Home / Diarios / Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc). ViajerosAlBlog.com

Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).

Contenido estructurado del post

Visitar, qué ver y qué hacer, en Portugal (Oporto).

Día 1 – 25.10.14: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc). Visitar, qué ver y qué hacer.

CRÓNICA: Día 1 – 25.10.14: Portugal (Oporto): Oporto me recibe soleado y caluroso… Tras metro en el Aeropuerto hasta Trindade y comprar la Oporto Card en la Oficina de Turismo, recorrí la Plaza de la Libertad con sus preciosos edificios modernistas, barrocos y neoclásicos, destacando el Ayuntamiento de Oporto de 1920 y su torre de 70m. Callejeando me dirigí a la Iglesia de los Congregados, Plaza de Batalla, Teatro Nacional e Iglesia de San Ildefonso, barroca de 1737 e increíblemente bella con su fachada de azulejos. Continué por la peatonal y comercial Rua de Santa Catarina hasta el preciosista y Art Nouveau Majestic Café, y posteriormente llegué a la impresionante Capilla de las Almas (del s. XVIII con fachada recubierta por 16.000 azulejos), y el auténtico y decadente Mercado de Bolhao. Tras comer, checkin y acostarme un ratito, me lavanté corriendo y, tras un breve vistazo a la preciosa Estación de Sao Bento (entrada revestida por 20.000 azulejos), fui a un bar donde ver el partido Real Madrid – Barcelona y disfrutar de la victoria con los portenses ;). Tras ello, visita rápida a la Librería Lello; una de las más bellas del mundo con su impresionante escalera superior de madera tallada. De aquí, ya de noche, metro hasta el Monumento a los Héroes, recorriendo a continuación el interesante edificio de la Casa da Música, Sinagoga de Oporto (la más grande de la Península Ibérica), Casa de las Artes, Jardín Botánico, Riverside Promenade, Puente de Arrábida, Facultad de Arquitectura, Jardines del Palacio de Cristal, Museo Romántico, Museo del Vino de Oporto… Hasta llegar de nuevo al centro y pasando por el Hospital de San Antonio, Museo de Historia Natural y las bellísimas e iluminadas Iglesias de Los Carmelitas y de Carmo. A continuación una vuelta por las cercanas calles que albergan la zona de marcha (restaurantes, bares, garitos, etc), y cena de una consistente francesinha y su correspondiente cervecita. ¡Un gran día en una preciosa ciudad!

Nueva escapada… y nuevas crónicas. Sí, ya sabéis que sigo siendo de esos pocos “fieles a sí mismos y de la vieja escuela” que escriben para ellos, para guardar y recordar sus vivencias y aventuras… y las comparten con todo el mundo para poder ayudar, y entretener, a otros viajeros en sus viajes y escapadas… De esos que escriben de viajero para viajero, de persona para persona como si te lo estuviera contando un colega de buen rollo tomando una cerveza… De esos que continúan realizando crónicas de viajes muuuy largas y muuuy extensas con información real y experiencial de primera mano… Estoy muy loco sí xD.

Sí, hoy en día es raro… Pero yo soy raro, distinto, diferente y especial, es lo que hay ;).

Ciertamente Oporto es un destino al que le tenía muchas ganas… En reiteradas ocasiones (bien por ocio o aprovechando que estaba por trabajo en Galicia), he “planeado” una escapadilla a la “ciudad del vino”, aunque, por unas o por otras cuestiones, finalmente no pudiera realizarla…

Y es que Oporto es ideal para una escapada de fin de semana, aunque, tanto la ciudad como todo su entorno bien merece una visita más extensa y así poder recorrer esta zona del Norte de Portugal y visitar lugares como Braga o Guimaraes, alojándote en Oporto y utilizando la ciudad como base. No obstante, Oporto es relativamente pequeña y la mayoría de los puntos de interés turístico están relativamente cerca entre sí, por lo que es posible recorrer gran parte de la ciudad a pie, como debe ser ;).

Y ya tocaba visitar Oporto sí… Aprovechando cuando compré todos los vuelos para el viaje a Turquía – EAU – Qatar – Taiwán – Singapur – Noruega ’14 (20 días), pues pillé también a casi 5 meses vista los vuelos para Oporto… Lo más barato que encontré en ese momento para un fin de semana y que fuera un lugar que no hubiera estado y que me motivara especialmente como es obvio. No era un fin de semana completo ya que finalmente era ida un Sábado a primera hora y vuelta un Domingo a última hora, apenas ni dos días completos, pero suficiente en mi caso para poder recorrer, visitar y disfrutar enormemente una ciudad tan interesante y con tantos atractivos

Y es que Oporto es la ciudad del vino en Portugal sí… Pero también es la ciudad del Duero (con permiso de otras ciudades como mi querida Zamora), una ciudad “decadente” pero cuya decadencia es parte de su autenticidad, una ciudad preciosa, de cuestas imposibles e iglesias de azulejos azules y blancos, de buena y contundente gastronomía, de gente amable y cercana, de regusto británico y Patrimonio de la Humanidad… ¿Cómo no la había visitado antes?

