ruta comenzaba aquí. El sistema de transporte público de Praga y, en concreto, el Metro de Praga y el Tranvía de Praga, es muy muy aceptable. Es fácil y rápido moverse por toda la ciudad gracias a todo el sistema de transporte público y tenemos muchas opciones :). Obviamente no es el sistema de transporte público de Madrid o el Metro de Madrid (como siempre, uno de los mejores del mundo), pero hay que reconocer que el de Praga está muy bien, a pesar de encontrarse algunas estaciones viejas y sucias xD. ¡¡¡Las máquinas para comprar ticket sólo aceptan monedas!!!, no os olvidéis de este detalle, es importante… Suerte que al comprar antes el paraguas me habían devuelto monedas con el cambio, si no es una movida…

Corriendo bajo la lluvia hasta el metro como decía… Y en unos minutillos de nada llegué hasta la parada de Vysehrad. Seguía lloviendo a saco… en fin; ¡adelante! Tras tomar unas fotillos por aquí, me dirigí, atravesando un parque y dejando a mi izquierda el Centro de Congresos, hasta llegar a una de las entradas principales a Vysehrad.

Vysehrad es el lugar del nacimiento de Praga. Se sabe que diversas tribus eslavas se asentaron en este lugar. La Fortaleza y Castillo de Vysehrad se construyó en el s. IX, aunque en el 1140, el mismo quedó prácticamente abandonado… Carlos IV reparó y reforzó las murallas, construyendo un pequeño palacio y uniendo la fortaleza a Nove Mesto… sin embargo, la fortaleza y castillo quedó arrasado en las guerras husitas… y no fue hasta después de la Guerra los Treinta Años, cuando Leopoldo I, volvió a reconstruir y reforzar la fortaleza.

A finales del s. XIX, la zona fue abandonada en gran parte, y la fortaleza desmantelada… Hoy, la vieja fortaleza mantiene su planta, donde tenemos varios atractivos turísticos, parques y miradores espectaculares del Moldava. Se puede caminar por casi toda la ciudadela y las almenas. Es un destino muy popular en Praga para los locales, pero menos para los turistas… Pocos turistas y viajeros se acercan por aquí en un viaje a Praga, suele estar fuera de las “rutas”… No entiendo el por qué, sinceramente.

Entré por la Puerta de Tabor (la entrada principal), y continué por el camino adoquinado cruzando la Puerta de Spicka (es parte de la Oficina de Información y lo único que queda de la muralla construida por Carlos IV del s. XIV), y la Puerta de Leopoldo (del s. XVII, la mejor conservada y elaborada de la fortaleza), hasta llegar a la Rotonda de San Martín (una pequeña capilla del s. XI y que es el edificio en pie más antiguo de Praga), y la Capilla de Santa María de la Muralla (barroca de 1750).

A partir de aquí, giré a la derecha por la “avenida principal” y ya, sin rumbo fijo, me dediqué a “vagar” por toda la ciudadela visitando todos los puntos de interés. Mientras, cada vez llovía más y más fuerte, el paraguas casi no daba para más, entre la lluvia y el fuerte viento… Apenas iba abrigado, climatología propia de Otoño/Invierno como dije, los bajos de mis pantalones y mis zapatillas ya estaban bastante empapados, la guía se me mojaba continuamente cada vez que la sacaba para mirar algo… Apenas me crucé con 5 ó 6 turistas por aquí en todo el tiempo que estuve.

Primero pasé por la Basílica de San Lorenzo (románico del s. XI), aunque apenas quedan los cimientos… A unos pasos el Sótano Gótico… que no pude visitar al ya estar cerrado por desgracia (sólo se pueden bajar las escaleras y ver la entrada principal desde fuera). Son los sótanos del ya desaparecido Palacio de Carlos IV, alberga restos arqueológicos y reliquias… A unos pasos también, nos encontramos la Galería Vysehrad, con exposiciones temporales y demás… y justo al lado, un restaurante, abierto pero vacío xD.

Volví unos pasos atrás para ir bordeando por la muralla y las almenaras… y empezar a disfrutar de las espectaculares vistas que tenemos desde aquí, especialmente del Río Moldava y sus puentes, rodeado de un entorno magnífico.

