Home / Asia / 10 cosas que echas de menos al volver de Japón – Vol. 2. Cultura y curiosidades japonesas.
10 cosas que echas de menos al volver de Japn - Vol 2 - ViajerosAlBlog

10 cosas que echas de menos al volver de Japón – Vol. 2. Cultura y curiosidades japonesas.

10 cosas que todos echamos de menos al volver de un viaje a Japón – Vol. 2. Un recorrido por la cultura y curiosidades japonesas.

¿Qué echas de menos al volver de Japón?

Una pregunta muy habitual que te suelen hacer tras volver de Japón es: “¿qué echas de menos?”.

Japón es un país apasionante que no deja indiferente a nadie, desconcertante en ocasiones, de exageración total y de extremos inabarcables. Japón no deja indiferente a nadie sea cual sea su motivación o interés en visitar el país (fliparás en todo puto lugar), cautivándote, apasionándote, impresionándote y enamorándote a cada paso… Japón te atrapará para siempre, siendo un país al que, seguro, volverás.

Y, por lo tanto, siempre habrá cosas que echas de menos, como yo, como todos… Tras haber realizado 3 viajes a Japón (y los que me queden), y haber montado y asesorado muuuchos otros más viajes al país nipón (no olvides que soy profesional del turismo y asesor y consultor de viajes ;)), tengo muy claro qué echo de menos de Japón… Y, aunque obviamente y como siempre digo: NO CAMBIO ESPAÑA POR JAPÓN, sí que cambiaba con los ojos cerrados infinidad de aspectos y, obviamente, hay muchas cosas que echo de menos desde el momento que abandono el país y, evidentemente y de forma inexorable, en cuanto llego a España…

En todos los lugares hay excepciones y en todos los lugares cuecen habas… para lo bueno y para lo malo. Es decir; en todo momento, todos los puntos indicados respecto a las “10 cosas que echamos de menos al volver de un viaje a Japón” están expresadas de forma subjetiva, respecto a una base objetiva, y de forma general y genérica… Al igual que algunas son más importantes, otras menos importantes, unas obligatorias, otras irrelevantes… Cada uno tiene sus experiencias y, obviamente, no todo ni el 100% es así. Pero, estoy seguro, que si has viajado a Japón, te alinearás conmigo en todo lo que voy a indicar y, estoy seguro, también echarás de menos todo lo que voy a indicar a continuación ;).

Y, como siempre amigo lector y compi viajero… no olvides que esto es ViajerosAlBlog.com. Si buscas la información que aquí te expongo como el minipost churrero de turno con 300 palabras, un par de párrafos y un par de fotos, repleto de información irrelevante (y subvencionada) donde no te cuentan nada pero está escrito para Google con mucho artificio vacuo… este ni es tu post, ni es tu blog… pero eso ya lo sabes, ¿verdad?, para todo ello… ya tienes muchos otros blogs donde elegir ;).

  • 1. Los baños públicos de Japón.

Sí, los baños… y no me refiero al baño como tal (un baño es un baño y vale para lo que vale), ni tampoco a los wc futuristas… Sino al simple hecho de la existencia de baños públicos en Japón que, además de ser posible de encontrar en muchos lugares, son gratis y, al loro: están limpios xD.

El hecho de que existan baños públicos en gran parte de las estaciones, al igual que en konbinis (en muchos solo para clientes), y parques públicos varios… supone una gran ventaja para los casos de necesidad que todos conocemos y que, seguro, habrás sufrido en alguna ocasión (y sin encontrar un baño xD). Además, generalmente son gratuitos (¡yo nunca he pagado en ninguno!), generalmente siempre abiertos (a no ser que estén en un recinto ya cerrado o tengan horario, obvio xD), y generalmente siempre impecables y limpitos (¡y con papel higiénico!, esto ya es la bomba)… Una auténtica pasada que aquí obviamente es inviable (¿baños públicos, abiertos, gratuitos y limpios en Madrid? xDDD)… Además, en muchos de ellos inclusive, tenemos wc futurista limpia ojetes ;).