Oporto me encantó y me cautivó… Se me hizo esperar, se me hizo de rogar demasiado… Pero al final, todo llega ;). ¡Vente a descubrir la ciudad conmigo!

La noche anterior había salido… Nada excesivo, pero sí suficiente para haber dormido menos de tres horas y “levantarme” con un dolor de cabeza importante (no por haber bebido “mucho” xD, sino por dormir poco y mal), y con el estómago jodido (llevaba un par de días ya tocado…). Así que cojonudo; vaya forma de comenzar la escapada :S. En fin… a ducharse, a vestirse, y a preparar en 5min la mochila.

Mi hermano me llevó en coche al Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas y con Ryanair (saliendo con unos minutos de retraso), llegué rapidito al Aeropuerto de Porto Francisco Sa Carneiro… Y es que es un vuelo tan cortito (apenas 1h 15′), que se hace en nada… Las 09:45. Como es habitual… el avión iba lleno hasta los topes, prácticamente todos españoles a pasar el fin de semana en Oporto xD.

Nada más llegar al Aeropuerto, busqué la Oficina de Información Turística, donde cogí un mapa y pregunté un par de temas… Y es que quería comprar la Oporto Card también, pero me dijeron que tenía que ser en otra de las Oficinas de Turismo que se encuentra en la ciudad (me indicaron dónde).

¿Cómo llegar a Oporto desde el Aeropuerto? Puedes ir en taxi obviamente o en autobús con las líneas 601, 602 y 604, pero lo más fácil y rápido es en metro (o “metro ligero”, ya que recorre gran parte de tramos en superficie). Tan simple como seguir las indicaciones en el Aeropuerto (pasas bajo tierra por debajo de la carretera), compras el billete en las máquinas (¡cuidado!, solo admite cantidad exacta, a mí una amable pareja española me dejó 20 céntimos, otras personas ni lo compraron al no tener cambio y no poder cambiar en ningún lado), subes las escaleras, y ya estás en los andenes del metro (al aire libre, ¡muy chula la estacioncilla!).

Aquí cogerás la línea E del nuevo y limpio (pero leeento y con poca frecuencia) Metro de Oporto, que va desde Aeroporto – Estadio do Dragao, y en unos 20min llegaremos al centro de la ciudad, en mi caso en concreto; a la estación de Trindade.

Ufff, el metro tardó en llegar y volver a salir casi 20min, así que ahí estábamos todos los españoles en un andén a rebosar… rebosando igualmente luego el metro cuando llegó y todos nos subimos a el, menos mal que pude pillar sitio para sentarme… Durante el trayecto me dediqué a estudiarme el mapa para planificar la ruta a seguir… Aunque, como indicaba, sí había medianamente planificado en otras ocasiones una escapada a Oporto, pero cierto es que había venido “al libre albedrío”, es decir: en esta ocasión prácticamente no había mirado nada ni planificado nada. No es problema puesto que me monto la ruta en un momento, aunque obviamente sabía que algunos lugares no los iba a poder visitar, no ya por “tiempo neto”, sino por los horarios… Aunque somos “primos”, Portugal no es España, y ya sabéis que fuera de España, los horarios son los que son… y a las 17 ó 18, mientras en España está todo abierto, en el resto de países europeos ya está todo cerrado y preparando la cena xD.

Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).

En fin, llegamos a Oporto

La segunda ciudad más importante de Portugal, a orillas del Duero y muy cerquita de la desembocadura de éste en el Océano Atlántico… Una ciudad bien comunicada, con una economía fuerte, industrializada, con un clima benévolo y diversidad cultural… Una ciudad con un amplio patrimonio histórico y, como decía, cuyo centro es Patrimonio de la Humanidad desde 1996, y bien merecido sin duda; es una delicia perderse y callejear por sus estrechas y empinadas calles adoquinadas.

Se dice que, donde hoy está Oporto, un “argonauta” (WTF!) creó un enclave comercial. Este enclave, ya conocido por los griegos, se trasladó de lugar, y posteriormente “perteneció” a suevos y alanos. Tras la invasión musulmana, la ciudad fue reconquistada y recuperada por el Reino de León… Tras constituirse el Primer Condado de Portugal (cuya capital era Oporto) y posteriormente el Segundo Condado de Portugal (bajo influencia directa del Reino de León), en 1130 Alfonso I se auto proclama Rey de Portugal y consigue la independencia del Reino de León, conquistando posteriormente Lisboa y pasando ella a ser la capital del Reino.

La historia de Oporto, al igual que de Portugal, es más que interesante y es parte de nosotros, como españoles y como ibéricos.

En fin, ¡continuamos con las crónicas!

