Home / Diarios / Día 1: Malta (Sliema. St Julians y Paceville con Spinola Bay y Portomasso Tower. Gzira, etc).
Día 1: Malta (Sliema. St Julians y Paceville con Spinola Bay y Portomasso Tower. Gzira, etc). ViajerosAlBlog.com

Día 1: Malta (Sliema. St Julians y Paceville con Spinola Bay y Portomasso Tower. Gzira, etc).

Día 1 – 19.01.13: Malta (Sliema. St Julians y Paceville con Spinola Bay y Portomasso Tower. Gzira, etc). Visitar, qué ver y qué hacer.

CRÓNICA: Día 1 – 19.01.13: Malta (Sliema, St Julians, Paceville, Gzira). Primer día, llegada a este precioso e increíble país insular con una espectacular y más que interesante historia. Tras una primera aproximación a la población turística y fiestera de Sliema, callejeando y recorriendo el paseo marítimo mientras se disfruta de las espectaculares vistas de La Valleta, me dirigí, andando, a St Julians y Paceville; zonas residenciales con hoteles y villas de lujo, a la par que zona de restauración y ocio muy frecuentada por los turistas. Recorriendo el paseo marítimo, la Iglesia de St Julians, Spinola Bay, Portomasso Business Tower, etc… Así hasta retomar el camino de vuelta a Sliema, andando de nuevo, no sin antes callejear por la vecina Gzira. Y finalizando el día, con unas Cisk; la cerveza típica de Malta.

Comenzaba una nueva escapadilla, una nueva aventura y un nuevo destino me esperaba… Como siempre, me había tocado sufrir enormemente para poder permitirme esta breve y pequeña escapada, y tenía que disfrutarla a tope, también como siempre ;), nn gran destino y destino pendiente, un país histórico con un impresionante patrimonio, tierra de Caballeros Hospitalarios… Malta me esperaba ;).

Llegué al Aeropuerto puntual, con tiempo suficiente para ir sin prisas y poder desayunar algo antes de coger mi vuelo… el cual salió con 20min de retraso y, como todo vuelo de Ryanair, iba lleno hasta la bandera… Aterrizamos en el pequeño Aeropuerto de Malta y me dediqué  buscar el bus del transfer que debía de coger… Primer problema, comenzamos bien la escapada xD. Bien, según las indicaciones que tenía con el mapita de la reserva, había que salir de la terminal y ahí debía estar, justo en la entrada… Pero nada, no encontraba el bus, ni algún cartel al respecto o un chófer esperando… Di vueltas, para un lado, para otro, por el párking, mirando las paradas de bus fuera de la terminal… Nada. En fin, no tuve más remedio que llamar al tlf que aparecía en la reserva y, con mi pésimo inglés (más el inglés con acento muuuy chungo de los malteses), explicar mi problema.

Bien, tras 10min al tlf pagando una llamada internacional (tenían que comprobar mi reserva, y luego hacernos entender claro xD), comprendí las indicaciones que me dieron y “comprendí” cuál había sido el problema… Resulta que el bus estaba estacionado esperando fuera de la terminal “a la izquierda y a la izquierda”, en un recoveco que no se ve a simple vista pero que es fácil de encontrar realmente… claro, que yo no había ido hasta ahí y, además, no era en el lugar que indica el mapa de la reserva :@.

Pero el hecho de no haberlo encontrado antes no era debido a eso… Y es que, SIN SALIR DE LA TERMINAL, hay que dirigirse a la izquierda, al fondo del todo, y hay un pequeño pasillo que hay que cruzar, y ahí es dónde están las taquillas de las agencias y del bus y demás donde se coge el transfer… Aparte, que esto fue el  punto clave; aunque la reserva del transfer era con Terravisión, el transfer lo gestiona la empresa Malta Transfer (ya cuál de ellas no estoy seguro, hay varias xD), por lo que el bus era y llevaba el logo de Malta Transfer, no de Terravision… Claro, así podía estar yo dando vueltas y buscando, sus muertos…

En fin, llegaba a tiempo (de hecho otro chico llegó después de mi, parece que le había pasado lo mismo), pero me encargué de enseñarle los papeles a los dos hombres que estaban allí (el de la agencia y el conductor), para mostrarles que la localización estaba mal indicada, y que yo lo había reservado con Terravisión…