10 cosas que echas de menos al volver de Japón - Vol. 2.

  • 2. Los baños tradicionales de Japón.

El baño en Japón es cultura, es patrimonio, es culto… es algo importantísimo para los japoneses. No estamos hablando de algo tan “simple y lógico” como el hecho de lavarse y limpiarse, es mucho más que todo ello, presentando normas, pasos e incluso ritos a seguir y cumplir. Da igual que hablemos, por ejemplo; de un ofuro (en casa, con bañera profunda), de un sento (baños públicos comunales), de un onsen (baños termales con agua volcánica) o rotenburo (generalmente parte del onsen, es exterior)… Todos y cada uno con sus instrucciones, normas y etiquetas… aunque, simplificando enormemente y de forma general: primero uno tiene lavarse y ducharse antes de entrar (en el ofuro), sin tatuajes, se lleva una pequeña toallita, hombres y mujeres por separado (también los hay mixtos), y vamos desnuditos (aunque para zonas comunes, fuera de baños, solemos tener yukata ;)). Y cada onsen (y demás), es un mundo… los hay de todo tipo y con todo tipo de facilidades…

Disfrutar de los baños tradicionales de Japón es un auténtico placer y una auténtica delicia para todos los que, como nosotros, no estamos acostumbrados ni tenemos la costumbre cultural de los mismos más allá del contexto “limpieza” como digo, obviando los siguientes pasos: relax, disfrute, introspección, zen… Los baños tradicionales son una experiencia cultural que todos debemos probar y disfrutar en Japón (¡obligatorio!), y que todos echamos de menos por aquí una vez hemos vuelto… Y no, aunque podemos encontrar “similitudes” (y tenemos muuuchas opciones por aquí), un baño árabe o un spa son “otra cosa”…

Indicar no obstante (y yo no he estado, pero en algún momento estaré xD), que en España hay zonas (como Orense) donde es posible visitar lo más parecido a un ofuro, sento, onsen o rotenburo japoneses. En fin, sí, los echo de menos y ojalá los tuviera por aquí…

10 cosas que echas de menos al volver de Japón - Vol. 2.

  • 3. Las bandejas para el dinero de Japón.

Sí, no deja de ser un aspecto “menor”, incluso una “tontería”, pero se agradece por la comodidad… Y es que (no en todos lados obviamente, pero sí de forma genérica en konbinis, supermercados, centros comerciales y tiendas) es habitual que cuando pagues algo tengas una pequeña bandejita donde poder ir depositando el dinero… Algo especialmente útil cuando tienes muuuchas monedas y no controlas la misma, y tienes que ir escudriñando tu bolsillo y analizando lo que tienes en la mano para poder pagar…

Más incómodo, tardas más tiempo, se te caen, la persona que te atiende mientras esperando… Pues no mira, con tranquilidad, vas dejando el dinero en la bandejita, lo recogen, y la vuelta pues igual, en la bandejita junto con tu ticket y lo recoges tú… Y no, como aquí, que te dan monedas, billetes y ticket todo junto en la mano, que tienes que hacer malabares para que no se te caiga y poder guardarlo :S. Pues sí, las bandejitas y su comodidad se echan de menos…

Japan-money_04 by Richard-G. 10 cosas que echas de menos al volver de Japón - Vol. 2.

Foto de DocChewbacca

  • 4. Poder beber alcohol en las calles de Japón.

Hasta donde yo sé, y hablando en general, en Japón no hay restricciones horarias para vender alcohol ni está prohibido consumirlo en la calle, de hecho tampoco hay restricciones respecto a lugares donde puedes consumirlo, siendo posible hacerlo, no ya en la calle, sino en cualquier parque o en el transporte público por ejemplo… E, igualmente, es uno de los países del mundo que muestra mayor tolerancia al consumo de alcohol.