Tras llegar a Trindade, me dirigí en primer lugar (me pillaba de camino, a 1min de la estación), a la Iglesia de la Trinidad de 1841, para a continuación llegar hasta la cercana Oficina de Turismo. Aquí aproveché para comprar, ahora sí, la Porto Card de 24h (incluye tarjeta de transporte), por 10,5€. Según mis cálculos por encima, la iba a aprovechar por muy poquito… y al final me ahorré menos de lo previsto, pero bueno, todo ahorro por poco que sea siempre es bienvenido ;). Te dan la tarjeta (marcado para cuántos días es y el día y la fecha; son 24h reales), la tarjeta de transporte, un mapa y un folleto indicando todos los lugares y su explicación donde puede ser utilizada la tarjeta.

Y a seguir… ¡Qué calor!, la temperatura era espectacular a pesar de estar en Octubre, parecía que estábamos a finales de Junio… Pantalón corto, camiseta, ni una nube… Es lo que tiene el cambio climático (que no calentaMIENTO global ;)).

Me recibió a continuación la Avenida de los Aliados y la Plaza de la Libertad. El mismo centro de Oporto y la plaza más importante de la ciudad que, podríamos decir, sirve de “nexo” entre el Oporto “antiguo” y el “nuevo”. Un lugar abierto (habitual de celebraciones y manifestaciones) rodeado de preciosos edificios históricos modernistas, barrocos y neoclásicos, coronados por bellas cúpulas y estatuas… me recordaba enormemente, salvando las diferencias, a ciertos tramos y edificios de la centenaria Gran Vía de Madrid… Aquí podemos destacar el edificio del Banco de Portugal, el Palacio de Cardosas, el Ayuntamiento (que preside la plaza en la parte superior), la estatua ecuestre del Rey Pedro IV (que preside la plaza desde su parte inferior), y diversos monumentos y estatuas repartidos por la plaza… incluida una curiosa estatua urbana (como las estatuas urbanas de Madrid) de un antiguo repartidor de periódicos, apoyado sobre un precioso buzón rojo de correos.

El lugar donde hoy se encuentra la Plaza de la Libertad, eran terrenos propiedad de la Iglesia y ya existía aquí antiguamente una plaza… Tras vender los terrenos, se construyó la actual plaza a principios del s. XVIII, aunque pasó por varios nombres y reformas hasta el actual nombre y aspecto que hoy conocemos…

Frente a mí, y presidiendo la Plaza como indicaba desde la parte superior, el impresionante edificio que alberga el Ayuntamiento de Oporto, construido en 1920 aunque, curiosamente, no comenzó a funcionar como Ayuntamiento hasta 1957. Precioso edificio ciertamente… en granito blanco inmaculado y con una torre central de 70m de altura :O. Justo frente a el y a unos metros en mitad de la Plaza… un “pequeño laguito” rodeado de árboles y donde el Ayuntamiento se refleja… ¡mola!

De hecho, y a pesar de que era pronto, la zona estaba llena de turistas (españoles) sacando fotos… Muchos habían venido conmigo en el avión y en el metro y, al igual que yo, con mochila o maleta de camino a su alojamiento, pasaban por aquí y no podían menos que detenerse a disfrutar del entorno y sacar las pertinentes fotos :D.

Como era pronto y sabía que todavía no iba a poder hacer el checkin en el Hotel (era a las 14, pero iba a probar suerte antes de las 12…), pues continué haciendo tiempo por la zona… total, iba con una mochila pequeña y no era molestia (para dos días ya me diréis xD). Así bajé paseando por la Plaza de la Libertad tranquilamente, admirando los edificios a mi alrededor, dejando atrás el metro de Aliados y callejeando por las calles adyacentes y perpendiculares a mi izquierda pasando por, entre otros lugares, el Teatro Municipal Rivoli… Toda la zona estaba súper animada la verdad, a pesar de que era prontito aún.

¡Gran primera impresión de Oporto! :D.

Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).

En fin, decidí intentar probar suerte y a ver si podía realizar el checkin y así dejar la mochila y olvidarme… Encontré fácilmente y rápido mi alojamiento; el Hotel Peninsular, del cual tenéis aquí una amplia review del mismo (¡recomendado!)… pero no, todavía no podía realizar el checkin, tenían que abandonar la habitación y ser preparada y demás… Así que nada, dejé la mochila en el luggage storage (en recepción vamos xD), y me dispuse, mapa en mano, a visitar algunos lugares a los cuales podía ir a pie “relativamente cercanos” a mi posición al Este de Oporto.

Tras bajar por Rua de Sa da Bandeira, a apenas unos metros ya pegando con la Plaza de la Libertad (sigo en el mismo centro, estaba todo petadísimo de gente y movimiento), llegué a la Iglesia de los Congregados, de 1703 y con un interior más que interesante, para a continuación llegar callejeando hasta la pequeña Plaza de Batalla y el Teatro Nacional Sao Joao, de 1714 y llamado así en honor del futuro Rey Juan VI de Portugal.