Seguí bordeando y me dirigí a los Jardines de Vysehrad, donde hay cuatro estatuas de Josef Myslbek basadas en distintas leyendas checas (entre ellas una con Libuse y Premysl, los “fundadores” de la ciudad), y donde nos encontramos la Iglesia de San Pedro y San Pablo. Ésta fue originalmente construida a finales del s. XI, aunque ha sido reconstruida y ampliada a lo largo de los siglos posteriores… hoy presenta un claro estilo gótico predominante, dos torres de 58m de altura y un interior con pinturas en estilo art nouveau.

“Al otro lado” de la iglesia, nos encontramos con el espectacular Cementerio de Vysehrad. Es un cementerio monumental, con panteones, estatuas, y un gran número de celebridades importantes aquí enterradas. Sin duda merece la pena visitarlo.

A unos metros, llegamos a la Casa del Nuevo Preboste, construida en 1784, y al lado un pequeño teatro de verano que está situado al borde de la parte norte de la muralla y las almenaras, desde donde podemos seguir disfrutando de las vistas.

Tocaba finalizar la visita a Vysehrad… Fui bajando por diversos caminos hasta salir de la fortaleza por la Puerta de Ladrillo Casamatas, bajo las bóvedas de las defensas de la ciudadela, y continué bajando por las calles adoquinadas… Seguía lloviendo con mucho viento…

Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc).Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc). Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc). Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc). Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc). Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc). Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc). Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc). Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc). Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc).

A las faldas de Vysehrad, encontramos los mejores ejemplos de arquitectura cubista de Praga. No es que me interese mucho la verdad, y realmente esperaba más de los mismos (sinceramente, creo que es pérdida de tiempo, a no ser que seas apasionado de este tipo de arquitectura), pero como estaba por allí… pues visité los tres edificios y complejos cubistas de la zona.

Y así llegué hasta la ribera del Moldava, en la Avenida Rasinovo Nabrezi y el puente de metal por el que cruza el tren… Ufff, qué viento infernal… aquí se me rompió la primera varilla del paraguas, vamos bien xD. Pues nada, continué mi camino hacia el Norte bordeando el Río…

Tras unos minutos, giré a la derecha para llegar a la amplia plaza donde nos encontramos un par de monumentos; el Monasterio de Emaus (de 1372 y perteneciente a una orden benedictina, fue ocupado por la Gestapo en la Segunda Guerra Mundial y cerrado por los comunistas), y la interesante Iglesia de San Juan Nepomuceno en La Roca (de 1739 y una de las iglesias más bonitas de Praga). Ahora, volví sobre mis pasos y, ya “entrando” en Nove Mesto… La Ciudad Nueva la “fundó” Carlos IV en 1348 y, aunque la mayor parte de las fortificaciones defensivas fueron demolidas a finales del s. XIX, gran parte del barrio mantiene el trazado medieval, al igual que grandes plazas, zonas peatonales, bellos edificios barrocos y art nouveau… Concretamente, en las riberas de Nove Mesto, hay una sucesión de bellos edificios y bellas fachadas de finales del s. XIX y XX, un lugar agradable para pasear, sin duda, si no fuera por la puta lluvia… En fin, ya habrá tiempo para hablar de Nove Mesto :).

Mis pasos me llevaron hasta la plaza donde se encuentra la estación de metro de Karlovo Namesti y una interesante escultura; el Monumento a Frantisek Palacky, de estilo art nouveau. Continué mi camino callejeando por varias calles residenciales con edificios de colores… hasta llegar a la Plaza de Carlos (luego volvería) y la Casa Fausto, un palacio barroco en el que, según cuenta la leyenda, Mefistófeles condujo a Fausto al infierno a través de un agujero en el techo del palacio…

A continuación volví sobre mis pasos, girando a la derecha, hasta llegar a la Avenida Resslova. Aquí tenemos la Iglesia de los Santos Cirilo y Metodio, una obra barroca de 1730 que guarda en su interior, en la cripta, el Monumento Nacional a las Víctimas del Terror, que ya no pude ver al estar cerrado :(. Aquí podéis ver referido la interesante y emotiva historia del Monumento, lástima no haberlo podido visitar… Muy cerquita está la Iglesia de San Wenceslao; una antigua iglesia de Zderaz, una aldea situada aquí anteriormente a Nove Mesto.

La lluvia continuaba, el viento continuaba, otra varilla del paraguas se rompió… Estaba ya hasta las pelotas.

En fin, y así, llegué a uno de los lugares importantes del día…

 Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc). Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc).  Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc). Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc). Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc).