En fin, solucionado. Íbamos 4 personas en el microbús, y nos fue dejando uno a uno en nuestros alojamientos… Eso sí, suerte que le avisé al conductor de cuál era mi destino, mi hotel en Sliema, y, gracias a mi intuición o por suerte xD, estábamos ya al ladito y me paró en la puerta, porque ni sabía a dónde me dirigía yo… Vamos, un puto caos, no se enteraban de nada, sus muertos…

En fin… Malta es pequeño país, pero las infraestructuras son malas y, aunque hay buses a todos lados, ir en bus, en transporte público, del Aeropuerto a mi destino hubiera supuesto más de una hora. En transporte privado ni 15min, por lo que compensa pagar algo más para poder aprovechar el tiempo… pero con Terravisión (con los cuales ya he realizado otros transfers en otras ciudades europeas) en Malta nunca más, no lo recomiendo obviamente… Mejor “buscaros la vida”, o directamente con Malta Transfer.

Reseñar también, que conducir por Malta puede ser una aventura importanteNo ya por el hecho de conducir por la izquierda, sino que conducen fatal, las infraestructuras en ocasiones son bastante chungas y es complicadísimo aparcar… De hecho ves los coches “tirados” por todos lados, subidos a las aceras… vamos, flipante. No obstante, no parece difícil situarse y orientarse, pero vamos, con esas calles y esos recovecos por todos lados… no sé yo, lo veo complicado aunque lleves gps xD. Si hubiera ido con más gente y no sólo, ciertamente había pensado en alquilar coche (yo sólo no podía permitírmelo), para así poder moverse libremente y no depender del bus… pero vamos, ya sólo con el tema del aparcamiento… te echa para atrás :(.

Ya estamos en el hotel, del cual tenéis una amplia reseña aquí 🙂 .Hago el checkin, subo a la habitación, descanso unos minutillos tirado en la cama, como tranquilamente (llevaba comida “de casa” para sobrevivir un par de días jeje: fiambre, latas, etc… lo habitual vamos), y me dispuse a salir y comenzar la rutilla planificada sobre la marcha y mapa en mano, ya a las 16 de la tarde… Día soleado, luminoso, con poquitas nubes… Temperatura agradable pero se necesitaba alguna chaquetilla o similar, básicamente por el viento… un viento infernal que continuamente te está azotando y que, aparte de la infernal molestia continua, hace que la sensación térmica sea menor…

Día 1: Malta (Sliema, St Julians y Paceville con Spinola Bay y Portomasso Tower, Gzira, etc).

¡Malta, aquí estoy! Un destino pendiente al que por fin el destino me ha llevado a conocer… Pocos lugares, pocos rincones en Europa pueden presumir de la historia apasionante que podemos encontrar en Malta… La República de Malta, es una pequeña isla, país miembro de la Unión Europea desde el 2004, situada en el centro del Mar Mediterráneo, al Sur de Italia y al Norte de Libia. Actualmente el país tiene una población de unos 460.000 habitantes, siendo la densidad de población más alta de toda la UE. Malta está compuesto por 11 islas y varias “rocas”, siendo las islas más importantes Malta, Gozo y Comino.

El país tiene una importante tradición católica, que se ve reflejada en todos los aspectos de la sociedad y vertebra la misma… hay iglesias por todos lados, se suele decir que “los malteses tienen una iglesia para cada día del año” jeje, y es cierto… Las lenguas oficiales son el maltés y el inglés, aunque gran parte de la población habla italiano también, por cercanía e inmigración. En lo que respecta a su economía y recursos, Malta es dependiente en gran medida del exterior, ya que apenas dispone de recursos propios… Son muy dependientes en lo que respecta a energía, apenas produce 1/4 parte de los alimentos que consume, los suministros de agua dulce son limitados, etc… Depende en gran medida para su PIB del turismo y de la banca y finanzas.

La situación estratégica del país ha sido clave para su evolución y desarrollo a lo largo de la historia, con influencias de, entre otros: fenicios, cartagineses, romanos, bizantinos, árabes, españoles, británicos, etc… presentando actualmente una mezcla de historia, cultura y matices simplemente espectacular en Europa.