Volviendo sobre mis pasos y girando a la derecha, llegaba a uno de los lugares que más ganas tenía de ver en Oporto en base a imágenes y fotos que había visualizado anteriormente… No era otro que la preciosa Iglesia de San Ildefonso

¡Espectacular!, sin duda una de las “postales” de Oporto ciertamente. La pequeña iglesia (reconstruida en 1737 sobre la base de una iglesia anterior casi en ruinas) se encuentra situada en una igualmente pequeña plaza, pero en una cierta altura gracias a las escaleras y el pequeño “montículo” donde se encuentra, por lo que sobresale y llama la atención poderosamente… pero no ya sólo por ello, sino por su bellísima fachada… Y es que el barroco ayuda mucho, pero especialmente los azulejos azules y blancos de su fachada, de 1932 y que muestran escenas de la Eucaristía y de la vida de San Ildefonso.

Lástima que estuviera cerrada y no pudiera visitar su interior :(, pero su llamativa y preciosa imagen exterior se me quedó grabada… ¡Obligatoria!

Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).

Continué por la Rua de Santa Catarina… Es una importante arteria comercial y de ocio y restauración de Oporto, por lo que os podéis imaginar cómo se encontraba… ¡Hasta los topes!, petadísima de peña, apenas se podía caminar… La calle me recordaba enormemente a muchas calles de Lisboa, con esos bellos edificios a los lados (algunos “parcialmente” en ruinas) y esas aceras de adoquines y piedra, formando siluetas y olas… Y es que el carácter marítimo y atlántico de las ciudades portuguesas es innegable…

Aquí el objetivo era visitar el Majestic Café; un ejemplo de cultura y Art Nouveau, obligatorio en toda visita a la ciudad y considerado “uno de los 10 cafés más bonitos del mundo”, y razón al título no le falta… Aquí tenéis una review del mismo ;).

Tocaba continuar… Ciertamente la zona estaba muuuy petada de gente, ni los preciosos y clásicos tranvías portuenses podían circular de forma correcta… Así llegué hasta el Coliseo de Oporto; un edificio de 1941 y de estilo Art Decó y con capacidad para casi 7.000 personas, donde se realizan todo tipo de eventos, actuaciones, conferencias, etc… Un clásico de la cultura de Oporto.

Nada más que reseñar, simplemente pasar frente al edificio… y dirigirme callejeando entre miradas locales curiosas, tiendas de productos locales y edificios en estado de semi ruina (estamos relativamente cerca del centro pero no es una zona por donde vayan a pasar turistas y viajeros), hasta la Biblioteca Municipal; un interesante complejo de 1833 cuyo objetivo de construcción fue celebrar el aniversario de la ciudad. Nada interesante realmente más allá de su historia y su arquitectura neoclásica, ya que apenas es posible visitar únicamente  el precioso patio central y algunas salas comunes (me colé no obstante en una de las salas de la biblioteca xD)… No obstante, aproveché para ir al baño y descansar unos minutos a la sombra, ya que la solera era importante…

Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).

Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).

Tras mear, descansito… y comprar una botellita de agua en una vending machine, continué la ruta prevista (ahora sí tenía un buen paseíto), hasta la Capilla de las Almas o Capilla de Santa Catarina… Bajo este nombre encontramos una importante iglesia (por mucho que se llame “capilla”) que es, probablemente, una de las construcciones más llamativas de la ciudad (y que por desgracia no pude visitar su interior al estar cerrada :(). Y es que esta iglesia de principios del s. XVIII tiene la fachada recubierta por casi 16.000 azulejos colocados en 1929, y que representan distintas fases de la vida de San Francisco de Asís.

¡Es una pasada la verdad!, ya que en España como es obvio, no estamos acostumbrados a ver algo similar… y llama la atención poderosamente a nivel visual, tanto por ello, como por su indiscutible belleza…

Tras las fotos de rigor y a apenas unos metros, llegué hasta el importante y obligatorio Mercado de Bolhao… Desde 1914, este mercado decadente, sucio y que se cae a pedazos (pero sumamente auténtico) articula todo tipo de tiendas (especialmente de comida y, más concrétamente de bacalao, haciendo especial hincapié también a floristerías) alrededor de un patio central igualmente cubierto por techumbres de metal que tienen pinta de caerse con solo mirarlas…

En serio, el Mercado de Bolhao es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad y uno de los lugares más genuinos y auténticos que vais a poder visitar en Oporto. Con una estructura clásica a nivel de elementos y distribución habitual de los mercados populares de la época en Europa, podemos recorrer puestos tradicionales que siguen exactamente igual desde hace décadas y gestionados por amables señoras de 80 años. El ambiente es muy auténtico, muy cercano, muy nostálgico… nos transporta a otras épocas.