¡La Casa Danzante apareció ante mí! :D. Odiado por muchos, querido por otros tantos, este interesante y curioso edificio no deja indiferente a nadie. Es un referente arquitectónico de Praga y tenía muchas ganas de ver el edificio con mis propios ojos… ¡y me encantó! ;).

La Casa o Edificio Danzante, fue construido en 1996 en el estilo deconstructivista, un estilo con unas características arquitectónicas muy definidas, basado en la defragmentación, la no linealidad, el juego con el espacio y los ángulos… Hay muchos ejemplos del mismo alrededor del mundo, en España tenemos como claro ejemplo el Museo Guggenheim de Bilbao. Y he de decir… que me encanta el deconstructivismo xD. Además, a “pesar” de su estilo, el edificio se integra perfectamente en el entorno que le rodea de bellos edificios históricos.

Como curiosidad, seguro que lo habéis oído en alguna ocasión, debido a la forma de ambos edificios, se llama también “Fred y Ginger”, ya que parece que están bailando, y el edificio de hormigón, Fred, “agarra estrechando la cintura” al edificio de cristal, Ginger.

Realmente no es muy grande, 7-8 plantas, pero es tan visualmente llamativo… que te “obligará” a quedarte por aquí sacando fotos desde todos los ángulos xD, no puedes venir a Praga y no verlo. Y, por suerte, aunque seguía lloviendo y con bastante viento, la climatología estaba dando una pequeña tregua… Sí, seguía lloviendo, pero menos, y unos tímidos rayos de sol aparecieron (durante un breve periodo de tiempo xD), que me permitieron quedarme por aquí, por el Puente Jirasku Most y la Plaza Jirasek, frente a la Casa Danzante, sacando fotos desde todos los ángulos como decía, aquí nos juntamos unos cuantos turistas sacando fotos y aprovechando la tregua xD.

Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc). Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc). Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc). Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc). Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc). Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc).

Las 20:15, tocaba continuar, el sol ya estaba cayendo… y, como ahora llovía menos, chispeaba, y estaba hasta las pelotas de ir con el paraguas medio roto… lo tiré, esperaba no arrepentirme luego xD.

Como indicaba anteriormente, en esta zona hay edificios interesantes y supone un agradable paseo caminar por aquí… Primero, desde el puente, frente al Edificio Danzante, tenemos unas vistas espectaculares de la ribera del Moldava y distintos edificios barrocos y art nouveau que la bordean; la Galería Manés, la torre Sitovska Vez (del s. XV y antiguamente parte de un molino) y un par de barcos amarrados que son restaurantes… Al “fondo”, tras la torre, la Isla Eslava; una pequeña isla (a la que no crucé, solo vi de lejos), con jardines para pasear y barquitas para alquilar. Como curiosidad, el tren de Bohemia hizo un recorrido de demostración en la isla en 1841.

Y segundo, a continuación callejeé por la zona, pasando por el edificio de apartamentos Rasinovo Nabrezi, diseñado por el abuelo del ex presidente checo, por el Instituto Goeth, antigua embajada de Alemania del Este, la Casa Coral Hlahol, construida en 1906  y decorada con motivos musicales… En fin, como decía: una agradable zona para pasear bajo interesantes edificios…

El camino continuaba hasta, de nuevo, la Plaza de Carlos, la más grande de la ciudad constituida casi en su totalidad por un amplio parque. Lo bordeé para pasar por la Iglesia de San Ignacio, hasta llegar al Ayuntamiento de la Ciudad Nueva, ya con todas las farolas iluminadas y muy poquita luz natural… Al menos no llovía xD.

El Ayuntamiento es el lugar de mayor interés en esta zona… Desde aquí en 1419 fueron lanzados dos consejeros católicos de Wenceslao IV por los seguidores husitas, lo que desató las Guerras Husitas y se dio otro “término” a la palabra defenestración… Se puede visitar el lugar donde se perpetró, en la torre de 23m de altura, pero, obviamente, ya estaba cerrado…

En fin, poco más que hacer por aquí, una vuelta por los alrededores, unas fotos y seguimos…

 Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc). Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc).

Fui hasta la Avenida Jecna, que “parte” en dos la Plaza de Carlos, y cogí el primer tranvía que pasó, para así recorrer parte de la avenida y bajarme a la altura del metro de Pavlova. Ya casi completamente de noche… pero con ese toque ligero azulado que tienen los cielos de Praga justo previamente a que el sol se termine de esconder, azulado que da un toque mágico a la Praga iluminada. Por desgracia, y debido a la nubosidad, apenas lo iba a poder disfrutar :(.