No obstante, la edad mínima para poder consumir alcohol son 20 años, y esto sí que lo controlan (siempre cuando y no sean vending machines claro, que cualquiera puede comprar xD, por eso cada vez hay menos vending de cerveza en las calles…), por lo que solicitar una identificación es algo habitual… A nosotros como extranjeros; turistas y viajeros varios, raro es que nos la vayan a pedir (“aparentes” ser mayor edad allí o no), pero sí es cierto que en la gran mayoría de konbinis, al comprar alcohol y pagar, debes marcar en una pantalla táctil (es fácil de entender, la primera vez te chocará, luego ya estás acostumbrado) que eres mayor edad y puedes consumir alcohol.

¿Y por qué lo echas de menos?, pues obviamente porque en España, en Madrid, tenemos la “ley del alcohol”, la cual entró en vigor en 2014 y, dentro de su “complejidad”, nos prohibe beber alcohol en la calle… ¿Una putada?, sí, para los que somos cerveceros lo es… pero no deja de ser totalmente lógico y normal… Me explico… Cierto es que los japos tienen un “grave problema con el alcohol”, especialmente en el “entorno salaryman” y, más allá de los pedetes importantes que se pillan siendo habitual encontrarse a borrachuzos japos tirados por las calles y en las estaciones, tampoco olvidemos que no metabolizan correctamente el alcohol… aguantan muy poquito vamos (y tengo muchas anécdotas al respecto xD).

En España (más allá de nuestra vida social, vida en la calle, ser el país con más densidad bares del mundo, o duplicar el consumido medio del alcohol en el mundo), somos animalitos de bellota que no sabemos comportarnos, y (botellones aparte), la peña va bebiendo alcohol por la calle… la lata (o lo que sea) la tira al suelo, no controlan y son un “peligro público” (no te tiras a dormir en cualquier lado, tampoco lo puedes hacer por seguridad obviamente, sino que les da por destruir el entorno y buscar movidas), etc, etc, etc…

La lista sería inabarcable… Por ello, es obvio y lógico (por desgracia para la “gente normal”), que se prohiba beber en la calle por aquí, ya que no sabemos comportarnos… Yo, tengo un comportamiento y educación medianamente correcto, y voy con mi lata de cerveza tranquilamente, la tiro en una papelera, y no me pillo el pedo mientras me pongo a destruir… y aquí no lo puedo hacer, pero en Japón sí, y tan a gusto.

10 cosas que echas de menos al volver de Japón - Vol. 2.

  • 5. La mezcla de tradición y modernidad de Japón.

Japón es, sin duda, el país del mundo donde es más patente la mezcla entre tradición y modernidad. Japón es un país de mezcla y contrastes, de exageración y extremos inabarcables e infinitos en todo ámbito y aspecto… y es algo que a nosotros, como europeos y como españoles, nos sorprende sobremanera… más aún cuando por estos lares muchas tradiciones culturales e históricas son perseguidas y eliminadas en base al radical sectarismo totalitario que tan bien conocemos por aquí…

Y aquí, igualmente, tenemos tradición, tenemos modernidad… y mezclamos la tradición y la modernidad, es algo inevitable y lógico en todo lugar con una amplia historia a sus espaldas. Pero, y más allá de las evidentes diferencias culturales y que en Japón vayamos con la boca abierta flipando por absolutamente todo, en el país nipón la mezcla es mucho más evidente, conviviendo tradición y modernidad de forma perfecta e imperceptible para los ojos de un japonés, y para los nuestros… aunque flipemos xD.

Japón y el japonés no persigue ni elimina sus tradiciones culturales e históricas, ya que es una cultura milenaria que se preocupa por mantener, preservar y cuidar sus tradiciones, donde se vive el presente y todo fluye de forma suave e integrada. Y esa mezcla es única en el mundo, conviviendo perfectamente en la sociedad… Sin entrar en aspectos sociológicos y culturales más profundos que influyen sobremanera en el aspecto presente, me remito a simples y habituales hechos como estar caminando entre orgullosos rascacielos y encontrarte con un humilde templo… estar sentado en el metro teniendo a un lado a un chico de rollo cyberpunk y al otro lado una señora en kimono… al estar utilizando la más absoluta tecnología futurista mientras un japonés te explica qué es un kami o yokai…

Simples hechos que sorprenden por cómo Japón y el japonés los tiene asumidos como algo normal y evidente, pero que a nosotros nos choca… y no es que eche de menos en sí la mezcla de tradición y modernidad de Japón (es “absurdo”), sino, reitero, el hecho de cómo lo tienen interiorizado, siendo algo lógico y normal, y se muestran orgullosos de ello mientras protegen y potencian sus tradiciones y la mezcla de las mismas con la modernidad de la que igualmente hace gala Japón.