Sin duda, y a pesar de la suciedad y de que hay zonas que dan grima y se caen a pedazos, es un obligatorio a visitar en Oporto para así introducirnos al 100% en la cultura local y en ese entorno decadente a la par que auténtico del cual el Mercado de Bolhao es un claro referente como ya he indicado…

Por desgracia (esto de no haber comprobado horarios), llegué cuando ya estaban cerrando y ya no se permitían entradas… Le lloré un poco al guarda de seguridad poniendo cara de pena e indicando que sólo quería verlo y sacar un par de fotos… y me dejó pasar, pero “¡rápido!”. Bueno… como vi que todavía había gente y algunos turistas en el interior… no fue tan rápido jeje, me escaqueé un poquito y me di una vueltecilla por el interior, aunque bastante rápido (apenas saqué un par de fotos), para que no vinieran con la porra detrás de mí xD.

En fin, lástima no haber podido disfrutar más tiempo de este obligatorio lugar, pero pude darme un paseíto suficiente por el mismo para comprobar su cierta autenticidad ya indicada y reiterada ;).

Pues nada… estaba cerca de la Plaza de la Libertad, ya cerca de las 14 y tocaba volver al Hotel para hacer el checkin… Pero había hambre, así que de camino fui buscando algún lugar baratito y medianamente local donde comer… Tras rechazar varios, me encontré con una especie de bar de amplias cristaleras en la fachada… En la puerta había carteles escritos a mano indicando que tenían determinados platos (como sopa del día o platos combinados) a un precio muy baratito… Dentro, de aspecto bastante cutre y mugrosillo, había algunas mesas ocupadas, una de ellas por señoras de unos 75 años de “tertulia”, otra por un señor tomando un café leyendo un libro, y otra por un grupo de albañiles de lápiz en la oreja…

Dime, ¿cuánto tiempo hace que no ves a un albañil con un lápiz en la oreja? Esa fue la clave para que me decidiera a entrar en este lugar xD. No me gasté ni 5€… pero lo mejor fue la Super Bock fresquita… ya que, primero: no me sirvieron la “sopa típica de Oporto” que pedí (“se les pasó”, obviamente no me la cobraron), segundo: el plato combinado (pollo empanado, arroz, ensalada, etc), estaba bastante chungo… Todo muy seco y la salsa no daba muy buena pinta, así que no me lo terminé :S.

Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).

Pues nada… Vuelta al hotel, checkin y a la habitación… Ufff, estaba reventado… Como ya indiqué, por un lado tenía el estómago tocadillo y con malestar (y la comida no había ayudado), y por otro lado ayer apenas había dormido… Muy a mi pesar y a pesar de que obviamente podía haber salido a continuar la ruta y aprovechar el poco tiempo que tenía en Oporto… decidí acostarme una horita, lo necesitaba ciertamente… Aunque apenas sobara, al menos descansé un poquito…

En fin, me levanté como un resorte, me vestí y bajé a recepción… No había nadie, así que me acerqué a la cafetería/restaurante a preguntar, y había dos chicas de personal… Bien, en menos de 45min comenzaba el partido Real Madrid – Barcelona y, obviamente como futbolero y madridista que soy, tenía que verlo (de esto sí que me había informado, acerca de en qué canal lo emitían en Portugal xD), así que pregunté si lo iban a poner…

Se miraron entre ellas algo sorprendidas, pero me dijeron que sí, que no había problema en ponerlo si lo quería ver… En fin, indiqué que me iba a dar una vuelta, y ya sabiendo que lo podían poner, “si eso ya volvía antes de empezar el partido”. A ver… obviamente iba a intentar encontrar algún bar donde verlo… si no fuera así, volvería al hotel, pero vamos, siendo un partido de tal entidad y jugando el Madrid, lo normal es que lo pusieran en cualquier lugar…

Bueno, tenía algo de tiempo, pero no me podía ir muy lejos, así que me di una vuelta por los alrededores (fijándome en la tv de los bares xD), y me acerqué a la cercana Estación de Sao Bento.

La Estación de Sao Bento fue inaugurada en 1916 (aunque el primer tren llegó en 1896) y es una construcción que destaca, como no podía ser de otra forma, por su impresionante entrada revestida con 20.000 azulejos que muestran representaciones y hechos de la historia de Portugal. Preciosa, en serio… es como si antes de entrar en la estación en sí, pasáramos por una pequeño museo… ¡una pasada!

Lástima que una de las paredes estuviera en obras con andamios y hubiera bastante suciedad (más allá de toda la gente que había por aquí como es obvio y bastante gentucilla varia como suele ocurrir en las estaciones centrales y sus alrededores…). Pero nada que desmerezca el pasarse por aquí y, vayas a coger un tren o no, admirar tales murales…

Pues nada, una vueltecilla por la estación y sus alrededores (visitando alguna tienda de souvenirs para comprar un par de postales), y vuelta a los también alrededores de mi Hotel y la Plaza de la Libertad para encontrar finalmente un bar que no pintaba mal donde ver el partido…

Llegué con 10min de antelación, cogí buen sitio, unas cervecitas… y a disfrutar. Poco a poco fue llegando más gente, apenas una pareja española (él del Barcelona, ella del Madrid), y el resto de gente todos portugueses… TODOS del Madrid (como no podía ser de otra forma obviamente ;)). El bar se petó, charlamos, reímos, bebimos, disfrutamos… y ganamos, que era de lo que se trataba :D. Una repaso en toda regla y una victoria más que merecida, charlé con mis nuevos compis portenses, apuré la cerveza, una meada… ¡y a continuar!

Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).

Ufff, las 19 ya, entre “siesta” y partido me había chupado casi 4 horitas (y bien invertidas claro xD), así que ya me encontraba todo cerrado a nivel turístico en Oporto… pero nada que impidiera seguir conociendo la ciudad…

Ya anocheciendo, callejeé pasando por la Iglesia y Torre de los Clérigos y cruzando el parque y complejo comercial y de restauración que hay frente a ellos. No es un espacio muy grande ciertamente, pero el complejo es curioso y con una estructura más que llamativa… ya que se compone de tiendas, restaurantes y bares… y su parte superior, lo que es sería el tejado o azotea vamos, es un parque/jardín. ¡Mola!, está muy chulo ciertamente, y muy cuidado, además aunque era prontito, había ya bastante movimiento por aquí…

Lo crucé hasta Rua das Carmelitas…para darme de bruces con la impresionante y espectacular Librería Lello, justo cuando ya iban a cerrar, por lo que la tuve que recorrer de forma rápida (yo y unos cuantos más xD). Por desgracia, no se pueden sacar fotos en el interior; te están controlando y vigilando en todo momento…

La Librería Lello está considerada una de las librerías más bellas del mundo, y con total y merecido reconocimiento… ¡Preciosa!, no es una “librería sin más”, sino que es un lugar mágico, de cuento… un lugar en el que perderse, en el que curiosear, en el que admirar, en el que transportarse en el tiempo…

La empresa como tal se fundó en 1869, mientras que el actual edificio y lugar donde se encuentra la Librería Lello se construyó en 1906. La fachada en ese tono blanco/pastel con detalles modernistas y góticos es inconfundible, ciertamente parece que estás entrando en un lugar mágico… más aún ya casi de noche con la fachada iluminada…

Y el interior… es una maravilla… Libros desde el suelo hasta el techo, yeso decorativo, las preciosas vidrieras del techo por donde entra luz natural… y madera, destacando obviamente la impresionante escalera de madera tallada, que a modo de “puente veneciano”, parece bailar sobre nosotros en mitad del complejo… Una visión espectacular sin duda, obligatorio visitar la Librería Lello si tenéis tiempo durante vuestro paso por Oporto… Por cierto, como J. K. Rowling estuvo viviendo en Oporto… se dice que las escaleras de la Librería Lello sirvieron como inspiración para las escaleras de Hogwarts en Harry Porreta… Al igual que en muchos lugares indican que aquí fueron rodadas escenas de algunas de las películas… Eso dicen, ya que parece que no es cierto, aunque bien le ha servido la fama a la propia Libería Lello xD.

En fin, fue rapidito… De aquí andando a Trindade y metro hasta Casa da Musica, ya completamente de noche…

Justo al ladito se encuentra el Monumento a los Héroes de la Guerra Peninsular, situado en la mitad de un parquecito en una rotonda (todo a oscuras y con algún sin techo), aunque aquí el objetivo era la visita (aunque fuera sólo exteriormente) a la Casa da Música de Oporto; una sala de conciertos y “hogar” de la Orquesta Nacional de Oporto. Finalizada en el 2005, su construcción costó más de 100 millones de euros y, como suele ocurrir, trajo gran controversia… Primero por el coste (me descojono yo, estos no saben lo que costó, nos arruinó e inviable terminarlo, el CREAA de Alcorcón…), segundo por su estructura… Ciertamente su estructura “poligonalcubista” es llamativa, habiendo sido comparado por la crítica con otras construcciones como el Guggenheim de Bilbao o el Walt Disney Concert Hall de Los Ángeles… aunque yo me iría más a comparativas con la Ópera de Oslo o el Museo de Arte y Ciencia de Marina Bay de Singapur.

Lástima que no estaba iluminado y había igualmente poquita iluminación en la zona… con el smartphone no podía hacer mucho más en fotos nocturnas xD. Aún así, había bastante gente por aquí, tenía pinta de que había habido algún tipo de evento en la Casa da Música… De hecho estaba abierto, aunque no se podía hacer mucho más que recorrer el iluminado hall principal…

El siguiente punto se encontraba relativamente cerca (tras pasar por un par de interesantes iglesias), aunque me costó un poquito encontrar la Sinagoga Kadoorie Mekor Haim, la más importante de Oporto y sede de la comunidad judía de la ciudad. Inaugurada en 1938, es la sinagoga más grande, y una de las más importantes, de la Península Ibérica… que ya dice mucho. Lástima no haber podido visitar al menos el complejo exterior…

Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).

Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).