Se tiene constancia de los primeros pobladores de Malta alrededor del año 5.500 a.C, agricultores de la Edad de Piedra, los cuales dejaron importantes legados prehistóricos que hoy son Patrimonio de la Humanidad y uno de los mayores atractivos de Malta. Hacia el año 1000 a.C, los fenicios ocuparon las islas como una de las bases para sus exploraciones comerciales por el Mediterráneo, hasta el año 700 a.C momento en que llegaron los griegos y se establecieron en las islas. Cartago pasó a tomar el control de las islas en el 400 a.C y en el 200 a.C fue Roma la que pasó a controlarlas formando parte del Imperio y gestionadas administrativamente por Sicilia…

Tras unos años de dominación bizantina alrededor del 533, Malta fue conquistada por los árabes en el 870 para, ya en el 1090, pasar a manos de los normandos, siendo vinculada de nuevo a Sicilia y al cristianismo. En éste momento comenzó a crearse la nobleza maltesa…

En el año 1282, Malta y Sicilia pasaron a formar parte de la Corona de Aragón y, posteriormente, de España. Así, en el año 1530, el Rey Carlos I de España dejó Malta en “alquiler perpetuo” a los Caballeros Hospitalarios (en ese momento conocidos como la Orden de San Juán de Jerusalén y ahora conocidos como la Orden de Malta). Éstos, junto con la ayuda del ejército español, defendieron la isla de los otomanos en el sitio de Malta en 1565 y la posterior Batalla de Lepanto, parando los pies (y gracias) al expansionismo musulmán por el Mediterráneo. Malta era el enclave básico y más importante en el Mediterráneo para el mundo occidental y el cristianismo, mantener las islas era importantísimo.

Ya en 1798, Napoleón conquistó Malta y terminó con el dominio de los Caballeros Hospitalarios en las islas… pero los malteses se rebelaron y, con la ayuda de nuestros “amigos” colonialistas de la Gran Bretaña forzaron la rendición de los gabachos, pasando así Malta a ser un protectorado británico en el 1800.

Durante la Segunda Guerra Mundial, y debido de nuevo a su situación estratégica, Malta fue de nuevo atacada y sitiada por las Potencias del Eje, pero los británicos mantuvieron la “soberanía”.

Malta se independizó en 1964, pero los británicos seguían manteniendo el país a todos los efectos y en 1974, pasó a formar parte de la CommonwealthNo fue hasta el 31 de Marzo de 1979 cuando Malta se constituyó como Estado totalmente independiente y, por primera vez en su historia, sin bases militares extranjeras. Ya en el 2004, pasó a formar parte de la Unión Europea…

Como podéis ver, una historia más que compleja e interesante, sin duda. Malta ha sido parte activa de la Europa que todos conocemos hoy en día, ejerciendo un papel fundamental en el desarrollo de importantes acontecimientos de nuestra historia y desarrollo como europeos.

De la Orden de Malta… hablaré de forma más concreta en días posteriores ;).

Bien, tras la introducción histórica de rigor, continuo…

Como ya había indicado, me encontraba en Sliema, situada al oeste de La Valletta, población comercial, turística y residencial que ha crecido exponencialmente en las últimas décadas como centro turístico del país… nada queda de Tigne Fort; la fortaleza, hoy inexistente, que se construyó en Sliema debido a su ubicación estratégica. En Sliema es donde se encuentran la mayoría y la mayor variedad de alojamientos turísticos, igualmente se encuentra bien comunicada con la capital y su estación central de autobuses, de ahí que, finalmente (y tras encontrar también la buena oferta que encontré para mi alojamiento), decidiera alojarme aquí… Por suerte, no es temporada alta, y aunque había bastante guiri rojillo, no estaba todo petado de hooligans bebiendo cerveza ;).

Salí del hotel… Frente a mí, cruzando la avenida Triq Ix Xatt (la avenida principal de Sliema), el “paseo o flanco marítimo” de Sliema, el cual fui bordeando tranquilamente mientras tomaba fotos y disfrutaba de las increíbles vistas… tenía varias horas por delante y mi objetivo era andar sin rumbo fijo… visitar Sliema y luego veremos, según cómo vaya de tiempo jeje.

Bueno, lo primero que vi fue Manoel Island, una isla privada que se encuentra en la bahía de Sliema… desde el paseo claro, ya que como es privada no se puede acceder. Aquí hay muchos barquitos y yates atracados y, en la parte más alta de la isla, se puede divisar parte de la Fortaleza Manoel, construida en 1726, y que durante la Segunda Guerra Mundial se utilizó la isla como base naval por los británicos. Continué subiendo (pasando por la parada del ferry que cogería pasado mañana para cruzar a La Valleta, así ya la fichaba, está en el mismo paseo, junto a Capitán Morgan), hasta tener ya frente a mí la espectacular vista de La Valleta…

No sé cuántas veces me paré ni cuántas fotos tomé… Me tomé el paseo con mucha tranquilidad disfrutando de las increíbles vistas que tenía frente a mí… La Valleta se alzaba magnífica cual fortaleza, a tonos anaranjada y amarillenta mientras incidía la luz del sol sobre la roca… el azul del mar debajo, el azul del cielo arriba. La ligera brisa en este momento acompaña una imaginación repleta de viajeros de paso hacia Tierra Santa, barcos mercantes, Caballeros Hospitalarios… :D.