 Y caminando llegué hasta la Plaza de la Paz, en cuyo centro se erige orgullosa e iluminada la Iglesia de Santa Ludmila. Gótica, construida en 1888, tiene unas imponentes torres de 60m de altura, lástima tampoco haber podido visitarla…

Tras la Iglesia tenemos la Casa Nacional, renacentista donde se organizan conciertos y diferentes actividades, y a su izquierda el Teatro Vinohrady, de 1909 y cuya fachada iluminada lucía preciosa. Y sí, Vinohrady, porque ya estaba en el citado barrio, al este de Nove Mesto y cuyo nombre significa “viñas”, debido a los viñedos que aquí se encontraban hace doscientos años, donde ahora hay barrios residenciales.

Uf, estaba cansadillo, y ya había bastante hambre… Las 22… tocaba volver andando a la Plaza Wenceslao, lugar donde se encontraba mi hostel… Tras callejear y pasar por un par de restaurantes que tenían buena pinta y no muy caros, pero que decidí dejar pasar, llegué al Museo Nacional y a la Plaza Wenceslao…

¡Wow!, el Museo Nacional iluminado… ¡¡¡simplemente espectacular!!! Praga tiene muchas “famas”, y una de ellas es el preciosismo visual de sus edificios iluminados en la noche… Y realmente, por lo visto hasta ahora, Praga de noche es mágica (¡y todavía no había visto casi nada realmente!), me recordaba a Madrid en algunos aspectos con el tema de la iluminación… Sus edificios, sus plazas, sus calles iluminadas… desprenden un halo mágico especial, sin duda alguna, Praga es bella, de noche, iluminada, aún más :D.

La Plaza Wenceslao… tiene una forma “rara”, no parece una plaza con sus casi 630m de largo. Claro, es que en origen era el mercado medieval de caballos, luego reconvertido en plaza xD. La Plaza Wenceslao es, realmente, el “centro sentimental y político” de Praga… Aquí se celebró una misa multitudinaria tras los disturbios de 1848 y en 1918 tuvo lugar la creación de la República Checoslovaca. Tras el ataque de la policía a los estudiantes en 1989, aquí se reunieron miles de personas. Una semana más tarde, aquí se proclamó el final del comunismo en Checoslovaquia.

Es, por lo tanto, un lugar importante en la historia y en la vida pública y política de Praga. Hoy en día, sigue siendo uno de los lugares más importantes de la ciudad. En la Plaza hay muchos alojamientos, desde hoteles de lujo hasta los albergues más cutres, centros comerciales, tiendas de todo tipo, restaurantes, bares, discotecas, puestos callejeros… Y un amplio movimiento de gente desde primera hora de la mañana, hasta última hora de la noche, cuando los turistas y los vendedores ambulantes son sustituidos por prostitutas, camellos y gente “variopinta”… Cierto es que al caer la noche el ambiente “mola menos” por aquí, debido a la gentucilla que hay a tu alrededor (poco tardó en acercarse uno para ofrecerme droga xD), pero vamos, nada exagerado que no puedas ver en cualquier otro lado, tampoco hay sensación de inseguridad… Además, gran parte del día (esta noche también les vi, no así otros días), hay policía por aquí

Bueno, el edificio del Museo Nacional se construyó en 1880 como simbolismo del resurgir del sentimiento nacional checo. La planta del mismo es espectacular como decía, “coronando” la Plaza Wenceslao. Desde la parte superior de la escalera que nos lleva a la entrada principal del mismo, tenemos una gran vista de la Plaza… La putada es que el Museo Nacional estaba cerrado por obras, por lo que era imposible visitarlo y ver el interior, aunque todo había sido trasladado al “Nuevo Museo Nacional”, situado a un par de minutos andando…

Frente al Museo Nacional, tenemos la Estatua de San Wenceslao, el “bueno” Wenceslao, auténtico icono y santo de Praga. Muy cerquita se encuentra el pequeño monumento a las víctimas del comunismo, con fotografías y epitafios…

Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc). Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc).  Día 1: Rep. Checa (Praga: Vysehrad, Nove Mesto, Edificio Danzante, Plaza de Carlos, Vinohrady, etc).