Pero tocaba continuar… Y tocaba uno de esos mega paseos y mega palizas típicas y habituales mías (siempre hay alguna, o varias, en cada viaje o escapada xD). Sí, lo sé, soy un poco animalito, pero si no andas y recorres la ciudad a pie, “no ves las cosas” jeje. Aunque ciertamente no había mucho que ver en esta ocasión (aparte estaba todo cerrado obviamente), por lo que fue andar por andar como quien dice… por zonas oscuras, desiertas, residenciales… y muy locales.

En fin, callejeando callejeando… pasé por la Casa de las Artes y el Jardín Botánico… hasta llegar a Riverside Promenade; al paseo del Río Duero vamos… Una zona muy agradable ciertamente, con algunas personas haciendo running o en bici, algunos pequeños bares y restaurantes locales con terrazas en la calle… Sí, bastante cutrillos con sus sillas y mesas de plástico, pero había uno con barbacoa que pintaba bien xD. Por aquí, aparte de una vía ciclista, pasa un tranvía que nos lleva hasta el Faro de San Miguel… y desde aquí se puede ir andando hasta el Fuerte de San Juan Bautista y las diversas playas de Oporto (al final de las cuales se encuentra el Fuerte de San Francisco Javier), ya en pleno Atlántico tras la desembocadura del Duero…

El Fuerte de San Juan Bautista fue construido en el s. XVI para proteger la entrada fluvial de Oporto y, ciertamente por las imágenes vistas previamente, es un lugar que me hubiera encantado visitar… Y, si el tranvía pasara todavía (comprobé los horarios en una “parada” y apenas pasa un puñado de veces al día y en horarios muy limitados… de hecho esperé al bus 10min y tampoco pasaba xD, así que nada), pues me hubiera acercado… Pero obviamente iba a ser que no, ya que era un pedazo de paseo importante (y luego tocaba volver claro).

Desde aquí se tenían muy buenas vistas del Puente de Arrábida, al que me dirigí… llegando hasta la cercana zona de la Facultad de Arquitectura, donde callejeé por su entorno y el más que interesante barrio tras de sí… De hecho, era una puta locura esta zona, ya que, de repente, pase de la Universidad a un barrio súper auténtico y tradicional (además en altura con vistas al Duero), de callejuelas estrechas empedradas y casas que se caían a cachos… Todo desierto, todo oscuro… La verdad es que, entre que ya iba con algo de prisa por las vueltas que di por aquí, y que no me daba muy buen rollo la zona… ni una foto saqué :S.

Pues nada, callejeando callejeando conseguí “salir” de esta zona, pasé por varias iglesias chulas, bordeé los Jardines del Palacio de Cristal, el Pabellón Rosa Mora, el Museo Romántico, y el Museo del Vino de Oporto, subiendo por la Rua da Restauraçao… en la parte más alta, también hay vistas chulas ;).

Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).

Bueno, 2h 30′ de paseíto rico y varios kilómetros… Y de nuevo estaba llegando “al centro” xD. En primer lugar me encontré con el Hospital de San Antonio; un más que interesante edificio de corte clásico construido en 1770 y que está considerado como uno de los mejores hospitales de Portugal y de la enseñanza universitaria de medicina. Muy cerquita, a unos pasos, se encuentra el igualmente interesante edificio que alberga el Museo de Historia Natural de a Facultad de Ciencias.

La zona ya estaba más animada y se veían grupitos de gente joven saliendo a cenar y de marcha…

El siguiente lugar, a unos metros andando igualmente, eran las preciosas Iglesia de los Carmelitas e Iglesia de Carmo; dos de los más importantes y bellos exponentes de arquitectura religiosa en Oporto. Están pegadas una la otra y realmente parecen ser el mismo complejo, pero son ciertamente dos iglesias distintas. Sin poder visitarlas al estar cerradas como era obvio, son del s. XVII y destacan su fachada, su campanario… y, como no podía ser de otra forma de nuevo, los azulejos blancos y azules repartidos por su fachada lateral… Además, la luz azulada que iluminaba su fachada provocaba un efecto visual casi hipnótico…

Y es que, la belleza de las iglesias de Oporto no dejaba de sorprenderme :O.

Casi frente a las iglesias está la Fuente Leoes y la Plaza de Parada Leitao, uno de los lugares más animados del centro de Oporto, lleno de gente, restaurantes y terracitas varias (aunque demasiado imberbe para mi gusto). Bueno… ya había hambre… y era Sábado, así que tocaba buscar algo y algún lugar para cenar y, por qué no, tomar algo… Tenía que tener cuidado no obstante, iba con el estómago tocadillo como ya sabéis, y mañana tenía un día muy largo y muy duro que tenía que aprovechar al máximo, por lo que tampoco iba a tocar salir mucho más allá de una cerveza…

En fin, eché un vistazo a los bares y restaurantes de la zona y, aunque había cositas que me convencían bastante a nivel de precios, decidí esperar un poquito, todavía me quedaba recorrer esta “zona de fiesta” y ver más bares, restaurantes y garitos…

Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).

Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).