Continué avanzando, a mi izquierda, una zona peatonal articulada alrededor de las calles Santa Rita, Il-Katidral y High Street. Tiendas, bares, mucha gente y bastantes turistas en una zona muy animada e ideal para darse una vuelta viendo tiendas o picar algo. Aproveché para ver algunas tiendas y comprar algún recuerdillo :). Continué, pasando por un club náutico, por  St. Anne’s Square y subiendo por un pequeño puente que me encaminaba a la pequeña “península de Sliema” xD. Desde aquí, igualmente, tenemos unas vistas espectaculares de La Valleta y el puerto… Además, justo en este punto, comienza un caminito restaurado con varios miradores, vegetación y luces en los laterales para crear ambiente, muy chulo :).

En esta zona, hay varios complejos residenciales, algunos de lujo (también restaurantes fashion). De hecho, se nota que toda esta zona es muy nueva y está orientada al turismo extranjero de pasta… Unos pasos más adelante, dejas a la derecha Fort Tigne, otra pequeña fortaleza que no se podía visitar al estar todo vallado y en obras :(. Y, ya unos pasos más adelante, callejeando pasé por un centro comercial (aproveché para entrar e ir al baño xD) y otra pequeña área comercial con varias tiendas y demás… Mucho turista pijo por aquí…

Día 1: Malta (Sliema, St Julians y Paceville con Spinola Bay y Portomasso Tower, Gzira, etc). Día 1: Malta (Sliema, St Julians y Paceville con Spinola Bay y Portomasso Tower, Gzira, etc). Día 1: Malta (Sliema, St Julians y Paceville con Spinola Bay y Portomasso Tower, Gzira, etc). Día 1: Malta (Sliema, St Julians y Paceville con Spinola Bay y Portomasso Tower, Gzira, etc). Día 1: Malta (Sliema, St Julians y Paceville con Spinola Bay y Portomasso Tower, Gzira, etc). Día 1: Malta (Sliema, St Julians y Paceville con Spinola Bay y Portomasso Tower, Gzira, etc).

Callejeando callejeando… fui a salir a Tower Road y a la parte superior de la zona comercial peatonal que cité antes… Así que en lugar de seguir bordeando todo el paseo marítimo, y como todavía era pronto (aunque ya de noche), decidí pegarme la paliza andando atravesando Sliema e irme hasta St. Julian’s y Paceville, ¡con un par!, en mi línea de pateadas vamos xD. Fui callejeando, sin rumbo fijo pero aprovechando para pasar por varias iglesias que hay en la zona (apenas una con relativo interés: Salesians  St. Patrick Church).

Bajé hasta Triq Manwell Dimech y tras un ratillo caminando llegué hasta Balluta Square, giré a la derecha hasta la parte trasera y los jardines de la Iglesia de St. Julian’s, construida en 1580, los cuales apenas pude visitar ya que ya estaban cerrando (no pude visitar el interior :(). Bajé por la calle lateral empinada de la misma y frente a mi estaba Balluta Bay… Desde el otro lado de la bahía, se tienen unas buenas vistas de la iglesia y de un restaurante que está pegado, ambos edificios iluminados reflejándose en el agua, se pueden sacar buenas fotillos desde aquí ;).

Ya se comenzaba a ver algo más de gente por aquí (tampoco mucha), y bordeando la bahía había algunos garitos. Sí, ya estaba en St. Julian’s La ciudad es una extensión de Sliema… Alojamientos de todo tipo, en especial hoteles  de 4* y 5* y segundas residencias de lujo para extranjeros, bares, restaurantes, empresas y multinacionales… Es la zona y la población más cosmopolita de Malta, sin duda. Hasta 1565, sufrió continuos ataques de los musulmanes, ya en 1688 se construyó el Palacio Spinola y la ciudad comenzó a cobrar importancia, en 1798 fue conquistada por los franceses… Actualmente St. Julian´s tiene unos 10.000 habitantes y hasta principios del s.XX fue una pequeña población de granjeros y pescadores.