10 cosas que echas de menos al volver de Japón - Vol. 2.

  • 6. Hacer ruido al comer (aka sorber el ramen) en Japón.

Sí, ciertamente puede parecer una tontería, pero el gustirrinín que da sorber tranquilamente tu “sopa, caldito, tallarines, fideos o similar” sin preocupaciones de que nadie te mire mal… mola, mola mucho xD. Es, tanto un aspecto cultural como un aspecto “práctico”… La gastronomía japonesa es una maravilla, con infinitas y deliciosas opciones para todos los gustos y bolsillos, y el ramen en particular (sopa, caldito, tallarines, fideos o similar en general), lo degustarás y saborearás (y te encantará) en todo viaje a Japón… y sí, lo sorberás; y es que el ramen es uno de los “must ” gastronómicos de Japón y uno de los platos más reconocidos y reconocibles del país, donde existen infinitos restaurantes especializados en ramen, al igual que infinitas variedades del mismo (también según la zona).

Aspecto cultural y práctico como indicaba… y es que por una parte el hecho de sorber tu ramen haciendo ruido mientras lo estás comiendo, significa que está oishi oishi; que lo estás disfrutando, y así lo quieres hacer saber al resto de comensales que están a tu alrededor, al igual que cocineros y personal del lugar donde lo estás disfrutando (y más halagado y orgulloso se sentirá el cocinero)… Y por otra parte, el ramen se come rápido y caliente (demasiado rápido y demasiado caliente para lo que estamos acostumbrados por aquí), por lo que está generalmente ardiendo y casi incomible, por lo que necesitas “ventilar y enfriar” un poquito cuando lo estás comiendo… y por lo tanto sorbes ;).

Soy fan del ramen, he de reconocerlo… ¡me encanta!, poquitas cosas hay más deliciosas que un buen bol de ramen, acompañado de gyozas y una Asahi obviamente ;). En Madrid tenemos cojonudas opciones para degustar un delicioso y auténtico ramen… casi casi, como si estuvieras en Japón… y, aunque no es lo mismo obviamente, nos ayuda a echarlo “menos” de menos (y sí, aquí también lo sorbo haciendo ruido ;)).

10 cosas que echas de menos al volver de Japón - Vol. 2.

  • 7. El futón y el tatami de Japón.

Sí, hasta que no pruebas el futón y el tatami japonés y “habitación tradicional” (en Japón) … y vuelves a tu “habitación occidental”… no te das cuenta de la comodidad, la utilidad y lo que lo echas de menos xD. Y todo ello a pesar de que la primera impresión que nos provoca el futón y el tatami respecto al hecho de dormir en los mismos, es de “incomodidad”… ¡y nada más lejos de la realidad! Futón y tatami se asocian irremediablemente al Japón más tradicional: casa y habitación tradicional, dojo, casa de té, ryokan o shukubos, son un buen ejemplo…

Generalmente el tatami se usaba para cubrir el suelo de las principales habitaciones, y están realizados con tejido de paja (hoy también en poliestireno), y se fabrican en módulos de tamaños fijos (habitualmente 90x180x5cm o 90x90cm… hay más tamaños y reglas respecto a números y colocación) que “fijan” las proporciones habituales de la arquitectura tradicional japonesa, por lo que el tamaño de cada habitación venía marcado por los módulos de tatami que podía contener… Mientras, el futón japonés es la cama tradicional japonesa, destinados para ser colocados sobre suelos de tatami, muy finitos, y que hoy en día suelen venir en “pack” con el colchón, edredón y almohada, todo plegable para que pueda ser recogido y almacenado durante el día y permitir otros usos de la habitación (¡qué gran idea!).