En fin, al final se había quedado buena noche… porque vaya tardecita de lluvia, sus muertos.

La Plaza Wenceslao tiene mucho que ofrecer y mucho que ver, pero eso tocará otro día… Ahora tocaba buscar un lugar baratito para comer, que ya había bastante hambre… Mi hostel está al otro lado de la Plaza, así que fui bajando tranquilamente echando un vistacillo a los restaurantes por aquí… A pesar de ser una zona súper turística, los restaurantes publicitando “comida tradicional checa” no eran muy caros… pero bueno, seguí caminando… Llegué hasta el final de la Plaza, pasando mi hostel, ya casi todos los puestecitos de artesanía, pinturas, recuerdos, etc, estaban cerrados. También hay varios puestos de comida, casi todos abiertos aún…

Se notaba que era Viernes y estábamos en Agosto, también casi todas las tiendas de recuerdos y demás, estaban abiertas… Así que aproveché y entré en varias. Total, iba a comprar alguna cosilla seguro, así que si me quitaba ya algo… pues mejor, y tiempo que ahorraba para el resto de días xD. Por lo tanto, acabé comprando algunos recuerdos y regalos baratillos

Al finalizar, ya habían cerrado todos los puestos de comida, excepto EL PUESTO jaja. Aquí cené las tres noches que estuve en Praga xD. Como era el único que estaba abierto, todo el mundo venía a comprar aquí como es obvio. Los precios eran asequibles y tenían bastante variedad de hamburguesas, perritos y demás. Un perrito y una cerveza por 3 eurillos estaba bien, luego tú te podías echar cebolla y todas las salsas que quisieras… y ¡estaban buenísimos! Recomendado, si estáis por la Plaza Wenceslao, tenéis que picar algo aquí, el puesto no tiene pérdida. Mirando al New Yorker, está a nuestra derecha, no hay ningún puesto más aquí, pegando a la acera de la derecha, es fácilmente visible por sus luces y las fotos de la comida en la parte superior :).

El megaperrito con salchicha checa y la cervecita me supo y me sentó a gloria… Y ahora, al hostel y a dormir xD.

Había sido un día muy largo que comenzó con un madrugón tras haber sobado dos horas y dos vuelos… sin contar la climatología adversa que hoy me había perjudicado… Pero bueno, así son las cosas.

Lo que había podido visitar hoy, me había encantado, Praga, en este primer día, me había emocionado. Un destino largamente esperado, un día largamente esperado… Deseaba poder descansar en condiciones y comenzar mañana un nuevo día, un día completo en la ciudad, donde iba a visitar algunos de los lugares más importantes de Praga ;).

¿Te ha gustado el post? ¿Valoras mi trabajo? ¿Te he ayudado o, al menos, entretenido?¡Comparte, sígueme, suscríbete... y comenta!, te estaré eternamente agradecido ;).

¡SUSCRÍBETE!

!Y llévate GRATIS el eBook "Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje"!

Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje - eBook Gratis - David Vecino ViajerosAlBlog.com

Recibirás la newsletter con las últimas novedades, información valiosa para mis viajes y escapadas, y ofertas, descuentos y promociones. ¡SIN SPAM!, tus datos están seguros y puedes darte de baja cuando quieras. ¡Ah!, y recuerda... es un eBook de PAGO, pero GRATIS con tus suscripción :D.

La información expuesta en VIAJEROS AL BLOG es siempre personal, independiente, real y experiencial. Soy un viajero como tú, que escribe y comparte la información para intentar ayudar a otros viajeros como tú. En el caso de patrocinios, menciones, blogtrips, afiliación, etc, será indicado y siempre será igualmente información personal, independiente, real y experiencial. Solo hablo, y recomiendo o no, de aquello que he experimentado.

Comentarios

comentarios

Sobre David Vecino De La Guía

David Vecino De La Guía
David Vecino De La Guía | Acuario y madrileño, ávido de información y nuevas experiencias. Maestrillo de todo, maestro de nada y profesional de mucho: turismo, protocolo, eventos, marketing, ventas, informática, formación, terapias alternativas, filosofía, etc... Cinéfilo, devorador de libros, electrónico musical, futbolero de pro y cervecero gastronómico. Viajero empedernido, a ratos turista, como mayor pasión. Ética, moral, valores, coherencia.

¡Deja un comentario!