Continué bordeando toda la bahía… Era prontito y todavía no había mucha animación en la zona la verdad, contando que los guiris salen pronto… me esperaba bastante más de la zona la verdad; apenas había gente por la calle, muchos restaurantes y terrazas cerrados… vale que no es temporada alta y es relativamente pronto como decía, pero había poca animación sí. Mi paseo continuó tranquilamente disfrutando de las vistas mientras recorría la sinuosa carretera de la bahía, me desvié callejeando para pasar por un par de iglesias, y unos minutos después llegué al lugar más importante a nivel turístico y visual de St. Julian’s: Spinola Bay.

La imagen de Spinola Bay es recurrente en guías turísticas como imagen de uno de los principales atractivos de Malta, el citado turismo y la fiesta con todo lo que conlleva: restaurantes, pubs, garitos, discotecas, hoteles, etc, etc. Sinceramente… esperaba mucho más :(. No obstante, la imagen de noche con todos los restaurantes y garitos superpuestos unos encima de otros (y por encima de ellos, edificios de viviendas y apartamentos) reflejados en el mar con varias barquitas de pescadores… he de reconocer que mola ;). Aquí también tenemos la escultura con la palabra LOVE, reclamo donde los pocos turistas que había ahora mismo por aquí sacaban fotos.

Yo, tras darme una vueltecita por la zona y sacar las fotos de rigor, continué andando unos minutos hacia el edificio que podemos ver desde Spinola Bay, “detrás” de la propia bahía. Es la Portomaso Business Tower, el edificio más alto de Malta con una altura de 98m e inaugurado en el 2001. Visible desde casi cualquier punto de la isla, alberga un centro comercial y oficinas y empresas. Para Malta es algo espectacular claro, para el resto… bueno, interesante sin más xD. La putada es que era de noche, apenas había luz y el edificio estaba a oscuras, por lo que no pude sacar ninguna foto en condiciones del edificio :(.

En los alrededores, hay varios hoteles y zonas residenciales de lujo… En una de éstas me colé, por error básicamente xD. Yo vi unas escaleras que bajaban hacia abajo, al lado de un hotel, y un ascensor… pillé el ascensor y me bajó hasta abajo del todo, en medio de una zona residencial con apartamentos de lujo, restaurantes y multitud de yates… ya que estaba allí, me di una vuelta por la zona, sin más, porque no había mucho que hacer, tampoco había gente, sólo unos guardias de seguridad con los que me crucé y que se me quedaron mirando. Supongo que por mis pintas y pensando: “¿éste qué hace aquí?” xD.

Pues nada, ahora subí por las escaleras y continué mi camino por Triq Il Knisja hasta llegar a Paceville. St. Julian’s es una extensión de Sliema y Paceville es una extensión de St. Julian’s xD. Igualmente zona turística, de restauración, fiesta y demás, también cuenta con varios hoteles de lujo. Paceville tiene su origen en la década de los ’20 del siglo pasado como población de pescadores y residencial, comenzó a orientarse al turismo ya en la década de los ’60.

Sinceramente… a no ser que estés alojado en Paceville o St. Julian’s, o vayas a salir de fiesta por aquí o a cenar o similar… no tiene mucho sentido ni interés turístico el hecho de que te acerques por esta zona… Sí puedes disfrutar de un agradable paseo y de buenas vistas, especialmente de las ya citadas Balluta Bay y Spinol Bay, pero ya debes valorar tú si te merece la pena acercarte…

En fin, nada más que ver o que hacer por aquí… Iba a coger algún bus de vuelta a Sliema, pero tenía tiempo, así que decidí volverme andando y, ahora sí, recorrer el “paseo marítimo” hasta Sliema…. eso me suponía un paseo importante de unos 45min a buen paso pero, como decía, tenía tiempo… Yo y mis pateadas sí xD.

Día 1: Malta (Sliema, St Julians y Paceville con Spinola Bay y Portomasso Tower, Gzira, etc). Día 1: Malta (Sliema, St Julians y Paceville con Spinola Bay y Portomasso Tower, Gzira, etc). Día 1: Malta (Sliema, St Julians y Paceville con Spinola Bay y Portomasso Tower, Gzira, etc). Día 1: Malta (Sliema, St Julians y Paceville con Spinola Bay y Portomasso Tower, Gzira, etc). Día 1: Malta (Sliema, St Julians y Paceville con Spinola Bay y Portomasso Tower, Gzira, etc).