“La vida en el suelo de Japón”… Siempre he dicho, que me encantaría tener en mi casa al menos una habitación tradicional japonesa con suelo de tatami y futón, en rollo minimalista y zen… Tiempo al tiempo… Igualmente, os puedo asegurar la comodidad (en todo sentido, especialmente para dormir) del tatami y futón para dormir y, como siempre digo: “puedes ir rodando o a gatas de un lado a otro” xD.

10 cosas que echas de menos al volver de Japón - Vol. 2.

  • 8. Recintos para fumadores en Japón.

Soy ex fumador y llevo sin fumar casi 13 años… Tampoco fumaba una barbaridad y, obviamente, cumplía las normas e intentaba no molestar nunca: SIEMPRE la prioridad la tiene el no fumador, aunque los radicales e intolerantes fumadores se empeñen en imponerte lo contrario (“es que yo fumo”… ¡pues te jodes!). Aquí, como bien sabemos y a pesar de la ley, la peña sigue fumando en recintos donde está prohibido, y sin pensar en los demás (jodiendo vamos, y no pasa nada), o se empeñan en fumar en lugares abarrotados de gente (aunque estés en la calle), con la molestia al fumador pasivo, las posibilidades de quemaduras varias y, obviamente, la colilla al suelo… y eso sin contar la mala educación obviamente.

En Japón, la ley es respetada (como aquí ya sabéis), y los japoneses se toman en serio las normas sobre el tabaco y el hecho de perjudicar al fumador pasivo… Dependiendo prefecturas y ciudades, y más allá de la prohibición de fumar en lugares públicos (aunque pueda haber zonas habilitadas para fumadores, en restaurantes, oficinas, estaciones o incluso trenes… o con horarios determinados, y es posible fumar en muchos lugares cerrados donde aquí está prohibido), es habitual que esté prohibido fumar en la calle (especialmente en grandes ciudades y zonas concurridas o, al menos: “no fumar mientras caminas”), siendo solo posible hacerlo en zonas habilitadas en calle, perfectamente indicadas y parcialmente “cerradas”, con ceniceros… y donde el japo fumador se para, fuma, deja la colilla, y continua el camino…

La calle es de todos, un espacio comunitario y un espacio público… y el japonés es consciente de ello y respetuoso con ello… y por ello, valga la redundancia (y ya tocando también el aspecto de educación y limpieza de las calles), hay espacios habilitados para fumadores, los japoneses respetan la ley… y no hay colillas por el suelo (y se agradece)… igual que por aquí vamos…

Smoking area by DocChewbacca. 10 cosas que echas de menos al volver de Japón - Vol. 2.

Foto de Richard-G

  • 9. Los bento de Japón.

Yo soy mucho del “concepto asiático” respecto a la comida y referente a “picar un poquito de todo y todo a la vez”. Sí, de ese concepto más que del “primero, segundo y postre” occidental y español… Y, aunque el ejemplo en cuestión no es exactamente igual, sí creo que se entiende perfectamente el concepto de “un poquito de todo”, en este caso y habitualmente, para llevar y de compra en supermercados y konbinis (aunque también hay restaurantes que te lo sirven igualmente y es típico y habitual prepararlo en casa como comida para llevar), como es el caso del famoso bento japonés, cuyo origen se remonta al s. XII (en cajitas para guardar el arroz), y se popularizó en el s. XVII con una mayor variedad y sofisticación debido a la preparación de comida en casa para llevar por trabajadores y estudiantes. Hoy en día, el bento es algo totalmente habitual que todos vamos a ver y disfrutar en un viaje a Japón.

De ahí que lo eche de menos por su concepto principalmente, consistente en una bandejita o cajita (de madera habitualmente, hay algunas que son auténticas obras de arte, o de plástico o similar) con distintos espacios y huequitos ocupados por comida en pequeñas raciones y, como siempre y todo en Japón, con una preparación y colocación espectacular (colocado a mano, te hace “comer por los ojos”).