Sí, zona de fiesta, ocio y restauración… Bajé de nuevo por Rua das Carmelitas (donde se encuentra la Librería Lello y el parque citado anteriormente cuyos “garitos en los bajos” ahora estaban a rebosar), y me dediqué a callejear por las calles perpendiculares: Rua da Galería de París, Rua de Cándido dos Reis, Rua do Conde de Vizela, Rua de José Falçao, Rua do Almada, Plaza de Filipa de Lencastre… Todas ellas repletas de peña, movimiento, bares, restaurantes, garitos…

La verdad es que el ambiente era genial, buen rollito y mucha chica mona ;). Así que nada, me di varias vueltecillas por la zona, entré en un par de garitos chulos, me tomé una cervecita (para abrir el apetito básicamente xD), y busqué un lugar baratito para cenar… El objetivo era cenar una francesinha, a pesar de mi estómago… y finalmente la encontré a un precio correctísimo en un bar/cafetería algo cutrillo pero que estaba petadísimo (la terraza, dentro pude pillar sitio).

Ir a Oporto y no comer una francesinha (ni beber vino de Oporto), significa que no has estado en Oporto xD. La francesinha es un plato típico portugués… en concreto de Oporto, y es un pedazo de bicho importante, un plato muy contundente, si te lo comes entero eres un campeón y vas a ir rodando xD.

Hay cierta controversia acerca de su origen, pero parece ser que fue creado por un cocinero portugués que volvió de Francia en los ’60 (otros dicen que la receta viene del s. XIX), y consiste básicamente (hay distintas variedades), en dos enormes rebanadas de pan de molde tostado… Entre ellas hay un número indeterminado de carne y embutido diverso en general (jamón, chorizo, filete de ternera, salchichas, pollo, puede llevar huevo, etc, depende la variedad), cubierto con queso fundido… y bañado (nadando más bien), en una salsa “agripicante” realizada con tomate y cerveza (puede variar, suele ser una receta “secreta” propia de cada lugar donde se realiza). Y, acompañado de patatas y una cervecita… ¡Brutal!

Realmente es un sándwich… ¡pero pedazo de sándwich!, es, probablemente, el sándwich más “completo” que he comido nunca… Reitero que si vienes a Oporto, tienes que probar la francesinha ;).

Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).
Día 1: Portugal (Oporto: Plaza Libertad, Iglesias Congregados, San Ildefonso, Santa Catarina, Carmelitas, etc, Majestic Café, Mercado Bolhao, Estación Sao Bento, Librería Lello, Casa da Música, Sinagoga, Riverside, Hospital San Antonio, Francesinha, etc).

En fin, la verdad es que me atendieron rápido y bien, y disfruté de mi cena tranquilamente mientras veía en la tv los reportajes de la jornada de liga de fútbol portuguesa y española xD. Por unos 6€ cené como un señor (y el estómago no se quejó jeje).

Terminada la cena, me dirigí camino del Hotel, pasando por la Plaza de la Libertad y aprovechando para comprar una botella de agua y un par de recuerdos que me habían pedido, en una tienda de souvenirs y, ahora si, al hotel y a intentar descansar…

Un gran primer día en una ciudad a la que tenía muchas ganas y que, en este primer día, no me había defraudado en absoluto, al contrario, me estaba encantando… ¡Oporto mola!

¿Te ha gustado el post? ¿Valoras mi trabajo? ¿Te he ayudado o, al menos, entretenido?¡Comparte, sígueme, suscríbete... y comenta!, te estaré eternamente agradecido ;).

¡SUSCRÍBETE!

!Y llévate GRATIS el eBook "Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje"!

Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje - eBook Gratis - David Vecino ViajerosAlBlog.com

Recibirás la newsletter con las últimas novedades, información valiosa para mis viajes y escapadas, y ofertas, descuentos y promociones. ¡SIN SPAM!, tus datos están seguros y puedes darte de baja cuando quieras. ¡Ah!, y recuerda... es un eBook de PAGO, pero GRATIS con tus suscripción :D.

La información expuesta en VIAJEROS AL BLOG es siempre personal, independiente, real y experiencial. Soy un viajero como tú, que escribe y comparte la información para intentar ayudar a otros viajeros como tú. En el caso de patrocinios, menciones, blogtrips, afiliación, etc, será indicado y siempre será igualmente información personal, independiente, real y experiencial. Solo hablo, y recomiendo o no, de aquello que he experimentado.

Comentarios

comentarios

Sobre David Vecino De La Guía

David Vecino De La Guía
David Vecino De La Guía | Acuario y madrileño, ávido de información y nuevas experiencias. Maestrillo de todo, maestro de nada y profesional de mucho: turismo, protocolo, eventos, marketing, ventas, informática, formación, terapias alternativas, filosofía, etc... Cinéfilo, devorador de libros, electrónico musical, futbolero de pro y cervecero gastronómico. Viajero empedernido, a ratos turista, como mayor pasión. Ética, moral, valores, coherencia.

¡Deja un comentario!