Así, tras pasar Balluta Bay mientras iba andando por Tower Road, pude disfrutar de las vistas que desde aquí , desde el Independence Garden, tenía de St. Julian’s y Paceville, con la Portomaso Business Tower al fondo y, unos pasos más adelante, de la It Torri; los restos de una torre defensiva.

Ya en Sliema, mapa en mano volví a callejear por barrios residenciales y algunas calles que no me daban muy buena espina (más que nada por la oscuridad y la sensación real de que todo es viejo y se cae a cachos, no porque exista inseguridad), hasta la Holy Trinity Church y aquí enlacé con Triq D’argens bajando la calle hasta llegar a Gzira, la población que está pegadita a Sliema…

Sí, todo está pegado, todo está junto y realmente no hay límites geográficos como tal… No hay nada que ver en Gzira, simplemente di una vuelta, volví hasta Triq Ix Xatt, y la avenida principal de Sliema hasta mi hotel… No obstante, volví sobre mis pasos unos 100m, para ver los restaurantes y demás que había por aquí para pillar algo de comer y unas birras. Opciones tenía bastantes, pero al final me decidí por lo más barato que encontré: una tienda donde pillé un par de “empanadas” rellenas de movidas varias y unas birras… Realmente eran pastizzi (pasta o empanadas de hojaldre rellenas de cualquier cosa) y, ahora sí, para el hotel…

Día 1: Malta (Sliema, St Julians y Paceville con Spinola Bay y Portomasso Tower, Gzira, etc). Día 1: Malta (Sliema, St Julians y Paceville con Spinola Bay y Portomasso Tower, Gzira, etc). Día 1: Malta (Sliema, St Julians y Paceville con Spinola Bay y Portomasso Tower, Gzira, etc).

En la habitación cené tranquilamente, me tomé las birritas… en este caso Cisk, la cerveza más típica del país desde 1928, auténtica “cerveza de malta” sí, en los dos sentidos xD, probé varias especialidades y todas me gustaron, así que a beber Cisk ;). Puse a cargar el móvil, pijama, un poco de whatsapp para hablar con una chica con la que iba a quedar al día siguiente… Había sido un día cansado, pero muy bien aprovechado con una megapateada… Mañana tocaba comenzar con la Malta cultural e histórica que había venido realmente a visitar ;).

Era tarde y necesitaba descansar… ¡a dormir! ;).

Día 1: Malta (Sliema, St Julians y Paceville con Spinola Bay y Portomasso Tower, Gzira, etc). Día 1: Malta (Sliema, St Julians y Paceville con Spinola Bay y Portomasso Tower, Gzira, etc).)

¿Te ha gustado el post? ¿Valoras mi trabajo? ¿Te he ayudado o, al menos, entretenido?¡Comparte, sígueme, suscríbete... y comenta!, te estaré eternamente agradecido ;).

¡SUSCRÍBETE!

!Y llévate GRATIS el eBook "Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje"!

Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje - eBook Gratis - David Vecino ViajerosAlBlog.com

Recibirás la newsletter con las últimas novedades, información valiosa para mis viajes y escapadas, y ofertas, descuentos y promociones. ¡SIN SPAM!, tus datos están seguros y puedes darte de baja cuando quieras. ¡Ah!, y recuerda... es un eBook de PAGO, pero GRATIS con tus suscripción :D.

La información expuesta en VIAJEROS AL BLOG es siempre personal, independiente, real y experiencial. Soy un viajero como tú, que escribe y comparte la información para intentar ayudar a otros viajeros como tú. En el caso de patrocinios, menciones, blogtrips, afiliación, etc, será indicado y siempre será igualmente información personal, independiente, real y experiencial. Solo hablo, y recomiendo o no, de aquello que he experimentado.

Comentarios

comentarios

Sobre David Vecino De La Guía

David Vecino De La Guía
David Vecino De La Guía | Acuario y madrileño, ávido de información y nuevas experiencias. Maestrillo de todo, maestro de nada y profesional de mucho: turismo, protocolo, eventos, marketing, ventas, informática, formación, terapias alternativas, filosofía, etc... Cinéfilo, devorador de libros, electrónico musical, futbolero de pro y cervecero gastronómico. Viajero empedernido, a ratos turista, como mayor pasión. Ética, moral, valores, coherencia.

¡Deja un comentario!