Generalmente se come frío y, aunque hay obviamente de todo tipo, suele ser variadito y llevar arroz, pescado o carne, verdura, alguna guarnición, tortilla, fruta… Una comida completita vamos y que, sinceramente, y a nivel de formato y concepto como indicaba; echo de menos por aquí , aunque es posible encontrarla en algunos lugares y restaurantes :D.

10 cosas que echas de menos al volver de Japón - Vol. 2.

  • 10. El budismo (zen) de Japón.

Algo harto complejo de reseñar y explicar en apenas unas palabras, pero el budismo (zen) japonés (al igual que el sintoísmo por otra parte), es la base y origen del “por qué” el japonés es cómo es y se comporta como se comporta, extensible a todo e influencia de todo lo que aquí está reseñado y echo, echamos, de menos en Japón… La influencia del budismo como religión, filosofía y forma de vida, es patente en la sociedad japonesa en todos los aspectos habidos y por haber… para lo bueno y para lo malo. Y yo, sin ser budista obviamente (ya sabéis que soy un poquito de todo y mucho de nada), sí es cierto que comparto muchos preceptos del budismo en diversos ámbitos, más concretamente del budismo zen japonés (hay pocas cosas tan “japonesas” como el budismo zen) y la escuela soto, al igual que de Taisen Deshimaru y el zazen como meditación.

Con origen en la India, y tras pasar por China (donde se desarrolló como tal el budismo chan ya en el s. VI y de influencia budista mahayana), Vietnam o Corea… el budismo llegó a Japón en el s. III, pero fue el budismo chan el que se “implantó” en Japón, “evolucionando” en lo que hoy se conoce como budismo zen japonés. Más allá de la teoría racional, buscamos la experiencia y la sabiduría, la práctica, la meditación y el hecho como forma intrínseca de alcanzar el satori; la iluminación, de forma directa y espontánea, abandonando nuestro ego y comprendiendo que somos parte del todo universal… No se medita para alcanzar la iluminación, sino que la meditación es el fin y la iluminación en sí mismo.

Y sí, (algunos de) sus preceptos, filosofía, forma de vida o forma de ver, comprender y asimilar el todo que nos rodea… lo echo de menos (más allá de que a nivel personal lo puedes “tener” en todo lugar y momento obviamente, pero me refiero a los diferentes contextos sociológicos, culturales, etc), y, creo, que nos iría a todos un poquito mejor por aquí si asimiláramos parcialmente sus conceptos…

10 cosas que echas de menos al volver de Japón - Vol. 2.

¿Te ha gustado el post? ¿Valoras mi trabajo? ¿Te he ayudado o, al menos, entretenido?¡Comparte, sígueme, suscríbete... y comenta!, te estaré eternamente agradecido ;).

¡SUSCRÍBETE!

!Y llévate GRATIS el eBook "Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje"!

Viajar low cost: cómo ahorrar antes y durante tu viaje - eBook Gratis - David Vecino ViajerosAlBlog.com

Toda la información expuesta es personal, independiente, real y experiencial. Soy un viajero como tú que escribe y comparte la información para intentar ayudar a otros viajeros como tú. En caso de patrocinios, menciones, blogtrips, afiliación, etc, será indicado y siempre será igualmente información personal, independiente, real y experiencial que aporta valor al lector y no supone absolutamente ningún coste adicional para el mismo.

Comentarios

comentarios

Sobre David Vecino De La Guía

David Vecino De La Guía

David Vecino De La Guía | Acuario y madrileño, ávido de información y nuevas experiencias. Maestrillo de todo, maestro de nada y profesional de mucho: turismo, protocolo, eventos, marketing, ventas, informática, formación, terapias alternativas, filosofía, etc… Cinéfilo, devorador de libros, electrónico musical, futbolero de pro y cervecero gastronómico. Viajero empedernido, a ratos turista, como mayor pasión. Ética, moral, valores, coherencia.

¡Deja un comentario!